OPINIÓN Alexander Tirado: nos estamos muriendo de mengua

MENGUA
Antes de comenzar a escribir esta semana quiero pedirle a todos los venezolanos mantengamos la NO VIOLENCIA como bastión de lucha, pero les imploro que no caigamos en la actitud netamente pacifista que nos está destruyendo a todos, mientras que los que se han encargado de arruinar a Venezuela, hoy llaman a sus partidarios, esbirros y sinvergüenzas simpatizantes a gritar “rebelión” en las calles.
Es muy doloroso hablar de un tema que indudablemente es ineludible, la emergencia humanitaria de la salud en Venezuela. Nuestra gente se está muriendo de mengua por la falta de medicamentos, así como hay escasez de alimentos y muchísima inseguridad, que tiene en estado de angustia a todos venezolanos.
Hoy, la falta de medicinas y el paupérrimo estado de los hospitales en nuestro país nos mantiene conmocionados y desesperados. Para mí es sorprendente ver las declaraciones de la nueva ministra de salud, Luisana Melo, quien recientemente dijo que la falta de medicina no es a causa del desabastecimiento y la falta de producción, sino debido al uso indiscriminado en la ingesta de medicinas. ¡Señora usted se volvió loca! al igual que pareciera están locos cada uno de los ministros de este aterrador desgobierno.
Como se nota que quienes ocupan hoy los espacios de poder en Venezuela están totalmente desconectados de la realidad del país, hablan de un estado socialista pero en donde los hospitales públicos no cuentan con la atención, ni los insumos médicos necesarios. Pero si fuesen ellos los que necesitan ser atendidos, corren a una clínica, como le pasó a una diputada chavista, a quien por cierto, no atendieron.
Han robado indiscriminadamente y no les duele el país, como tampoco les duele el pueblo, el venezolano de a pie, que se está muriendo de hambre y por falta de atención médica. Ese es el socialismo que ellos promovieron en 17 años, pan para hoy y hambre para mañana y estamos en el tiempo de pasar hambre y morir de mengua.
Solo basta para el ciudadano común ir a cualquier centro de atención de salud pública, para vivir en carne propia un verdadero calvario. Nuestros hospitales parecen estar ubicados en un país en guerra, su infraestructura se está cayendo, la carencia de insumos médicos es total. La desesperación de los familiares que esperan a las afueras de los centros hospitalarios es indescriptible; el clima es de tensión y angustia, y aparte, al estar a las afueras de cualquier hospital se debe estar atento, porque a alguno de los tiroteados, que ingresan a diario, los pueden estar persiguiendo para rematarlos y una bala perdida le puede quitar la vida a otro inocente.
Señores del régimen, nuevamente les pido dejen la otitis y la ceguera, o más bien no se hagan los locos, en nuestro país no hay medicinas, no hay tratamiento para los pacientes oncológicos, las parturientas tienen que llevar ellas mismas los insumos para ser atendidas, nuestro pueblo se está muriendo de mengua, y es tal la burla que nos tienen a los venezolanos, que el propio exministro de salud, Henry Ventura, emitió un comunicado a los hospitales pidiéndole que reciclaran las agujas.
El virus del Zika y el Guillian Barré amenaza la salud de todos los venezolanos, y no hay medicamentos para combatirlos. Tampoco hay jornadas de fumigación y ni menos abatización, porque no se cuenta con los insumos necesarios para tal fin. A causa de la escasez del vital líquido estamos almacenando agua que sirve de criadero de mosquitos. Estamos desamparados y no se vislumbra una pronta solución.
Dios mío por favor protégenos de semejantes seres inhumanos, nuestra Venezuela no se merece ese tipo de dirigencia y si hemos cometidos errores como pueblo, ya estamos dando gestos de querer CAMBIAR, no nos dejes solos, no nos abandones, necesitamos nos sigas guiando para enfrentar hoy, mañana y siempre a los malignos que ostentan el poder. Que Dios nos bendiga a todos y que sobre todo, bendiga a Venezuela.
Personajes de la semana
Redes Sociales: Un aplauso a todas las personas, organizaciones, fundaciones y a quienes en la adversidad se unen y ayudan a conseguir medicamentos. Muchas son las cuentas de usuarios en las redes sociales que gestionan, localizan y entregan medicamentos de manera desinteresada. Estoy orgulloso de la solidaridad y los gestos que han tenido millones de venezolanos. La crisis ha mostrado lo mejor de cada uno de nosotros y eso da mucho que pensar. Mis respetos.
Villca Fernández: Desde diciembre de 2015, el dirigente estudiantil y excandidato en las elecciones parlamentarias pasadas, acudió a las oficinas del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), a fin de presentarse ante las citaciones que dicho organismo había emitido en su contra y las mismas fueron pospuestas en dos oportunidades. La semana pasada, efectivos del Sebin en Mérida intentaron detener a Villca, pero la intervención de su abogado, en el momento oportuno, impidió tal detención. El fin de semana, el dirigente no corrió la misma suerte y la tercera fue la vencida. No solo detuvieron a Villca Fernández, sino que lo trasladaron a Plaza Venezuela a La Tumba, en Caracas, donde al parecer estará recluido. El por qué de la detención: “Son órdenes de Caracas”. Lo irónico es que la detención ocurre horas después, que Villca Fernández escribiera en su red social Twitter: “Diosdado tienes los días contados en el poder”. Desde esta celda me uno al clamor de los venezolanos #LiberenAVillca, #LiberenALosPresosPolíticos.
TSJ: Inició el año judicial y también el proselitismo político dentro del máximo tribunal del país. Los magistrados que no deben tener ideología para ejercer la justicia, gritaron en el acto de apertura: “Chávez vive”, lo que nos vislumbra el panorama que tendrá este 2016 la justicia revolucionaria. Dios se apiade de nosotros y de los que esperamos una “justicia imparcial”.
Me despido por ahora, en espera de poder escribirles la próxima semana con la libertad que me fue arrebatada, hace casi dos años, por expresar mis verdades. Amanecerá y veremos. ¡Nos leemos!

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas