diálogo archivos - Runrun

diálogo

Mesa de diálogo reclama al Grupo Internacional de Contacto por su comunicado
Reclaman que nadie en el GIC se ha interesado por los “logros” alcanzados por la Mesa de diálogo
El Grupo cuestiona la representatividad de los que conforman el nuevo proceso de negociación

Foto: Republica.com

El comunicado emitido por el Grupo Internacional de Contacto (GIC) de la Unión Europea fue rechazado por el régimen de Nicolás Maduro y los seis partidos minoritarios que participan en la “mesa de diálogo, negociación y paz”, luego de que este asegurara que no hay signos de un proceso político serio hacia una salida pacífica y democrática de la crisis en Venezuela.

Calificaron la misiva de contradictoria y aseguraron que descalifica los esfuerzos y resultados, cuestionando de esta manera su representatividad a pesar de estar integrada por representantes de la oposición y el gobierno de Maduro.

Destacaron que nadie en nombre del Grupo Internacional de Contacto se ha interesado, hasta ahora, por el trabajo, los objetivos y los logros alcanzados por la Mesa de Diálogo Nacional, “como han sido el otorgamiento de medidas sustitutivas de privación de libertad a 29 personas, entre ellos, al Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional y el inicio de la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral en el seno de la Asamblea Nacional y el regreso del grupo parlamentario del Partido Socialista Unido de Venezuela”, indicó.

Puede seguir leyendo en TalCual

¿En qué mesa de diálogo te sentarías?
El gobierno de Nicolás Maduro y los partidos minoritarios de oposición conformaron tres mesas para el diálogo
Tania Díaz, Ricardo Sánchez y Didalco Bolívar son algunos de los chavistas más reconocidos que participan en el nuevo proceso 

@saracosco

Lo que sería un diálogo entre partidos minoritarios de oposición y el entorno de Nicolás Maduro, se convirtió en tres mesas de trabajo presididas por tres chavistas de alta exposición: Jorge Rodríguez, Jesús Faría y Aristóbulo Istúriz. 

Aunque son un total de ocho mesas técnicas de diálogo, 35 días después del anuncio del inicio del diálogo solo se conformaron la mesa electoral, la de economía y la de partidos políticos. 

Los miembros de la mesa electoral y la económica son conformados en su mayoría por dirigentes políticos de los partidos políticos de oposición – Cambiemos, Soluciones, Avanzada Progresista, MAS y Esperanza por el Cambio. 

El chavismo se queda con la mayoría de la mesa de partidos políticos que además es la más numerosa con 16 dirigentes. 

Pero el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) no es la única organización política que forma parte del proceso de diálogo como representante del gobierno de Maduro. Organizaciones como el MEP, Tupamaro, Alianza por el Cambio y el Partido Comunista son otros de los partidos chavistas incluidos en las mesas.

Está participando también el Movimiento Somos Venezuela, donde milita la vicepresidenta, Delcy Rodríguez. Aunque en una entrevista de Crónica.Uno al diputado de la Asamblea Nacional por Cambiemos, Timoteo Zambrano, aseguró desconocer la participación de este partido en el proceso de diálogo. 

¿Quiénes dialogarán?

Los dirigentes más reconocidos que dialogarán en la mesa electoral serán Jorge Rodríguez, Francisco Ameliach, Josefina Baldó y Segundo Melendez. 

Mientras que en la mesa de economía estarán Jesús Faría, Francisco Matheus, José Antonio España y Ricardo Ríos.

Por último en la mesa de partidos políticos los dirigentes serán Aristóbulo Istúriz, Tania Díaz, Ricardo Sánchez, Didalco Bolívar, Alfonso Campos y José Botello. 

¿A quién acompañarías en este proceso de diálogo?

 

Cabello dice que la oposición liderada por Guaidó quiere volver a dialogar
Insistió en que Maduro no dialogará hasta que la oposición se “retracte” por su supuesta intención de entregar el territorio Esequibo a Guyana.

El presidente de la ANC, Diosdado Cabello, aseguró que la oposición liderada por Juan Guaidó tiene intención de volver a dialogar con el gobierno de Nicolás Maduro, luego de que fracasaron las conversaciones que se llevaron a cabo entre mayo y agosto pasado.

“Esa derecha violenta, la de ‘juanito alimaña’, quiere volverse a sentar, y lo primero que pide es que debe cesar la mesa nacional de diálogo (conformada con sectores minoritarios de la oposición)”, manifestó Cabello en rueda de prensa.

Insistió en que Maduro está negado a sentarse con la oposición representada por Guaidó hasta que se “retracten” sobre la supuesta intención de este sector de entregar el territorio Esequibo a Guyana.

“Nosotros no vamos a un proceso de diálogo a capitular, y mucho menos a capitular en contra de lo que diga esta Constitución”, añadió.

Con información de EFE

Oct 26, 2019 | Actualizado hace 3 meses
El guaraleo gubernamental, por Luis Fuenmayor Toro

Inmediatamente después de la contundente derrota sufrida por el gobierno chavecista en diciembre de 2015, el amigo Luis Brito García, literato y político del régimen, señaló que al presidente Maduro no le quedaba otra que “guaralear”, para poder mantenerse en el poder y terminar su período en 2019. Posiblemente estaba pensando en la arremetida opositora que vendría, la cual incluiría con toda seguridad la convocatoria a un referéndum revocatorio presidencial, en el cual, dado los resultados adversos en los comicios parlamentarios y la ya deteriorada situación económico-social del país, era bastante fácil predecir una segura destitución del Presidente.

No sé si Brito García efectuaba una recomendación sobre la conducta política que Maduro debería asumir o simplemente le abría campo a lo que ya sabía que vendría. En cualquier caso, el guaraleo como respuesta política no era nada nuevo en Venezuela, pues ya había sido utilizado en el pasado reciente y remoto para ganar tiempo ante situaciones comprometidas. El mismo Chávez lo utilizó en momentos apremiantes, como fueron los vividos desde 2001 hasta 2004, cuando debió lidiar con un golpe sangriento de Estado, el sabotaje a la industria petrolera, grandes manifestaciones de calle y llamados diarios a huelgas generales.

Pero una cosa es utilizarlo en escenarios complicados a tener que utilizarlo siempre en todas las situaciones. Y esto es lo que ha pasado realmente desde diciembre de 2015 para acá en prácticamente todos los contextos. Ante la crisis, las demandas de la población, el caos de los servicios públicos, la destrucción de PDVSA, las contradicciones internas y la rectificación necesaria de las políticas, el gobierno tiene como respuesta el guaraleo. Le da largas a los conflictos, ignora los problemas, no toma decisiones, sin darse cuenta que no hacer nada es también una decisión, que tiene muchas veces consecuencias más dramáticas.

En el caso de los diálogos y las negociaciones que ha llevado adelante con las oposiciones venezolanas, el guaraleo gubernamental, junto con la actitud inmediatista y violenta de la oposición extremista, han sido los elementos básicos de los fracasos habidos, los cuales sin lugar a dudas le han dado tiempo para tratar de recuperarse. Pero, si bien guaralear puede diferir los enfrentamientos y permitir una cierta recuperación, no es una conducta que resuelva los problemas en forma más duradera y lleva a una normalización del escenario político y social venezolano. Guaralear no resuelve los problemas; si no hay soluciones estos se vuelven peores. 

Chávez guareleó la realización del referendo revocatorio en su contra y ganó tiempo. Y en ese período ganado instrumentó las misiones sociales iniciales, que a la postre le permitieron no ser revocado en 2004. El guaraleo era para ganar tiempo, no para evitar el revocatorio. Aquel guaraleo fue transitorio, mientras el actual se ha convertido en una actitud permanente. Esta es la impresión que tengo de la conducta gubernamental actual en la mesa nacional de diálogo. Se retardan decisiones importantes, no se asumen oportunamente, no se respeta debidamente al sector opositor democrático dialogante. Y todo ello conspira contra el éxito de esta negociación.   

No he sido tocado por el inmediatismo extremista acostumbrado y entiendo los problemas internos que tienen, pero o los resuelven y proceden con seriedad, respeto y sentido de oportunidad o se perderá un esfuerzo que tiene costos políticos para todos, sobre todo para quienes se sentaron a negociar contra viento y marea y quienes los apoyamos. Ah… Una cosa que no puedo dejar pasar. No están negociando con la derecha, como dicen groseramente sus locutores de VTV y alguno que otro líder. Aprendan a respetar.       

Provea recordó que el derecho a la protesta es legítimo y que su eficacia debe estar enmarcada en la solución de demandas de los afectados

Las organizaciones, movimientos sociales y la articulación de ciudadanos que promueven el diálogo social de todos los sectores del país expresan su respaldo a un acuerdo pacífico y negociado como “única vía para avanzar con pasos firmes y sostenibles hacia la construcción de una solución a la grave crisis que atraviesa el país”, dijo Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea.

“Reiteramos que ese acuerdo es urgente y debe tener como marco el respeto a los derechos humanos y a las instituciones. Que apunte al restablecimiento del sistema democrático a través de unas elecciones presidenciales libres, transparentes y auténticas que resuelvan la crisis de gobernabilidad que enfrenta la nación, pero que a la vez, debe avanzar en la construcción de acuerdos sectoriales que atiendan las necesidades más urgentes del pueblo venezolano, con un enfoque despolitizado, de modo que la solución construida no pueda ser utilizada para las narrativas políticas de ningún sector en particular”, detalló Uzcátegui.

Asimismo, el representante de Provea afirmó que estos acuerdos sectoriales no solucionarán la crisis del país, pero dijo que son necesarios porque “permiten aliviar el enorme sufrimiento del pueblo de Venezuela” y resaltó que estos no deben confundirse con iniciativas de negociación que proponen acuerdos políticos parciales entre algunos sectores y el Gobierno, que solo buscan atenuar algunos síntomas de la crisis.

Desde Provea reiteran que el derecho a la protesta es legítimo y que su convocatoria y eficacia debe estar enmarcada en la solución de demandas de los afectados. Rafael Uzcátegui afirmó que desde su organización reconocen y apoyan los reclamos y acciones de todos los sectores sociales: educación, salud, servicios básicos; especialmente el paro del magisterio y del sector universitario y alertan ante las amenazas de represión a la protesta ciudadana por parte de los grupos que hacen parte del poder.

Por su parte, Keta Stephany, secretaria de información de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), afirmó que apoyan la lucha del magisterio y del sector universitario por el derecho a la educación, la defensa de las instituciones y su calidad de vida.

La representante de la Fapuv aseguró que el tema educativo no es solamente gremial o sindical. “Es de principios: al minar la sobrevivencia y la dignidad de los maestros, el régimen viola sus derechos humanos y deteriora la calidad de la educación venezolana y también agrede a nuestros hijos. Por eso nos movilizaremos en defensa de la dignidad de los maestros y en respaldo al paro activo este martes 22 y miércoles 23 de octubre”.

Por lo tanto, estas organizaciones exigen al Gobierno y a la oposición que se pongan de acuerdo en retomar el diálogo amplio y genuino que dé soluciones a los dramas que no pueden esperar por los tiempos lentos de la burocracia y por la solución política estructural.

“Exigimos la reactivación urgente de los mecanismos de negociación con supervisión internacional y participación plural, como el facilitado por el Reino de Noruega, que nos permita a los venezolanos construir una solución política, pacífica, electoral y negociada a esta crisis”, dijo Keta Stephany.

Además, solicitaron respeto a la Constitución en el nombramiento de las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) que establece que estas deben ser nombradas por la Asamblea Nacional.

Encargado y usurpador contra sus propias paredes, por Armando Martini Pietri

POCO IMPORTA SI SE QUIERE dialogar -ganar tiempo, intercambiar chismes, pasar un rato entre panas o contar chistes- lo que cuenta es con quien. ¿Cuántas veces el castro-madurismo ha pateado mesas de diálogo?, ahora se afirman dispuestos a platicar, se aseguran de diálogo, paz y respaldo al pueblo. Pero nadie les cree, existe desconfianza, desilusiones y demasiados engaños. Un acuerdo pretende reeditar el infame diálogo que solo sirve para otorgarse tiempo, en una perversa propuesta electoral que posterga la salida a la crisis, profundizando la gravedad de la emergencia humanitaria y sufrimiento del venezolano.

Quien usurpa, certifica a voz en cuello, lo que sus jefes Putin y Castro, ordenan; con medio mundo en contra, déjate de pendejadas e ilusiones y siéntate a conversar; así se entiende la gente y compruebas lo que aspira tu adversario. Se gana tiempo. Además, el miedo es libre y logrando un acuerdo destinado a obstaculizar el avance de la ruta de la fuerza, después del paso dado por los ciudadanos y aliados para reactivar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), es bueno, porque la cosa se pone color de hormiga. 

En lo que están unidos, interino y usurpador, es que ambos tienen las espaldas pegadas a sus propias paredes. 

La del encargado es lisa, resbaladiza, ofrece limitados puntos de agarre y por ahí va resbalándose poco a poco, superficie viscosa, desempeños oratorios, compromisos diluidos e incumplidos, cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres, cualquier desviación en el orden de la ruta inicial propuesta, aceptada por las mayorías, se considera una traición a la ciudadanía, terminará con dolor y nalgas en el piso. 

La del ilegitimo no reconocido es más firme para aguantar espaldas y dureza de cara, pero como cola de iguana, si se acaricia contra su orientación natural, hiere la mano. Sucede, tanto si sólo recibe órdenes, como si las ocurrencias son de él, es que soba lagartos al revés. Tiene expertos para resolverle problemas y transformarlos en soluciones, pero se empeña en escoger la sumisión no a su pueblo sino a La Habana, lealtad como obediencia sin cuestionamientos, creer que un carnet o amistad con un jefazo puede hacer milagros. Poner “donde haiga” no es lealtad, es complicidad.

Con aliados leales siempre, traidores nunca, se aferra al país que se desmorona, descose como ropa vieja, creyendo y viendo ataques por doquier, pegándose cada vez más a una pared llena de escamas punzantes con deudas, violaciones a los derechos humanos, militares en plan de sin nosotros no puedes, inflación, hambre, desabastecimiento y carencias.

La oposición tradicional degastada, enredada en sociedades y complicidades, dividida en principios éticos, peleona pero incompetente, sin hacerle cosquillas al castrismo, continúa desacertada, desorientada, no da pie con bola. Se empeña obsesiva en negociar con el oficialismo que simula hacerlo, ganando tiempo, esperando que cambios políticos en Latinoamérica inclinen la balanza a su favor, izquierdas y Foro de São Paulo recuperen espacios. El reto ciudadano, es impedir que está chiflada sinvergüencería se consolide y la única manera es, diciendo la verdad de lo que ocurre, presionando duro para que se abandonen estultos caminos de negociación inútil y se retome la ruta del coraje.

Es difícil asegurar si la presión contra el castro/madurismo viene del interinato, partidos que lo sostienen, decisiones de la Casa Blanca, coraje ciudadano, o quizás de una explosiva combinación. La realidad, hay presión y de mucha fuerza, parece haber concluido el tiempo para que el castrismo envejecido y sin combustible pueda renovarle fuelle.

El oficialismo entre irse o arreglar el país, opta por decisiones, -como las tomadas desde la muerte de Fidel -Raúl nunca fue brillante, solo obediente y despiadado- chimbas y retorcidas, la de comprar una oposición obediente para no tener que aguantarse la que, sin concesiones, coraje y valentía no renuncia a principios, valores y se mantiene sin descanso diciendo verdades. 

Una simulada oposición, no creíble, adversarios de comiquita liderada por quienes llevan años fracasando, olvidados, colgados como bacalaos podridos de las espaldas de un castrismo que ya no puede ni consigo mismo.

El encargado presidencial esta contra la pared que él mismo levantó, debe deslastrarse de la bazofia que lo rodea, no caer en la tradición de hablar mucho vacío porque lo que tiene que hacer no puede realizarlo solo. Debería ponerse un cierre, amarrarse las manos, y mucho menos ejecutar acuerdos para afianzar la connivencia putrefacta y maligna que ningún beneficio le dará, por el contrario, erosionara lo más valioso que posee: esperanza y fe ciudadana. De no corregir el rumbo, fracasará y la masa no está para esos bollos. Enfrentar la tiranía más despiadada que haya conocido el continente, y a sus socios comerciales, con recursos, sin carencias, cuya única función es legitimar el régimen venezolano, es difícil, agota, pero debemos seguir luchando sin desmayar, ilusionados con un país decente y en libertad. 

Falacia inexcusable, ingenuidad necia e irresponsable, confiando se puede resolver el profundo trance haciendo acuerdos con corruptos comprometidos en el desastre ocasionado por el castrismo venezolano. Todos deben cambiados, derrotados y sometidos al imperio de la justicia. Y eso jamás sucederá a través de acuerdos ambiguos, indecorosos, elecciones falsas y junta de no sé qué vaina paritaria.

 

@ArmandoMartini

Diputados en la AN advierten sobre el peligro de no lograr un acuerdo político
El diputado Eustoquio Contreras alertó que en el país se está construyendo una bomba de tiempo y por eso se debe labrar un acuerdo
Igualmente el parlamentario Henry Ramos Allup alegó que la “tragedia” de ahora en Venezuela se debe a las elecciones del 20 de mayo del año pasado que no fueron reconocidas a nivel internacional

@saracosco

A LAS 10:20 DE LA MAÑANA y mientras el diputado Omar González (Vente-Anzoátegui) declaraba a la prensa sobre la calificación que debe hacer la Asamblea Nacional sobre el regreso de los diputados de la bancada chavista al Parlamento, estos hacían una entrada grupal al canto de “Chávez vive la patria sigue”.

El exministro del Trabajo y constituyente, Francisco Torrealba (Psuv-Portuguesa) aseguró que están dispuestos a asistir por la paz del país y para ayudar a la Asamblea Nacional a salir del desacato. Pero dentro de la sesión ni el debate sobre la reclamación del Esequibo pudo poner de acuerdo a las dos bancadas.

Aunque los diputados – tanto chavistas como opositores – reconocen que deben ponerse de acuerdo y dialogar, eso no sucedió este martes entre calificativos de “traidores” y “fascistas”. 

Sobre esto el parlamentario Eustoquio Contreras (Bloque Socialista- Guárico) expresó preocupación, por el regreso de las intervenciones virulentas, ofensivas “que en 20 años no han servido”.

El diputado – que mantiene su curul junto a los chavistas a pesar de haber renunciado a la bancada del Polo Patriótico – aseveró con su voz calmada que el verdadero problema en Venezuela es el presidencial y que sobre eso se debe labrar un acuerdo entre ambos sectores.

“Las posibles salidas son dos o pacífica y electoral o de fuerza, no hay intermedios. Se está construyendo una bomba de tiempo y se desprende cada día de las manos de los dirigentes”, alertó ante una cámara que se mantenía en total silencio.

También el diputado Henry Ramos Allup (AD-Distrito Capital) tomó el derecho de palabra para llamar a la reflexión a los diputados chavistas. También esgrimió que la causa de la “tragedia” de ahora es por las elecciones del 20 de mayo del año pasado, que fue desconocida por la oposición, la comunidad internacional y por los propios candidatos adversos a Nicolás Maduro que participaron.

“Es una tragedia ser presidente de nadie y reconocido por nadie. Eso es una verdadera tragedia”, aseguró en relación a Maduro.

Por eso señaló que la oposición mantiene conversaciones con distintos países – entre ellos Estados Unidos – y que también deberían poder hablar con los chavistas y lograr un acuerdo.

Como lo hizo Contreras, el diputado Ramos Allup advirtió sobre la consecuencia de una actuación militar en el país. “Yo no quiero un golpe de Estado”, repitió en varias ocasiones al tiempo que indicaba que “los adecos sabemos que la desgracia de Latinoamérica y de Venezuela, en particular, han sido los militares ejerciendo la política”. 

Agregó que los militares “dan golpes para los militares y no para los civiles” y que llegar a este nivel puede ser peor para el país.

El segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González (UNT-Distrito Capital) dijo que el objetivo de la presidencia de Juan Guaidó y de la oposición es lograr un acuerdo para que los venezolanos puedan “elegir y vivir en paz”.

Sin embargo recordó los obstáculos que han pasado desde hace cuatro años con el llamado “desacato”, la imposibilidad de llevar a cabo el referéndum, el retraso en las elecciones de gobernadores y la creación de la asamblea nacional constituyente.

“Crearon la ANC, Maduro no ha pasado el presupuesto ahí, se juramentó en el TSJ y ustedes están aquí otra vez, ¿Para qué crearon la ANC?”, preguntó sin obtener respuesta alguna por parte de la bancada del Psuv. 

Pero el diputado de la bancada del Polo Patriótico, Juan Marín (Psuv-Guárico) refutó que aún esperan pruebas sobre irregularidades en el proceso electoral de 2018, pero dijo que ahora “lo que está en juego no es cualquier cosa”. 

Marín aseguró que estarán cada martes en la sesión, a pesar de que algunas intervenciones sean “radicales y fascistas”.

“Nosotros estamos dispuestos a seguir y a proponer. No nos vamos a cansar”, concluyó.

Maduro: Si Noruega nos convoca para reiniciar el proceso de diálogo iríamos inmediatamente

EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO aseguró que si el Gobierno de Noruega convoca a otro encuentro de negociación entre sus representantes y la oposición conformada por la presidencia encargada de Juan Guaidó, “iríamos inmediatamente”.

En rueda de prensa ante medios internacionales en la sede de la Cancillería, Maduro aseguró que es el presidente del diálogo político y que están listos “para acudir a cualquier convocatoria que Noruega haga”.

Sin embargo señaló que “muchas cosas” han cambiado desde la suspensión de los encuentros en Barbados, como el nuevo acuerdo de diálogo con sectores minoritarios de oposición. “Han cambiado muchas cosas, tenemos una Mesa de Diálogo Nacional, participan tres excandidatos presidenciales: Henri Falcón, Claudio Fermín y Javier Bertucci”.

Sobre esto resaltó el regreso del chavismo a la Asamblea Nacional – que consideran en desacato- como parte de este acuerdo firmado hace dos semanas y para “buscar caminos de paz con todos los grupos parlamentarios que tiene la oposición que están bien divididos”.

A pesar de eso, Maduro aseguró que la AN “está hundida y no le sirve al país. El próximo año la Constitución nos obliga a hacer elecciones del Parlamento”.

Igualmente señaló que los diputados del Psuv volverán a solicitar una investigación ante la plenaria de la Asamblea Nacional sobre las fotografías publicadas de Juan Guaidó acompañado de paramilitares del grupo “Los Rastrojos”. 

La semana pasada los diputados de la bancada chavista solicitaron una modificación en el orden del día, para pedir incluir este punto pero fue rechazado por la mayoría de los parlamentarios. Solamente asistieron 38 diputados chavistas y 100 de la oposición. 

Le da risa

Maduro también dijo que le daba risa las sanciones impuestas por la Unión Europea, el pasado viernes 27 de septiembre, a funcionarios de distintos cuerpos de seguridad del Estado por violar Derechos Humanos.

“La Unión Europea está hundida en el fango, lo tiene hasta el cuello. Le tiendo mi mano a la UE, vamos a iniciar un diálogo respetuoso para superar nuestras diferencias”. Sobre esto le pidió a la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, reunirse con los embajadores de la UE en Venezuela para comenzar un diálogo.

Pero fue justamente por unas nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos a principios de agosto – donde se ordenaba el congelamiento de los bienes e intereses de Venezuela en Estados Unidos – que el régimen de Maduro decidió dejar de asistir a las reuniones de negociación con la oposición en Barbados, con la mediación de Noruega. 

La representación de la oposición ya ha ratificado que volverían también a Barbados siempre y cuando sea para que Maduro de una respuesta a la propuesta que se dejó en mesa sobre llevar a cabo elecciones presidenciales. 

Aunque Maduro volvió a mencionar que en el proceso de negociación la oposición se comprometió a ir a Estados Unidos “y pedir el cese de las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela”.

Pero fuente cercanas al proceso de diálogo declararon a El Pitazo en ese momento que el tema de las sanciones estaba en la mesa pero como una advertencia a la delegación del chavismo de que si no revertían el fraude de las elecciones del 20 de mayo del año pasado y de la asamblea nacional constituyente, vendrían más sanciones.