Diputados venezolanos sostuvieron encuentro con industriales brasileños en Sao Paulo

DiputadosenBrasil

 

Los diputados de la Comisión de Política Exterior, Integración y Soberanía de la  Asamblea de Nacional de Venezuela, Luis Florido y Williams Dávila, se reunieron con el presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, Paulo Skaf, con el propósito solicitar apoyo ante la crisis humanitaria que padecen los venezolanos.

Al Salir del encuentro, Florido mostró su agradecimiento a los representantes de la FIESP e informó que existe disposición de los industriales brasileños de brindar ayuda enviando medicamentos a Venezuela.

“Nuestra visita permitió mostrar la magnitud de la escasez de medicamentos que existe en Venezuela que sobrepasa el 80%, donde hoy muchos venezolanos están muriendo por falta de tratamiento y lo peor es que desde el Ejecutivo venezolano no hay intención de solventar la crisis. Por tal motivo, emprendimos esta gira y gracias a este encuentro los industriales se comprometieron a hablar con cada laboratorio brasileño para que puedan enviar ayuda humanitaria a Venezuela”, aseguró.

El parlamentario resaltó que “con el cambio políticos que pronto se dará en Venezuela debemos recuperar la confianza de la inversión extranjera. Por tal razón estamos estrechando puentes de comunicación que beneficien a ambas naciones y sobre todo que puedan sacar a los venezolanos de la crisis”, explicó.

Solicitarán investigación

Diputados venezolanos de la Unidad solicitarán a las autoridades brasileñas abrir una investigación sobre los acuerdos establecidos en 2015 entre el gobierno de Venezuela y empresas de Brasil del sector alimentario y farmacéutico.

Así lo informó el diputado Williams Dávila, que resaltó que se debe investigar y saber el nivel del convenio suscrito en junio del año pasado con la fabricante de medicamentos Hypermarcas y la cárnica JBS.

“En Venezuela hay carestía. No tenemos ahora carne, hay escasez, no hay medicamentos” a pesar de los acuerdos suscritos. JBS provee el 50 % de la carne bovina que se consume en Venezuela y una quinta parte del pollo”, aseveró

Dávila puntualizó que en el uso de sus atribuciones constitucionales “ tiene la obligación de averiguar si existe corrupción, el tráfico de influencias y el ventajismo en este tipo de contratos”, advirtió.

Según reveló el diputad0, la empresa JBS recibió en un plazo de 90 días los 3.000 millones de dólares fijados en el contrato, mientras que a las empresas venezolanas el gobierno les “debe más de 28.000 millones de dólares”.

“Queremos saber qué otras empresas existen en Brasil, diferentes de JBS, y no están participando de este monopolio (y puedan suministrar a Venezuela)”, agregó.

Por otra parte, los legisladores también se reunieron con el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin para explicarle sobre la situación de Venezuela en materia de las violaciones a los derechos humanos, los presos políticos y la falta de democracia, además de la salida constitucional que darán los venezolanos al gobierno de Nicolás Maduro.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas