elecciones presidenciales archivos - Runrun

elecciones presidenciales

Elliott Abrams: Guaidó y Maduro podrían ser candidatos en unas elecciones libres
El representante especial de Estados Unidos para Venezuela calificó de salvaje la acusación de Cliver Alcalá Cordones, mayor general del Ejército en situación de retiro, en contra del presidente interino de la República

 

Juan Guaidó, presidente encargado de la República, y Nicolás Maduro podrán postularse como candidatos en unas eventuales elecciones presidenciales democráticas. Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, hizo la aclaratoria este jueves durante una en una teleconferencia con periodistas.

Elliott Abrams aclaró que la única persona que no podrá presentar su nombre para postularse es la que se desempeñe como presidente del gobierno de transición. Esta figura será nombrada en un Consejo de Estado conformados por miembros de la Asamblea Nacional, tanto del chavismo como de la oposición.

«Adoptados esta posición porque, en una situación tan frágil como la de Venezuela, pensamos que nadie va a creer que todo será justo si alguien que dirige un gobierno de transición también será un candidato», expresó.

El funcionario estadounidense resaltó que han estudiado las encuestas de opinión durante un año y los índices de aprobación de Maduro están entre 12% y 15%, por lo que, según aseguró, el jefe del régimen socialista no ganaría una contienda electoral.

Este punto no había quedado claro en el Marco para la Transición Democrática, presentado en días pasados por Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, quien además afirmó que Maduro no volvería a gobernar Venezuela.

Abrams dijo que el rechazo inmediato de Maduro o de algunos de sus funcionarios era obvio y predecible, aunque aseguró que lo que realmente importa es lo que sucede en privado dentro del régimen, del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Ejército.

Expresó que la Iglesia Católica y Noruega pueden poner esta propuesta sobre la mesa, si Maduro está dispuesto a pensarlo y negociar su salida del Palacio de Miraflores.

El representante especial señaló que no han mantenido contacto con el régimen de Maduro. Pero aseguró que sí han conversado con el gobierno de Rusia sobre la situación venezolana y la propuesta estadounidense.

Asimismo, Abrams calificó de salvaje la acusación de Cliver Alcalá Cordones, mayor general del Ejército en situación de retiro, en contra de Juan Guaidó.

Guaidó aseguró que en el nuevo gobierno no pueden participar corruptos ni narcotraficantes
«Es una mentira porque Guaidó no está involucrado en cualquier tipo de violencia o cualquier forma de golpe militar. Lo que está buscando es lo que propuso en Barbados el año pasado. Y sobre esa proposición Estados Unidos construyó su propuesta, que es un gobierno de transición», manifestó.

Alcalá Cordones, antes de entregarse hace una semana a las autoridades estadounidense, aseguró que Guaidó formaba parte de unos supuestos planes que buscarían sacar a Maduro del poder.

Elecciones para cambiar o para perpetuar la miseria en dictadura, por Luis Ugalde

En este año electoral el régimen quiere votaciones para reforzar y perpetuar su poder dictatorial. Por el contrario, más del 80 % de los venezolanos quiere (o quisiera) elecciones para cambiar y emprender de inmediato la reconstrucción en democracia y libertad. Si Maduro fuera demócrata, ante el abrumador malestar y clamor del pueblo, renunciaría y daría paso a elecciones presidenciales y parlamentarias verdaderamente democráticas.

Esa gran mayoría que quiere elecciones para salir de la dictadura en este año debe exigir un nuevo CNE equilibrado y respetable, movilizarse para demandar los comicios, lograr condiciones electorales razonables y activarse para votar y defender el voto.

El régimen ha confesado que está decidido a impedir las elecciones presidenciales e imponer solo las parlamentarias. La AN tiene que negociar para designar cuanto antes un nuevo CNE equilibrado e impedir que el TSJ imponga uno incondicional del régimen, con lo que empujaría a la mayoría opositora a no votar. Un CNE en manos de la dictadura conduciría a una Asamblea Nacional del régimen que así tendría todos los poderes del Estado y toda la fuerza para que continúe la miseria y el éxodo venezolano.

El fallido asalto a la Asamblea Nacional

Al régimen le falta dominar a la AN que es punto de resistencia de la democracia venezolana y de apoyo internacional contra la dictadura. Por eso hace un par de meses el régimen planificó el asalto a la Asamblea Nacional, de amplia mayoría opositora, para eliminar de raíz su autonomía con su presidente Juan Guaidó constitucionalmente (art. 233) encargado de la Presidencia de la República desde que Maduro terminó su período presidencial el 5 de enero de 2019. El asalto se planificó con compra de votos para la nueva directiva y cerco armado para impedir la entrada de los diputados que no se vendieran. Pero falló estruendosamente la conspiración gubernamental y dejó en evidencia ante el mundo que la mayoría de diputados tuvo valor y rectitud para no dejarse comprar ni expulsar del parlamento.

Vimos a Guaidó y sus compañeros unidos  enfrentando con éxito a los cascos, fusiles y paramilitares armados para defender la mayoría parlamentaria democrática.

Luego vino la audaz y sorpresiva salida del país de Guaidó para reunirse con líderes e instituciones democráticas de América y Europa, que lo recibieron y aclamaron como presidente encargado. Así la AN democrática y el liderazgo de Guaidó se han fortalecido y su bandera de “elecciones presidenciales democráticas” aparece como la gran oportunidad para salir de la dictadura e ir a la reconstrucción con fuerte apoyo internacional, porque solos no podemos.

Dos elecciones

Tenemos dos elecciones en 2020: las parlamentarias  y las presidenciales. Los demócratas y los que queremos salir de la miseria nacional debemos participar y ganar las dos. El gobierno está decidido a las trampas necesarias para perpetuarse en el poder, impidiendo la presidencial y ganando las parlamentarias con un nuevo CNE nombrado por el TSJ servil al Ejecutivo y sometido al régimen. Con un CNE así la mayoría de la oposición se negaría a ir al “matadero” de unas votaciones sin árbitro respetable y sin las debidas condiciones electorales democráticas.

La estrategia del régimen para el triunfo de la dictadura en las parlamentarias es la división y la abstención de la mayoría opositora. Con eso se apagaría la última luz de esperanza que es la AN y se acabaría con el fuerte y renacido liderazgo de Juan Guaidó.

Frente a eso, los que queremos cambio de régimen con votos (terreno donde somos más fuertes que con la violencia armada), tenemos la unidad en torno al liderazgo repotenciado y reconocido de Guaidó, con increíble apoyo de los gobiernos e instituciones democráticas internacionales para unas elecciones presidenciales libres y limpias, como manda la Constitución. Todo esto implica fuerza democrática y negociación política con un sí rotundo a las elecciones para cambiar, al nuevo CNE negociado en la AN, y a la  reconstrucción plural.

El camino para salir de la dictadura son las elecciones con fuerte presión nacional y externa con las condiciones básicas exigidas, con apoyo de las democracias del mundo y con transparencia y libertad garantizadas por la observación internacional. Unidos bajo la guía de Guaidó, liberado de la “disciplina partidista” y acompañado por la sociedad civil y por los equipos políticos nacionales e internacionales.

Cuanto antes se debe definir, comunicar y articular ese camino 

El régimen está jugando duro para impedirlo y se va a endurecer más; aunque también es cierto que muchos que fueron (o son) chavistas  están deseando que se vaya Maduro. La salida electoral limpia no se va a dar sin movilización, ni presión fuerte. Pero tampoco sin negociación para que la transición sea viable, con menor costo y sumando el máximo de voluntades y capacidades para la reconstrucción. Cosa que es imposible con la perpetuación de la actual dictadura y el absurdo modelo político económico que ha hundido al país.

Caracas, 28 de febrero de 2020.

Runrunes de Bocaranda: BAJO - SALUD ROBOLUCIONARIA

SALUD ROBOLUCIONARIA:

Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Cojedes, Delta Amacuro, Guárico, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo y Zulia son los 17 estados propensos a la propagación de la fiebre amarilla, según un reporte de la red “Defendamos la Epidemiología Nacional” y la “Sociedad Venezolana de Salud Pública”.

 

EL CONSEJO ELECTORAL:

En lo que son sus acostumbradas cadenas de desinformación y manipulación de los hechos, Maduro insiste en repetir a cada rato que las negociaciones entre sus “súbditos del PSUV” y la verdadera oposición representada en la Asamblea Nacional son para ir a las elecciones de diputados y nunca de elecciones presidenciales. Un día los llama en “desacato” y otro señala que se avanza en el tema del CNE.

 

Hay que recordar lo que nos repitió en nuestro programa por VivoPlay.net el diputado adeco Oscar Ronderos: “Un Consejo Electoral que no sea electo por la Asamblea Nacional – como establece la Constitución- no le sirve ni al gobierno, ni a quienes hacemos vida en la alternativa democrática, ni al país…así como el gobierno no aceptará una imposición de la Asamblea Nacional tampoco los diputados aceptaremos un parapeto que designe la Constituyente”.

 

El interés del país es la elección presidencial cuanto antes, enfatizó. La necesidad de tener un árbitro equilibrado con miras a la elección presidencial es un reclamo que ha traspasado las fronteras de la oposición para llegar hasta muy dentro del PSUV, donde hay cansancio y abandono del respaldo al régimen que antes estuvo cohesionado en torno a Maduro. Los errores permanentes y repetitivos, disfrazados de éxito como son la aceptación presidencial y su satisfacción personal de que el dólar estadounidense intervenga como la moneda dura de la economía -desvencijada por él mismo- es otra prueba mas de la falta de planificación, el exceso de galimatías, la improvisación diaria y el avance – a paso de vencedores- de la corrupción y el crimen en todas las áreas gubernamentales civiles y militares.

Con solo revisar los portales nacionales e internacionales de investigación periodística podemos darnos cuenta de sorprendentes hallazgos cada semana. A veces resulta inverosímil el descaro con que actúan, accionan y ejecutan sus tropelías los funcionarios rojos y sus secuaces.

 

Edgar Zambrano reitera llamado a elecciones presidenciales
Zambrano destacó que se debe alcanzar un acuerdo político para designar un comité de postulaciones que permita cambiar las autoridades del CNE

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, reiteró este martes 28 de octubre que desde el Parlamento insisten en la realización de elecciones presidenciales para obtener una salida democrática a la crisis que atraviesa el país.

En una entrevista ofrecida a Unión Radio, Zambrano desestimó los llamados a unos comicios parlamentarios destacando que la AN “no es el fondo del problema”, sino las “decisiones políticas equivocadas del Ejecutivo”.

 

“La angustia y el sufrimiento de nuestro pueblo no se soluciona con una elección parlamentaria, se soluciona con una elección presidencial, que equivale a un cambio de modelo político, de un fracaso de políticas públicas”, dijo.

 

Por otra parte, afirmó que para lograr la designación de un comité de postulaciones que lleve a un cambio de autoridades del Consejo Nacional Electoral, debe existir un acuerdo político.

“La implementación de la política como mecanismo de resolución del conflicto que vive el país pasa por un acuerdo político, no hay otra posibilidad cierta para obtener un nuevo Poder Electoral, un nuevo árbitro que sea árbitro y no parte”, añadió.

Con información de Unión Radio

Partidos minoritarios y el régimen de Maduro planean elecciones parlamentarias y no presidenciales
Ameliach aseguró que la comisión planea conformar un nuevo CNE, ofrecer garantías electorales y representación proporcional

El constituyente Francisco Ameliach informó este lunes 21 de octubre que los partidos minoritarios y representantes del régimen, reunidos en mesas de negociación, planean realizar elecciones parlamentarias, pero no presidenciales.

Durante una rueda de prensa realizada desde el hotel Meliá Caracas, Ameliach dijo: “La Constitución no plantea elecciones presidenciales, las que estamos evaluando en esta mesa son las que corresponden constitucionalmente el año que viene que son las del Parlamento Nacional”.

Asimismo, aseguró que la comisión complementaria que evalúa conformar un nuevo Consejo Nacional Electoral, garantías electorales y representación proporcional. Además, el constituyente anunció la conformación de tres mesas temáticas: Partidos políticos, comisión electoral y economía.

 

“Establecimos un cronograma para darle respuestas a esos tres grandes temas y el más importante, que es la propuesta de volver al sistema de representación proporcional”, dijo.

 

Los miembros de esta comisión, la cual está presidida por el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, son los siguientes:

Francisco Ameliach de Orta, Verónica Brito, Ricardo Rojas, Alfredo Catalán y José G Aparicio por el partido Cambiemos; Leonardo Morales y Daniel Santolo de Avanzada Progresista; Josefina Baldo (Decu MAS) y Segundo Meléndez del MAS.

*Con información de El Pitazo

Conferencia Episcopal Venezolana pide realizar nuevas elecciones presidenciales en Venezuela

LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA (CEV) exhortó este jueves a la realización de elecciones presidenciales “en el menor tiempo posible” y bajo supervisión de organismos internacionales, con el fin de sustituir a Nicolás Maduro, al que consideran al frente de “un Gobierno ilegítimo y fallido”.

En rueda de prensa, el arzobispo Jesús González de Zárate dio a conocer el documento “Dios quiere para Venezuela un futuro de esperanza”, en el que se afirma que ante “un Gobierno ilegítimo y fallido, Venezuela clama a gritos un cambio de rumbo, una vuelta a la Constitución”.

Los obispos proponen “la elección en el menor tiempo posible de un nuevo presidente de la República” y apuntan que “para que sea realmente libre y responda a la voluntad del pueblo soberano” serían necesarias “condiciones indispensables” tales como “un nuevo Consejo Nacional Electoral imparcial” y “la actualización del registro electoral”.

Además, la CEV fija entre las condiciones de esa elección presidencial “el voto de los venezolanos en el exterior”, un elemento clave tomando en cuenta la emigración de más de cuatro millones de venezolanos en los últimos años, según estimaciones de la ONU.

Los obispos venezolanos piden también “una supervisión de organismos internacionales”, entre los que citan a la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea.

Otra de las solicitudes de la CEV es “el cese de la Asamblea Nacional Constituyente”, el cuerpo legislativo conformado por militantes del chavismo y al que la oposición y varios países no reconocen.

Los obispos consideran que “la compleja y dramática situación” venezolana “queda reflejada” en el último informe de la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, que apunta presuntas violaciones a los derechos fundamentales en el país.

En este sentido, los obispos venezolanos consideran que “es urgente que se permita la entrada masiva y distribución de la ayuda de alimentos y medicinas” bajo “supervisión internacional” y sin “diatribas partidistas”.

La Iglesia Católica venezolana instó a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, cuerpos policiales y el Ministerio Público a cumplir “sus deberes constitucionales” para erradicar “las prácticas de persecución y tortura”, que asegura imperan en la nación.

Centro de Estudios Políticos y Gobierno UCAB: 64,6% de los venezolanos votarían si hay elecciones presidenciales

64% DE LOS VENEZOLANOS ESTÁ está dispuesto a votar en caso de que se convoquen elecciones presidenciales, a lo que se agregaría un 15,1% que quizás sí lo haría; pero el condicionante más importante para participar es que sea cambiado el Consejo Nacional Electoral.

Este es uno de los principales resultados de la última encuesta realizada por el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, con trabajo de campo de Delphos, en la cual se indica que la disposición a votar sube a 70,2% si cambia el CNE, si existe observación electoral, si Nicolás Maduro renuncia y si éste no es candidato.

En la encuesta se indica que en el caso de una elección, el candidato de la oposición podría obtener 67% de los votos (12,9 millones de votos) y el del chavismo 33% (6,3 millones). En el escenario de que la magnitud de la diáspora pudiera afectar el voto opositor, se mantendría una ventaja pues obtendría unos 9,9 millones de votos.
Esta fue una de las conclusiones presentadas durante el Foro Perspectivas Económicas, Políticas y Sociales de Venezuela para el Segundo semestre de 2019, convocado este jueves por el Centro de Estudios Políticos y Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello.

En este encuentro participaron como ponentes Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y Gobierno de la UCAB; Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica; Maria Gabriela Ponce, socióloga del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Ucab; Phil Gunson, analista de Crisis Group para Venezuela; y Félix Seijas, director de Delphos.

Benigno Alarcón, director del CEPyG de la Ucab, al abordar los resultados del estudio de opinión, resaltó que existe una diferencia con la percepción sobre la posibilidad de cambio en Venezuela este año, ya que se ha pasado de 38,7% en noviembre a 50,6% en mayo. También destacó el hecho de que 54,7% estima que Juan Guaidó ganará el conflicto en comparación con 27,3% que considera que será Maduro.

Utilizando una metodología de visualización de cuatro escenarios, Alarcón explicó que el primero es la continuación del régimen, el segundo es la autocratización militar, el tercero una transición tutelada y el cuarto una transición perfecta. Comentó que el tercero tendría mayor probabilidad, tomando en cuenta las acciones de la comunidad internacional y las condiciones internas para una salida al conflicto. Pero advirtió que para que se genere un escenario de transición hace falta, no solo que la comunidad internacional pro-democracia genere más presión, sino también una movilización masiva de la gente, unidad opositora y que ocurra una división en el bloque en el poder.
Al analizar los factores de presión, anticipó que es muy probable que las movilizaciones se activen sobre todo a partir de septiembre, ya que los problemas de los venezolanos serán mayores, y es un periodo cuando tradicionalmente se genera más acción social y política.

A su juicio, no debe cerrarse la puerta a la posibilidad de una negociación, pero recomendó incluir a actores más influyentes. En el caso del gobierno, destacó que entre ellos deberían estar los militares y otras instituciones, pues no necesariamente los que pueden decidir son los que se están sentando a negociar.

Sentimientos activadores

Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, expuso que en el estudio se encuentra un hallazgo importante: los sentimientos activadores de la gente frente a la situación actual del país han aumentado, mientras que los inhibidores han disminuido. Los esperanzados pasaron del 24,7% en noviembre a 33,8% en mayo y los molestos subieron del 21,7% al 23,8%. Entre estos dos factores activadores hubo un incremento combinado al pasar de 46,5% a 57,6%. En contraste, los sentimientos inhibidores (tristes, deprimidos, desilusionados), bajaron en su conjunto del 43,6% al 36,5%.

El estudio de opinión muestra que de mantenerse la situación actual, 31,4% está dispuesto a seguir luchando sin correr muchos riesgos, 25,4% a hacerlo asumiendo riesgos y un 10,5% estaría proclive a armarse para luchar. Por otra parte, 21,7% optaría por quedarse tranquilo y adaptarse y 10,6% buscaría la manera de irse del país.

La encuesta del CEPyG Ucab-Delphos indica que luchar asumiendo todos los riesgos aumenta a 39,4% entre los opositores que apoyan al liderazgo, y a 37% entre los opositores que no lo apoyan.

En la hipótesis de que Guaidó sea apresado, del total de los encuestados 25,1% se adaptaría, 22% lucharía corriendo todos los riesgos, 20,4 lo haría sin correr muchos riesgos, 16,9% emigraría y 15,3% se armaría para luchar.
Regionalización de la crisis

Phil Gunson, analista de Crisis Group, explicó que ya la crisis venezolana pasó a ser regional, especialmente por el impacto de la emigración en América Latina. “Incluso con repercusiones que van más allá, lo que ha activado a actores de gran peso internacional como Estados Unidos, China, Rusia y Europa”, dijo.

Según su observación, la tendencia en la comunidad internacional es a generar las condiciones para que se produzca una negociación. “Todas las iniciativas tienden en esa dirección”, y puso como ejemplo la reunión convocada para el 6 de agosto, cuando en la práctica se realizará una cumbre mundial para analizar la situación venezolana.

Según Gunson, se ha producido una brecha entre lo que sucede internacionalmente y lo que ocurre dentro del país. “Todos los actores internos deben saber que es muy importante escuchar a la comunidad internacional”.
Ajuste económico recesivo

El economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, demostró cómo el país produce la mitad con respecto a hace seis años. Este año habrá una contracción de 36% de la economía, después de haber caído 52% desde 2013.
Expuso que el chavismo ha hecho un ajuste tardío, incompleto, que agrava esa recesión, pero que le ha dado resultados parciales para desacelerar la hiperinflación. Ha recortado gasto público. Permite liberación de precios y tarifas, aunque sin derogar las leyes de controles. Por otra parte está restringido el crédito y hay menos monetización. Comentó también que hay un esquema cambiario de menos controles y sin penalizaciones.

Pero Oliveros advirtió que hay una serie de factores en contra de una estabilización: hay una restricción externa, con lo cual el gobierno no tiene divisas. Y no tiene capacidad de generarlas.

También se está produciendo un efecto de las sanciones, se mantiene el colapso de los servicios y de los ingresos fiscales, con escasa credibilidad y problemas de coordinación para la ejecución de las políticas.
Anticipa que se va a profundizar la dolarización, pero continuará la hiperinflación en bolívares, con el agravante de que solo un sector de la población minoritario que se mueve en divisas.

“Sin transición política no habrá transición económica, y aquí el modelo chino no es viable”, afirmó Oliveros.

Mayor pobreza

La investigadora social María Gabriela Ponce, expuso que según la encuesta Encovi, cada vez hay más pobreza y es la tendencia que se proyecta para el cierre de este año. Ya el año pasado 51% de los hogares venezolanos por ciento está en pobreza multidimensional, un concepto que combina las privaciones en vivienda, educación, estándar de vida, servicios, trabajo y protección social. En 2014 esa cifra estaba en 39%.

Advirtió que esta situación es mucho más dramática en ciudades pequeñas, donde el índice alcanza el 75,3%.

Expuso que 89% de los venezolanos tienen insuficiencia de ingresos para compra de alimentos. “La preocupación mayor que expone la gente es quedarse sin comida en el hogar, especialmente en el sector de menores ingresos, que supera la media”, comentó Ponce.

87 por ciento de los hogares tiene inseguridad alimentaria. Una de las consecuencias de esta situación es que existen 800 mil niños menores de 5 años en riesgo de desnutrición o desnutridos y la mitad de ellos tienen talla baja por desnutrición crónica.

La encuesta Enconvi también refleja que la gente que emigra, tendencia que sigue en crecimiento, busca de oportunidades de trabajo, especialmente para poder enviar remesas a los familiares.

Explicó que aunque no es posible hacer proyecciones con cifras, “con mucha probabilidad las tendencias negativas en términos de la condición social de los venezolanos no van a mejorar aceleradamente en el corto plazo, dado el enorme deterioro acumulado”.

Agregó que no es posible revertir estas realidades sin un cambio del modelo de desarrollo y de la concepción de la política económica y social que se ha venido manejando en el país.

Concluye primera reunión en Oslo con elecciones presidenciales en la mesa

LA PROPUESTA DE ELECCIONES PRESIDENCIALES fue el principal aspecto a discutir en la primera reunión oficial entre los representantes de Nicolás Maduro y del presidente del parlamento y mandatario encargado, Juan Guaidó, en Oslo, Noruega.

De acuerdo con los primeros reportes tras el cierre de la reunión, se planteó sobre la mesa la celebración de elecciones presidenciales para finales del año, mientras que el punto de tensión al respecto pasaría por la participación de Nicolás Maduro como candidato en estos comicios.

En este sentido, otro de los aspectos fundamentales relacionados con las elecciones tendrían relación con el aval que tendrán. Por lo tanto se podría plantear, en las jornadas venideras, la presencia de organismos internacionales, entre los cuales se manejaría la Organización de las Naciones Unidas. Esto en razón de que la oposición exige comicios transparentes y verificables.

Entre las otras demandas realizadas por la oposición, figuran desmantelar los colectivos, aprobar la entrada de ayuda humanitaria y revisar la situación de los presos políticos detenidos en las cárceles venezolanas.

Mientras esta reunión se celebraba, Maduro fraguaba un discurso radicalmente opuesto a los temas que se manejarían en Oslo, pues hizo un llamado a participar en elecciones pronto, sin embargo, se refería a las parlamentarias.

El mandatario dijo a sus acólitos que deben prepararse para una “victoria electoral” ya que más tarde que temprano se celebrarán los comicios para “renovar la Asamblea Nacional”.