Zeid Ra’ad Al Hussein archivos - Runrun

Zeid Ra’ad Al Hussein

ONU: Presión a Venezuela debió ser más temprana para evitar crisis actual
El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, consideró que la presión internacional, especialmente la regional, tardó mucho en activarse en el caso de Venezuela y que una reacción más temprana probablemente hubiese atajado la actual crisis.

“La presión real del Grupo de Lima (grupo de 17 países reunidos para buscar una salida a la crisis de Venezuela) empezó apenas hace un año y medio”, dijo Zeid en un encuentro con periodistas en el que comentó algunas de las situaciones más preocupantes de derechos humanos en el mundo.
Recordó que antes de ello “las expresiones de preocupación se limitaban a la maquinaria de derechos humanos, al gobierno de España y Estados Unidos”.
Zeid señaló que se debió haber denunciado mucho más pronto “la politización del Poder Judicial, las detenciones arbitrarias y lo que pasaba con los líderes políticos (opositores), quizás así se hubiera parado (la crisis) antes”.
Al respecto, el alto comisionado recordó que “tras las primeras señales de alerta” su oficina empezó a denunciar casi en solitario el deterioro de los derechos humanos en Venezuela, sin que los gobiernos del mundo se hicieran eco de ello.
Zeid lleva cuatro años pidiendo al Gobierno de Caracas que le formule una invitación oficial para que él y sus colaboradores visiten el país, una misión que ya no podrá cumplir en vista de que en dos días concluye su mandato como alto comisionado,según reseña Efe.
Zeid comentó que espera que su sucesora, la expresidenta de Chile Michelle Bachelet, mantenga el enfoque de su oficina, que ha sido el de denunciar sin descanso las violaciones de los derechos humanos.
“Un punto central de mi oficina ha sido mantener un trabajo de seguimiento. Sospecho que ciertos países creen que si la Oficina de Derechos Humanos produce un informe y ellos lo ignoran, otros harán lo mismo y que la ONU cesará de ocuparse del tema, pero eso no sucederá. Se seguirá vigilando y denunciando”, aseguró.
Zeid también reiteró que “es difícil pensar que Venezuela es un país democrático”, un comentario que ya formuló hace unos meses y que le atrajo la ira del gobierno del presidente Nicolás Maduro.
“Las instituciones que mantienen cualquier democracia han sido tan corroídas”, de modo que es difícil pensar en el país sudamericano en términos democráticos, agregó.
Advirtió que Nicaragua podría convertirse en otra Venezuela
Por otra parte, Zeid advirtió que Nicaragua puede tener un futuro similar al de Venezuela si no se detiene la represión contra la ciudadanía y se libera a los manifestantes detenidos.
“Debe haber un cambio de actitud (del Gobierno) porque de lo contrario las condiciones con el tiempo se asemejarán a lo que vive Venezuela, con una economía debilitada”, apuntó.
ONU pide que la Corte Penal Internacional investigue

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, recomendó hoy que la Corte Penal Internacional (CPI) “se implique” en el caso de los graves abusos cometidos en Venezuela dada la “impunidad generalizada” y la inacción del Estado.

“Dado que el Estado parece no tener la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos, existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia”, afirmó Zeid en un comunicado.

La Oficina de Alto Comisionado publicó hoy su segundo informe a distancia -las autoridades le deniegan el acceso al país- sobre la situación en Venezuela, en el que se denuncian cientos de homicidios, presuntas ejecuciones sumarias, uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes, torturas y detenciones arbitrarias a manos de las fuerzas de seguridad.

Concretamente, el informe documenta las presuntas ejecuciones sumarias perpetradas en el curso de operaciones de lucha contra el crimen organizado denominadas Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) entre 2015 y 2017, y Operaciones Humanitarias de Liberación del Pueblo a partir de 2017.

La Fiscalía General registró 505 muertes a manos de las fuerzas de seguridad durante las OLP que según las fuentes de la Oficina seguían el mismo patrón: incursiones en los barrios pobres con el fin de detener a los “criminales” sin orden judicial y manipulación del lugar de los hechos para simular enfrentamientos y poder afirmar que las muertes fueron el resultado de intercambios de disparos.

La Fiscalía inició 373 investigaciones de agentes, pero a día de hoy no hay información sobre ninguna de estas.

Asimismo, el informe documenta la muerte sin investigación de 43 reclusos en una cárcel del Amazonas.

El informe denuncia también la aparente “impunidad generalizada en beneficio de las fuerzas de seguridad presuntamente responsables de la muerte de al menos 46 personas durante las protestas de 2017”.

De las 54 órdenes de detención cursadas por la anterior Fiscal General contra agentes de las fuerzas del orden por esos hechos, solo hay conocimiento del inicio de un juicio formal.

Según las informaciones recabadas, al menos 280 personas han sido “arbitrariamente privadas de libertad por expresar sus opiniones políticas, por ejercer sus derechos o por ser consideradas una amenaza al Gobierno”.

Además, el informe documenta unos 90 casos de personas detenidas que fueron sometidas a tratos crueles, inhumanos y degradantes desde 2014, lo que “en muchos casos puede llegar a constituir tortura”.

El texto también se refiere a la grave crisis alimentaria por la que atraviesa el país y acusa al Gobierno de Venezuela de “ignorar” su dimensión.

Pobreza extrema 

En el informe también se denunció que el gobierno de Venezuela ignora la magnitud de la “crisis alimentaria” en el país, donde la mayoría sufre “pobreza extrema”.

“El Gobierno se ha negado a reconocer la magnitud de la crisis alimentaria del país. La información disponible da cuenta de un rápido incremento de la desnutrición infantil”, afirma la Oficina en un comunicado tras publicar un extenso informe sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas en el país andino.

Según cifras citadas en el informe, el 87 por ciento de la población de Venezuela está afectada por la pobreza, y el 61,2 por ciento se encuentra en situación de pobreza extrema.

Estado de Derecho ausente

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos también denunció la “impunidad” que reina en Venezuela, donde las fuerzas de seguridad llevan años supuestamente cometiendo abusos sin que el Estado rinda cuentas por ello.

“El hecho de no haber responsabilizado a las fuerzas de seguridad por las violaciones tan graves de derechos humanos que se han perpetrado, sugiere que el Estado de Derecho está prácticamente ausente en Venezuela”, afirmó citado en un comunicado Zeid Ra’ad Al Hussein.

“Desde hace años se vienen menoscabando las salvaguardas y los equilibrios institucionales, así como el espacio democrático en Venezuela, lo que deja un escaso margen para hacer rendir cuentas al Estado. La impunidad debe terminar”, agregó.

Jun 19, 2018 | Actualizado hace 1 año
EE.UU. se retira del Consejo de DD.HH. de la ONU

FOTO: AFP

 

Estados Unidos se retiró el martes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, condenando la “hipocresía” de sus miembros y su supuesta “parcialidad implacable” contra Israel.

El anuncio lo hicieron en el Departamento de Estado, en Washington, el secretario de Estado Mike Pompeo y la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, quien llamó al organismo “un protector de los abusadores de los derechos humanos y un sumidero de parcialidad política”.

La embajadora Haley, dijo que la decisión se tomó después de que ningún otro país “tuvo el valor de unirse a nuestra lucha” para reformar el “hipócrita y egoísta” organismo.

El anuncio se produjo luego de que el principal funcionario de derechos humanos de la ONU criticara a Washington por separar a los niños migrantes de sus padres que buscan asilo luego de cruzar al país desde México.

Pero Haley y Pompeo hicieron hincapié en que la decisión se tomó después de un largo año de esfuerzos para avergonzar al Consejo con la reforma y para eliminar a los Estados miembros que ellos mismos cometen abusos.

“Estas reformas fueron necesarias para hacer del consejo un defensor serio de los derechos humanos”, dijo Haley.

“Al hacerlo, quiero dejar en claro que este paso no es un retroceso de nuestros compromisos de derechos humanos “, dijo la diplomática.

Haley recordó que hace un año dejó en claro que EE.UU. permanecería en el Consejo solo si “se lograban reformas esenciales”, pero añadió que está claro que esas llamadas de cambio no fueron escuchadas.

Haley denunció la membresía en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de países como China, Cuba y Venezuela que están acusados de violaciones de derechos, y afirmó que el panel internacional también tiene un “prejuicio crónico contra Israel”.

Sin embargo, la embajadora señaló que si el Consejo se reforma, Estados Unidos “estaría feliz de volver a unirse”.

El organismo con sede en Ginebra se estableció en 2006 para promover y proteger los derechos humanos en todo el mundo, pero sus pronunciamientos e informes a menudo chocan con las prioridades de los Estados Unidos.

En particular, el enfoque del consejo sobre el comportamiento israelí hacia los palestinos en el territorio que ocupa en Cisjordania y en Gaza ha enfurecido a Washington.

Pero, como Haley enfatizó, Washington también cree que no critica ni siquiera los abusos flagrantes de opositores estadounidenses como Venezuela y Cuba.

“Los países se han coludido entre ellos para socavar el método actual de seleccionar miembros”, dijo Pompeo.

“Y el sesgo continuo y bien documentado del Consejo contra Israel es desmesurado”, dijo.

“Desde su creación, el Consejo adoptó más resoluciones condenando a Israel que al resto del mundo en conjunto”.

Alto Comisionado Zeid: “Decepcionante”

Tras el anuncio, la oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, expresó la “decepción” del funcionario por la decisión estadounidense.

“Noticias decepcionantes, si no realmente sorprendentes. Dado el estado de los Derechos Humanos en el mundo de hoy, EE.UU. debería avanzar, no dar un paso atrás” – Jefe de derechos humanos de la ONU Zeid tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó la decisión de Estados Unidos y agregó: “La arquitectura de derechos humanos de la ONU juega un papel muy importante en la promoción y protección de los derechos humanos en todo el mundo”.

El organismo independiente de control Human Rights Watch criticó la medida y advirtió que la ausencia de Washington en el Consejo pondría la responsabilidad en otros gobiernos para abordar los problemas de derechos humanos más graves del mundo.

“La retirada de la administración Trump es un triste reflejo de su política de derechos humanos unidimensional: defender los abusos israelíes de las críticas tiene prioridad sobre todo lo demás”, dijo el director ejecutivo Kenneth Roth.

“El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha desempeñado un papel importante en países como Corea del Norte, Siria, Myanmar y Sudán del Sur, pero a Trump parece importarle la defensa de Israel”.

Israel elogia decisión

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, recibió con beneplácito la medida de Estados Unidos y calificó al Consejo como “una organización hostil, anti-israelí y tendenciosa que ha traicionado su misión de proteger los derechos humanos”.

Antecedentes

Estados Unidos está a la mitad de un período de tres años en el principal organismo de derechos humanos de la ONU, y desde hace mucho tiempo había amenazado con abandonarlo si no era reformado, acusando al cuerpo de 47 miembros con sede en Ginebra de estar prejuiciado contra Israel.

La semana pasada activistas y diplomáticos dijeron que las conversaciones con Estados Unidos sobre las reformas fracasaron al no haberse cumplido las demandas de Washington.

Es el más reciente abandono de un compromiso multilateral de Washington durante la administración de Donald Trump, después de que se retiró del acuerdo climático de París y el acuerdo nuclear de Irán.

Estados Unidos boicoteó al Consejo de Derechos Humanos por tres años durante el gobierno de George W. Bush antes de volver a unirse bajo Barack Obama en 2009.

La embajadora Haley dijo hace un año que Washington estaba revisando su membresía en el Consejo de Derechos Humanos, y pidió la reforma y la eliminación de un “sesgo crónico anti-Israel” en el panel.

El cuerpo, creado en 2006, tiene un ítem de agenda permanente sobre sospechas de violaciones cometidas por Israel en los territorios palestinos ocupados, que Washington quiere eliminar.

El mes pasado, el Consejo votó para investigar los asesinatos en Gaza y acusó a Israel de uso excesivo de la fuerza. Estados Unidos y Australia fueron los únicos que votaron “no”. El embajador de Israel en Ginebra criticó al Consejo por “difundir mentiras contra Israel.”

ONU investigará las violaciones derechos humanos en Venezuela

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió este lunes la creación de una comisión para investigar las violaciones de los derechos humanos en Venezuela y confirmó que hará un seguimiento a distancia de la situación en el país.

“Creemos firmemente que el Consejo de Derechos Humanos necesita establecer una comisión de investigación”, dijo el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, en la presentación de su informe global sobre DDHH.

Zeid aseguró que ante la gravedad y el alcance de las violaciones de los derechos humanos en Venezuela y la negativa del gobierno de Nicolás Maduro para darle acceso a su Oficina, realizarán un seguimiento de lo que ocurre en el país a distancia.

La Oficina de Zeid publicará en los próximos días su segundo informe sobre derechos humanos en Venezuela, el cual ha elaborado con base en la información que sus expertos han recolectado de diversas fuentes confiables, incluidos testimonios y entrevistas en países fronterizos con venezolanos que han abandonado el país.

ONU pide se cree comisión que investigue violaciones de Derechos Humanos en Venezuela

La ONU pidió hoy que se cree una comisión que investigue las violaciones de los derechos humanos que ocurren en Venezuela y confirmó que, mientras tanto, continuará haciendo un seguimiento a distancia de la situación en este país.

“Creemos firmemente que el Consejo de Derechos Humanos necesita establecer una comisión de investigación”, dijo el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, en la presentación de su informe global en la sesión inaugural de este foro, al referirse a Venezuela.

Zeid lamentó la persistente negativa del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para hacer una evaluación directa de lo que ocurre allí.

“Dada la gravedad y el alcance de las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, y de la persistente negativa de dar acceso a mi Oficina, continuaremos haciendo un seguimiento y reportando a distancia”, explicó el responsable.

La Oficina de Zeid publicará en los próximos días su segundo informe sobre derechos humanos en Venezuela, el cual ha elaborado en base a la información que sus expertos han recolectado de diversas fuentes confiables, incluidos testimonios y entrevistas en países fronterizos con venezolanos que han abandonado el país.

El Gobierno ha emitido desde el pasado junio tres invitaciones a distintos expertos en derechos humanos de la ONU, las primeras en 22 años.

“Sin embargo, las autoridades han ignorado una larga lista de peticiones de otros mandatos que son particularmente importantes para evaluar la actual crisis de derechos humanos en el país”, indicó Zeid.

ONU pide a Venezuela que le deje entrar en el país para verificar situación

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, pidió hoy al gobierno de Nicolás Maduro que abra las puertas a la ONU para verificar sobre el terreno lo que sucede en el país.

“No hemos sido invitados y no se nos ha permitido entrar. ¿Si todo no es tan malo como otros dicen, entones por qué no nos dejan entrar?, se preguntó Zeid.

El alto comisionado presentó este miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su informe anual sobre la situación de las libertades fundamentales en el mundo, en el que dijo que las libertades de expresión, opinión, asociación y reunión pacífica son “reprimidas y gravemente restringidas” en Venezuela.

Además, señaló que “no se cumplen las condiciones mínimas para la celebración de unas elecciones libres y creíbles”, convocadas para el 20 de mayo por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Estos comentarios recibieron fuertes críticas desde Caracas y la cancillería los tachó de “infundados e irresponsables”.

En este sentido, Zeid dijo hoy que desde que asumió el cargo, hace casi cuatro años, está pidiendo que permitan el acceso a su equipo al país y que lo inviten a él.

“El tema principal es ¿qué están escondiendo? ¿qué es lo que no quieren que veamos? y ¿por qué no quieren que lo veamos?. Es una pregunta que no responden y deberían responder”, concluyó.

El alto comisionado indicó que su equipo seguirá investigando a distancia, como hace con muchos otros países en el mundo.

El pasado agosto, la Oficina del Alto Comisionado publicó un informe realizado a través de entrevistas telefónicas en las que denunció violaciones generalizadas de los derechos humanos en Venezuela.

El informe subrayó que las fuerzas de seguridad venezolanas maltrataron de forma sistemática y generalizada a miles de manifestantes y detuvieron de forma arbitraria al menos a 5.000 personas, muchas de las cuales sufrieron “torturas” durante su arresto o reclusión.

Alto comisionado ONU cuestiona legitimidad de elecciones venezolanas

 

El alto comisionado de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo hoy que la situación política y social en Venezuela no reúne “las mínimas condiciones” para poder celebrar elecciones presidenciales.

Zeid presentó hoy su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que dedicó un apartado a denunciar la crítica situación política, social y humanitaria en Venezuela.

El máximo responsable de derechos humanos de la ONU recordó que los dos partidos de la oposición han sido descalificados por la Comisión Electoral, y que la “coalición opositora oficial” ha sido invalidada por la Corte Suprema.

“La libertad de expresión, opinión, asociación y asamblea pacífica están siendo reprimidas y severamente restringidas”, denunció Zeid.

“Estoy seriamente preocupado porque en este contexto no se cumplen de ninguna manera las mínimas condiciones para unas elecciones libres y creíbles”, sentenció.

El gobierno de Nicolás Maduro ha convocado elecciones para el próximo 20 de mayo, unos comicios boicoteados por la oposición y cuestionados por organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) por no contar con los requisitos mínimos.

Alto comisionado de la ONU para los DDHH cuestiona legitimidad de elecciones en Venezuela

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo hoy que la situación política y social en Venezuela no reúne “las mínimas condiciones” para poder celebrar elecciones presidenciales.

Zeid presentó hoy su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que dedicó un apartado a denunciar la crítica situación política, social y humanitaria en Venezuela.

El máximo responsable de derechos humanos de la ONU recordó que los dos partidos de la oposición han sido descalificados por la Comisión Electoral, y que la “coalición opositora oficial” ha sido invalidada por la Corte Suprema.

“La libertad de expresión, opinión, asociación y asamblea pacífica están siendo reprimidas y severamente restringidas. Mi oficina ha recibido informes creíbles de cientos de asesinatos extrajudiciales en años recientes, durante las protestas y en las operaciones de seguridad”, denunció Zeid.

“Estoy seriamente preocupado porque en este contexto no se cumplen de ninguna manera las mínimas condiciones para unas elecciones libres y creíbles”, sentenció.

El gobierno de Nicolás Maduro ha convocado elecciones para el próximo 20 de mayo, unos comicios boicoteados por la oposición y cuestionados por organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) por no contar con los requisitos mínimos.

Por otra parte, Zeid denunció que “el principio de separación de poderes está severamente comprometido, dada que la Asamblea Nacional Constituyente continúa concentrando poderes sin restricciones”.

En relación a las protestas gubernamentales del año pasado que se saldaron con decenas de muertos y heridos y miles de detenidos, el alto comisionado dijo estar “profundamente alarmado por la posibilidad que se hayan cometido crímenes contra la humanidad, y por la erosión de las instituciones democráticas”.

Con respecto a la crisis humanitaria que sufre el país a causa de la falta de alimentos y medicamentos, el alto funcionario dijo estar “profundamente alarmado” y denunció la forma en que el Gobierno reparte su asistencia.

“La malnutrición se ha incrementado dramáticamente a través del país y afecta en particular a niños y a ancianos, e informes creíbles indican que los programas de asistencia gubernamental están a menudo condicionados por consideraciones políticas”.

Asimismo, expresó su alarma por el creciente “éxodo” de venezolanos hacia los países limítrofes, “mucho de los cuales buscan comida y acceso a los servicios básicos”.

Finalmente, Zeid volvió a solicitar que se investiguen las supuestas violaciones a los derechos humanos cometidos en Venezuela.

“Una vez más, urjo al Consejo(de Derechos Humanos) a considerar enviar una comisión de investigación para pesquisar sobre las violaciones a las violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.