El Mall de Maduro por Andreina Muñoz-Tébar

NicolásMaduro#4M

 

VOZ DAMA SENSUAL: Bienvenido al CCCS XXI, El Centro Ciudad Comercial  Siglo Veintiuno… En lo que ingrese…. se sentirá como en el Siglo Trece.

 De esta manera arranca usted, mi querido lector, el recorrido por este imaginario Centro Urbano y Bolivariano, diseñado para la distracción, servicio y consumo del soberano; allá quienes tienen la suerte de hacer sus compritas en Manhattan, Buenos Aires, Miami o Beijing.

Iniciemos nuestro paseo por el Nivel Desidia, donde podrá usted impresionarse con la variedad de locales repletos de, por ejemplo, camillas y camas clínicas destartaladas by Eugenia Sader; en la Boutique SEFAR, cajas y cajas de remedios vencidos; en la Tienda “Somos Potencia” Canaimitas dañadas sin nadie que las pueda reparar e incluso, si se anima, puede usted pasar un rato desagradable en familia dentro de un Pueblo Fantasma llamado Sidor. Además, podrá tomarse unas fotos al lado de las turbinas usadas, vendidas por Derwik como nuevas, junto a una gigantografía del Ministro que nunca renunció, se fue para Austria, y nos dejó con este problemón: Jesse Chacón.  

Escaleras arriba llegamos al Nivel Libertador. Allí consigue franelas, boinas, charreteras, sobreros zamoranos, patillas, muñecos inflables, todo lo que sueñe de los libertadores (Tanto de la época de “España, no te queremos”, como la de “Yankis Go Home”). Eso sí, todo es rojo rojito. Si no le sienta bien ese color a su tono de piel, siga nivel más arriba.

Y nos encontramos con el Nivel Diversión. Cuenta con un parque de atracciones con infinidad de aparatos eléctricos que más nunca hemos encontrado en Venezuela: Neveras súper modernas, Equipos de Sonido, Lavadoras, Televisores Inteligentes (cambia de canal si entra la cadena). Recuerde, es una fantasía, usted entra, da su vueltica en trencito, y ¡Listo! Lo que si le dejan comprar es un protector de voltaje para que no se le eche a perder su refrigerador viejito en el próximo apagón. Así como de un ladito, en el mismo Nivel, hay unas Mini Tiendas en el Sector Hollywood donde venden películas para llevar el cine a su casa, pero solamente Films de Oliver Stone, Sean Penn y Roque Valero. Cuando salga la del Chapo Guzmán seguro la consigue allí antes que en ningún otro lado.

Ya debe tener hambre, así que perfecto porque llegamos al Nivel Feria. Más que una Feria de Comida Rápida se trata de agarrar la siembra (urbana) y preparársela en su casa. Cebollín, Tomate, Cilantro, cuentan con gallineros verticales pero pocos: llegue temprano si quiere salir con huevos. Hay una Arepera Socialista, pero las arepas son de ñame hasta que MONACA se ponga las pilas o desvíen un camioncito de La Polar. Y si le duele la cabeza por el hambre, compre su matita de acetaminofén y másquela en el camino a casa.    

Ya en lo más alto del Mall llegamos al Nivel Corrupción. Si quiere, vea. Comprar, lo dudo. Este nivel es el Quinto Piso de la Quinta República, es decir, solo para enchufados. En el local “Pasa Agachado” venden unas maletas a lo Antonini Wilson, ¡De Muerte Lenta! (Tan lenta como la Fiscal que jamás abrió una averiguación), y hay una tienda de Corbatas muy finas; puede que con dos años de salario mínimo se puede comprar una, si es que el Diputado que ostenta el patrocinio deja alguna para la venta. Cuenta este nivel con una línea aérea donde consigue boleto seguro, para usted, la familia, e incluso la niñera; por los dólares no se preocupe, ellos se ocupan del trámite.

En un Centro Comercial, la Realidad de Un País. ¿Será esto lo que tienen reservado para el Sambil de la Candelaria? Consumismo Panfletario para el ciudadano que ya no aguanta tanto desprecio. Consumismo Suntuario para unos pocos privilegiados.

Se monta uno en el carro, y al introducir el ticket cancelado en la máquina la dama de voz sensual nos despide:

VOZ DAMA SENSUAL: Gracias por su visita. Conduzca con cuidado que hay muchos huecos en las calles y cantidad de malandros por todos lados. ¡Hasta Pronto!

@dremunoztebar

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas