Saqueo en Petare: Detienen a 10 personas con las manos en la leche de CVAL

cval_buenavista

 

La avenida 1A de Buena Vista, en Petare, amaneció militarizada este miércoles. Había un convoy de la Guardia Nacional en la entrada, con 20 efectivos repartidos entre la parte trasera del camión, un cafetín y la fachada de un edificio. Al final de la calle, que sólo tiene dos cuadras, había un par de vehículos militares con otro puñado de uniformados. Estaban justo frente al Centro de Acopio Petare de la gubernamental Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL), el escenario de un saqueo que había ocurrido horas antes.

“Gritaban ‘tenemos hambre’ y salían con las pacas de leche”, relató un habitante de la zona que desde las 10 de la noche del martes comenzó a escuchar el escándalo de los saqueadores, que según él eran alrededor de 200. “A mí no me dejaban dormir, por eso me asomé varias veces por la ventana. Se llevaban la leche en motos. Iban y venían”, apuntó el vecino. Mujeres y muchachos menores de edad, agregó, conformaban buena parte de la muchedumbre que había ido a robar.

A pesar de que se habían visto movimientos inusuales en la zona desde las 9 de la noche, los cuerpos de seguridad del Estado no aparecieron hasta la madrugada. Un hombre que vive en un edificio cercano aseguró que un grupo de 50 personas se apostó desde temprano a una media cuadra del establecimiento. “Cuando les pregunté por qué estaban ahí, me dijeron que iban a saquear el CVAL, porque desde hace días habían llegado unos camiones y la comida no se había repartido”, señaló.

El CVAL funciona en la zona desde hace seis años. Según el jefe de seguridad del depósito, quien no quiso revelar su nombre, desde allí no sólo se distribuyen alimentos hacia Petare, sino también hacia el oriente venezolano. A media mañana, sólo alcanzó a decir que en el “hurto” se habían llevado productos perecederos. A esa hora, todavía se hacía el inventario para dar con el total de las pérdidas.

Con las manos en la leche

El comisario Manuel Furelos, director de la Policía Municipal de Sucre, afirmó que cuando la comisión de funcionarios llegó al sitio, vio a un centenar de personas dentro del depósito que tiene, al menos, 1.200 metros cuadrados de extensión. Habían forzado el portón metálico de la entrada, justo al lado de los rostros de Hugo Chávez y el Che Guevara que están pintados en la fachada del galpón.

“Los que lograron ingresar eran quienes sacaban la mercancía y otros, afuera, la recibían para llevársela en vehículos y motos”, acotó el comisario.

saqueoleche_pet

Polisucre debió pedir refuerzos de la Policía y la Guardia Nacional para atender la situación. A cuatro hombres los agarraron cuando se llevaban varios bultos de leche en la maletera de un Chévrolet Malibú. A otros, cuando cayeron de una motocicleta en la que intentaban huir. Al final, 10 personas quedaron detenidas, entre ellos un adolescente de 17 años. Johan Blanco (18), Gregori Rosa (37), Henry Arellano (18), Johan de Alba (37), Ronald Escalona (20), Pedro Rangel (47), Robimson Cáceres (37), Andrés Pérez (20) y Rubén Marín (28) fueron capturados con las manos en la leche. Sólo el último tenía un registro policial anterior por robo genérico.

Los testigos de Buena Vista aseveraron que la mayoría de los saqueadores provenía de la barriada de Campo Rico, ubicada al norte de la avenida Francisco de Miranda. Los guardias nacionales los repelieron con el sonido de los perdigones. “Lo que pasa es que la gente está harta, todos estamos hartos”, indicó un vecino.

La turba no sólo atacó el depósito, sino que también intentó vulnerar las puertas de un abasto de la Francisco de Miranda. Hasta allí  llegó la muchedumbre cuando los uniformados tomaron el CVAL.

camporico_saqueo1

“Yo supongo que lo que se iban a llevar era el licor, porque aquí usted ve que no hay comida”, dijo el propietario del local que, en 32 años con el mismo negocio, jamás había sufrido una situación similar.

Aunque le avisaron de los hechos a las 2:30 de la mañana, el hombre no se atrevió a acercarse a su local. “¡Qué va a hacer uno! Ahora lo que me queda es reforzar la seguridad para minimizar las pérdidas”, recalcó el comerciante.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas