corrupción archivos - Runrun

corrupción

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 15.10.2019: ALTO: Corrupción millonaria
ALTO
CORRUPCION MIL MILLONARIA:

 

El trabajo de investigación  periodística de la Agencia Bloomberg firmado por Charlie Devereux y Michel Smith con la colaboración de Blake Schmidt, Fabiola Zerpa, Hugo Miller, Patrick Winters, Joao Lima, Ben Bartenstein y Alex Vasquez arroja mas luces, muy contundentes, sobre el esquema de la corrupción de los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Esta vez la pesquisa se orientó desde un banco suizo con sede en Ginebra, ya mencionado en los últimos años en otras corruptelas de alto monto, el CBH, Compagnie Bancaire Helevetique. Para la investigación fueron claves los aportes de Zair Mundaray, ex asistente de la Fiscal General Ortega Díaz, quien tuvo a su cargo investigaciones de delitos financieros desde la Fiscalía General hasta mediados de 2017. Extraigo segmentos: “Cuando la escasez crónica de alimentos en Venezuela comenzó a intensificarse, Naman Wakil, un ex vendedor ambulante (en Petare) que hizo millones de dólares suministrando carne a los programas alimentarios del gobierno socialista, decidió compartir la riqueza. Wakil ordenó a sus banqueros suizos transferir $ 5,9 millones a familiares del Ministro de Alimentación venezolano, Carlos Osorio, quien le había otorgado los contratos de carne, según muestran los registros bancarios. Los legisladores venezolanos calificaron esta serie de pagos de 2012 y 2013 como “transacciones sospechosas” en un informe oficial. “Llámalo como quieras: sobornos, comisiones, es corrupción”, dijo el legislador Ismael García, quien ayudó a redactar el informe y ahora vive en el exilio en Costa Rica. Ni Wakil ni Osorio han sido acusados ​​penalmente, pero los fiscales estadounidenses ahora están investigando los contratos de Wakil como parte de una amplia investigación de la corrupción venezolana… El injerto gobierno-banca global es casi común en Venezuela, donde los economistas estiman que la corrupción desvió al menos $ 385 mil millones en fondos públicos de 2003 a 2015. Sin embargo, hay algo notable sobre las transferencias de $ 5.9 millones de Wakil: solo un banco estuvo involucrado. Ambas partes de cada transacción, pagador y beneficiario, utilizaron cuentas en CBH Compagnie Bancaire Helvetique SA, con sede en Ginebra, un banco familiar que se ha multiplicado por ocho desde 2006. Los clientes venezolanos, específicamente aquellos que ganaron millones haciendo negocios con su gobierno, han sido parte del negocio del banco, dijo Mundaray… Los fiscales estadounidenses están investigando al menos a cinco venezolanos que ingresaron a CBH y son sospechosos de corrupción, dijeron dos personas familiarizadas con las averiguaciones… Wakil no respondió a los mensajes que se dejaron en la oficina de una empresa familiar, con un socio comercial y con un abogado que figura como el agente registrado de varias empresas que Wakil ha establecido en Florida. Osorio negó las acusaciones de corrupción en un tribunal civil venezolano, donde un juez dictaminó en 2017 que el informe de los legisladores lo había difamado. Osorio no respondió a las solicitudes de comentarios enviadas al Ministerio de Información de Venezuela ni a la empresa estatal que dirige… Servir a los titulares de cuentas en ambos lados de las transferencias de dinero, como lo hizo CBH para el vendedor de carne, Wakil, no era una práctica aislada, según tres personas con conocimiento de las actividades del banco. Los banqueros instaron a los clientes venezolanos a que sus asociados también abrieran cuentas con CBH, dijeron las personas. Los clientes que usan transferencias internas pueden evitar cables externos que son monitoreados por sistemas reguladores diseñados para detectar transacciones sospechosas… Wakil, de 58 años, nació en Alepo, Siria, emigró a Venezuela y vivió en Caracas en Petare, uno de los barrios marginales más grandes del mundo. Pasó de vender productos en las calles a una inmensa riqueza. Según el informe de los legisladores venezolanos, tenía una estrecha relación con Osorio, un importante general del ejército de Venezuela que supervisaba miles de millones de dólares en contratos de alimentos como ministro de alimentación… Osorio ha ocupado una serie de poderosos puestos bajo Maduro, y en junio fue puesto a cargo de una compañía minera estatal. El ex jefe de inteligencia militar de Venezuela (M/G Hugo Carvajal Barrios) describe a Osorio como el asesor espiritual clave de Maduro, un hombre que aviva la fascinación del presidente con la santería y otras religiones que fusionan aspectos de las religiones africanas, indígenas y cristianas… En 2017, Osorio ganó la demanda por difamación contra un ex diputado y dos legisladores en ejercicio, argumentando que sus acusaciones de corrupción no eran ciertas. Un juez ordenó a los legisladores pagar 900 millones de bolívares (en ese momento, alrededor de $ 447,461 al tipo de cambio oficial y $ 129,571 al tipo del mercado negro) y dejar de publicar información sobre Osorio. Cinco meses después, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos impuso sanciones a Osorio en relación con los mismos alegatos, y concluyó que Osorio “fue cómplice de estafar al Estado de hasta $ 573 millones a través de la corrupción en el programa de alimentos de Venezuela”… La especialidad de Wakil era comprar carne y aves de corral baratas, algunas de ellas cerca de su fecha de vencimiento, en Brasil, y luego venderlas a los programas alimentarios venezolanos con recargos en sus precios, según los resultados de la investigación de la Asamblea Nacional. En solo unos años, aseguró cientos de millones de dólares en contratos estatales, demostrado por los investigadores… Su fortuna personal alcanzó los $ 400 millones en septiembre de 2015, según un intercambio de correos electrónicos ese mes entre uno de sus abogados y uno de sus banqueros que se convirtieron en parte de los “Papeles de Panamá”. (El consorcio internacional de periodistas de investigación publicó ese caché de millones de documentos filtrados de una firma de abogados panameña en 2016)… gran parte de las ganancias de Wakil llegaron a los EE. UU., donde compraron juguetes llamativos. Él y su familia poseen al menos 11 propiedades en Miami, la mayoría a través de compañías que controlan. Eso incluye un apartamento de lujo cerca de la Bahía de Biscayne en Coconut Grove que Wakil compró por $ 3.2 millones en 2011… Wakil condujo BMW y Range Rovers, según múltiples multas de tráfico que acumuló en el sur de Florida. A fines de 2016, compró un condominio de $ 5.6 millones en Porsche Design Tower, un edificio de 60 pisos frente al mar que fue diseñado conjuntamente por el fabricante de automóviles alemán… Durante siete meses a partir de diciembre de 2012, Wakil ordenó a sus banqueros de CBH que hicieran ocho transferencias de sus cuentas, de acuerdo con documentos bancarios en el centro de una investigación que los fiscales venezolanos abrieron sobre las acusaciones de corrupción de los legisladores en 2016 … No está claro qué sucedió con el caso oficial después de que Mundaray y sus colegas abandonaron Venezuela. Para 2012, Wakil tenía varias cuentas y su fortuna personal llegó a $ 400 millones en septiembre de 2015, según un intercambio de correos electrónicos ese mes entre uno de sus abogados y sus banqueros que se convirtieron en parte de los “Papeles de Panamá” (el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación publicó en 2016 ese caché de millones de documentos filtrados de un bufete de abogados panameño)… La oficina del Fiscal General suizo le dijo a Bloomberg este mes que ha estado investigando acusaciones de lavado de dinero en bancos suizos por parte de venezolanos, pero se negó a hacer más comentarios…”. 

 

 

 

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 15.10.2019: BAJO: Remedando a Chávez y Maduro
BAJO
REMEDANDO A CHÁVEZ Y MADURO:
 

Daniel Ortega, el represor, incestuoso y borrachín presidente de Nicaragua, ha venido siguiendo el peor guión de Venezuela para enfrentar a los medios de comunicación libres en su país. Si el “comandante eterno” lo hizo y Maduro lo sigue entonces el nica se decidió a repetirlo: Embargó el papel de periódico para que los medios impresos no impriman y así desaparezcan de circulación. Los diarios HOY, La Prensa y El Nuevo Diario además del suplemento de sátira política El Azote, suspendieron temporalmente su impresión. Esta reacción de la pareja dictatorial nicaragüense vino después de que, de nuevo, los medios hicieran una dura critica a la represión contra los manifestantes en las protestas que comenzaron en abril de 2018. Solo basta recordar lo que el informe publicado en www.runrun.es de los profesores de IBI Consultants, LLC y la Universidad Nacional de la Defensa (INSS) Douglas Farah y Caitlyn Yates presentado este mayo bajo el título: “El último aguante de Maduro”. Lo reproduzco ante la avalancha de informes que en estas dos décadas han aparecido en diferentes investigaciones globales y por nuestra corta memoria pues un escándalo tapa a otro en perfecta sucesión. En su capítulo “Proyectos de infraestructura falsificados” se detalla la transferencia de grandes sumas de dinero estatal a través de proyectos de infraestructura no existentes, es una metodología importante utilizada por los estados criminalizados para el lavado de fondos. Porque el estado asigna los fondos para estos proyectos y controla los cuerpos de investigación del Estado, la supervisión y la rendición de cuentas por parte de los vigilantes estatales no existe. Ni PDVSA, ni sus subsidiarias centroamericanas, podrían ser investigadas por auditores fiscales, entidades encargadas de hacer cumplir la ley o de control financiero porque todos están bajo el control de los Estados cuyos líderes permitieron que las operaciones se desarrollaran y son quiénes se beneficiaron de esas actividades.

