Frente Amplio/MUD al desnudo, por Armando Martini Pietri

 

Se está difundiendo, incluso descaradamente, que ciertos partidos del despedazado y destartalado Frente Amplio/MUD otorgarán libertad a sus militantes para votar -no “elegir”, que es cosa seria- en la próxima estafa electoral convocada por la constituyente castrista, ilegítima de origen, arreglada y dirigida por el operador de bribonadas (CNE) bajo órdenes del régimen, símbolo del fraude.

Algunos no están contentos ni con las elecciones del 20 de mayo, o la fecha que finalmente decida el madurismo, que podría acceder a cambiarla con la ilusión de engañar para que su mentira se realice, la de convencer a quienes puedan y a gobiernos extranjeros que no lo reconocen, cada vez más dispuestos a sancionarlo.

Cuchicheos a gritos de un acuerdo para persuadir al siempre flexible, presto y dispuesto Rosales -UNT-, (por cierto, sufriendo mermas porque no logra detener la hemorragia de diputados, que en agresiva subasta adquiere Prociudadanos), nombrando al garante del fraude del 20M “Rodríguez Zapatero, como secretario general” y suplente ejecutivo al impresentable Timoteo Zambrano; y convencer también al otro Henry -AD- que tiene su corazoncito viejo pero soñador en la silla de Miraflores, para que piensen que el proceso espurio es realmente libre, transparente, pleno de libertades, y que el triunfo oficialista es producto de la beligerancia democrática frente a candidatos “opositores”.

Quedaría un tema pendiente, convencer a Capriles para que apoye al Frente Amplio Legitimador de Chavistas Oportunistas Nacionales -FALCON- para que sea considerado un pretendiente menos oportunista y fingido; en eso andan, reuniones van y vienen.

A los eruditos de esta negociadera de pactos, posibilidades y beneficios, se les hace incómoda por las contradicciones y embustes. Hoy participo, mañana no, después lo hago agazapado, aunque al inicio calificaron correctamente el fraude e ilegitimidad, pero como es usual, lo están cavilando mejor.

Entramoyados, se les agua el guarapo, o enrollan alguna propuesta indecente. Fracasados, incapaces y nada creíbles, optarían por el camino más fácil, cómodo y cobarde. Yo no voy, vota tú, por quien quieras, olvidando su función de guías responsables.

No se trata de un acto sincero de liberación de voluntades. Es, en realidad, una derrota, la inhibición peor que la electoral, es la de conciencia. El voto es un derecho que, de acuerdo a la Constitución, se puede o no ejercer, sin que constituya delito alguno. El dilema en Venezuela no es votar, allí nace el error. Lo que cuenta es que esta siniestra y deplorable hipocresía no son elecciones sino un sainete hiriente y tremebundo.

A quien le sea adjudicada la presidencia propondrá el espejismo de un Gobierno de unidad con los ayudantes que financiaron y promotores representantes del chavismo por aquello de la tranquilidad ciudadana y el orden. Que gane otro distinto que no sea por la trampa del CNE castrista sería un milagro y éste no es un artículo teológico.

Lo trágico es que los encasillados en el Frente Amplio/MUD retornan sin rubor a la incoherencia, retroceden, dejan al ciudadano indefenso y desamparado como han hecho antes, por ejemplo, con la firme voluntad expresada aquél 16 de julio cuando la ciudadanía marcó un camino y la MUD tomó otro chapoteando sobre la sangre de los muertos y heridos, dejando de lado la voluntad ciudadana que ellos mismos convocaron.

Es el terrible drama de los partidos hoy, que, a diferencia de aquellos del siglo pasado, no tienen ideologías que cumplir ni líderes que los guíen más allá de transacciones y pachotadas oratorias.

Borges y Vecchio se pegan como garrapatas a Antonio Ledezma en Europa porque es mejor vocero, políticamente más inteligente y creíble, quizás de los últimos de la vieja, exitosa y consciente escuela política venezolana. Por eso no es hablador mudista, representa clara y convincente, sin margen de duda, la línea de pensamiento de Soy Venezuela en permanente ascenso frente a la decadencia de dirigencias agotadas y desprestigiadas en la infeliz mutación al Frente Amplio/MUD que nació enfermo, grave, hoy agónico sin posibilidad de salvación.

La fuerza personal de Ledezma, aguanta ese plomo en el ala nacional, aunque obviamente el ser percibido como desfiguración de unidad, es costoso políticamente y altamente riesgoso. Juntos, pero jamás revueltos. Lo cual aprovechan los desangelados que buscan oxígeno en una máscara de ocasión. De eso, es de lo que tienen que cuidarse los dirigentes y líderes opositores de verdad.

En Venezuela y en el exterior Soy Venezuela aumenta en simpatías, afectos y compromisos ciudadanos que se unen a la coherencia y ética. Otros, incluído el opositor de conveniencia, sólo persisten en el engaño, delirios populistas y dejadez de sus responsabilidades, pero ésa es cuestión para después de la dimisión del régimen que hace aguas y empieza a ser abandonado por sus rattus norvegicus.

El castro madurismo trata desesperado de confundir con el cascarón burdo y absurdo de Somos Venezuela para dar soporte a Maduro y fachada aparentemente democrática a los consentidos compositores hermanos Rodríguez, y encerrar a Cabello en un PSUV que recuerda mucho a Chávez y tiempos mejores. El de la fuerza creciente, es Soy Venezuela, vigoroso y admirable movimiento que se eleva en base al prestigio y confiabilidad de María Corina Machado, Antonio Ledezma, Enrique Aristeguieta, Diego Arria, Carlos Ortega, Asdrúbal Aguiar, Nitu Pérez Osuna, Cecilia Sosa, Blanca Rosa Mármol y muchos otros ciudadanos ejemplares.

En todo este confuso panorama, los partidos optan por esquivar lo que siempre han evadido, la verdad, han optado por el axioma timorato y ambiguo, rehuyendo el compromiso institucional y aquellos cojones de Acción Democrática y Copei de los tiempos que hoy no sirven de inspiración sino de vergüenza para politiqueros que han sido mediocres asalta caminos de aquellos fundadores de la democracia.

Partidos que no toman posición, dejan en el desierto a sus militantes sedientos para que se defiendan como puedan. Dejar en libertad de votar por quien quieran es decirles, pura y simplemente, a ver cómo te las arreglas porque nosotros, tus dirigentes, no sabemos qué hacer; e interpretarán lo que realmente es: que esos “líderes” no lo son y ese partido no vale ya la pena. Desatendieron, abandonaron y traicionaron su principal objetivo: intermediar entre la sociedad ciudadana, y ser norte del destino para un país mejor. Dejaron la patria en manos del albur comunista, que nunca tiene nada de azar.

Existen momentos definitorios en los cuales hacerse el loco y andar pendejeando es pecado mortal, hay que decidirse, actuar y asumir responsabilidades; esas son características fundamentales de un buen líder.

 

@ArmandoMartini

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas