Error archivos - Runrun

Error

El día malo, por Gonzalo Himiob Santomé

consti

 

Hoy será un mal día. Hasta el momento en el que escribo estas líneas, Maduro ha sido incapaz de interpretar con inteligencia, o al menos con algo de astucia, la realidad que tiene a un palmo de la nariz y que está a punto de estallarle en la cara. Desde Miraflores se valoró cada advertencia, cada consejo, cada sugerencia contra la ANC como si fuesen amenazas, como si se tratase de actos de “enemigos” imaginarios, cuando en realidad no solo nosotros los venezolanos, sino además el mundo entero (salvedad hecha de los poquísimos gobiernos de esos países oportunistas que solo inspiran vergüenza), lo que hicimos fue tenderle puentes de plata que, de haberlos aprovechado, le habrían permitido escapar de la trampa absurda que él mismo se tendió y que, por mucho que le gane unas cuantas semanas más, constituye el acto final de su tragicomedia.

 

Pocas veces el dinero pagado por el gobierno en “asesores” o en “analistas”, los mismos que hoy seguramente estarán, como los hijos de Cilia, bien lejos de Venezuela, cobarde y temporalmente a salvo de las consecuencias de este dislate de proporciones épicas, se ha perdido de manera tan dramática. Cuando te rodeas de estúpidos, y sigues sus anacrónicos y desfachatados  consejos, no puedes evitar incurrir tú mismo en estupideces. Maduro no se ha cansado de cometer graves errores políticos y se convierte hoy, por voluntad propia y bajo la conseja de individuos a los que Venezuela les importa un pepino, en el gran “salto atrás” de la historia, no solo venezolana, sino mundial. Si logra imponer su bodrio constituyente (Dios quiera que en algún momento podamos saber de qué cabeza –no digo “cerebro” porque de nada que tenga más de dos neuronas puede nacer un esperpento de ese talante-  surgió semejante brutalidad) solo lo superarán en infamia, aunque no por mucho, Kim Jong-un y Fidel. Y de ese nivel solo se puede ir más abajo si te tatúas una esvástica en la frente y te proclamas “raza superior”. Y lo que es más grave para Maduro, desde ese charco, desde esa mácula en tu historial como gobernante, salir limpio no se puede. Si la ANC va, el mote de “dictador” a Maduro se le habrá grabado para siempre en su tarjeta de presentación. Ni siquiera Chávez, que es el origen de todo mal, pero al menos tenía cierta astucia política, se habría atrevido a tanto, y yerran quienes consideran que entonces Maduro es “más audaz”. Lo que sí tiene, en todo caso, es una mucho menor capacidad para leer las circunstancias que le toca enfrentar, y sobre todo, una absoluta y muy atrevida ignorancia sobre las consecuencias de sus actos. Si impone su ANC, Maduro hoy firma el acta de defunción del madurismo, y más allá, del chavismo, a los que no se les verá ya nunca más como la supuesta “esperanza de los pueblos”, sino como terribles accidentes históricos que solo serán estudiados como ejemplos de lo que jamás debe hacerse en ningún gobierno. Suena raro, sobre todo de cara al sufrimiento que causa y que seguirá causando, al menos por un tiempo, pero cuando la oscurana pase, de alguna bizarra manera tendremos que dar gracias, a Dios o al destino, por ese garrafal error de cálculo de Maduro que la historia recordará como el peor error de un presidente en los últimos 100 años, por lo que será para siempre tenido como la “constituyente fallida” de un grupo ciego por su miedo y por sus ansias de poder.

 

Hoy las calles no estarán vacías. Pero no serán los centros de votación para la ANC los que estarán llenos de gente. Allí es donde más desnudo se verá el rey acobardado. Venezuela va a llenar sus espacios con millones de voces en contra de la ANC. Seguro VTV y Telesur trucarán sus imágenes tratando de hacer creer a los bobos, que aunque son minoría aún existen, que los cientos de miles ciudadanos protestando están “festejando” esta inmensa torpeza presidencial, pero esa píldora no se la tragan ya ni los venezolanos ni el mundo. Hoy, estoy seguro de ello, hasta los funcionarios públicos, que tanto han sido vejados e intimidados, le van a dar la espalda al “proceso”, pues Maduro, Padrino, Jaua, Varela, Lucena, Diosdado y sus amigotes olvidaron que se puede jugar a ser matón de barrio con los más vulnerables por un tiempo, pero llega un día en el que ni al más “leal”, cuando no ya puede ni alimentar a sus hijos, le dan las cuentas. Las ideologías (en el caso de Venezuela, los cuentos de camino) no llenan teteros, no sacian el hambre, no curan el cáncer ni sirven de medicina para ninguna enfermedad. Cuando se pierde todo, en la misma alforja que se cae de la grupa se cae el miedo. Y ante un gobierno que está dispuesto a matarte a un hijo o a quitarte la vida solo por permanecer en el coroto, ya nadie tiene nada que perder.

 

Si aún eres de los que cree que debes participar en el proceso de hoy, así sea para votar “nulo” cubriendo ingenuamente tus espaldas, solo te llamo a revisar tu nevera, tu botiquín o hasta tu cuenta de banco antes de salir a votar, y luego a hacerte las siguientes preguntas: ¿Vas a avalar la inconstitucional locura de unos pocos multimillonarios, verdaderos ladrones, a los que no les interesa en lo más mínimo su tú o tu familia tienen comida o medicinas hoy en tu casa? ¿Vas a seguirle el juego a un gobierno falaz que pese a que se autocalifica como “humanista” tiene acumulados más presos políticos, más asesinados y más torturados que los que sumaron las dictaduras de Gómez y de Pérez Jiménez? Incluso si tú eres aún “fiel revolucionario”, o de esos seres ciegos que creen que si uno no se meten en problemas los problemas no se meten en uno, ¿estás dispuesto a legarle a tus hijos un país en el que si a ellos se les ocurre pensar distinto, o protestar contra el poder, puede un GNB, un PNB o un paramilitar matarlo de un bombazo o de un tiro en la cabeza o el pecho? ¿Estás listo para eso? ¿Para cargar el ataúd blanco y pequeñito de tu hijo a su última morada solo porque cuando te tocó a ti ser valiente te temblaron las piernas y el alma? Te invito a pensar un poco más allá de lo que pueden ser las consecuencias de tu arrojo a corto plazo, y sobre todo a pensar sin egoísmo en clave de país, ponderando cómo quieres ser recordado y, sobre todo, cómo quieres verte a ti mismo en esos momentos en los que somos nuestros jueces más implacables, cuando, al pasar del tiempo, recuerdes cómo te comportaste cuando te tocaba ser verdaderamente consciente. Es verdad, no es fácil arriesgar la ínfima y momentánea tranquilidad de la apatía, pero ten en cuenta que si te prestas a este juego perverso, con toda seguridad al cabo de un tiempo te arrepentirás de no haber sido fiel a ti mismo, y ya será tarde, para ti y para todos.

 

Si quieres ser más pragmático hazte esta pregunta: ¿Quieres seguir viviendo bajo el ala de un (des)gobierno que tiene casi 20 años hablando de un futuro utópico –y por definición inalcanzable-  que nunca llega? ¿No te has dado cuenta? Todo “vamos a hacer”, todo es “ya vendrá”, todo es “lograremos”. Nada es “hicimos”, nada es “acá está”, nada es “lo logramos”. Todo es circo, que ya ni siquiera pan ¿Estás dispuesto a seguir viviendo en este permanente “correr la arruga” echándole la culpa de todo lo malo y de la absoluta incapacidad e ignorancia del poder  al “imperio”, a los enemigos imaginarios y hasta a las iguanas? Mientras tu padre o tu madre no encuentran medicinas para sus males de mayores, mientras no encuentras leche para alimentar a tu bebé, mientras te encierras todos los días a las seis de la tarde en tu casa por miedo al hampa, o peor, a los policías, Maduro baila salsa y monta sainetes burlándose de ti. Y date cuenta, has perdido, porque no somos inmortales y nuestro tiempo en esta tierra está contado, casi un tercio de tu vida en esto, ¿vas a seguir dándole oportunidades a quienes las desperdiciaron solo para llenar sus bolsillos a costa tuya y mía? ¿Cuánto tiempo vital de más vas a invertir en esta operación fallida?

 

Sí, hoy es un día malo, al menos al corto plazo. Y las batallas aún pendientes serán duras y aleccionadoras, pero en ti y en mí está convertir esta oscuridad en una victoria. No te dejes engañar. El tiempo de los falsarios ya pasó, que ellos no quieran darse por enterados es su problema, pero ni tú ni yo, y Dios sabe que es así, podemos darnos el lujo de entregarle nuestro futuro de nuevo a quienes nos han dilapidado el pasado y han acabado con nuestro presente. El miedo ya no es opción, y la valentía es nuestro único camino. Venezuela cuenta contigo.

 

@HimiobSantome

“Cometer un error y no corregirlo es otro error” (Confucio), por Virginia Contreras

cnee

 

Hace un par de días el Consejo Nacional Electoral (CNE)  informo al país su decisión sobre la oportunidad en que el referéndum revocatorio (RR) solicitado por la agrupación política opositora venezolana, “Mesa de la Unidad Democrática” (MUD), se realizara. Entre otras cosas, el organismo señalo que el RR “pudiera efectuarse a mediados del primer trimestre de 2017″. La decisión dictada por el ente electoral refleja una vez más su sumisión ante el gobierno revolucionario, razón por la cual no debería haber asombrado a nadie.

Desde principios de año el CNE ratifico una vez más su absoluta parcialidad a favor del Gobierno Nacional, así como continuo con su política obstruccionista frente a cualquier actividad desplegada no solo por la oposición política del país, sino por la propia Asamblea Nacional (AN). Tanto fue, que frente al proyecto de Ley Orgánica sobre referendos que en abril comenzó a discutir el poder legislativo, el cual había pasado la segunda discusión, el CNE (comunicación del 4/4/2016), le advirtió a la AN que debido a que el ente electoral poseía la iniciativa legislativa sobre Leyes electorales, el proyecto de Ley Orgánica de Referendo que estaba siendo tramitado allí se encontraba al margen de la Constitución por cuanto que el organismo electoral no había tenido la iniciativa sobre ese Proyecto.

Muy posiblemente haya quien se aburra cuando de leyes se trata, pero el caso es digno de mencionar, por cuanto que resultaba evidente que estando en mora el CNE para presentar un proyecto de Ley sobre referendos, jamás lo iba a hacer ante la AN ahora en manos opositoras. Así, si el organismo electoral se abstenía de presentar dicho proyecto, blindaba con esto las normas que con carácter provisional ha venido dictando sobre la materia, e impedía por supuesto que se establecieran disposiciones más concretas sobre RR, las cuales pudieran facilitar la coronación de los sueños de tantos ciudadanos.

Resulta ocioso repetir la cantidad de sinsabores que han padecido la mayoría de los venezolanos al apreciar las públicas patrañas que el CNE ha venido ejecutando para dilatar un proceso, que en tiempos de Hugo Chávez no hubiera durado más de dos meses. Esto que  decimos es tan cierto, que la propia presidenta del CNE, en una publicación inserta en la página web del organismo (www.cne.gob.ve) titulada “Solicitud de Referendo Revocatorio Presidencial. Exposición al país, Agosto 2016”, señala orgullosamente el poco tiempo que demoro el CNE en atender la solicitud del presidente de la Republica de entonces para ejecutar todo lo relacionado con el referéndum para aprobar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, y para posteriormente aprobar la Constitución de la Republica, hechos estos que hay que reconocer que por su complejidad y por la cantidad de participantes, resultaban un verdadero reto en materia procedimental.

Todas estas circunstancias, de dilación del proceso, y obstruccionismo evidente, fueron conocidas por el grueso de las organizaciones políticas opositoras que hacen vida en la conocida MUD. Tanto así que algunos de sus miembros, viendo la amenaza de que no pudiera efectuarse el RR este año, sugirieron la posibilidad de que la recolección de firmas se realizara como un “plebiscito simbólico” en contra del Presidente Maduro.

Ahora, cuando el CNE señala oficialmente lo que ya resultaba más que evidente, lo que impresiona no es la decisión del organismo, sino la actitud de asombro que frente a una realidad por todos conocida demuestran líderes políticos y representantes de la antes mencionada organización opositora. La situación ha llegado a tal extremo, que todavía incluso hay quienes se atreven a sugerir que “solo la presión en la calle hará que el RR se realice este año”, pretendiendo tal vez con esto desconocer no solo una decisión, que injusta o no, inconstitucional o no, ilegal o no, y abusiva o no, emana de un organismo que posee no solo todo el apoyo del gobierno revolucionario, sino de su apéndice judicial, el Tribunal Supremo de Justicia.

¿Habrá alguien en su sano juicio capaz de creer que porque la semana que viene salgan a la calle un millón de manifestantes en contra de la decisión del CNE este cambie de opinión? ¿Puede alguien pensar que la Señora Presidenta del CNE dará una rueda de prensa manifestando su desaprobación con la decisión dictada por el organismo, y amenazando al gobierno con renunciar si el RR no se realiza en el 2016?

Es entendible que frente a una medida dictada por alguna autoridad, los ciudadanos tengan el derecho y hasta el deber de manifestar públicamente su contrariedad, pero de allí a hacerle creer a la población que su participación -a estas alturas en que la decisión está tomada, y sin ni siquiera haberse iniciado la recolección del 20 por ciento de las firmas- podrá cambiar la decisión, es una situación que no solo resulta fantasiosa, sino, con todo respeto: criminal.

La naturaleza humana suele ser muy dura frente a hechos adversos producidos como consecuencia de la acción de otros. Muy posiblemente en este caso sean muchos los que nieguen su responsabilidad en relación con una estrategia que por lo menos hasta el momento ha resultado equivocada. Pero aún bajo lo abrumadora que ha podido resultar para algunos la referida noticia, más grave que haberse equivocado en establecer una única estrategia sin considerar la ejecución de un “Plan B”, resulta el persistir en equivocarse a sabiendas que las consecuencias del error la están padeciendo 30 millones de venezolanos y no un partido político.

Más allá que la MUD desee por razones de dignidad, y hasta de previsión política, continuar con la segunda etapa del proceso revocatorio, y sin que esto signifique desmerecer muchos de sus logros, es obvio que no puede seguir actuando sorda, ciega y muda frente a lo que la sociedad y la comunidad internacional esperan. No basta con consultar a unas bases políticas para saber qué se va a hacer en las próximas semanas, o qué tipo de declaración en respuesta a tales hechos realizaran el lunes. Tales acciones no le interesan sino a los mismos integrantes de las organizaciones políticas. Lo que los venezolanos siguen esperando es que terminen de una vez por todas de olvidarse de intereses presidencialistas, y de costos políticos de estos para las próximas elecciones presidenciales. Lo que la gente está esperando oír no es el mea culpa del secretario general de la MUD, o del presidente de la Asamblea Nacional. Lo que la gente pide a gritos es que se incluyan todas las otras opciones que muchos venezolanos habían presentado hasta el momento y que inexplicablemente se dejaron a un lado. Lo que la gente quiere es que no solo se deje participar a esas repetidamente mencionadas “bases” señaladas por los líderes políticos, sino a la gente de bien, al que hace la cola para comprar comida, al que habla en la radio, a la madre que no sabe cómo alimentar a su bebe, y hasta al que recibe esas bolsas de miserias llamadas “Clap”. Si esto no es posible hacerlo, pues que lo hagan otros.

 

Publicado en Notiminuto

Virginia Contreras Abogada experta en seguridad

 

El error que le costó la vida al autor intelectual de los atentados en París

abatido

 

Abbaoud era el terrorista más buscado de Bélgica y luchó junto a la milicia Estado Islámico en Siria. De raíces marroquíes, vivía en el barrio de Molenbeek en Bruselas, considerado un feudo islamista. Murió en el operativo que realizó la policía de Francia en el municipio Saint-Denis.

En la operación fueron detenidas ocho personas y otras dos murieron, informó el fiscal a cargo de la investigación de la matanza del viernes.

Los muertos son una mujer que estaba dentro del inmueble y detonó su chaleco de explosivos (algo sin precedentes en Francia) y un hombre con el cuerpo acribillado de balas hallado entre los escombros.

 

¿Qué errores permitieron que se diera con su paradero?

En cinco días de investigación, los policías lograron remontar la pista y establecer la secuencia de los ataques del pasado viernes en París. “Actos de guerra planeados en Siria, organizados en Bélgica y cometidos en Francia con cómplices franceses”, según el presidente Francois Hollande.

Nueve hombres participaron en los atentados: tres kamikazes en las inmediaciones el Estadio de Francia en Saint-Denis, otros tres en la sala de conciertos El Bataclan y tres más que dispararon de forma indiscriminada contra bares y restaurantes.

Justo antes del asalto a la sala de conciertos Le Bataclan, alguien envió el siguiente mensaje de texto desde un teléfono celular: “Estamos en marcha, empezamos”. Esto se hizo en un tacho de basura en el exterior de la sala, dentro de la que murieron 89 personas, explicó el fiscal de París. Este celular fue una pista vital para determinar que el cerebro de los ataques se encontraba en Saint-Denis.

En Saint-Denis, los agentes de las fuerzas del orden recibieron intensos disparos, y llegaron a disparar 5.000 cartuchos, detalló el fiscal.

La operación duró siete horas y paralizó el barrio. “Parecía que estábamos en guerra”, contó Hayat, una testigo de 26 años.

El edificio podría derrumbarse, lo que complica el trabajo de los investigadores. Como consecuencia, el fiscal dijo que no podía precisar el número exacto de muertos ni sus identidades.

Abaaoud, conocido también como Abu Omar al Baljiki (“el belga”), fue en el 2013 a Siria. Un año después burló los servicios de inteligencia viajando a Europa para preparar atentados en Bélgica, que fueron desbaratados.

Su nombre fue mencionado explícitamente en un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses de mayo, que advertía sobre un posible ataque del Estado Islámico en Europa.

De los siete kamikazes, cuatro han sido identificados, todos ellos franceses, de los cuales al menos tres combatieron en Siria. Uno de los otros tres es un hombre que llevaba un pasaporte de ese país de autenticidad dudosa con el que entró por Grecia recientemente.

La policía continúa con la búsqueda de Salah Abdeslam, de 26 años, sospechoso de ser uno de los atacantes que ametrallaron el viernes desde un coche varias terrazas de cafeterías y restaurantes junto con su hermano Brahim, quien se hizo estallar en la calle.

Otro asaltante también podría estar huido, a no ser que sea uno de los dos presuntos cómplices arrestados en Bruselas e inculpados por “atentado terrorista”.

La investigación se centra asimismo en otros dos hermanosyihadistas, Fabien y Jean-Michel Clain, cuyas voces figuran en la reivindicación del Estado Islámico.