Raúl Gorrín archivos - Runrun

Raúl Gorrín

Gorrín anuncia que no comparecerá ante la Audiencia Nacional Española
Gorrín avisó de que no comparecería porque no podía viajar a España, al estar buscado por EEUU

Raúl Gorrín, presidente de Globovisión, fue citado este miércoles 26 de febrero en calidad de investigado a la Audiencia Nacional de España por las acusaciones en su contra, a donde dijo que no asistiría.

Esta audiencia se realizaría a propósito de las investigaciones contra ex jerarcas ‘chavistas’, funcionarios y empresarios por integrar supuestamente una organización criminal para el saqueo de Pdvsa y otras empresas públicas y el posterior blanqueo de esos fondos.

A pesar de que el martes Gorrín avisó de que no comparecería porque no podía viajar a España, al estar buscado por EEUU, ofreció a la juez declarar por videoconferencia desde Venezuela.

La juez, tras conocer la opinión de las partes, en unos días decidirá si accede a tomarle declaración por esa vía, según las fuentes consultadas.

 

En el marco de las investigaciones, Gorrín tiene ya embargadas dos viviendas en Madrid desde agosto de 2019, recordaron las fuentes.

Gorrín está acusado por EEUU de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria que supuestamente involucra a otros dos venezolanos y, desde noviembre de 2019, forma parte de una lista de los más buscados por corrupción.

Con información de El Carabobeño

El presidente del canal fue citado a declarar el próximo 26 de febrero por los delitos de corrupción

 

El presidente de Globovisión, Raúl Gorrín fue citado a declarar ante la Audiencia Nacional Española el próximo 26 de febrero por el caso que se investiga en España sobre los hechos de corrupción en Petróleos de Venezuela (Pdvsa). 

La jueza que investiga el presunto blanqueo de capitales sustraído de la petrolera, María Tardón, también citó a declarar como testigos a Ceciree Carolina Casanova Rangel, ex gerente funcional de Recursos Humanos, en calidad de encargada, de la Electricidad de Caracas (ECD).

 

Gorrín está incluido en EE.UU en la lista de los más buscados por delitos de corrupción y blanqueo de dinero. 

 

El diario El Mundo reseñó que la justicia española impulsa averiguaciones para localizar el dinero sustraído de Pdvsa y transferido a España de manera presuntamente irregular.

La agencia Europa Press -citando fuentes anónimas- indicó que Gorrín fue solicitado porque él mismo pidió hacer presencia en la causa después de que la juez de Madrid dictara un auto en el que acordó embargarle fincas de las que es propietario en España.

El pasado 7 de octubre, la magistrada aceptó la inhibición de un juzgado de Madrid, que había estado investigando a venezolanos afincados en España por el expolio de la petrolera durante el mandato de Hugo Chávez, entre ellos dos exviceministros, el de Energía Nervis Villalobos y el de Desarrollo Eléctrico Javier Alvarado Ochoa.

Figuran asimismo en el caso Luis Fernando Vuteff, yerno del opositor venezolano y exalcalde de Caracas exiliado en España Antonio Ledezma; Rafael Ernesto Reiter, exgerente de Prevención de Pdvsa, y la mujer y uno de los hijos de José Roberto Rincón Bravo, magnate venezolano residente en EEUU y propietario de una finca agropecuaria en la provincia de Madrid, investigado también en la causa.

Ahora la juez imputa al propietario de Globovisión al que la Justicia estadounidense acusó en noviembre de 2018 de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria que supuestamente involucra a otros dos venezolanos. Gorrín se enfrenta en EE.UU. a nueve cargos de lavado de dinero, uno de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y otro de conspiración para cometer lavado de dinero. Actualmente el empresario venezolano es considerado prófugo por la Justicia estadounidense.

 

*Con información de El Nacional y El Pitazo.

OFAC: hasta el 21 de enero Globovisión podrá hacer operaciones en EEUU

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro del gobierno de Donald Trump publicó un comunicado en el que especifica que todas las actividades de operación, contratación, e importación de bienes, servicios y tecnología por parte de las compañías Globovisión Tele C.A. y Globovisión Tele C.A., Corp. podrán realizarse en Estados Unidos hasta el 21 de enero.

Esta reducción de operaciones o contratos existentes con las empresas propietarias del canal 24 horas Globovisión comenzará a regir a partir de las 12:01 am del 21 de enero de este año.

“Salvo lo dispuesto en el párrafo (d) de esta licencia general, todas las transacciones y actividades prohibidas por la subsección l (a) de la Orden Ejecutiva (E.O.) 13850, según enmendada por E.O. 13857 del 25 de enero de 2019, que normalmente son incidentes y necesarios para la desaceleración de operaciones, contratos u otros acuerdos, incluida la importación de bienes, servicios o tecnología en los Estados Unidos, involucrando a Globovision Tele C.A. o Globovision Tele CA, Corp., o cualquier entidad en la que Globovision Tele C.A. o Globovision Tele CA, Corp. posee, directa o indirectamente, un interés del 50 por ciento o más y que estaban vigentes antes del 8 de enero, 2019, están autorizados hasta las 12:01 a.m., hora estándar del este, 21 de enero de 2020”. 

Carlos Vecchio, representante del interinato de Juan Guaidó en Estados Unidos, aseguró que producto de las sanciones el canal Globovisión saldrá de la parrilla de DirecTV.

 

Uno de los propietarios de Globovisión es Raúl Gorrín, a quien la OFAC sancionó hace exactamente un año y a quien la Fiscalía del Distrito Sur de la Florida investiga por conspirar para sobornar a funcionarios venezolanos, ocultar fondos gubernamentales malversados y un desfalco millonario a PDVSA.

Lea el documento completo de la OFAC sobre Globovisión.

 

Los documentos del testaferro de Maduro: 5.600 millones de dólares del dinero público en Suiza

Raúl Gorrín Belisario, presidente del canal televisivo Globovisión y socio financiero prioritario de los gobiernos bolivarianos, movió entre 2011 y 2013 en cuentas en bancos suizos no menos de 5.600 millones de dólares procedentes de caudales públicos de Venezuela. Gorrín y su socio Gustavo Perdomo eran los últimos beneficiarios de 10 cuentas en los bancos suizos EFG Bank de Zurich y Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) de Ginebra, desde donde se recibieron y ordenaron cientos de transferencias millonarias. Gorrín y Perdomo se convirtieron en testaferros de Nicolás Maduro y su mujer, Cilia Flores, desde 2014, según explican a El Confidencial servicios de Inteligencia y la ex fiscal general de Venezuela, hoy en el exilio en Colombia, Luisa Ortega. “Gorrín es el testaferro de Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores”, asegura Ortega a este medio.

Ambos socios diseñaron y desarrollaron tramas de malversación de caudales públicos y el pago de sobornos multimillonarios a altos funcionarios públicos. Estas actividades ilícitas les han enriquecido hasta límites que son inconcebibles para el común de los mortales. También a sus representados.

Todas estas afirmaciones se sustentan en documentación a la que El Confidencial ha tenido acceso en exclusiva. Incluye investigaciones policiales, comunicaciones intervenidas a los involucrados, multitud de movimientos bancarios en entidades financieras con sede en varios países, entrevistas a los personajes de los entramados y sentencias y autos de acusación judiciales en diversas jurisdicciones. Todo este caudal de información proporciona por primera vez una mirada pormenorizada a las entrañas de los procesos de corrupción masiva en el seno del chavismo en un contexto en el que se dirime el futuro inmediato de Venezuela.

Más información en El Confidencial.

El ingenio del heredero ilegítimo, por Armando Martini Pietri

ESTE LUNES LA CADENA DE RADIO Y TELEVISIÓN fastidió menos, fue un largo ejercicio de espejismo que hace recordar fantasías como el mundo mágico de Harry Potter, la isla donde un millonario sacó un mundo jurásico de un zancudo prehistórico o el universo multirracial de Star Wars.

Hay que reconocerlo, la imaginación del repudiado, y quien o quienes lo ayudan a escribir su discurso presumido y fantasioso ante la hipnotizada y obediente Asamblea Nacional Constituyente cubana, para ser difundido a quienes no tienen acceso a medios de comunicación diferentes a los que controla Conatel por el momento, -el régimen repudiado anuncia su intención de intervenir medios electrónicos-, es de enorme, aunque descalabrada dimensión.

Lo del sabotaje como causa del apagón en el Hospital Universitario, y que tras varios muertos habría sido “solventado” según el también solucionado expresidente, es una ilusión superada sólo por la comiquita digna de los Simpson sobre el arresto y liberación del Presidente (e) Juan Guaidó en versión de la cabeza facultativa de trastornos mentales, paladín de la comunicación y propaganda de esta tiranía desconocida por buena parte del mundo. Ubicar el desempleo en apenas 2% mientras empresas cierran o reducen nóminas; eliminar la pobreza -“cero por ciento”, dijo el bigote impertérrito, sin temblores de voz pero con flatulencias atravesadas, eructo agazapado y poco disimulado; consolidar un sistema educativo que abarque el 100% de la primaria y secundaria, producir 5 millones de barriles diarios de petróleo, entre otras prestidigitaciones, malabarismos y embustes desconsiderados, son señales claras de que puede ser el peor Presidente -sin olvidar algunas vergüenzas históricas- pero que en cambio muestra imaginación hirviente para describir un país inexistente y tener el descaro para ofrecerlo públicamente y sin recato.

Eso en lo concreto, porque en lo abstracto volvió con lo de “país potencia”, concepto que fascina a los chavistas excitados de legado y sin conocimientos de nada; lanzó la estulticia de “una nueva geopolítica nacional que permita garantizar la paz planetaria”, dejó de lado la verdad de la minería en manos rusas y militares para ofrecer “colaborar con la preservación del medio ambiente y de la vida en el mundo con el desarrollo de un modelo eco/amigable para la recuperación del ambiente” y sin parpadear e inmutarse anunció irresponsable “un nuevo sistema monetario -ante el terror de quienes lo veían y oían, ojos brotaron, escalofríos recorrieron cuerpos y gónadas subieron a los cuellos a velocidad supersónica- que incluirá tanto al petro como al -¡ojo pelado, suena a mayor y menos eficiente control!- ‘bolívar soberano protegido’  “.

Esa isla de la fantasía deshilachada que es la percepción del no reconocido, “nuestro país puede vivir bien con un barril a 40 dólares” (más o menos donde ha estado estos últimos meses de derrumbe de la economía, porque además la Pdvsa uniformada y con gorra roja cada día produce menos, de manera que, para cumplir la promesa, la petrolera tendría que multiplicar por cinco su producción actual mientras reconstruye lo que va quedando de la industria. Culpa de la oligarquía, extrema derecha, el imperio, sanciones y guerra económica, nunca de él sus generales cómplices.

Y, para no perder la costumbre, amenazó “a los que están detrás del dólar criminal”, aunque, sin precisar si se refería a los bolichicos, Gorrín, Globovisión, enchufados, Departamentos del Tesoro o de Justicia washingtonianos, Dólar Today, ladrones del tesoro venezolano, incapaces ministros o los comerciantes usureros de siempre. No podía dejar pasar la oportunidad y volvió a comprometerse a luchar contra la corrupción, batalla que conocemos –y que factores imperialistas conocen mejor, según él-, le envió un mensaje claro y pedagógico al Presidente encargado y reconocido Juan Guaidó, haciéndole ver que el pueblo venezolano está con el ilegitimo, obviando a propósito, con premeditación y alevosía el hecho irrefutable de que los ciudadanos en más de un 80% no lo reconocen y quieren cambio. 

Pero la realidad se impone sin ambigüedades ni vericuetos, se coloca de frente sin consideración e inmisericorde, los ciudadanos de principios éticos, valores morales y buenas costumbres están secuestrados por la caca politiquera, saturada de ignorantes corruptos actuando como imbéciles, embarrados hasta el empalago repugnante de egos, ahogados entre celos de ¿por qué él y yo no? Y entre sollozos exclamando “¡No es justo después de todo lo que hice!”, sedientos y hambrientos de envidia, atiborrados de grosera soberbia, disfrazados de falsedad y enmascarados de hipocresía, los lleva a actuar irresponsables y a cometer errores históricos enviando mensajes erráticos. Y regüeldos, la política mal hecha es indigesta.

Ante el desespero, opté por solicitar los servicios tranquilizantes de los siempre agradecidos y comprensivos sorbos color ambarino para ayudar a digerir tanta vergüenza y avasalladora fantasía mientras, pesar de los pesares, a lo lejos pero cerca por su fortaleza y convicción, se escuchaban gritos de coraje con esperanza y fe ciudadanas de ¡VAMOS VENEZUELA!

@ArmandoMartini

 

Crímenes sin Castigo | Las claves de la sanción a Gorrín

La decisión del Departamento del Tesoro contra el presidente de Globovisión tiene detalles reveladores de la estrategia estadounidense contra el régimen de Maduro

@javiermayorca

 

LA DECISIÓN DE INCORPORAR AL EMPRESARIO VENEZOLANO Raúl Gorrín a la llamada “lista negra” de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) reviste numerosos e interesantes detalles que conviene explicar, para lograr un mejor entendimiento de la estrategia que adopta en la actualidad el gobierno de Donald Trump hacia el régimen venezolano.

1.-Es el primer gran empresario sancionado por su complicidad con el régimen. En el preámbulo de la decisión anunciada por el Departamento del Tesoro, el martes, se invoca una Orden Ejecutiva emitida por el presidente Trump en noviembre de 2018, basada a su vez en el Acta de Defensa de los Derechos Humanos en Venezuela, una ley aprobada por el Congreso estadounidense en 2014. De manera que a Gorrín no se le aplican disposiciones por asuntos de drogas o de terrorismo, sino porque a los ojos de Washington ha puesto sus activos en defensa del régimen de Nicolás Maduro.

En atención a la secuencia de hechos, se debe recordar que en mayo de 2018 otro empresario, Rafael Sarría, también fue sancionado en virtud de la Ley de Defensa de los Derechos Humanos en Venezuela. Pero en ese caso el Tesoro lo caracterizó como un “testaferro” del actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Es decir, un hombre que opera en las sombras con dinero que no le pertenece. A Gorrín, en cambio, se le coloca como el centro de una operación de sobornos y corrupción, que abarcó a dos tesoreros de nación, como fueron Alejandro Andrade y Claudia Díaz, así como también a testaferros e individuos ligados por nexos de afinidad y consanguinidad, a través de los cuales se manejaba un emporio de 23 empresas, entre ellas el canal Globovisión (luego de ser vendido en 2013) y Seguros La Vitalicia.

2.-Un expediente administrativo, y otro penal. A menudo, la gente confunde las decisiones del Departamento del Tesoro con investigaciones penales. Ambas cosas son independientes, pero eventualmente pueden ser complementarias. En el caso de Gorrín, un Gran Jurado aprobó un juicio por supuestos delitos sancionados en una ley estadounidense que impide sobornar a funcionarios públicos en el extranjero (Acta de Prácticas Corruptas en el Exterior). La acusación correspondiente cita supuestas operaciones de lavado de dinero a través del Banco Peravia, una entidad financiera dominicana que entró en quiebra y defraudó a cientos de clientes, algunos de ellos venezolanos. Peravia también fue usado para legitimar dinero procedente del tráfico de drogas. Pero en el caso de Gorrín era solo un instrumento más de su entramado para manejar el dinero obtenido a través de las manipulaciones en el sistema cambiario venezolano.

3.-Uso de paraísos fiscales, dentro y fuera de EEUU. De las 23 empresas cuyos activos fueron congelados por el Tesoro, tres fueron registradas en Caracas (Globovisión, Corpomedios GV y Seguros La Vitalicia), pero dos de ellas (Globovisión Tele y Corpomedios) tienen especies de corresponsales registrados en Miami (Globovisión Tele Ca Corp y Corpomedios LLC). En la ciudad de Florida también fueron inscritas otras siete corporaciones. En Nueva York fueron detectadas otras cinco empresas, generalmente destinadas al manejo de bienes inmuebles. Junto a ellas, fueron congelados los activos de otras cinco compañías inscritas en Dellaware, un pequeño estado en la costa este de Estados Unidos cuya legislación permite la incorporación de sociedades anónimas a través de agentes autorizados, no tiene regulaciones a la usura, las empresas pueden ser unipersonales y algunas tasas de impuestos son menores que las de otros estados. Por estas y otras razones se le califica como un “paraíso fiscal corporativo”.

Igualmente, en la estructura empresarial comandada por Gorrín hay por lo menos una compañía (Constello Inc) que opera en otro paraíso fiscal, el archipiélago Saint Kitts & Nevis, o San Cristóbal y Nieves, conocido por las facilidades que brinda para la instalación de bancos off shore, que ofrecen absoluta confidencialidad para el manejo de los fondos y muy bajos impuestos. Las historias de lavado de dinero que transcurren en esos parajes caribeños han sido relatadas en cientos de páginas del periodista Jeffrey Robinson.

4.-Más de 3,5 millardos de dólares en la estructura. Según el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, las siete personas sancionadas el martes lograron beneficios de aproximadamente 2,5 millardos de dólares gracias a las influencias en el régimen de cambio diferencial, que por cierto aún impera en Venezuela. A esta cifra se debe sumar otro millardo de dólares, presumiblemente acumulado por el ex tesorero de la nación, Alejandro Andrade. Son entonces 3,5 millardos, una suma astronómica para los ojos de cualquier venezolano común. Pero este monto palidece ante la magnitud del flujo ilícito de capitales detectado en el país desde que se implantó el diferencial cambiario, en 2003. Los números varían según quién los calcule. De acuerdo con la organización Global Financial Integrity, durante los últimos quince años salieron del país mediante operaciones ilícitas de todo tipo un promedio de 12,3 millardos de dólares. Entonces, la tramoya en la que participaban Gorrín, Andrade y su reemplazo Claudia Díaz, así como el resto del grupo, si bien es muy importante como caso ejemplarizante no es para nada el punto final en la historia de la corrupción venezolana. El tema Petróleos de Venezuela sigue pendiente. En Estados Unidos se debaten sobre si la estatal venezolana puede ser caracterizada como una empresa criminal en sí misma, instrumento de un “estado mafioso”, o si por el contrario se trata de una entidad eventualmente utilizada en provecho de un grupo de individuos, pero que mediante una reingeniería puede volver a su cauce normal. En fin de cuentas, de allí surgieron las divisas que engrosaron las fortunas de Gorrín y compañía. Sobre el sector petrolero venezolano muy probablemente tomará Washington algunas decisiones en el futuro inmediato.

Finalmente, se debe reconocer que la sanción al dueño de Globovisión fue estratégica en varios sentidos. Es muy claro que el emporio de Gorrín no era de uso exclusivo del Gobierno sino también de un sector de la oposición, que ahora quiere cubrir este caso bajo un manto de silencio.

 

Breves

 

-El 26 de diciembre, tres efectivos de la Armada adscritos a la base científico-naval Simón Bolívar, en Isla de Aves, se hicieron a la mar en un pequeño bote inflable. Poco después, los perdieron de vista, y desde entonces no se ha sabido nada más de ellos. La embarcación tipo zodiac -equipada con un motor fuera de borda- era tripulada por el sargento primero Víctor García Navarro, y los cabos segundos Gustavo Fuentes Vera y Yohander Bravo Colmenares. El primer parte conocido sobre esta situación indica que los militares salieron a hacer una “prueba de mar”, y que aproximadamente a las 4:30 pm se perdió el contacto visual entre los tripulantes y la base, que opera en una edificación tipo palafito.  Aparentemente, el motor sufrió un desperfecto y la nave quedó a la deriva. De acuerdo con el comisario jubilado de Cicpc Héctor García, tío del sargento García Navarro, la búsqueda del bote siniestrado y sus tripulantes se inició con excesivo retraso y “en sitios equivocados”. Según el parte militar, para el rastreo del bote fue asignado el buque de vigilancia Naiguatá, que estaba en La Guaira, y la isla donde está la base de la Armada se encuentra a 650 kilómetros de allí. También se hizo coordinación con el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos, que hizo algunos recorridos aéreos por su jurisdicción, pero resultaron infructuosos. Al comisario le causa suspicacia la actitud de los voceros del componente militar: “Hay un silencio hermético”. Además, las pocas informaciones que le han suministrado extraoficialmente han sido contradictoras. Con esto, podrían intentar el ocultamiento de las deficiencias de la institución, como por ejemplo que se permitió a los efectivos zarpar sin contar con equipos de supervivencia ni de comunicaciones. No se descartan otras explicaciones. Para el momento de la redacción de esta nota, eran pocas las esperanzas de encontrar a los tripulantes con vida. El caso será denunciado ante las autoridades competentes.

 

 

Cálculo sobre el posible trayecto del bote de la Armada, a la deriva desde el 26 de diciembre

 

-Hay un auténtico deslave en la Policía Nacional. Los informes de gestión emitidos a finales del año pasado reflejan la preocupación de los jefes de las distintas unidades por las carencias de recursos, tanto materiales como humanos. En la región de Los Andes, por ejemplo, el comandante de uno de estos despachos tuvo que admitir por escrito que las motocicletas y automóviles a menudo eran reparados con los recursos aportados por los propios funcionarios o por entidades privadas. En Caracas, la situación no es mejor. Por ejemplo, el servicio de vigilancia a las vías expresas, con más de 550 agentes en nómina, perdió en 2018 más del 20% de su pie de fuerza debido a deserciones y abandonos injustificados del puesto. Otro 40% de los efectivos no asiste a trabajar por razones diversas, como son los permisos, vacaciones y comisiones de servicio. Esta es uno de los factores por los que se percibe cada vez menos vigilancia policial en las calles de las grandes ciudades del país. Desde luego, en los cuerpos de seguridad municipales ocurre otro tanto, e igualmente en la Guardia Nacional. Según fuentes castrenses, este componente –que también es destinado a trabajos de vigilancia preventiva- perdió más del 10% de su tropa solamente en 2018.

 

-El martes 15 de enero se cumple el primer año de la muerte del inspector jefe de la policía judicial Oscar Pérez. El funcionario, caracterizado por acciones espectaculares como el hurto de un helicóptero de su policía en La Carlota para sobrevolar al Tribunal Supremo de Justicia y lanzar dos granadas aturdidoras, o el asalto al parque de armas de un puesto de la Guardia Nacional en Lagunetica de la Montaña, sin que hubiese un solo herido o muerto, falleció a manos de un grupo de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional, cuando ya había depuesto sus armas y había manifestado su intención de entregarse. Todo esto lo saben en la policía judicial, donde Pérez desarrolló su carrera profesional como instructor. Pero la procesión va por dentro. No quieren que se manifieste. En una reunión llevada a cabo a principios de esta semana, el director de Cicpc Douglas Rico prohibió a los agentes la emisión de cualquier tipo de cadenas o mensajes conmemorativos a través de whatsapp u otros sistemas de mensajería. No quiere que trascienda el descontento que aún existe en las filas de la institución a propósito de este caso. Amenazó con tomar medidas disciplinarias contra los jefes de unidades que permitan la “propaganda” a favor del funcionario caído.

 

Departamento de Tesoro de EE.UU sanciona a Raúl Gorrín y otras 6 personas de su entorno

 

 

EL DEPARTAMENTO DE TESORO DE EE.UU. amplió su lista OFAC este 8 de enero con siete nuevo nombres de empresarios o funcionarios venezolanos, incluído el magnate de medios venezolanos Raúl Gorrín, quien según investigaciones sería cercano al presidente Nicolás Maduro.

Según la medida dictada el martes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el empresario Raúl Gorrín tiene un año para deshacerse de sus acciones en Globovisión. El propio canal de televisión está entre 24 propiedades vinculadas a Gorrín y sus socios que están ahora sujetas a sanciones, además de Seguros La Vitalicia.

A pesar de las prohibiciones a ciudadados y entidades estadounidenses de tener ningún tipo de relación con los señalados, el Departamento de Tesoro permite “ciertas transacciones y actividades específicas” para asegurar el funcionamiento del canal de televisión.


 

“Los integrantes del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares de Venezuela mientras el pueblo venezolano sufre. El Departamento del Tesoro está señalando esta red de cambio de moneda que fue otro esquema ilícito que el régimen venezolano ha usado por mucho tiempo para robarle a su propio pueblo”, aseguró el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

También puedes leer: Propiedades incautadas a Raúl Gorrín en Florida y Nueva York suman 77 millones de dólares

En la nota de prensa donde informan las sanciones, el Departamento del Tesoro explica que Gorrín sobornó a funcionarios de la Oficina Nacional del Tesoro, también sancionados, para realizar operaciones de cambio de divisas ilícitas en Venezuela aprovechandose del control cambiario en el país. 

La fiscalía de Miami acusó formalmento a Gorrín el año pasado de sobornos a funcionarios de la Tesorería venezolana a cambio de poder comprar dólares a la distorsionada tasa de cambio oficial. Se le acusa de tramar un fraude financiero que le robó 2.400 millones de dólares a las arcas públicas.

La lista de los siente nombres incluye a Claudia Díaz, ex tesorera de la Nación y una de las enfermeras de Hugo Chávez. Actualmente está procesada por la justicia española acusada de legitimación de capitales y desfalco a la Nación. El Ministerio Público venezolano pidió su extradición.

También está Alejandro Andrade, ex tesoreso de la nación condenado a 10 años de prisión en una corte al sur de Florida por por actos de corrupción y lavado de dinero. Se calcula que aceptó mil millones en sobornos.

También puedes leer: Con los 70 bienes confiscados a Andrade en Miami se cubrirían medicamentos por un año para el VIH en Venezuela

Los otros cuatro nombres serían: Adrían Velásquez, esposo de Díaz; Leonardo González, empresario y socio de gorrín en la trama de corrupción; Gustavo Perdomo, cuñado de Gorrín y socio de gorrín en la trama de corrupción; María Alexandra Perdomo, esposa de Gorrín; y Mayela Antonina Tarascio-Perez, esposa de Perdomo.

Con estos nuevos nombre, serían en total 99 los venezolanos sancionados por EE.UU. por corrupción, violanción de los derechos humanos o su papel en el desmantelamiento de la democracia en el país. Funcionarios del Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos hablaron en exclusiva con Runrun.es sobre qué hay “Detrás de las sanciones”.

 

*Con información de AP

La vecindad que construyó Raúl Gorrín con empresas, socios y lavado de dólares en Miami
Entre los propietarios de los 11 apartamentos del condominio de Coral Gables que fueron incautados al dueño de Globovisión, figuran familiares y su socio Gustavo Perdomo. Los inmuebles fueron registrados por un mismo agente y tuvieron como vecino a un periodista y analista político del canal de televisión venezolano

@boonbar   Fotos: @tamoac  Diagrama: @kathypenacchio

CASI LA MITAD DE LAS 24 PROPIEDADES INCAUTADAS al empresario venezolano Raúl Gorrín por el Departamento de Justicia en Estados Unidos, se encuentran en el edificio 4100 de la calle Salzedo de Coral Gables, en el estado de Florida. Los 11 apartamentos, que suman $4.772.569 según la compañía de datos inmobiliarios Zillow, no sólo tienen en común el mismo domicilio sino que también son los más económicos de todos los inmuebles decomisados tanto en Miami como Nueva York al dueño del canal Globovisión y de la compañía Seguros La Vitalicia, acusado por los delitos de pago de sobornos y lavado de dinero.

Una revisión de estos apartamentos permite identificar parte de la red de negocios y relaciones que tejió el empresario en los últimos años y de cómo practicó mediante la compra de bienes raíces uno de los delitos que se le imputan: lavado de dinero.

En la entrada del edificio 4100 de Salzedo Street no hay personal de seguridad que anuncie a los visitantes. En la misma calle que desemboca al elegante mall de Merrick Park de Coral Gables, diez de los 11 apartamentos incautados a Gorrín, cuyo valor promedio oscila entre 400 mil y 500 mil dólares cada uno,  están a nombre de ocho empresas, entre las cuales se encuentran Rim Group Investment (dueña del apartamento 1010), Rim Group Investment I (apartamentos 608 y 807) y Rim Group Investment II (apartamentos 813 y 913). Según certifica Sunbiz.org, base de datos del Departamento de Corporaciones de Florida, las tres firmas, aún activas, pertenecen a Raúl Antonio Gorrín Belisario y María A. De Perdomo, su esposa y a la vez hermana de su socio, Gustavo A. Perdomo Rosales.  

Otras empresas dueñas de las propiedades incautadas son Maydonna Ventures of Florida (apartamento 809), Harmonie Trading of Florida (apartamento 811), Edelbas Enterprises (apartamento 903 y 904) y Magus Holding LLC (apartamento 804). Este último está actualmente a nombre de su socio y cuñado Gustavo A. Perdomo Rosales, presidente de Globovisión y de su hermana María Carolina Perdomo Rosales.

Solo uno de los apartamentos incautados, el 909, no pertenece a una empresa sino a dos particulares: Cosme de la Torriente y Cecilia M. de la Torriente, quienes a su vez tienen registrados dos apartamentos más a su nombre en Miami (ver diagrama).

La vinculación De La Torriente con Gorrín no se queda en el apartamento incluido en la lista de incautaciones. Es también el agente registrador de las empresas Maydonna Ventures of Florida, Harmonie Trading of Florida, dueñas de sendos apartamentos  de los 11 decomisados en el condominio 4100.

De La Torriente fue además agente registrador de una  de las empresas emblemáticas del emporio Gorrín, Rim Group Investments a partir del 15 de abril de 2011, en sustitución de Jorge Gurian. Estuvo en ese cargo hasta el 1ero de marzo de 2014, cuando fue suplantado por Julio de Armas hasta la actualidad.

El mismo 15/04/2011, De La Torriente se convirtió además en agente registrador de la empresa Magus Holding, cuando aún la esposa de Perdomo, Mayela Tarascio de Perdomo, era gerente de la empresa.

Ambos salieron de Magus Holding  el año en curso. Tarascio de Perdomo permaneció en el cargo de gerente hasta el 31 de octubre de 2018, cuando fue sustituida por María Carolina Perdomo Rosales, hermana de Gustavo Perdomo. También en esta actualización de registro, Mirna Díaz, de la firma Abias Consulting, asume como agente registrador en sustitución De la Torriente.  

A una puerta de distancia

En el 4100 de Salzedo Street también hay propiedades que, si bien no entraron en la lista de incautaciones ordenadas por el Departamento de Justicia de EEUU, guardan alguna relación con la directiva de Globovisión. Entre los decomisados apartamentos 809 y 811 ubicados en el piso 8 del condominio de Coral Gables, se encuentra el 810, que pertenece a la firma Telemann Investing of Florida, indica MiamiDade.gov, base de datos oficial del estado de Florida.

 

Hely Vladimir Villegas, periodista y conductor del programa Vladimir a la Una del Globovisión y su esposa, Egilda Gómez figuran como los propietarios  de Telemann Investing of Florida, registra la ficha de la empresa alojada en Sunbiz.org. Ambos ocupan los cargos de presidente y vicepresidente, respectivamente.  

Según el expediente, la empresa puede asumir cualquier actividad de negocios permitida bajo las leyes de Estados Unidos  y del estado de Florida. Fue fundada con un capital de 50 mil dólares conformado por 50 mil acciones de un dólar cada uno, indica el documento.

Certificado de incorporación de Telemann

El registrador de la empresa Telemann Investing of Florida es Cosme De La Torriente, el mismo agente registrador de las empresas de Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo en el condominio 4100 de Salzedo Street.  

 

   

Entre dos Floridas

El 4100 no es precisamente un condominio de lujo, aunque se encuentra en el barrio de Coral Gables, al sur de Miami, distinguido por sus mansiones rodeadas de jardines, calles impecables, sofisticados comercios y edificios de pretendido estilo mediterráneo. Por un precio de $399 mil, el apartamento número 810 fue comprado el 14 de enero de 2016, ocho días después de ser registrada la empresa Telemann Investing of Florida por los esposos Villegas.

La anterior dueño de ese inmueble fue la firma Barabash Investing Limited Corp, cuyo propietario es el abogado venezolano Juan Rafael Rodríguez  Reggeti. Esta compañía estaba domiciliada en el mismo edificio 4100 de Salzedo St. pero el apartamento número 413, dirección que confirma la última actualización de la compañía el 26 de marzo de 2018 en el registro de Florida.

Rodríguez Reggeti protagonizó un escándalo hace 20 años cuando era novio de la ex reina de belleza, Alicia Machado. En 1998 fue acusado por ser el principal sospechoso del intento de asesinato de su cuñado, Francisco Sbert Mouckso.

Rodríguez Reggeti también fue el representante legal en el caso del decomiso de 1,3 toneladas de cocaína del vuelo de Air France en el aeropuerto internacional de Maiquetía, ocurrido el 11 septiembre de 2013. Asumió la defensa del adjunto a la gerencia de operaciones de la aerolínea,  Juan Alberto Chirinos.

El registrador Cosme de la Torriente vuelve a aparecer en esta estructura de operaciones inmobiliarias pues fue la persona encargada de crear la compañía Barabash Investing Limited en 2012, cuya dirección inicial era 155w 25 Road, Miami 33129, según Sunbiz.org.

A su vez, De La Torriente fue el registrador de la empresa Rowtree Properties Inc, que vende el 30 de marzo de 2012 el apartamento 810 a Barabash Investing Limited, con sede principal en el piso 15 del 1441 Brickell Avenue.

 

Antes de Barabash Investing Limited Corp, la propietaria del apartamento 810 fue Rowntree Properties el 30 de marzo de 2012, que pertenecía a Raúl Gorrín, indican los registros inmobiliarios asentados en Miami Dade. Es decir, que el propietario de Globovisión también fue dueño hasta 2012 del apartamento 810 que hoy pertenece a la empresa de Villegas.

 

El 7 de enero 2016, justo un día después de ser registrada la compañía en Miami, Villegas respondió a las amenazas de Maduro contra Globovisión en Venezuela. “Están desatados. Ustedes ven cómo está Televen, cómo está Globovisión. Uno ve a Globovisión y a Televen y cree que es 9 de abril de 2002. Se van a equivocar, y después no vale arrepentimiento”, fueron las palabras del presidente venezolano.

Villegas salió al paso asegurando que no buscaba controversia ni convertirse en noticia: “Queremos respetar el derecho de los venezolanos a estar informados. No queremos confrontar con nadie, solo cumplir nuestra labor de informar. Esperamos tener siempre a todas las voces diversas, hoy tenemos a Julio Borges, ayer a Tania Díaz”, dijo al comenzar su programa Vladimir a la Una de aquel día.

Villegas fue consultado para esta nota pero prefirió no dar su versión.

El periodista denunció el 26 de noviembre, a través de su cuenta en Twitter @Vladi_VillegasP, que las acusaciones “salen de fuentes identificadas o no identificadas”, detrás de las cuales puede haber  “una industria especializada en la destrucción de reputaciones”. En otro tuit agregó: “No me someto ni me someteré a ese “tribunal” que sesiona en el albañal de la canallada, al final la verdad se defenderá sola. Sin tener necesidad de alimentarle el ego a las teclas pre pagadas que pretenden erigirse en certificadoras o descertificadoras de la honestidad”.

“No soy testaferro de nadie”

Días después de la publicación de este reportaje -para el que se intentó obtener su versión varias veces- Villegas publicó un comunicado que comienza diciendo que hay “una campaña de descrédito” orquestada en su contra.
Después de asegurar que vive de su trabajo como profesional del periodismo, menciona sus otras fuentes de ingreso: conferencias, asesor político y comunicacional, analista de entorno y hasta incursionó en el stand up comedy.

“No acepto que impunemente se mancille mi honor y el de mi familia. No soy testaferro de nadie, ni nadie me lo ha ofrecido o insinuado”, dijo en el comunicado.