Ludo edición parlamentaria: 5 fichas para cambiar al Presidente

El juego político solo tiene un objetivo: hacerse del poder. La recién instalada Asamblea Nacional anunció, el mismo día que se posesionó, su determinación de proponer en el primer semestre del año una vía constitucional, democrática y electoral, para el cambio de Gobierno.

Varios partidos políticos, tahúres consumados, ya han comenzado a poner sobre el tablero las fichas con las que aspiran a ganar un juego minado de obstáculos. El primero en lanzar los dados fue Causa R, que el 4 de febrero presentó ante la Asamblea Nacional la propuesta de enmienda de 3 artículos de la Constitución -el 160, 174 y 264-, para recortar el período presidencial y eliminar la reelección indefinida.

Primero Justicia también colocó su ficha: el referendo revocatorio. El gobernador Henrique Capriles ha dicho por Twitter que “ha llegado el tiempo” de la opción del revocatorio; y el diputado Juan Pablo Guanipa, también de la tolda amarilla, propuso esta semana la vía del revocatorio presidencial como el mecanismo para el cambio de Gobierno.

La Asamblea Nacional Constituyente ha sido la ficha del Partido Voluntad Popular desde mediados de 2014, propuesta como una vía “para reconciliar a los venezolanos y transformar al país a través de la sustitución de las cabezas de los Poderes Públicos corrompidos”.

Increíblemente, en la idoneidad del mecanismo de la renuncia coinciden el presidente de la Asamblea Nacional y sectores críticos dentro del mismo chavismo, como Marea Socialista. Ambos ven en la renuncia la vía más expedita para impulsar los cambios políticos y económicos que se requieren.

El reto de la oposición, independientemente de la vía que propongan al país, será obtener el comodín que garantice que el esfuerzo no será en vano, a saber, lograr la renovación del CNE; al tiempo que debe evitar caer en la casilla del TSJ que, decisión tras decisión, los ha llevado a “retroceder tres pasos”.

¿Qué se requiere para ganar este juego? Sagacidad, determinación y buen tino en la táctica política, atributos que la oposición no siempre ha demostrado. No obstante, el requisito más importante es la legitimidad que deriva del mandato popular, comodín que desde el 6D está en manos de la MUD.

Juego Renuncia Maduro

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas