El Sicad II Nos Hará Libres Por Isaac Nahón Serfaty

dolares

En medio de la baraúnda que reina en la Venezuela de la violencia cotidiana, alimentada por la represión y los asesinatos promovidos por el régimen, el ministro Rafael Ramírez ha anunciado finalmente el nacimiento del Sicad II, mecanismo de mercado por medio del cual se accederá a dólares. Algunos analistas reaccionaron con entusiasmo ante la noticia, pues ven en ella un signo de sensatez y el reconocimiento tácito por parte de un sector del gobierno que los controles en la economía conducen al fracaso.

Este anuncio no puede ser evaluado fuera del contexto socio-político que hoy prevalece en el país. Veamos algunas de las aristas del Sicad II:

  1. Representa una megadevaluación implícita del bolívar fuerte que tendrá un gran impacto en inflación, es decir, los precios aumentarán aun más en el país con la mayor inflación en el mundo. El Sicad II presagia la muerte definitiva del dólar CADIVI a 6,30 y del dólar Sicad I que ronda los 11 bolívares.

  2. Mientras que los dólares preferenciales existan, la corrupción seguirá haciendo de las suyas, pues el mejor negocio en Venezuela es lo que se conoce como “arbitrage”, es decir cambiar los dólares baratos que el gobierno reparte entre los bolichicos a la tasa del mercado paralelo y ahora, a la tasa del mercado legítimo del Sicad II.

  3. El gobierno, a través de Pdvsa, recibirá más bolívares por los dólares petroleros. Este dinero servirá para financiar el gasto público que incluye la compra de pertrechos militares y policiales para seguir reprimiendo y masacrando al pueblo.

  4. Las empresas petroleras internacionales usarán el Sicad II para hacer rendir más los dólares que traerán al país para financiar los contratos de exploración y explotación que tienen con Pdvsa. No es exagerado decir que si en África alguna vez hubo “diamantes de sangre” (blood diamonds), los diamantes que circulaban en las redes de traficantes y milicias asesinas, hoy podemos decir que el Sicad II tendrá sus “dólares de sangre” que financiarán a un régimen criminal.

  5. El Sicad II servirá también para legitimar capitales mal habidos de corruptos y narcotraficantes. La opacidad de este mecanismo contribuirá a que circule con fluidez el dinero sucio.

  6. El Sicad II alegra a los analistas financieros nacionales e internacionales, y los bonos de la república y de Pdvsa se recuperan en los mercados. Sabemos que la economía, particularmente el casino financiero capitalista, se alimenta de percepciones creadas por expertos y analistas que hacen que acciones y bonos suban o se derrumben. La madeja de intereses termina, como siempre, imponiendo una visión moralmente aséptica de la relación entre economía y política.

La ironía del título de esta nota refleja el entusiasmo que muchos han expresado ante la llegada del Sicad II. En un país en el que quince años de clientelismo brutal ha convertido a pobres y ricos en mendigos del régimen, la “buena nueva” de los dólares liberados revela el tono moral de los tiempos que vivimos.

Isaac Nahón Serfaty

 *Periodista venezolano y profesor en la Universidad de Ottawa (Canadá)

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas