Gobierno admite que Abastos Bicentenario quebró en 2015

ColasenBicentenario

El balance general de la red Abastos Bicentenario muestra un déficit en el capital de trabajo de 3,4 millardos de bolívares al 31 de diciembre de 2015 y 687,6 millones de bolívares al cierre de 2014. “El patrimonio incluye un déficit acumulado de 3,6 millardos de bolívares, los cuales superan en más de dos tercios su capital social”, señala la Memoria y Cuenta del Ministerio de Alimentación de 2015.

El documento destaca: “De conformidad a lo establecido en el artículo N.º 264 del Código de Comercio venezolano, cuando una compañía ha consumido más de dos tercios de su capital social, esta se pondrá necesariamente en liquidación, si los accionistas no prefieren reintegrarlo”. De esta manera, el despacho de Alimentación reconoce que a finales del año pasado la red estaba quebrada.

Pese a la precaria situación financiera, el gobierno desvió la atención hacia la puesta en marcha, a principios de febrero, de la Operación Ataque al Gorgojo para “desactivar las bandas de corrupción” que desvían los alimentos de la red hacia comercios privados.

El presupuesto aprobado para la red estatal fue de 34,4 millardos de bolívares, de los cuales 25,8 millardos fueron asignados al abastecimiento de los establecimientos. Sin embargo, todos los inventarios de mercancía descendieron, lo que se evidencia en los anaqueles vacíos. La mercancía perecedera se redujo 62%, la no perecedera 2%, las importaciones en tránsito cayeron 127% y de suministros 223%.

El informe señala que 78 millones de bolívares se destinaron a la modernización de la plataforma tecnológica y el resto del presupuesto, 8,5 millones de bolívares, fueron designados a los gastos de los trabajadores y gestión administrativa, aunque los empleados han asegurado que no les dotaban de uniformes e implementos desde 2011.

Sigue leyendo esta nota de Dulce María Rodríguez en El Nacional.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas