espía archivos - Runrun

espía

#Runrunes Desmontando las mentiras del régimen que me acusa como espía de los imperios

EN ESTOS 20 AÑOS DE GOBIERNOS enfrentados a los periodistas y medios de comunicación libres con palpables evidencias de cierre, expropiación, juicios, detenciones, acoso y persecución, sobrevivir todo ello causa urticaria a los que detentan el poder pero mucho más a sus lacayos y obsecuentes censores partícipes de la llamada hegemonía comunicacional.

Con detalle cuento en mi libro “El Poder de los Secretos” escrito junto a Diego Arroyo Gil (Editorial Planeta, 2015) de mis viajes entre Caracas y Nueva York todos los viernes durante los años 1981 y 1982, con regreso cada domingo, para visitar a la que era mi novia, Bolivia, con quien me casé en 1983. Los pasajes en ese entonces costaban apenas $420, ida y vuelta, bien fuera por Viasa o por Pan American, para ese vuelo de solo 4 horas. Y eran al cambio de Bs.4,30. Al llegar y tras almorzar corría a las Naciones Unidas, donde estaba acreditado como corresponsal de RCTV y Radio Capital, para presenciar las sesiones del Consejo de Seguridad donde se discutía a diario la confrontación que duró 10 semanas entre Argentina y el Reino Unido por las islas Malvinas (Falklands para los británicos).  Habiendo trabajado en la ONU como diplomático venezolano en la Misión de Venezuela y encargado de la información a la prensa por casi diez años, tuve una excelente relación con U.N.Television, desde donde hacía transmisiones semanales con sus servicios  especiales para VTV propiedad del estado venezolano desde 1974 (cuando compraron la original CVTV que era la privada CVTV y donde también trabajé de 1971 a 1989 como director de prensa y moderador de un programa semanal de entrevistas llamado “En Confianza”). Esa cercanía con el equipo de la televisora de Naciones Unidas me permitía usar sus equipos para enviar vía satélite mis trabajos reporteriles cada vez que se me ocurriera. Conté antes, en mi libro, como desde Fidel Castro hasta Yassir Arafat habían visto algunas de esas transmisiones en La Habana y por ello sucedieron las anécdotas con Fidel allí narradas y el testimonio de aquel venezolano-palestino asistente de Arafat: Hassan Abdel Rahman, delegado de la Organización Nacional Palestina ante la ONU y quien había crecido en Puerto La Cruz.

Pues bien, cuando me quieren acusar en lo que parece un mediocre thriller de espionaje de Hollywood de haber ayudado a Gran Bretaña en su guerra con Argentina por las islas Malvinas en 1982, (tras reírme un buen rato de mis “habilidades como un criollo 007”) reitero que como cada viernes hasta el domingo de ese año 1982 viajaba desde Caracas a Nueva York aproveché en esas diez semanas de la guerra para entrevistar a los cancilleres y embajadores tanto de Argentina como del Reino Unido, así como al Secretario de Estado norteamericano Alexander Haig trayéndome los videos de esos encuentros para colocarlos al aire todos los lunes en el programa Lo de Hoy por RCTV para poder así dar las dos versiones de dicha confrontación. En Venezuela solo se oía la versión argentina pues los ingleses no declaraban nada en Caracas. Tuve acceso como periodista a las sesiones del Consejo de Seguridad y fue así que en los recesos pude grabar entrevistas con el canciller argentino Nicanor Costa Méndez y su embajador ante la ONU Eduardo Roca. Igualmente al canciller británico Sir Francis Pym y a su embajador Sir Anthony Parsons. Me ufané en su momento que tenía las dos versiones de la guerra pues en Caracas solo se oía la posición argentina pues el gobierno del presidente Luis Herrera le daba su apoyo como casi toda Latinoamérica. La información sobre esos encuentros con los ingleses quedó registrada de forma abierta y sin confidencialidad alguna, pues la británica “Ley de Información a sus Ciudadanos” así lo estipula permitiendo acceso a quienes quieran revisarla. Me quieren acusar de ser “agente local de gobiernos extranjeros”. Una farsa más de quienes nunca han podido descubrir mis fuentes periodísticas que me han permitido siempre estar al día con los venezolanos. Además, en los tuits que puso el diplomático venezolano ante la ONU, acusándome de espía, me da crédito por haber presentado las dos versiones de la noticia sobre “La Guerra de las Malvinas”. Es decir a los argentinos y a los británicos. Allí cita que en el estudio de RCTV, en el programa “Lo de Hoy”, al presentar la entrevista con el canciller británico o su embajador ante la ONU, yo tenía al embajador argentino en el estudio para refutar la versión inglesa y confrontarla con la versión argentina. Periodismo limpio donde las dos partes expresaron sus puntos de vista. El interés de los televidentes por esas entrevistas traídas desde Nueva York fue grande por el hecho de presentar la posición del Reino Unido que aquí nadie había logrado.

Hoy vuelven, además, con lo que llamamos los periodistas un caliche o refrito. Reproducen una vieja información de Wikileaks que hasta la publiqué yo mismo en mi columna Runrunes, en ese entonces en el diario El Universal y en nuestra web www.runrun.es, referente a una información transmitida a su gobierno por el embajador estadounidense en Caracas Patrick Duddy tomada de mi columna de El Universal y de www.runrun.es

Igualmente, información parecida fue publicada dos años antes en 2009 en la misma columna de El Universal. Es decir que no tenía nada de secreto pues era información pública. Mi pecado sería entonces que mi columna, mis Runrunes, mis escritos, sean tan leídos que hasta el embajador de los Estados Unidos los lea y de allí saque sus datos para compartir con su gobierno. No es mi culpa que tenga credibilidad por la seriedad de mis fuentes y por haberme granjeado el respeto no solo de mis compatriotas sino de los de otros países. Creo que aquí estaría el quid de este asunto. El régimen no me perdona desde que di el “tubazo” con la enfermedad de Hugo Chávez y tantas otras informaciones que no han querido se conozcan. Recordemos que hasta a un juicio me llevaron por instrucciones de la Fiscalía General. El interés de las fiscales era saber “cuáles fueron sus fuentes de información sobre la enfermedad del presidente”. Ese organismo tenía en su mas alto cargo a la Fiscal Luisa Ortega Díaz.  

 
Aquí el texto de los Runrunes del 23/11/2009:

 

COLOMBIA: Varios informes en manos del Gobierno colombiano dan cuenta de la visita y reuniones que guerrilleros importantes, tanto de las FARC como del ELN, sostuvieron en Caracas con la más alta dirigencia del Gobierno bolivariano. Los “combatientes contra Uribe y el imperio gringo” estuvieron protegidos en camionetas blindadas y con suficiente respaldo policial (¿o militar?) en sus desplazamientos por la capital. La coordinación de eventuales acciones contra el Gobierno colombiano, bien con ataques de la guerra anunciada (¿montada solo por los medios?) o con escaramuzas impactantes por parte de la guerrilla en territorio adentro, habría sido la razón del encuentro. Otro documento indicaría las presiones que Fidel Castro -el octogenario está muy recuperado pero un día dice una cosa y al otro la contraria- ejerce sobre el caudillo guerrerista venezolano para que “tiente” más al Gobierno de EE. UU. que al de Colombia y provoque así alguna reacción, pues “tu discurso cobraría credibilidad ante tus seguidores. Ya basta de cuidar la figura de Obama”. De esta forma, Castro, por mampuesto logra detener el acercamiento estadounidense que propicia su hermano Raúl. Chávez, que más de una vez ha amenazado con guerra a los vecinos más importantes en cuanto a historia, relaciones, comercio y familiaridad binacional, quiere hacer alguna refriega para lograr tapar los múltiples y evidentes fracasos de su ¿gestión? de gobierno. El desgano de los supuestos millones de militantes del PSUV, el drama económico y el malestar también creciente en todo el interior del país por las fallas eléctricas y de suministro del agua, son acicate para cualquier locura militar o guerrillera. Los aviones estadounidenses situados estratégicamente en las islas vecinas dan cuenta perfecta de los movimientos venezolanos a los altos mandos colombianos. Esto acontece desde varios años atrás. Lo nuevo es que ahora podrán volar y aterrizar en las bases y aeropuertos neogranadinos. He allí la angustia chavista…¿APRESTO?: Más documentos demuestran el deterioro del equipamiento de la fuerza militar bolivariana. Tan solo hay 8 pilotos para los 20 aviones F-16; los tanques de guerra siguen sin batería –¿le echarán la culpa al Imperio por no vendérselas?- y trajeron unas de Rusia, que costaron una millonada en dólares, pero que no sirvieron al tratar, infructuosamente, de adaptarlas; tampoco los radios de esos tanques funcionan y el equipo que ordenaron comprar apenas sucedió el otro fallido simulacro con Colombia no lo instalaron -¿o se perdió?- y por lo tanto la comunicación será a través de celulares fácilmente interceptables, como ya se demostró a través de YouTube. Aquí el link: http://bit.ly/3014YjR

Como periodista con 57 años de ejercicio profesional en mi país me he cuidado siempre de informar solo verdades y en el caso de haber cometido un error con alguna información he estado presto a su aclaratoria o el derecho a réplica. De allí la confianza por la ética y la integridad en mi trabajo que tengo de mi audiencia en los tres medios donde participo: Exitos FM, VivoPlay.net y Runrun.es.

Gracias a Ustedes…

 

Corresponsal de Al Jazeera salió de Venezuela tras ser acusada por Diosdado Cabello

MonicaVV

En la foto: Villamizar cuando se sumó a la campaña por la libertad de sus compañeros de Al Jazeera detenidos en Egipto

@MariaAlesiaSosa

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, acusó a la periodista Mónica Villamizar Villegas de ser una espía norteamericana, durante su programa Con el Mazo Dando, del 14 de enero de 2015. Y se conoció que, horas después, la reportera salió del país en contra de su voluntad.

Cabello tomó la información enviada por un llamado “Patriota cooperante” que decía que la corresponsal de Al Jazeera se encontraba en Venezuela haciendo algo más que trabajos periodísticos. “Alerta, Diosdado, están ingresando desde la primera semana de enero a Venezuela periodistas vinculados a organismos de inteligencia norteamericanos y sus aliados”, leyó.

 

Además dio detalles de la identidad de esa periodista, así como de sus movimientos en Caracas

“Llegó a Venezuela el 8 de enero de 2015. Me cuentan que se encuentra muy activa en Plaza Altamira, Centro Plaza, Chacao y varios sectores de la ciudad de Caracas. Acompañada de varios periodistas y un camarógrafo de nacionalidad inglesa. Igualmente ha sostenido reuniones en Parque Cristal con varios opositores de la derecha venezolana”, dijo.

Cabello ordenó a los organismos de seguridad del Estado que investigaran si ella contaba con permiso para ejercer su profesión en Venezuela.

Por teléfono, este lunes 19 de enero Villamizar contestó a las acusaciones del parlamentario. “Niego categóricamente las acusaciones de Diosdado Cabello”. Aseguró que entró a Venezuela siguiendo absolutamente todas las reglas del Ministerio de Comunicación e Información. Fue revisada en el aeropuerto y siempre dijo a qué venía, a hacer periodismo.

El presidente de la Asamblea también vinculó a Villamizar, de doble nacionalidad (colombiana y estadounidense), con Álvaro Uribe Vélez, ex presidente de Colombia, y con “la extrema derecha venezolana”.

Ella había hecho reportajes en Caracas sobre la escasez de productos y las colas que esta generan. Publicó una nota sobre la falta de repuestos en la industria automotriz y cómo esto afecta al transporte público.

Se conoció que la periodista salió del país en contra de su voluntad el viernes 16 de enero de 2015. Se presume que la cadena de noticias podría haber preferido evitar una situación como la que atraviesa con tres de sus periodistas sentenciados en Egipto. Sin embargo, aún no ha habido ningún pronunciamiento oficial del canal, aunque Runrun.es los llamó al enterarse de la salida impetuosa de la corresponsal.

 

#FreeAJStaff

El 23 de junio de 2014, tres periodistas de la cadena Al Jazeera fueron sentenciados por un juez en El Cairo, Egipto, a siete años en prisión, acusados de ayudar a los Hermanos Musulmanes y difundir supuestas noticias falsas de Egipto.

Los tres reporteros fueron detenidos a finales de diciembre de 2013 por ayudar a una organización terrorista al publicar mentiras que dañaron el interés nacional.

El máximo tribunal de Egipto determinó que el australiano Peter Greste, el canadiense egipcio Mohamed Fahmy y el productor egipcio Bajer Mohamed deberán permanecer en la cárcel -en la que se encuentran desde diciembre de 2013- hasta que se lleve a cabo una nueva audiencia dentro de tres semanas. Greste pidió ser deportado a su país.

Este caso desató una campaña mundial para liberar a los tres periodistas bajo la etiqueta #FreeAJStaff (Liberen al equipo de Al Jazeera).

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 16.21.21

Solidaridad

Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público declaró que este es un caso que se suma “a la lógica de intimidación del gobierno venezolano”. Recordó que la legislación venezolana no exige a los periodistas extranjeros tener una acreditación para trabajar. “No es nueva la incomodidad del Gobierno con las publicaciones de algunas agencias internacionales, pero parece que ahora les preocupa mucho. Es natural que los medios internacionales prefieran no arriesgar demasiado y sacan a sus periodistas ante una amenaza o acusación”, explicó.

María Engracia Chirinos, coordinadora de Instituto Prensa y Sociedad, condenó las acusaciones a Villamizar. “Es grave porque son señalamientos arbitrarios contra periodistas, en la voz de un alto funcionario. Y ello genera repercusión en el trabajo del reportero”. Hizo un llamado a no dar por ciertas estas acusaciones, “porque no tienen fundamento y no están basadas en ninguna prueba de la justicia venezolana”.

Aunque aún el caso de Villamizar no ha tenido demasiada resonancia, algunas personas le han enviado muestras de apoyo a través de su cuenta de Twitter @Monica_VV .

 

 

 

El Nuevo Herald: El régimen de Maduro mantiene una red de espías en EEUU

Espía Miami

por

El régimen de Nicolás Maduro mantiene una red de espías en Estados Unidos, conformada por simpatizantes de la Revolución Bolivariana a quienes remunera generosamente, pero estos son controlados remotamente desde Venezuela luego de que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se viera obligado a retirar al personal que operaba desde sus instalaciones diplomáticas.

Documentos y testimonios de ex funcionarios del Sebin recogidos por el Nuevo Herald muestran que las operaciones de inteligencia que realiza Venezuela en Estados Unidos han quedado reducidas a las contribuciones de su red de “Patriotas Cooperantes” y a la recaudación de información de “fuentes abiertas”, como podrían ser reportajes de prensa o información publicada en páginas de internet.

Pero el régimen chavista sigue estando muy interesado en seguir los pasos de personajes y organizaciones clave de la oposición, al igual que personajes de la política estadounidense de importancia para la política de Venezuela, siguiendo el rastro del senador Marco Rubio y la congresista Ileana Ros-Lehtinen, y las actividades de ONGs venezolanas como Venezuela Awareness Foundation y la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).

La red de cooperantes cobró una mayor importancia a partir del 2012, luego de que el Sebin se vio obligado a desmantelar la red de espionaje que mantenía en el país a raíz de la expulsión de la cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta.

Acosta, quien actualmente es la número dos en la división de operaciones internacionales del organismo de inteligencia venezolano, formaba parte de una red de al menos 10 oficiales del Sebin que operaban desde sedes diplomáticas en Estados Unidos, concentrándose el mayor número de ellos en Miami.

“Después de lo sucedido [en el consulado de Miami y en otras sedes diplomáticas], se decidió retirar a todos los agentes que estaban allá”, dijo una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato.

“En este momento no hay ningún personal de nómina [del Sebin] en Estados Unidos, aunque sí continúa en otros países”, agregó la fuente, que estaba entre los distintos ex funcionarios consultados para la elaboración de la actual serie sobre las operaciones de inteligencia de Cuba y Venezuela.

Las fuentes consultadas, algunas de las cuales conversaron por varias horas con el Nuevo Herald, resaltaron que el desmantelamiento de la red se produjo luego de que varios oficiales del Sebin fueron expulsados de Estados Unidos.

Acosta fue declarada persona no grata a inicios del 2012, tras aparecer una grabación suya en un reportaje de la cadena Univision solicitándole a quien ella pensaba era un hacker que consiguiera las claves para poder tener acceso a plantas nucleares en Estados Unidos.

Continúe leyendo este artículo en El Nuevo Herald
No hay espacio para la privacidad en el paraíso socialista del chavismo

sebin_

Vía El Nuevo Herald

Venezuela es un importante puente del narcotráfico, y la presencia de grupos terroristas como el Hezbolah y las FARC ha sido documentada desde hace años, pero los organismos de inteligencia del chavismo gastan la mayor parte del tiempo espiando a periodistas, a dirigentes de la oposición y hasta las quejas por Twitter de ciudadanos comunes, viendo en éstos la verdadera amenaza para la revolución.

sebin

Cientos de documentos filtrados del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) muestran el grado de desconfianza que siente el gobierno venezolano de sus ciudadanos, cuyas llamadas telefónicas, correos electrónicos y comentarios por las redes sociales son monitoreados constantemente.

Y esto representa un significativo cambio de filosofía.

“Las aspiraciones del actual servicio de inteligencia venezolano es saberlo todo de todos. Eso se amolda, es el claro acompañante, del modelo político que están tratando de aplicar en Venezuela, que es totalitarista”, explicó el abogado y asesor en materia de seguridad Helly Angel.

Antes del chavismo, las actividades del Sebin — en esa época conocida como Disip –estaban concentradas en la lucha contra el narcotráfico y la subversión.

Pero ese ya no es el caso.

“Aquí se desnaturalizó todo, de la mano con el cambio de naturaleza del régimen hacía un modelo donde no hay espacio para la privacidad, y la disidencia de ideas. Ellos lo espían todo, incluso a los integrantes de sus propios cuadros”, agregó Angel.

Varios ex funcionarios del Sebin consultados para la elaboración de la actual serie sobre las operaciones de inteligencia de Cuba y Venezuela resaltaron que hoy en día la prioridad de los organismos de seguridad venezolanos es espiar a la población.

Para ello, el chavismo ha gastado millones de dólares en la adquisición de sofisticados equipos que le permite leer los correos electrónicos y escuchar las conversaciones de millones y millones de venezolanos.

Los funcionarios, que colaboraron con la actual serie otorgando varias horas de entrevistas, señalaron que las agencias de seguridad pueden leer todo correo electrónico y toda búsqueda online realizada a través de la estatal telefónica CANTV, sin que los funcionarios necesiten las claves del usuario para ver su correo.

Y el material obtenido a través del espionaje electrónico es utilizado para elaborar gigantescos mapas sobre la interrelación entre miles de personas consideradas “de interés” por sus ideas políticas y por el grado de influencia que ejercen.

“Así es que poco a poco se va construyendo una gigantesca telaraña”, dijo una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato.

Entre las decenas de documentos obtenidos por el Nuevo Herald se encuentran múltiples informes elaborados por personal del Sebin sobre algunas personalidades claves del país petrolero.

El periodista Alberto Federico Ravell, antiguo director del canal de noticias Globovision, estuvo en la mira de los agentes durante gran parte del 2012, según recogen los documentos, con el Sebin tomando nota de las llamadas telefónicas que recibía y de cuanto tiempo conversaba con ellos.

Entre las líneas de teléfonos monitoreadas, estaban algunos números celulares de Ravell, así como los teléfonos de línea fija del portal de noticias La Patilla.com, donde el ex director de Globovision es uno de los principales accionistas.

Pero las comunicaciones de Ravell son solo una de las muchas registradas en los documentos, con los funcionarios del Sebin registrando las llamadas y las comunicaciones a través de correos electrónicos de políticos como Henrique Capriles, María Corina Machado y Julio Borges, entre otros.

Los documentos, fechados entre el 2010 y el 2013, ilustran una especial preocupación por las actividades en Twitter del ciberactivista @LucioQuincioC , quien en el 2012, operaba bajo el seudónimo @fredliberty.

Entre los documentos aparecen varios de los intercambios por Twitter que @fredliberty realizó en el 2012 sobre la enfermedad de Hugo Chávez, y los mensajes que algunos de sus seguidores también posteaban a través de las redes sociales.

Otras de las personas monitoreadas por la organización de inteligencia, según los documentos, incluyen al asesor político venezolano radicado en Miami, Esteban Gerbasi, al economista José Guerra, el ex embajador ante la ONU, Diego Arría, y los activistas radicados en Miami, José Antonio Colina y Patricia Andrade.

El Sebin también espió a los periodistas internacionales que llegaron al país para cubrir las elecciones presidenciales del 2012, con los documentos mostrando fichas emitidas desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía anunciando la llegada de cada uno de ellos que eran enviadas al departamento de “Contrainteligencia”.

En el caso de la periodista de CNN en Español Patricia Janiot, el organismo de inteligencia fue consultado sobre su solicitud para entrevistar al entonces vicepresidente Elias Jaua, con la agencia concluyendo que dicha entrevista sería “recomendable con Reservas”.

Agentes del Sebin espiaron a Janiot desde que entró hasta que salió del país, reportando en informes cada uno de sus pasos.

“A esta hora se observa a la ciudadana Ángela Patricia Janiot Martinera, en el Lobby del Hotel antes descrito, donde procedió desayunar, permaneciendo en el lugar por un periodo aproximado de una (01) hora, luego ingresando al ascensor para retornar nuevamente a su respectiva habitación”, declara uno de las entradas del informe que fue elaborado.

“Se visualiza a la ciudadana Ángela Patricia Janiot Martinera, egresar del Hotel Eurobuilding abordando la unidad vehicular marca Toyota, modelo Fortuner, color plata, matrícula AGO80X, tomando la avenida Rio de Janeiro, donde el vehículo fue perdido de vista debido al fuerte congestionamiento vehicular”, señala otra sección del informe.

Pero no son solo periodistas, opositores o ciudadanos críticos al gobierno los que son sometidos al ojo escrutor del Sebin.

Los documentos también muestran que los propios funcionarios del chavismo son espiados con regularidad, con decenas de informes elaborados sobre las actividades de numerosos integrantes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela.

Algunos de los informes develan que algunos integrantes del partido de gobierno se han visto vinculados con operaciones delictivas muy serias, incluyendo operaciones de corrupción y extorsión.

Pero muy poco de ellos terminan siendo procesado judicialmente salvo que el chavismo por alguna razón determine actuar contra ellos.

“Estos informes son engavetados y utilizados como instrumentos de chantaje para garantizar la lealtad de las personas investigadas”, comentó una de las fuentes.

“Solo si traicionan, o cuando amenazan con hacerlo, es que estos informes salen del archivador”, agregó.