La reunión pautada para hoy del candidato de la unidad democrática venezolana Henrique Capriles Radonski con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos pone en el tapete la expectativa positiva que varios gobiernos del mundo tienen ante un eventual triunfo del candidato en la próxima elección del 7 de octubre. Si bien es cierto que esta reunión fue solicitada por Capriles también es cierto que el presidente colombiano -“mi nuevo mejor amigo” como lo dijo hace un año Santos- podía haberse negado en público a aceptar dicha petición.

Recientemente entrevisté por @circuitoexitos al ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez quien derrumbó-en la respuesta a mi pregunta sobre el tema- la matriz que el régimen de Chávez ha tratado de crear con sus cagatintas en los medios públicos y la guerrilla comunicacional roja en el sentido de que Uribe y Capriles Radonski se conocen, son amigos y el colombiano es su asesor de campaña.

Por ello cobra más importancia el encuentro Santos-Capriles en medio del ascenso que se viene sintiendo en preferencias del elector por el candidato unitario. El solo hecho de sentarse a conversar en el Palacio de Nariño en Bogotá con Santos le dará un aura, más que de estadista pues aún faltan meses para asumir la presidencia si la gana, de posible triunfador que estimulará a otros mandatarios a recibirlo antes del 7/O.

Aquí me voy con un runrún fresquecito: el canciller de Brasil Antonio Patriota llamó a su colega de Colombia, María Ángela Holguín, para pedirle un “favorcito”. El brasilero quiso que ella le participara a Capriles su interés en conversar con él para invitarlo a Brasilia de parte de la presidenta Dilma Rousseff antes del día de las elecciones. La canciller Holguín, buena amiga del canciller venezolano Nicolás Maduro, se lo informó para que no les cayera de sorpresa. Éste participó la información al comandante presidente. Recordemos que los dos más destacados publicitas y creativos de campañas electorales de Brasil están ayudando a los dos candidatos Chávez y Capriles. El prestigioso João Santana, de 59 años, ancló en el equipo de campaña del presidente Hugo Chávez hace unos meses, mientras que la dupla de Renato Pereira y Francisco ‘Chico’ Méndez trabaja codo a codo con el opositor desde principios de año. Por cierto que desde hace unas semanas circula el rumor de que Santana se habría retirado, antes de tiempo, tras dejar sus piezas de comerciales ya elaboradas ante las discrepancias con el equipo del gobierno venezolano. Su frase más conocida fue: “no le hacen caso a las recomendaciones que les doy” y “son demasiado improvisados, cada día cambian las señas”.

Adicional a estas reuniones planteadas hoy hay que recordar lo que aquí escribí hace dos días: los gobiernos de China y Rusia han establecido puentes con la MUD y así se lo dejaron saber al gobierno venezolano. Hoy supimos que el presidente cubano Raúl Castro, acompañado del primer vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura, y de un alto oficial militar habría recibido informalmente a tres enviados de la oposición venezolana apenas la semana pasada. La conversación giró en torno a la cooperación cubana a futuro. Los gobiernos de tres de los más importantes países de la Unión Europea ya han permitido reuniones técnicas entre sus funcionarios en el área de salud, seguridad, vivienda, agricultura y finanzas con enviados específicos de la Mesa de la Unidad Democrática. El enfoque en todas las reuniones ha sido el de la cooperación y asesoría al nuevo gobierno que podría instalarse a partir de febrero de 2013.

En fin, por todo lo aquí comentado, la imagen triunfadora de quien fuera en su momento diputado, alcalde y gobernador se va perfilando cada día con más posibilidades de lograr el triunfo en Octubre.