Malnutrición archivos - Runrun

Malnutrición

Codevida: 61% de la población venezolana vive en pobreza extrema

 

El 87 % de la población venezolana vive en la pobreza y el 61 % en pobreza extrema, según afirmó este jueves el director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida), Francisco Valencia.

“La crisis que sufre Venezuela tiene consecuencias devastadoras para el bienestar de la población y en el disfrute de sus derechos”, enfatizó Valencia tras denunciar la dramática situación junto a otros representantes de la ONG venezolana y del Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), ante la ONU.
“Los niveles de inseguridad alimentarios son altísimos. El 55% de los niños menores de cinco años sufren malnutrición”, agregó el activista citando datos gubernamentales de Cáritas y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Por su parte, el integrante de la CDH de la UCAB, Eduardo Trujillo, aseguró que “más de 8 millones de venezolanos solo comen dos veces por día o menos, y lo que ingieren no es nutritivo. De media, los venezolanos perdieron 11 kilos de peso solo en 2017”.
El acto en el que participaron los activistas fue organizado por la ONG defensora de las libertades fundamentales Human Rights Watch y llevado a cabo en paralelo a la trigésimo novena sesión regular del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
Ambos activistas intentaron explicar a la audiencia cómo es vivir “sin una distribución regular de agua potable y de electricidad y con una inflación del 233%”, en palabras de Valencia.
El representante de Codevida explicó que ante esta desesperada situación era entendible que 2,3 millones de personas hayan abandonado el país, “entre ellos, el 50% del personal sanitario de los hospitales públicos”.
“Una sola enfermera tiene que ocuparse de 80 pacientes en un día”, explicó Valencia, y denunció que “16.000 enfermos renales tienen su vida amenazada porque se han clausurado los centros de diálisis; 5.000 pacientes hemofílicos no reciben tratamiento de coagulación; 33.000 enfermos de párkinson no obtienen medicinas, y 80.000 seropositivos no perciben tratamientos antiretrovirales desde 2017″.
Agregó que en los últimos años el número de muertos a causa del sida o enfermedades relacionadas aumentó de 1.600 al año hasta los 5.000, según reseñó Efe.
Además sostuvo que 55.000 personas enfermas de cáncer no obtienen quimioterapia o las medicinas necesarias y que la mayoría de los centros de tratamiento del cáncer han clausurado.
Valencia expresó que se estaban presentando brotes de enfermedades que ya habían sido controladas en el país, como el sarampión (más de 4.000 casos) o la malaria (500.000), y que las cifras de infectados sigue aumentando.
Trujillo, por su parte, hizo énfasis en la urgencia de solicitar a la comunidad internacional y a la ONU que se defina a los que huyen del país como “refugiados o emigrantes forzosos”, porque abandonan su tierra natal forzados por la crisis.
“Es por ello que necesitan protección internacional”, afirmó y dijo que según datos recogidos en Perú y Brasil por la Organización Internacional de la Migración, los venezolanos que huyen lo hacen por cuatro razones: falta de alimentos, falta de medicamentos, por la inseguridad y por la situación económica.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo hoy que se han seguido recibiendo desde el pasado junio informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

En su primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la nueva alta comisionada dijo que en el mismo periodo continuaron las denuncias de detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión en ese país.

“El gobierno no ha mostrado apertura para una rendición de cuentas genuina”, sostuvo, en referencia a las violaciones de los derechos humanos que documentó la ONU durante las protestas masivas de 2017.

Bachelet, quien asumió el puesto de alta comisionada la semana pasada, dijo que el éxodo de venezolanos demuestra la importancia de proteger los derechos humanos en toda circunstancia y, en este caso particular, de ayudar a los países que los están recibiendo.

Cifró en 2,3 millones el número de personas que han huido del país hasta el pasado 1 de julio, lo que equivale al 7 % de la población total.

Las razones -expuso- han sido “la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica”, así como “la inseguridad y la persecución política”.

Mencionó que este movimiento no está decayendo, sino que por el contrario se está “acelerando”, con 800 venezolanos que están entrando a diario a Brasil.

Asimismo, mencionó que 4.000 venezolanos llegaron a Ecuador cada día en la primera semana de agosto, y que hubo 50.000 llegados a Colombia en un periodo de tres semanas en julio.

95% de los venezolanos están malnutridos, según estudio

mas-colas

La dirección de investigaciones de la Fundación Arturo Uslar Pietri desarrolló un modelo estadístico basado en cifras oficiales, académicas y en estudios de opinión, en el cual se demuestra que en los sectores populares la gente no está comiendo y se encuentra en un estado de malnutrición.

Así lo informó este miércoles Antonio Ecarri, presidente de la referida fundación, quien explicó que el rentismo petrolero en los últimos años lo único que ha traído es más pobreza para los venezolanos.

“En una investigación de campo en sectores de Caracas y otras ciudades del país, pudimos encontrar que la gente no está comiendo tres veces al día y si llega a comer tres veces al día es en una situación absolutamente depauperada”, explicó.

Según el estudio el 95% de los venezolanos se encuentra en un estado de malnutrición, lo que sin duda alguna es una cifra alarmante que afectará el futuro del país.

“Cerca de 30 millones de venezolanos están malnutridos o en riego de malnutrición, es decir que no están comiendo la dieta elemental que un ser humano debe tener para sus necesidades básicas, pero de esa cifra 23 millones de habitantes hoy están en pobreza extrema, lo que genera que muchos venezolanos en muchos casos a penas cubra una comida al día”, alertó.

Con respecto a la población infantil, Ecarri precisó que aproximadamente 10 millones de niños, niñas y adolescentes no cuentan con las 3 comidas mínimas diarias, lo que a su juicio, tendrá consecuencias en su desarrollo.

Sigue leyendo esta nota de Juan Carlos Salas en El Impulso

9 de cada 10 personas no pueden comprar todos los alimentos

sindinero

 

No existe una situación nutricional que explique el momento que atraviesa Venezuela en la actualidad. Sin embargo, el incremento de la mortalidad infantil y neonatal, así como el colapso de la red pública en la distribución de alimentos, genera la duda de si el país está frente a una emergencia alimentaria.

Con esta inquietud abrió su ponencia la investigadora de la Fundación Bengoa, Maritza Landaeta, quien ayer participó en el LXII Congreso Venezolano de Puericultura y Pediatría, celebrado en el hotel Eurobuilding de Caracas.

Basándose en los datos de 1.488 encuestas de percepción, realizadas a personas de entre 20 años y 65 años de edad, Landaeta afirmó que el ingreso de 87% de los hogares del país no alcanza para comprar los alimentos de la dieta diaria. En consecuencia, 9 de cada 10 personas no logran comprar comida con los recursos económicos que perciben.

Landaeta aseguró que en el país hay 34% de pobres recientes, que antes pertenecían a la clase media. De acuerdo con la investigadora, solo 19% de la población no es pobre, por lo cual las fuentes de proteína animal están ausentes del consumo diario de la mayoría de los venezolanos.

La investigadora dijo también que el consumo de grasa marca la diferencia entre los estratos sociales, un fenómeno, a su entender, nunca antes visto en el país. Mientras más bajo es el nivel socioeconómico, mayor será el consumo de ese tipo de alimentos: “Esto habla del gravísimo deterioro que vivimos. 12,1% de la población no cuenta con las 3 comidas diarias. Estamos muy por debajo de los requerimientos calóricos. Y si hablamos de niños, 4 de cada 10 están malnutridos, sea por déficit o por exceso”.

Añadió que en el último año ha habido diferencias sustanciales en los patrones de consumo del venezolano: 40% de las compras se concentra en harina de maíz, arroz, pan y pasta. Solo 5% accede a la leche.

Citó un dato oficial, extraído del Instituto Nacional de Estadísticas, según el cual en 2014 se habría registrado una caída en el consumo de 53% de los alimentos, lo que preocupó a la investigadora, que recalcó que no habrá crecimiento sin ingesta de calorías y proteínas, mucho menos se desarrollará el potencial cognitivo de los niños.