“Lula” podría ser el nuevo superministro de Dilma Rousseff

dilma lula

 

La presidenta brasileña Dilma Rousseff complicó el panorama político con una designación ministerial y el asomo de un nuevo superministro en su gabinete. El Subprocurador Eugênio Aragão fue designado ministro de Justicia, levantando fuertes protestas en la Oposición.

Desde su cargo, Aragão recomendó la aprobación de las cuentas de la campaña electoral de Rousseff, con observaciones ligeras; con estos antecedendes que pasan por alto irregularidades de bulto, preocupa particularmente que, desde su posición de Subprocurador, el nuevo miembro del gabinete de Rousseff haya estado en contacto con información crucial y privilegiada de las investigaciones de la Operación Lava Jato que lleva a cabo la Policía Federal y las arrastre hasta el alto gobierno.

Más irritante aún es la posibilidad de que, independientemente de que el ex presidente Luiz Inázio “Lula” da Silva se presente o no a las próximas elecciones, Rousseff le abra, a forma de protección, un espacio en su gabinete desde el cual movería hilos en la política y la economía; la designación pondría al superministro “Lula” en condiciones privilegiadas frente al sistema de Justicia.

La opción, que ya está siendo discutida personalmente entre ambos, sería un poderoso de guiño de la debilitada presidenta Rousseff a las bases sindicales y sociales descontentas con su gobierno, pero ancladas en la figura de “Lula” a pesar de su comprometida posición ante la Justicia.

Entre tanto, la decisión sobre el futuro del expresidente está en manos del juez federal Sergio Moro, conocido ya por haber enviado a prisión al empresario Marcelo Odebrecht.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas