sector privado archivos - Runrun

sector privado

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 04.13.2018: ALTO: Una reunión

 

 

ALTO

¿APLAUSOS DE PIE?: 

No crean que es ficción, aunque así parezca. Tampoco que como no ha salido nada en los pocos medios existentes es una invención buscando que asi lo piensen. El hecho importante es que así terminó una reunión a principios de noviembre con mas de 50 empresarios del sector privado, unos mas cercanos que otros al gobierno de Nicolás Maduro, quien presidió el cónclave celebrado en Fuerte Tiuna. Antes de entrar fueron despojados de todos sus teléfonos celulares para que no quedara ni una grabación.  Para mas señas fue en la sede del ministerio de la Defensa. Las reuniones posteriores y mesas de trabajo se han venido celebrando en el Círculo Militar.  El cierre tan emotivo por los asistentes fue debido a lo contento que se sentían al observar que Maduro no era tan testarudo como se creían, sino que por fin había entendido las reglas de la economía productiva.  Maduro fue el único que habló. Para sorpresa de todos el jefe de Estado habría comenzado reconociendo el fracaso del plan económico -presentado hace tres meses -ordenando de inmediato el comienzo de las llamadas “mesas técnicas” (las mismas que no han servido para nada desde que Chávez las “inauguró”) para tener como prioridad la fijación de precios acordados en torno a los productos básicos. Nicolás, entre otras palabras, soltó perlas como estas: “Se acabó el exprópiese”; “Pido apoyo para la producción nacional”; “Quiero que tengamos una navidad con productos” y “Estaremos haciendo cuanto antes los cambios en las políticas económica y cambiaria”; “Les pido que no abandonen sus empresas como hicieron los dueños de Kellog´s y Smurfit” ; reiteró con un enfático señalamiento de sus brazos que el exprópiese no se repetiría. Al presidente lo acompañaban además de su esposa Cilia Flores los ministros de la Defensa, Vladimir Padrino; Luis Medina de Alimentación; William Castro Soteldo de Agricultura Productiva y Tierras, William Contreras, ministro de Comercio y Tarek el-Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional. Todos salieron sorprendidos por la sinceridad de Maduro y debido a ello fue que lo aplaudieron de pie cuando terminó su discurso. La alegría solo duró semana y media. ¿Por cuales motivos volvió Maduro a continuar con las medidas que aquella noche desdeñó? ¿Cubanos o Serrano Mancilla? ¿Qué lo detiene de atreverse a implementar mejoras ante este fracaso? Sabe que los chinos no vuelven a hacer mas inversiones, se les debe mucha plata y exigen condiciones diferentes para nuevos negocios. Esa ilusión empresarial duró lo que dura un suspiro en un chinchorro. Todavía no entienden que lo detiene a efectuar los cambios cuando de hecho reconoce que las cosas no le van bien. . Esperemos pues …

Senador Marco Rubio dice que Maduro quiere eliminar el sector privado

 

El senador estadounidense, Marco Rubio, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro, pretende acabar con lo poco que queda del sector privado en Venezuela, y que esa es la razón de las medidas económicas que implementó recientemente el Ejecutivo.

A través de su cuenta Twitter, Rubio dijo que las decisiones de Maduro no son accidentales y que sólo pretenden destruir de manera definitiva el sector productivo para “controlar totalmente la vida del venezolano”.

Asimismo alertó que el llamado programa de recuperación económica implementado por Maduro está haciendo severos daños a la ya deteriorada economía del país.

“Los movimientos realizados por Maduro están causando daños graves y duraderos al sector privado en Venezuela”, advirtió.

Las declaraciones de Rubio surgen luego de que el Gobierno de Venezuela implementará una serie de medidas económicas que se basan en una nueva lista de regulación de precios y la implementación de un nuevo cono monetario.

Todo esto ha traído como consecuencia que los productos desaparezcan nuevamente de los anaqueles de los supermercados.

Maduro y la destrucción del salario mínimo, por Alejandro Grisanti

 

La red social Twitter es una herramienta muy poderosa de comunicación, pero al limitar las respuestas a 280 caracteres, reduce el debate, descontextualiza opiniones y estimula uno de los 7 pecados capitales: la ira.

Desde hace ya unas semanas vengo manteniendo la necesidad de un fuerte incremento al salario mínimo “que el incremento de un salario mínimo, que no tenía, ni tiene poder de compra, no es inflacionario”.

Para que un incremento tenga sentido es necesario multiplicar el salario mínimo por un número de dos dígitos. En reiteradas ocasiones dije que ese salario mínimo de 52 bolívares soberanos (5.2 millones de bolívares supuestamente fuertes) no podía ser utilizado como referencia para nada, y que para los trabajadores era mejor eliminar toda referencia a ese salario mínimo. En este contexto escribí como parte de las reacciones al Plan Maduro: “El incremento salarial, si bien fue brusco, era necesario. Nuestros trabajadores no podían ganar lo equivalente a menos de un kilo de arroz al mes.” Después de muchas críticas y más insultos, me comprometí a escribir este artículo explicando mi posición.  

A pesar de que la mayoría de los países en el mundo tienen legislaciones que fijan un salario mínimo*, existen diferencias de opinión sobre los costos y beneficios de establecer un salario mínimo. Los partidarios del salario mínimo dicen que este incrementa el poder de compra y mejora el nivel de vida de los trabajadores, reduce la pobreza y mejora la desigualdad. En contraste, quienes se oponen a fijar un salario mínimo dicen que aumenta el desempleo (particularmente entre trabajadores no calificados o sin experiencia) y perjudica a las empresas, porque los salarios mínimos “excesivamente altos” requieren que las empresas eleven los precios de su productos o servicios.

 *Los 11 países que no tienen legislación que fije un salario mínimo son economías muy poco desiguales: Austria, Brunei, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Islandia, Italia, Noruega, Singapur, Suecia

 

Estas diferencias de opinión se originan en que los modelos de oferta y demanda apuntan a pérdidas de bienestar y empleo que pueden ser ocasionados a partir del salario mínimo. Sin embargo, si el mercado laboral no es perfectamente competitivo, los salarios mínimos pueden aumentar la eficiencia del mercado. Por ejemplo, en un mercado laboral donde los empleadores tengan mayor poder de negociación para establecer salarios (monopsonio), un salario mínimo establecido modestamente por encima de los salarios de equilibrio puede aumentar los salarios, el empleo y la eficiencia económica. En países más pobres y más desiguales se incrementa el poder de negociación de los empleadores y esta es la razón que explica que la mayoría de los países en el mundo posean legislaciones que fijan el salario mínimo.

 

¿Son Bs. S 1.800 equivalentes a 30 dólares?

Para el viernes 17 de agosto, el salario mínimo de los Venezolanos era el equivalente a un poco mas de 30 dólares. En ese momento, Nicolás Maduro tomó a los venezolanos por sorpresa y decretó un salario mínimo de Bs.F 180 millones, Bs.S 1.800 y habló de un tipo de cambio implícito de Bs.F 6 millones, o Bs.S 60. Los anuncios de Maduro no fueron bien recibidos por los venezolanos, y durante el fin de semana, y luego hasta el 22 de agosto, se han cruzado transacciones entre Bs.S 100 (Bs.F 10 millones) y Bs.S 170 (Bs.F 17 millones), lo que equivalía a un salario mínimo de entre USD 10.5 y 18 dólares, perdiendo en tan sólo 5 días entre el 40% y el 65% de su valor en dólares.

Uno de los puntos que mas cuesta entender es el mecanismo de indexación que aparentemente va a utilizar el gobierno para mantener el poder de compra, y fijar precios y salarios. Las primeras, señales no son positivas. El 21 de agosto, se anunció el límite de la demanda de personas naturales a USD 500 por mes y de personas jurídicas a USD 400.000 por mes. El fijar cantidades máximas que los agentes económicos puedan demandar era una señal muy clara que, a pesar de lo anunciado por el presidente Maduro, no habrá un mercado cambiario. Es decir, que las divisas no van a reflejar su precio de mercado y que no se asignaran al mejor postor. En conclusión que el “nuevo, nuevo, nuevo” DICOM será más de lo mismo, transando divisas muy por debajo al precio de mercado.

El 22 de agosto nuestras sospechas fueron comprobadas al salir los resultados de la primera subasta de divisas, luego de las palabras de Nicolás Maduro. A pesar de la fuerte devaluación de los últimos 3 días, donde se han cerrado operaciones entre Bs.S 100/USD y Bs.S 170/USD, el BCV anuncia que el supuesto Petro no se mueve, que un Petro es igual a USD 60 y a Bs.S 3.600, dejando un tipo de cambio DICOM de BsS 60/USD muy por debajo del tipo de cambio de mercado, demostrando de nuevo que el dogmatismo del gobierno no abre espacios para correcciones.

El mismo 22 de agosto se presentó una lista de 25 rubros, algunos con ajustes importantes en sus precios. Pero si estos precios están indexados al Petro, y el Petro no se termina indexando a la devaluación y/o a la inflación, su valor quedará muy rezagado y el sector privado afrontará los mismos problemas.

 

¿Es un salario “excesivamente alto”?

Creo que esta pregunta hay que responderla desde diferentes ángulos. El primero apunta a que en medio de una híper-inflación, y que adicionalmente pareciera que se va a acelerar en el corto plazo, es necesario digerir que lo que puede parecer muy caro hoy, pasa a ser normal en un par de semanas, y termina siendo barato en unos meses. Las primeras señales del gobierno nos indican que va a dejar rezagar de nuevo los mecanismos de indexación, con lo que el incremento salarial decretado el 17 de agosto, se va a pulverizar en manos de los trabajadores y que su poder de compra desafortunadamente va a disminuir muy próximamente.

Un segundo punto es que en lugar de que el nuevo salario mínimo sea “excesivamente alto” lo que estaba ocurriendo es que el salario mínimo anterior era “excesivamente bajo”. El problema es que Nicolás Maduro venía aplicando ajustes muy tardíos y muy por debajo de la inflación y de la devaluación. Cercano a las elecciones del 2012, un salario mínimo cambiado al mercado alternativo, compraba casi USD 300, ese mismo salario llegó a equivaler tan solo USD 1.0 en Junio de 2018 y USD 1.6 en Julio de 2018. El Promedio del salario mínimo en Venezuela desde 1998, hasta 2012 fue de USD 286.3 medidos al dólar del mercado paralelo, y en la “era Maduro” de USD 46.7, utilizando la misma medida. Si lo medimos por poder de compra, eliminando la distorsión que trae la inflación, el salario mínimo promedia casi Bs.S 9.000 casi 5 veces más que el decretado por maduro el viernes 17 de agosto. En Venezuela lo que ha pasado es que Maduro ha destruido el salario mínimo, tanto si lo medimos en dólares como si lo medimos en base a su poder de compra que era en promedio más de 5 veces lo que anunció.

 

Duro golpe al sector privado: El mayor problema viene en el incremento de los impuestos

Después de 5 años de la mayor recesión económica que el continente americano haya conocido en su historia, donde ha desaparecido mas del 60% del producto Interno Bruto. Luego de que el gobierno había utilizado en su léxico diario las palabras nacionalización, expropiación, confiscación. En el momento de la mayor híper-inflación de nuestra historia donde el gobierno intentaba controlar los márgenes de ganancia, nos vienen con unas medidas de austeridad fiscal donde el gobierno pretende traspasar todo el ajuste que debe hacer al sector privado, sin que sean ellos los que hacen algún sacrificio.

Cómo calculamos en el viernes rojo del “Plan Maduro” el gobierno pretende a través del incremento del precio de la gasolina, del incremento del IVA, de la instauración del Impuesto a las Transacciones Financieras y del adelanto del Impuesto sobre la Renta, meterle la mano en el bolsillo de los venezolanos, y sacarle un poco mas de USD 10.000 millones. En un contexto que era particularmente malo para las empresas, el gobierno le pide mayores sacrificios a los venezolanos, sin dar ni una muestra de querer reducir o hacer mas eficiente su gasto, y de reformar el estado. Creo que los analistas, tenemos que centrarnos hoy en este tema, en los problemas que trae el “Paquetazo” que intenta imponer Maduro.

 

Calma y Cordura

Por último quiero recomendar al sector privado que estos no son momentos de tomar grandes decisiones. Que es necesario esperar a que el humo levante para ver con mayor claridad el panorama. Que mientras tanto haga un ejercicio de sensibilidad sobre su estructura de costos. Que antes de vender, tómese el tiempo necesario para establecer su estrategia de precios. Sea agresivo con su esquema de ventas, eliminando el fiado, e intentando migrar a un esquema de prepago/contado. Intensifique la cobertura tanto en bienes durables como en divisas. Aquí lo importante es sobrevivir, y después de tanto nadar, espero que no se ahoguen en la orilla.

 

@agrisanti

Fedecámaras: menos del 20% de la población recibe los Clap

francisco-martinez

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, informó que menos de 20% de la población recibe los alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), a comparación de los 6 millones de hogares que aseguró el diputado del Psuv Saúl Ortega, quien además había asegurado que no hay crisis humanitaria en el país.

Durante una entrevista en Unión Radio, Martínez resaltó que “nadie especula con la abundancia, la única manera de que exista especulación es teniendo los anaqueles vacíos, vamos a llenarlos de productos hechos en Venezuela, eso es fácil, simplemente dejemos de importar, con cada dólar que se va al extranjero en Venezuela se podría producir de 3 a 5 kilos de comida”.

 

También se refirió a los problemas que enfrentan los panaderos, quienes no pueden producir pan por la falta de materia prima y divisas para conseguirla. “En Venezuela no se produce un solo grano de trigo (…) Tienen que estar viniendo los barcos continuamente con la materia prima fundamental para poder producir la harina de trigo, la pasta, no solamente el pan. Al interrumpir el esquema normal de producción para satisfacer la demanda tienes lo resultados que tienes”.

El Gobierno mantiene una deuda con el sector privado del país, por lo que ha perdido todas sus líneas de crédito en el exterior. “La deuda financiera ha sido honrada en los lapsos prometidos, pero con las deudas comerciales no hemos tenido posibilidad de acceder a ese dinero que los empresarios deben pagar a los proveedores”, comentó al respecto Martínez.

Insistió en que lo mejor para recuperar la economía es el establecer un modelo de mercado donde la oferta y la demanda ejerzan el control de los precios. “Mientras puedes establecer una oferta suficiente para satisfacer esa demanda, los precios tienden a bajar”.

“Ojala que algún día el gobierno se dé cuenta que ese es el  mejor sistema y que promueva la inversión, genere confianza y construya y desarrolle la infraestructura y además logre tener los mejores sistemas educativos y de salud que es al fin para lo que debe estar el gobierno”, enfatizó. Para concluir, Martínez aseguró que la guerra económica no existe y el pueblo ya lo sabe. “pertenece a la retórica mediática del gobierno a una trampa ideológica”.

 

*Con información de Unión Radio

Fedecámaras: Hay opacidad en gestión de dólares preferenciales

francisco-martinez-fedecamaras

 

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, señaló este miércoles que la gestión de dólares a precio preferencial presenta opacidad. Indicó que el gremio empresarial solo tiene el indicio de que el sector farmacéutico recibe parte de las divisas. Sin embargo, no está seguro de ello.

“Solo podemos ubicar que el sector farmacéutico y ciertas áreas los perciben, pero aparte de este ámbito hay una opacidad total. El dólar preferencial es una caja negra, aquí nadie sabe quien está percibiendo esos dólares, ni en cuánta cantidad”, indicó el directivo en una entrevista ofrecida a RCR.

El dirigente del gremio empresarial criticó la gestión del Ejecutivo nacional y reiteró su disposición a mantener las conversaciones para plantear soluciones a la crisis. Ayer, en una entrevista publicada por el diario Panorama, Martínez notificó sobre un reciente encuentro que sostuvo con el ministro para el Proceso Social del Trabajo, Francisco Torrealba.

A principio de 2015, el gobierno nacional implementó dos tipos de tasas de cambio para el bolívar en relación con el dólar. La primera es el Dólar Protegido -o preferencial- (Dipro), a 10 bolívares por dólar; y la segunda es el Dólar Complementario (Dicom) -o Simadi-, que está a 689 bolívares por dólar.

El sector privado perdió un millón de empleos en 2016

empleo_

 

El año que concluye ha sido el peor para los trabajadores como consecuencia de la errada política económica y laboral del gobierno, que ocasionó la destrucción de un millón de empleos en el sector privado, de acuerdo con las proyecciones de la Unión Nacional de Trabajadores.

Las cifras de la Unete están basadas en la información suministrada por las organizaciones sindicales en las zonas industriales y comercios de todo el país. “Todavía está la incertidumbre de que por el agravamiento de la situación económica en enero de 2017 cierren más empresas y negocios, lo que pone en peligro otros 500.000 puestos”, alertó Servando Carbone, coordinador de Unete.

El representante de la central obrera explicó que solo con los saqueos de 360 comercios durante  los recientes disturbios de Ciudad Bolívar más de 1.000 personas se quedaron sin trabajo. Señaló que las empresas e industrias  atraviesan una situación dramática debido a la falta de divisas para importar materia prima y los insumos que les permitan continuar con los procesos productivos.

Sobre el sector público indicó que el 31 de diciembre 300.000 trabajadores de los organismos quedarán sin empleo porque vencieron sus contratos de trabajo a tiempo determinado. “Seguro que el presidente Nicolás Maduro prolongará el decreto de inamovilidad, una mentira del gobierno porque él es el responsable de la destrucción de los empleos”, sostuvo Carbone.

La salida masiva de los trabajadores de la administración pública y las empresas privadas se traducirá en el crecimiento de la economía informal que, de acuerdo con cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas, ocupa actualmente 6,06 millones de personas: 43% de 14,1 millones de individuos de la población económicamente activa.

 

Fedecámaras: Nuevo cono monetario es una medida correcta pero tardía

FranciscoMartínez

 

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, sostuvo que nunca ha habido conversación entre el gobierno y Fedecámaras y nunca han sido convocados para ninguna reunión; “este martes tenemos un consejo nacional y sería de agrado que el Presidente Maduro se sentara a conversar con las bases empresariales y gremiales a lo largo y ancho del país”.

Para Martínez el diálogo es la única manera de llegar a la solución de fondo de los problemas que están aquejando a los venezolanos. 

Destacó que “ojalá el gobierno empiece a hacerle en abordaje estructural al cono cambiario, mientras nosotros no tengamos ese sistema confiable, fluido, constante que permita la planificación de la producción de planificación de bienes y servicios en el país”.

Martínez considera necesario diseñar un modelo económico que permita comprometer a todos los factores productivos del país en beneficio de todos los venezolanos ”y mientras eso no suceda, será difícil que salgamos de esta crisis tan profunda que tenemos”.

Indicó que la incorporación del nuevo cono monetario es un elemento positivo “es lamentable que esta decisión la hayan tomado tan tarde, desde hace un año se debió planificar; nos parece una medida correcta, pero atrasada; esto ayudara con las transacciones en efectivo”.

Aduaneros reportan caída de 98% en las importaciones privadas

Importaciones

 

El Presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del estado Vargas (Caduainco), Rusvel Gutiérrez, reportó caída de 98% en las importaciones privadas. “El único importador en los últimos cuatro años es el Gobierno, ahora bien, la semana pasada el Presidente hizo un anuncio que las importaciones habían caído un 50%, eso denota un bajón en las importaciones del sector público”.

“Tenemos una economía paralizada en el país, eso es preocupante porque a nivel nacional son más de 4.500 agentes aduanales que han tenido que reducir las nóminas de empleados y obreros. En Vargas de esos 4500 hay entre la aduana marítima y la aérea 1.250, de esos solo están trabajando intermitentemente 50”, dijo en entrevista para Unión Radio.

Por los puertos llegan algunos alimentos traídos por el Gobierno, aunque estima que no son suficientes para surtir el mercado venezolano. Dijo que las medicinas llegan vía aérea.

“Tenemos tres mil vehículos de cargas en el estado Vargas, apenas trabajan 100, el resto no encuentra qué hacer debido a que hay que mantener al chófer y al ayudante, allí nada más en el sector transporte serían 6.000 padres de familia que no pueden llevar los recursos necesarios a sus hogares. Tenemos cuatro años de forma progresiva en una escalada hacia abajo (sic)  en la calidad de vida”.

Negó que se esté exportando productos desde el Puerto de La Guaira. “El Gobierno se embarcó en el plan de exportaciones cero, aquí no sale exportación, para nadie es un secreto. Vayamos a los puertos y veamos la situación, ni siquiera productos agrícolas a las islas del Caribe, no estamos exportando nada”.

Gutiérrez dijo que las importaciones privadas están tardando mucho, argumentó que quizás sea por la cantidad de trámites que tienen que hacer para la salida de los puertos. “A pesar de la baja de las importaciones hay retraso”.