AN rechazó aprobar acuerdo contra “injerencia” de España en asuntos internos

AsambleaNacionalParlatino
La Asamblea Nacional rechazó hoy, con los votos en contra de la oposición, un proyecto de acuerdo presentado por la minoría chavista que pedía rechazar la “injerencia” del Gobierno español en los asuntos internos del país caribeño.

La inclusión del debate sobre este punto en el orden del día del pleno fue aprobada por unanimidad con anterioridad, aunque en el debate la bancada opositora se mostró claramente contraria a la aprobación del acuerdo.

Los diputados chavistas pidieron que la cámara rechazara las recientes declaraciones del presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, y del ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, sobre la situación en Venezuela.

Rajoy aseguró este lunes que la situación política y económica venezolana “no es buena” y exigió a sus dirigentes, especialmente al Ejecutivo, convertir a la nación suramericana “en un país libre y democrático”.

Por su parte, García-Margallo expresó ante el consejo de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) la “preocupación” que tiene España por la situación de Venezuela.

Margallo consideró que el Gobierno venezolano “ha hecho algunos movimientos que, como mínimo, crean preocupación” y agregó que eso “no son buenas señales”.

El proyecto de acuerdo presentado por los diputados chavistas pretendía que la cámara rechazase las declaraciones de los gobernantes españoles, “que se entrometen en los asuntos internos de Venezuela”.

Asimismo, pedía “ratificar que Venezuela no está sometida al criterio de las autoridades del Gobierno de España” y exigirles que “respeten a los pueblos de América Latina y el Caribe, y específicamente al pueblo venezolano”.

El diputado chavista Carlos Gamarra, que presentó la postura de su grupo en el debate, consideró que las declaraciones de los políticos españoles “son recurrentes en esa actitud colonialista que pretende (…) nuevamente intervenir en los asuntos internos de nuestra patria”.

“Apoyemos este acuerdo, para que respeten a Venezuela, de una vez por todas, para que el señor Rajoy se ocupe de los problemas de Cataluña, se ocupe de los problemas sociales de más de 10 mil millones de dólares y bastantes recortes en salud y educación”, pidió Gamarra.

Por su parte, el diputado de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Luis Florido consideró que el presidente español con sus declaraciones “está defendiendo a los venezolanos en su lucha por la libertad y la democracia”.

“Todas las menciones que haga presidente alguno del mundo sobre la grave crisis de derechos humanos que vive Venezuela la vemos con buenos ojos”, dijo Florido y acusó a los chavistas de “hablar mucho de soberanía pero habérsela entregado a los chinos, los rusos y los cubanos”.

El también diputado opositor William Dávila señaló que en el fondo de la cuestión “está el debate sobre los derechos humanos en Venezuela” y aseguró que el chavismo “ha violado los derechos humanos de parlamentarios elegidos por el pueblo”.

“Claro que hay preocupación sobre el caso de Venezuela, cómo no va a haber preocupación si ustedes mismos están llevando al pueblo a la hambruna”, afirmó Dávila dirigiéndose a los diputados oficialistas.

El parlamentario opositor se preguntó “de qué injerencia hablamos, cuando se defienden principios y valores” y recalcó que “la democracia se legítima en la medida en que se promueven los derechos humanos”.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas