Raúl, Fidel y Hugo, los tres hermanos Castro-Comunistas

La periodista Marianella Salazar en su columna de hoy miércoles en el diario El Nacional (www.el-nacional.com) desnuda al presidente venezolano en su dependencia de los hermanos Fidel y Raúl Castro. Razona en su escrito la colega lo que hubo detrás de la no designación de Isaías Rodríguez como miembro del TSJ; el peligro que el gobierno ve en las barriadas aledañas al Palacio de Miraflores y da cuenta de una reunión entre los guerrilleros de las FARC Iván Márquez y Rodrigo Granda junto al dirigente del partido comunista dominicano Narciso Isa Conde.

Por el interés que hoy habrá de despertar este testimonio de Marianella solicité su permiso para reproducir su columna en nuestro portal:

Artillería de Oficio

El “hermano” Raúl

Hugo Chávez tiene graves dificultades con la realidad; las cámaras de televisión que tienen la facultad de ser espejo de aumento  muestran a un hombre acorralado por su incompetencia, que huye de la realidad porque no la entiende o porque “esotéricamente” no la acepta. Conocedores de sus limitaciones y desvaríos, Fidel y Raúl, que han sabido aprovecharse para obtener millones de dólares de las arcas venezolanas, intentan apropiarse de su voluntad para gobernar a Venezuela por persona interpuesta. Mucho antes de encargarse de la presidencia cubana, Raúl Castro, en reuniones del Comité Central, se refería a Venezuela como la “provincia Nº 15″.

Cuba anexó a sus 14 provincias una nueva y rica llamada Venezuela, por eso Raúl está tan preocupado por Chávez; su incompatibilidad para el cargo notoria en la comunidad internacional que, hasta gobernantes amigos, según Wikileaks, se expresan de forma desconsiderada y peyorativa  puede hacerle perder el poder y, en la caída, arrastrar a la antigua dictadura de los hermanos Castro. Raúl piensa que a Chávez se le fue de las manos el problema de las lluvias; le ha dicho que para llegar al 2012 tiene que dejarse asesorar y acatar sus recomendaciones. Insistió con enviar al comandante Ramiro Valdez con una brigada de 20.000 expertos en desastres para reconstruir las zonas devastadas. La audaz propuesta tuvo resistencia en el Alto Mando: el general en jefe, Carlos Mata Figueroa, recordó que durante el deslave de Vargas no permitieron a los norteamericanos enviar hombres en auxilio. Raúl está que trina contra el ministro de la Defensa y le ha metido a Chávez en la cabeza que ése será su segundo Baduel. Es tal la injerencia de la plana mayor del Estado cubano, que frenaron la aprobación de Isaías Rodríguez como magistrado del Tribunal Supremo de Justicia.

Raúl llamo a Chávez para explicarle las consecuencias que le traería al Gobierno la designación como magistrado del encubridor de los autores intelectuales de la muerte del fiscal Danilo Anderson. Según fuentes de inteligencia, el Presidente se puso furioso, le explicó a Raúl que Isaías es leal al proceso y conocedor de muchos secretos que, parar su nombramiento, podría ser un arma de doble filo porque podría revelar lo que sabe, inclusive el tramado con los etarras. Sobre el caso Isaías, Raúl tuvo la última palabra.

No volverán Los damnificados de La Cañada, “hospedados” en Miraflores, no volverán al 23 de Enero. Los cubanos encargados de la seguridad del Presidente han venido recomendando la progresiva desocupación del 23 de Enero, por ser una zona estratégica muy cercana a Miraflores. En un supuesto ataque al palacio de gobierno, la defensa de los colectivos estará preparada para actuar en lugar de los militares desleales, incluidos los de su entorno, con los cuales según los cubanos  Chávez no podrá contar.

Tic tac

Relaciones peligrosas. Según fuentes de inteligencia, el Presidente recibió semanas atrás a Narciso Isa Conde, del partido comunista dominicano; a Iván Márquez y a Rodrigo Granda de las FARC, que vinieron al país en el avión Falcon que utiliza Zelaya  para solicitarle su intervención con el presidente Santos y lograr que la ex senadora Piedad Córdoba fuera designada como facilitadora para la entrega de cinco rehenes que la narcoguerrilla tiene secuestrados y así Piedad recuperara protagonismo. El Presidente se negó a intervenir para no arriesgar las relaciones con Colombia ni perder “su nuevo mejor amigo”. Chávez está preocupado por las filtraciones y le exigió a Isa Conde tener mucho cuidado en el manejo de las finanzas, para que no continúen relacionando a su gobierno con el tráfico de drogas… tic tac.

MARIANELLA SALAZAR

[email protected]

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas