Un mundo sin mordaza: Carlos Graffe está privado de libertad y de salud

CarlosGraffeUnMundoSinMordaza

La ONG Un Mundo Sin Mordaza difundió una nota de prensa a través de la cual condenó que Carlos Graffe, defensor de los derechos humanos, continúe privado de libertad.

A continuación, reproducimos el texto íntegro:

Carlos Graffe ha sido una víctima más de la violación a los Derechos Humanos de los venezolanos por parte del Estado: detención arbitraria, estar desaparecido por 24 horas y ser presentado ante tribunales militares, son algunos de los hechos que demuestran la crítica situación que viven los políticos que piensan distinto al Gobierno de turno.

Un Mundo Sin Mordaza recalca la libertad personal, incumplimiento al debido proceso con la comisión pertinente, los delitos de privación ilegítima de la libertad, desaparición forzada y detención arbitraria como falta absoluta por parte de la justicia venezolana.

Asimismo implica el abandono de los principios más básicos del debido proceso, garantías constitucionales y tratados internacionales, siendo esto totalmente incompatible con las mínimas garantías judiciales que deben existir en un Estado civil y democrático.

Es importante destacar que 15 días antes de su detención Carlos Graffe tuvo una intervención quirúrgica por cálculos renales y hasta el momento no ha sido tratado de forma regular como se requiere. Su madre, Elsa Henriquez, afirmó que Graffe estuvo recluido en una celda de castigo por 19 días y sin la atención debida; además, en una rueda de prensa dada el 5 de septiembre, Henriquez afirmó que “Carlos debe ser intervenido quirúrgicamente por su salud y vida, si no pudiese estar en la posibilidad de perder un riñón”.

Rodrigo Diamanti, presidente de la organización, afirma que “exigimos la debida atención médica a Carlos Graffe.” Desde Un Mundo Sin Mordaza condenamos la detención arbitraria de Carlos Graffe, con la cual se violaron sus Derechos Humanos. De igual manera, reprochamos con mayor furor la violación a su derecho a la integridad física, a la salud, a la vida y por ser privado de libertad, a su derecho a ser tratado humanamente y que se le respete
su dignidad humana.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas