¡A 24 horas del 16D!

Faltando horas para que se instalen las mesas electorales del proceso regional que eligirá gobernadores y Consejos Legislativos, considero que esta ha sido una de las campañas menos dinámicas de los últimos años. La intención de confeccionar un cronograma electoral que impactara desde octubre los resultados de diciembre, la programación misma orientada a unir la desmotivación opositora ante los resultados del 7O con las vacaciones navideñas y el desinterés mismo por estos procesos que de manera histórica han sido relegados en las preferencias masivas de nuestros electores son algunas características de este evento, que sin lugar a dudas, ha sido desplazado de la prioridad de la agenda política por la incertidumbre en la salud del presidente Chávez, para esta fecha todavía en Cuba, según, recuperándose satisfactoriamente de una intervención quirúrgica de alcance y naturaleza desconocida, al menos por la vocería oficial.

El cierre de la campaña electoral del Oficialismo con un documento llamando a que la tristeza por el estado de salud del presidente se convierta en un estímulo para que los chavistas acudan a las urnas es algo realmente lamentable. Pero, con el pragmatismo acostumbrado y evitando que la “clientela” se disperse, este ha sido el mensaje, que a mi juicio no tendrá el efecto esperado, ya que así como algunos votarán por solidaridad con su líder, muchos no tan comprometidos sentimentalmente y tal vez más “Bolivarianos (Bs)”, estarán paralizados del miedo de su propio porvenir si esto se acaba y los agarra jugando a perdedor.

Estos factores de última hora le ponen un especial toque de distorsión a todos los estudios de opinión pública que hasta la fecha permitida han sido reflejados en los principales medios de comunicación social del país. Es por esto, que me atreveré, sin usurpar el trabajo de los que se ganan la vida en las suertes futurólogas, a esbozar el escenario más probable que yo entiendo puede resultar de este hito electoral de mañana 16D.

Con el mayor esfuerzo por aderezar el proceso con las conocidas alcabalas dilatorias, esquemas de terrorismo electoral, escaramuzas, interrupciones del servicio eléctrico, faltas de testigos para instalar, etc., los estados Táchira, Mérida, Nueva Esparta, Zulia y Mirandacastigarán la opción oficialista, dejando claro que constituyen nuestro baluarte de resistencia democrática.

El caso de Miranda está sujeto a la participación decidida de los municipios Los Salias, Carrizal, Sucre, El Hatillo, Chacao y Baruta, para anular el efecto de Brión, Plaza, Zamora, Guaicaipuro y los Valles del Tuy. Si se mantiene la proporción histórica de participación electoral en estos municipios para procesos regionales, Jaua no tiene nada que buscar, pero la única forma de garantizar este pronóstico es materializando la intención de voto recogida en los estudios de opinión en votos reales en las urnas el día de mañana. El Oficialismo no escatimará esfuerzos en Miranda más que en ningún otro estado ya que derrotar a Capriles para muchos dentro y fuera del PSUV significa dejar a la Oposición sin líder para enfrentar a Maduro. Esto es muy relativo, porque la Venezuela democrática tiene recursos humanos muy valiosos y Maduro no tiene la certeza de ser el candidato.

Aragua, Sucre, Bolívar, Lara y Monagas pueden darnos la agradable sorpresa de convertirse en nuevas opciones para la Oposición, pero hay que trabajar muy duro para lograrlo, ya que las diferencias al cierre, son mínimas y todos, sin excepción presentan tendencias favorables que pudieran cristalizar un triunfo el día de mañana.

En Carabobo, la disidencia de opositores a favor de Ameliach y su figura como única opción del chavismo ponen en tela de juicio un resultado favorable para el Gob. Salas. Solamente la asistencia masiva de quienes son considerados hoy como indecisos pudiera afectar una derrota anunciada para Salas Feo.

Anzoátegui y Amazonas se asoman como posibles, pero el primero depende de la supuesta fractura del oficialismo que a última hora recogían los medios locales, y el otro, dependerá del manejo de las mesas electorales, siendo un estado de muy poca participación.

Trujillo, Apure, Vargas, Guárico, Delta Amacuro, Portuguesa, Yaracuy, Falcón, Cojedes y Barinas seguirán siendo proclives al proceso, aún cuando la incertidumbre antes descrita golpeará marcadamente la ventaja absoluta que describe su legitimidad de origen actual y se verá muy cerrada la diferencia, otrora, muy holgada.

En resumen, creo que el Oficialismo tiene 12 estados seguros, la oposición tiene 5 y hay 6 que estarán en discusión el día de mañana.

En cualquier caso, todo venezolano debe recordar que debemos ejercer nuestro derecho, y que hoy más que nunca, nuestro futuro se ve amenazado por un parapeto comunistoide que no tiene nada que ver con la ausencia temporal o definitiva del presidente Chávez.

Debemos votar porque nuestro voto será el contrapeso a este sistema desigual, sesgado y ventajista con el que se ha querido instalar una dictadura electoral. Si votamos, se la complicamos más y tendrán que explicar qué pasó con nuestros votos. Si no votamos, entregamos un cheque en blanco a un proyecto que abiertamente es discriminatorio y que disfrazado de empoderar al pueblo solo persigue perpetuar en el poder a un hombre, y ahora, a su sucesor nombrado.

¡Seamos constructores de nuestro futuro, votando y cuidando nuestros votos!
Amanecerá y veremos…
Gabriel Reyes

@greyesg 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas