Zulia archivos - Página 2 de 37 - Runrun

Zulia

Al menos 10 muertos tras fuga masiva del retén San Carlos en Zulia
La cifra de caídos fue confirmada por el alcalde de Colón y la ONG “Una ventana a la libertad”

Unos 84 internos (76 hombres y 8 mujeres) del Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de San Carlos, en la localidad de Santa Bárbara, municipio Colón del estado Zulia, al occidente del país, se fugaron del centro de reclusión en horas de la madrugada de este miércoles, 18 de marzo. De ellos, seis fueron recapturados y 10 murieron en medio de presuntos enfrentamientos con la policía. 

En el asalto, según la ONG Una Ventana a la libertad (UVL), “hubo complicidad entre los privados de todos los pabellones, incluyendo el anexo femenino, y los custodios del área externa, adscritos al Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ)”.

Señala una reseña policial que los reclusos sometieron a los dos funcionarios que estaban de guardia, quienes acudieron al pabellón “A” tras escuchar gritos de auxilio. Allí, les quitaron sus armas de reglamento y salieron por la puerta principal.

Funcionarios del Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) iniciaron la búsqueda poco después de la fuga. En el sector Maiquetía, a pocos kilómetros del penal, ubicaron a cinco prófugos, quienes supuestamente se enfrentaron a los uniformados y murieron. En el procedimiento recuperaron cinco escopetas, calibre 12., sin serial visible.

“Horas después, cerca de la jurisdicción de Caja Seca y Machiques, se reportaron otros dos enfrentamientos con dos prófugos muertos. El tercer tiroteo ocurrió a la 1:30 pm en el sector Caricaguey. Uno de los fugados tenía un revólver, calibre 38”, indica una nota de prensa de la ONG.

En horas de la tarde, la cifra de muertos subió a 10, según el alcalde de Colón, Blagdimir Labrador, y el reporte final de UVL.

Entre los fugados están Joel José Dávila Rojas, Yenesor Arturo Canda, Juan Carlos Cardeño Peña, Luis Carlos Dita Jiménez, Kerly Escandela, Mónica Matheus, Mary Adarme, José Sánchez, Daguis Irdaneta,  Michael José Aguirre Herrera, Jefri Fernández, Ricson Abigail Abreu Rodríguez, Andrés Saúl Suárez Campos, Alexis Vera, Danny Darío González Avendaño, Juan Carlos Gómez Moreno, Luis Alejandro Montoya Rivas, Albani Machado, Norbelis del Carmen Lucena Martínez, Dariana Portillo, Rixio Gregorio Cañizalez Sánchez, Jeferson Javier de la Peña Monterrosa, Luis Ángel Ibañez López, Arthur Estives Hernández Machado, Javier Ignacio Castro y Roger Frank Figueroa, Fernando Franco Carreño.

Por el suceso están bajo investigación seis funcionarios de la Policía de Zulia (CPBEZ): el supervisor jefe Ricardo Antonio Semprún Cadena, de 50 años; oficial jefe Osmairo López Cervantes, de 39 años; supervisor jefe Geovanny José García Romero, de 48 años; los oficiales agregados Jorge Luis Carrillo Ocando y Ely Ramón Urdaneta Espinoza, de 29 y 30 años, respectivamente; y el oficial Yugendry Darío Rìncón Mora, de 29 años.

El retén albergaba a una población de 518 reclusos, a pesar de estar construido para 100 internos, según UVL.

“La infraestructura está en ruinas, existen enfermos con tuberculosis, hay acumulación de basura, colapsó el sistema de aguas servidas y los pozos de agua blancas se mezclan con las aguas negras cuando llueve”, indica la nota de la ONG.

Algunos entrevistados por la ONG afirmaron que entre la población había temor por la cuarentena y la posible llegada del Coronavirus al recinto. “Desde la semana pasada se les suspendió la entrada a los familiares. Ellos viven, comen y toman agua de lo que les llevan”, indicó uno de los citados.

Gobernador del Zulia pide disminuir consumo eléctrico
Tras el decreto de Nicolás Maduro de mantenerse en cuarentena por la pandemia de coronavirus se disparó el consumo eléctrico en la entidad

 

El gobernador del estado Zulia, Omar Prieto pidió este miércoles a los habitantes de la entidad que disminuyan el consumo eléctrico para evitar un colapso en el sistema.

En rueda de prensa, Prieto dijo que la demanda de electricidad en las últimas horas ha aumentado significativamente. 

“Hemos tratado de mantener el sistema eléctrico estable. Llamo a la conciencia. Estamos en un escenario prácticamente de guerra y necesitamos el aporte de los zulianos”, dijo.

Omar Prieto exhortó a la población a consumir lo necesario en cada vivienda, para continuar resguardados del contagio mientras se administra oportunamente la electricidad.

Omar Prieto: “Como en la cuarentena evitamos los contagios, administrando bien el sistema eléctrico, ayudamos a que no colapse”

Sin ofrecer mayores detalles, el gobernador informó de la entidad dijo que se fugaron 85 presos y que las autoridades de la entidad agotaran los recursos para responder ante esto.

El estado Zulia ha sido el que más incidencias eléctricas ha reportado. Fallas y bajones se reportan casi a diario en Twitter. Sobre los casos sospechosos en la entidad, Prieto aseguró que actualmente “pacientes con criterio altamente sospechosos hay 17, que tienen vigilancia epidemiológica son 41, 11 en hospitales y el resto a nivel domiciliario”.

 

*Con información de EN

Autoridades de Zulia anuncian caso sospechoso de coronavirus en el estado

El gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, anunció que detectaron el primer caso sospechoso por coronavirus en la región este lunes 16 de marzo.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades regionales, se trata de una mujer de 36 años que estuvo de visita en Colombia durante los Carnavales de Barranquilla en el mes de febrero.

Además, el gobernador informó que autoridades militares de Regiones de Defensa Integral (REDI) Occidente y la Zona Operativa de Defensa Integral N°11 Zulia (ZODI) estarán a cargo de la distribución de combustible en el estado Zulia. 

“El día de hoy tenemos un caso sospechoso y tenemos 14 personas provenientes de regiones donde está circulando el virus”, declaró la secretaria de Salud, Omaira Prieto, tras los posibles casos de COVID-19 en el estado Zulia.

Hasta la fecha de publicación, el Ejecutivo Nacional reporta un total de 17 casos positivos para coronavirus en Venezuela, la mayoría de estos ciudadanos fueron contagiados durante viajes realizados al exterior.

Para contrarrestar el avance de la pandemia, las autoridades nacionales decretaron una cuarentena colectiva en siete estados a partir de este 16 de marzo.

*Con información de El Pitazo.

Vivir con el temor a una oscuridad perenne
Este 7 de marzo se cumple un año del mega apagón nacional y habitantes de Táchira y Zulia, dos de los estados más afectados por el corte eléctrico, coinciden en que temen un episodio similar al de 2019
El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Winston Cabas, dijo que de los 34 mil megavatios disponibles en Venezuela solo están en funcionamiento 8 mil.
De acuerdo al Comité de Afectados por los Apagones, 87.610 fallas eléctricas se produjeron en el territorio nacional durante 2019. En lo que va de este año se han contabilizado 10.210 interrupciones
En Caracas se han producido interrupciones y bajas en el servicio en las últimas horas. También en los estados Portuguesa, Barinas, Mérida, Táchira y Aragua 

 @franzambranor

Para Rosalinda Hernández la cotidianidad en el estado Táchira se divide en antes y después del 7 de marzo de 2019. Luego de esa fecha en la que se produjo un apagón nacional de al menos 96 horas, la vida dio un vuelco para los habitantes de esa región.

Cada vez que hay un bajón de luz, Rosalinda sufre un deja vu. Se traslada automáticamente a marzo del año pasado, cuando la ciudad era un caos por el prolongado corte de servicio eléctrico y la incertidumbre era la principal constante en las calles.

Aunque el gobierno esgrime la tesis de que el mega apagón fue producto de un sabotaje orquestado desde los Estados Unidos, el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Winston Cabas, sostuvo que la falla se originó debido a un incendio en la subestación Malena, cercana a la represa del Guri, luego del sobrecalentamiento de dos de las tres líneas de 765 kilovoltios. 

La falla activó el sistema de protección de la central de Guri e igualmente una salida de sincronización de la represa de Caruachi. También provocó la caída del sistema del bajo Caroní y dejó operando únicamente la central hidroeléctrica de Macagua.

Venezuela en ese momento pasó a depender del sistema termoeléctrico, que representa apenas 2.500 megavatios, los cuales no alcanzaron para que Rosalinda y el resto de los tachirenses tuvieran electricidad en sus casas.

De acuerdo a Rosalinda los apagones no han cesado en San Cristóbal. “El 15 de febrero de este año hubo uno de 18 horas. Que se vaya la luz ahora forma parte de la cotidianidad del tachirense. Está latente el temor de volver a vivir algo como lo del 7 de marzo”.

Según el Comité de Afectados por los Apagones, 87.610 fallas eléctricas se produjeron en el territorio nacional en 2019, un promedio de 240 cortes por día. El estado Zulia se llevó la peor parte con 5.000 horas sin servicio de electricidad. 

De acuerdo al Comité de Afectados por los Apagones, las pérdidas por electrodomésticos dañados a nivel nacional superaron los 20 millones de dólares. 

En lo que va de 2020 han contabilizado 10.210 interrupciones. 

A horas de cumplirse un año de la fatídica fecha, Caracas ha padecido de interrupciones eléctricas en varios sectores. Este jueves 5 de marzo, La Florida, La Campiña, El Bosque, Las Palmas y Bello Monte se quedaron sin servicio por un lapso de 10 horas. La corriente se restableció en la noche, pero en algunas urbanizaciones se volvió a ir en la mañana del 6 de marzo. También en estados como Portuguesa, Barinas, Mérida, Táchira y Aragua se reportaron fallas. 

Tierra del sol no muy amada 

En el mismo eje fronterizo con Colombia, a 438 kilómetros de distancia, en Maracaibo Orlando Aguirre igualmente considera que el 7 de marzo de 2019 marcó un punto de quiebre en el país.  

“Desde ese momento todo cambió de la noche a la mañana. Fue un episodio crítico en Maracaibo. Fue sumamente difícil tener que replantearse el estilo de vida”, dijo Orlando.

A diferencia del Táchira, después del apagón nacional, el estado Zulia quedó con un régimen de racionamiento de 12 horas diarias, divididos en bloques de 6 horas.

“No sé qué será peor”, salió al paso Rosalinda desde Táchira. “Porque al menos ellos tienen noción de cuando se les va a ir la luz, nosotros no”, agregó.

Con un hijo de 9 y una niña de 5 años, a Orlando le tocó hacer malabares para mantener la cordura en esos aciagos días de oscuridad prolongada. “Tuvimos que mudarnos del apartamento por una temporada. La carestía de los servicios hizo más hostil la convivencia en todos los sentidos. El sálvese quien pueda se sentía en la ciudad. Toda la familia tuvo que adaptarse a las circunstancias, incluso los niños”. dijo Orlando.

 

12 claves del nuevo apagón masivo que sufrió el país el #22Jul

 

La abuela de Orlando falleció el 5 de marzo, dos días antes del apagón. Junto a su hermano Carlos le tocó gestionar el sepelio y el entierro de su familiar en medio de una hecatombe.

Cerca de la casa de la madre de Orlando en la urbanización marabina de Sabaneta, comercios fueron saqueados, la estaciones de gasolina estaban clausuradas, no había agua potable y el transporte colectivo era inexistente. Era como una ciudad del lejano oeste a punto de ebullición.

De acuerdo a estimaciones de Fedecámaras, 20% de los establecimientos comerciales, alrededor de 600, fueron saqueados en el estado Zulia durante el apagón de 2019, generando pérdidas de hasta 1.000 millones de dólares.

En San Cristóbal, la historia tenía grandes similitudes. Uno de los aspectos que más recuerda Rosalinda era la imposibilidad de establecer contacto a distancia. “Cada vez que se va la luz quedamos incomunicados, porque las operadoras de telefonía celular colapsan”, sentenció Rosalinda. 

Sombras nada más

Para Winston Cabas, la posibilidad de experimentar una situación parecida o peor a la de marzo de 2019 es cada día mayor.

“Si no hay inversión, no se hace mantenimiento a los equipos, no hay personal calificado en la empresa eléctrica y se han ido alrededor de 22 mil profesionales de Corpoelec, es obvio que las cosas seguirán en picada”, dijo el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica. 

A juicio de Cabas, la inversión de 30 mil millones de dólares que se hizo hasta 2016 atendiendo el decreto de emergencia eléctrica de Hugo Chávez en 2010 para supuestamente recuperar el sistema, se perdió.

“Beneficiaron a algunos grupos allegados al gobierno para comprar plantas termoeléctricas a países aliados del chavismo. Muchas de ellas ya estaban usadas y las vendieron como nuevas”, dijo Cabas. 

 

La oscuridad puede prolongarse en Venezuela 

 

De acuerdo al ingeniero eléctrico, de los 34 mil megavatios que posee Venezuela, apenas se disponen de 8 mil para satisfacer la demanda nacional.

Cabas hizo especial énfasis en la central de Tocoma en el río Caroní, cuyo costo se elevó a 9 mil millones de dólares y hasta ahora no ha generado ni un megavatio y también al Parque Eólico de Paraguaná, que sigue sin producir energia electrica.

¿Hay luz al final del túnel?

Con una inversión mil millonaria financiada por organismos internacionales y el cambio de la política administrativa, Winston Cabas considera que se puede recuperar el sistema eléctrico en Venezuela en un lapso de 5 a 6 años.

“Mientras no haya una alteración en la estructura política del país, la vulnerabilidad del sistema lamentablemente va a continuar”, dijo el experto en materia eléctrica.

Cabas debió irse de Venezuela luego que el constituyentista Diosdado Cabello lo acusara de conspirar contra la República a raíz de unas declaraciones que dio sobre la situación eléctrica.

Orlando Aguirre aseguró que el marabino ha buscado formas de sortear el drama de la electricidad en la región. “Aquí es muy común que la gente tenga una planta eléctrica, no tienes que ser una persona de clase alta para contar con una”, dijo. 

Rosalinda Hernández sostuvo que el tachirense se refugia en la cercanía con Colombia para paliar la crisis de los servicios públicos.

“Lo único que nos salva es que Cúcuta queda a 40 minutos. A veces me ha tocado ir a trabajar para allá, porque hay luz y el internet vuela”, indicó la tachirense. 

Por ahora, tanto Rosalinda como Orlando aseguran que seguirán en sus respectivas ciudades, pese a la fragilidad del servicio eléctrico.

“Yo estoy enamorada de este país y tengo fe en que las cosas van a cambiar y vamos a salir fortalecidos de todo esto”, aseveró Rosalinda.

“Me ha pasado por la cabeza irme de Maracaibo, pero las ganas de quedarme y de afrontar esta situación son mucho más fuertes. La clave de todo esto es que para permanecer aquí tienes que tener un plan, de lo contrario el colapso casi que te puede hacer enloquecer. Nos ha hecho crecer mucho el hecho de saber manejar las adversidades y no desesperarse”, sentenció Orlando.

Precios del pollo y la carne retroceden mientras las verduras están por las nubes en Maracaibo
De acuerdo con Codhez, los precios de los cortes de carne de res en promedio bajaron 9 %

 

La tasa de cambio se ha mantenido en las últimas dos semanas entre 72.000 y 75.000 bolívares por dólar, esto ha contribuido a que los precios en Maracaibo hayan disminuido su ritmo de aumento y que, incluso, en algunos productos se hayan estabilizado o bajado.

“Desde noviembre no comía carne ni pollo, porque estaban muy caros y yo sobrevivo con lo que me manda mi hija de Bogotá, pero hoy pude comprar igual que la semana pasada. Aquí llevo bistec y un plato de recortes de pollo. Ojalá el dólar se mantenga”, dijo Beatriz Jiménez, un ama de casa mientras esperaba transporte público en el centro de Maracaibo.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en el mercado Las Pulgas y Los Plataneros se pudo constatar que los precios de las verduras sufrieron un incremento considerable. René Urdaneta, dueño de una feria de verduras en el oeste de la ciudad, afirmó que los precios de las verduras y hortalizas no solo aumentaron en diciembre.

“Nosotros pensamos que solo habría aumento por ser Navidad, pero la sorpresa fue en enero cuando conseguimos todo por las nubes. Por ejemplo, yo dejé de traer mercancía de Mérida, ahora la compro directamente aquí en el mercado mayorista, porque es prácticamente lo mismo y no le doy rosca a mi camioncito”, indicó.

Recientemente, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) publicó el informe de la variación de precios de los alimentos en Maracaibo correspondiente al cierre de enero: “En comparación con los precios de la primera quincena de este año, en esta segunda se destaca la disminución de los precios de algunos alimentos, mientras que las verduras tuvieron un marcado incremento”.

De acuerdo con Codhez, los precios de los cortes de carne de res (de primera, de segunda y costillas) en promedio bajaron 9 %. El precio promedio del corte de primera pasó de 262.402,11 a 248.273,81 bolívares. Entre tanto, las presentaciones de pollo (entero, muslos y pechuga) bajaron su precio 11 %. La quincena pasada, el precio del pollo entero era, en promedio, de 162.444,11 bolívares, y pasó a costar ahora 148.767,05 bolívares.

En el monitoreo de precios de alimentos en Maracaibo que realiza la organización desde hace más de un año, se observa que luego de un súbito incremento de precios (como el que se registró a principios de año), en la siguiente quincena se mantienen estancados o registran una leve disminución. “El costo promedio de los huevos, en su presentación de 12 y 15 unidades, bajó 9 %. En cuanto al precio promedio del cartón de 30 huevos, este bajó 5% con respecto a la quincena pasada, cuando solía ofertarse por encima de 300.000 bolívares, monto que superaba, con creces, el salario mínimo”.

En contraste, los precios de las verduras presentaron aumentos considerables. El incremento más significativo fue del tomate, pues el kilo pasó de 63.306,24 bolívares a 155.052,63 en solo 15 días, es decir, su costo se elevó 145 %. La yuca subió 59 % y la cebolla 36 %.

“Aunque el precio promedio del queso blanco semiduro, el cartón de huevos, la pechuga y los muslos de pollo disminuyó, el salario mínimo anunciado a principios de enero sigue siendo insuficiente para adquirir estos alimentos”, se señala en el informe de la organización.

Codhez también monitoreó el precio del café molido y del azúcar, cuya última medición se hizo durante la primera quincena de octubre de 2019. Unos tres meses después, el kilo de café molido, en promedio, vale 287.370,12 bolívares, aumentó 218 % en comparación con octubre.

En ese mes, el salario mínimo era 150.000 bolívares, que alcanzaban para comprar 1,66 kilos de café molido. Hoy, con el salario vigente de 250.000 bolívares, apenas podrían comprarse unos 800 gramos. Por otra parte, el kilo de azúcar tiene un precio de 88.229,52 bolívares, se incrementó 233 % desde entonces.

“Quedamos igual prácticamente. Algunas cosas siguen igual, pero otras, como el azúcar y el café, han aumentado mucho. Y te lo digo con propiedad, porque yo vivo de eso, yo vendo café y cigarrillos para sobrevivir. A veces me toca pedir, porque no me da, y con mi edad ya no consigo trabajo”, dijo Antonio Acurero, un vendedor ambulante.

Codhez registró 657 muertes violentas por intervención policial en 2019
Más de la mitad de los casos corresponde a personas de 30 o menos años de edad

 

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) divulgó el boletín de diciembre de 2019 sobre la situación general de los derechos humanos en el Zulia, en el que se documentaron los hechos de violencia en que han estado involucrados funcionarios de seguridad del Estado venezolano y que ocasionaron la muerte de, al menos, 407 personas desde julio hasta diciembre de 2019.

Al sumar los datos del primer semestre, publicados en el boletín de Codhez de junio 2019, en todo el año 2019 en este tipo de hechos violentos han muerto 657 personas calificadas como presuntos delincuentes y 3 funcionarios policiales.

Según el monitoreo hecho por Codhez, a partir de publicaciones de los medios de comunicación de la región, en el primer semestre de 2019, en el estado Zulia se registraron al menos 187 hechos violentos con intervención policial que resultaron en la muerte de 250 personas que fueron calificadas como presuntos delincuentes.

Entre tanto, durante el segundo semestre de ese mismo año, en el Zulia se documentaron 311 hechos violentos con intervención policial en los que murieron 407 personas calificadas como presuntos delincuentes. En estos hechos, también murieron 2 funcionarios. Es decir, en la segunda mitad del año hubo un incremento de estas muertes en 62,80%.

En total, durante el segundo semestre de 2019, se trata de 310 supuestos enfrentamientos entre miembros de diversos cuerpos de seguridad del Estado venezolano, y una persona privada de libertad bajo custodia del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) fue asesinada a golpes.

Hechos violentos en cifras

El mes del segundo semestre del año en el que se registraron más muertes por esta causa fue septiembre, con 97 víctimas, y el que tuvo menos fue diciembre, con 31. En julio se registraron 58 muertes, en agosto 79 —incluyendo la de dos funcionarios policiales en diferentes hechos—, octubre tuvo 96, y noviembre 48.

En cuanto al rango de edad de las víctimas, de las que se tienen datos, más de la mitad de los casos (67,38%) se trata de personas jóvenes de 30 o menos años de edad. Cabe destacar que, de las 409 personas fallecidas, 407 eran hombres y 2 eran mujeres.

Sobre la participación de los funcionarios, en 168 de los 311 hechos violentos estuvo involucrado algún cuerpo de seguridad nacional (54,02%), resaltando la participación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en 45 de ellos (14,47%), siendo el segundo organismo que acumula más acciones violentas, siendo superado solo por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que estuvo presente en 72 hechos, casi la cuarta parte del total registrado (23,47%).

Asimismo, 110 de estos correspondieron a operaciones policiales con participación de algún cuerpo de seguridad regional (35,37%) y 53 de los hechos violentos involucraron a policías municipales que son cuerpos administrativos de acción preventiva (17,04%).

Ahora bien, de los 311 hechos violentos que ocurrieron en, al menos, 20 de los 21 municipios que conforman el estado Zulia, 196 ocurrieron en el área metropolitana de Maracaibo, siendo este el municipio con más hechos de violencia policial con más de la tercera parte del total (34,41%), seguido por San Francisco (16, 27%), Baralt (8,04%), La Cañada de Urdaneta (7,07%), Cabimas (5,47%), y Miranda (4,82%).

Es preciso destacar que el 23 de octubre de 2019, el secretario de gobierno del estado Zulia, Lisandro Cabello, en declaraciones a los medios de comunicación, afirmó que había registrado la muerte de más de 100 personas cada semana durante enfrentamientos con funcionarios de seguridad del Estado.

Ante este escenario, Codhez considera, en sintonía con lo establecido en el Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, que “existen motivos razonables para creer que muchas de esas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular las FAES”.

La organización también coincide en lo apuntado por la Oficina de la Alta Comisionada, sobre la existencia de un patrón en estas presuntas ejecuciones extrajudiciales: ocurren contra jóvenes varones en el contexto de operativos de seguridad en barrios marginales, sin que se hayan tomado medidas para prevenir la comisión de estas privaciones arbitrarias de la vida. Antes bien, estas han sido auspiciadas por el alto gobierno.

Por último, Codhez exhorta al Estado venezolano a dar cumplimiento a sus obligaciones de prevención, investigación, sanción y reparación integral a las personas víctimas de violaciones a la vida y al debido proceso, quienes, además, tienen derecho a conocer la verdad.

Por Codhez

 

El narcotráfico construye pistas clandestinas en fincas zulianas

En Zulia, los ganaderos y productores, dueños de fincas por generaciones, han tenido que ceder sus tierras arrastrados por el miedo y la amenaza de las cuales son víctimas desde que el narcotráfico comenzó a ganar espacio en las zonas y municipios del Sur del Lago, Machiques y Rosario de Perijá.

De este tema nadie habla, prefieren el silencio cuando se les consulta. Porque incluso hay funcionarios involucrados con los carteles que son capaces de revelar los nombres de quienes denuncian.

Hay amenazas directas: “Sea como sea voy a aterrizar la avioneta y voy a hacer la pista. Te guste o no”. Ante esto, unos se han ido y han dejado sus herencias y producciones, otros terminan conviviendo con el enemigo.

A inicios de septiembre de 2019, el diputado a la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, hoy primer vicepresidente del parlamento, ventiló un tema del que pocos quieren hablar. Aseguró que en el occidente de Venezuela hay 400 pistas clandestinas que son usadas como punto de carga de droga que se comercializa en países ubicados en la zona del Mar Caribe.

Desde los estados Táchira y Zulia, precisó Guanipa, sale droga que transportan los carteles del narcotráfico hacia otras naciones. Responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro de permitir la consumación de estos hechos delictivos. Aseguró que la práctica data desde hace unos 15 años.

Para conocer más detalles de este trabajo visita ElPitazo.net

Al menos 10 muertos deja presunto enfrentamiento entre bandas en retén de Cabimas
Hasta ahora no existe ningún reporte oficial sobre el hecho que se suscitó desde la tarde de este 30 de diciembre. Se desconoce el número de heridos

La organización Una Ventana a la libertad (UVL), especializada en la defensa de los derechos de los reclusos, informó vía Twitter que el motín registrado desde la tarde de este lunes, 30 de diciembre de 2019, en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de Cabimas, en la Costa Oriental del Lago, estado Zulia,  dejó al menos 10 presos muertos.

Según la misma organización, el hecho se suscitó por un enfrentamiento entre bandas que cohabitan en el penal.

Hasta ahora no ha habido ningún reporte oficial sobre el suceso. Omar Prieto, gobernador de la entidad, y Lisandro Cabello, su secretario de Gobierno, se limitaron a informar sobre el cese definitivo del retén, donde explotaron cuatro granadas y se incendió uno de los pabellones. Ninguno de los funcionarios habló del número de víctimas del incidente, pese a que el sitio de reclusión está bajo su responsabilidad.

En el lugar se hicieron presentes miembros del Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (CONAS), el Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CBPEZ), la Policía Municipal de Cabimas y la Mancomunidad Policial, quienes custodiaban las inmediaciones.

La nota de UVL indica que, según los vecinos de la zona, desde las 5:30 del lunes empezaron a escucharse detonaciones dentro del penal. En horas de la noche ocurrió el incendio.

Posteriormente, los funcionarios aseguraron que esperarían al amanecer para intentar ingresar al centro de retención, que hasta este 30 de diciembre de 2019 albergaba a unos mil 70 privados de libertad.

“La última reyerta en el penal se reportó el 23 de diciembre de 2019 con un saldo de cinco privados de libertad asesinados en el patio y uno ultimado por los cuerpos de seguridad tras la fuga de cinco reclusos durante la balacera. Una bala pérdida hirió a una privada de libertad que se encontraba en el segundo piso del edificio, área destinada para el anexo femenino”, apunta la nota de UVL.