“Como esta tipología criminal se ha perfeccionado con el tiempo, esta es una de las metodologías más efectivas y menos riesgosas para que la use la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana. Uno de los más grandes de estos casos fue el programa de firmas anunciado entre Albanisa y PDVSA en Nicaragua. En 2007, los presidentes Chávez y Ortega pusieron conjuntamente la piedra ceremonial donde Nicaragua construiría una gran refinería de petróleo para refinar el petróleo crudo pesado de PDVSA. Los presidentes anunciaron que el proyecto costaría un estimado de $ 6,6 mil millones una absurda e irracional cantidad de dinero absurdo para tal empresa.

Grandiosamente llamada “El Supremo Sueño de Bolívar ” (“The Supreme Dream of Bolívar”), la refinería en papel recibió una inicial de $32 Millones en fondos iniciales en 2008 y $ 60 millones adicionales en los próximos tres años.

En 2012 y 2013, el programa recibió $341.2 millones adicionales. Desde 2013, la suma exacta de dinero dedicada al proyecto no se conoce pero los gobiernos de Venezuela y Nicaragua aportaron varias decenas de millones de dólares hasta el 2015. En ese momento, el rastro del papel financiero se terminó y no se supo más. Sin embargo, los casi 500 Millones de Dólares en inversiones en papel, que ya se han movido a través de este proyecto, han dejado pocos resultados visibles. Múltiples visitas al sitio entre 2014 y 2016 encontraron solo un campo vacío con algunos tanques de almacenamiento oxidados, una valla de madera hundida, sin signo alguno de una refinería. En realidad, la cadena financiera criminalizada movió los fondos de PDVSA a través de su subsidiaria Albanisa y luego redistribuyeron los fondos como pagos por trabajos y materiales inexistentes a una serie de empresas contratistas vinculadas a los gobiernos de Ortega y Chávez.

Estas compañías de fachada movieron luego el dinero “limpio”, ahora imposible de rastrear, de nuevo al control de las estructuras criminales nicaragüenses y venezolanas. Si bien la Refinería fue uno de los proyectos ficticios de infraestructura de estado a estado más grande, descubierto en nuestra investigación de campo, fue solo una de las docenas de empresas similares que finalmente blanquearon cientos de millones de dólares con el apoyo de la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana. Finalmente la tipología criminal a explorar en este informe son las transferencias de banco a banco. A principios de 2014, el flujo de fondos ilícitos que fluyeron a través de la red de PDVSA estuvo en su punto máximo. Esta inundación de dinero en efectivo comenzó a sobrepasar la estructura de PDVSA centroamericana y la cantidad física de dólares en circulación hizo que la acumulación de billetes en las estructuras bancarias tradicionales fuera casi imposible de depositar sin activar las alarmas. Esta abundancia de recursos obligó a la empresa a optar por una solución audaz disponible para los estados que participan en actividades delictivas. Nicaragua creó su propio banco bajo la protección del estado nicaragüense. Este banco fue controlado por el presidente Ortega y supervisado por sus socios financieros más confiables, que ya controlaban el consorcio Albanisa. En octubre de 2014, las autoridades nicaragüenses registraron oficialmente a Banco Corporativo (Bancorp) como entidad financiera, ubicando la sede de ese banco en la misma oficina que Albanisa. En la declaración inaugural del banco se dijo que la institución se especializaría en fideicomisos y servicios de administración de dinero, y los medios locales informaron que el banco era propiedad de Albanisa. Sin embargo, el banco llevó a cabo pocas actividades bancarias normales, optando por no ofrecer cuentas corrientes, préstamos o hipotecas entre su repertorio de herramientas financieras. Sin embargo, Bancorp recibió un fideicomiso de $ 1.500 Millones de Albanisa y empresas relacionadas y $ 1.000 millones en otros fideicomisos. Las actividades de esta institución financiera recién acuñada parecían tan inusuales que los líderes del sector bancario establecido en Nicaragua se reunieron con funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos para destacar su distanciamiento profesional de la entidad Bancorp. Las preocupaciones crecieron cuando Bancorp recibió en depósito $ 16 millones en efectivo solo en el mes de diciembre de 2016. 

Sin embargo, las alarmas se dispararon cuando el banco declaró que sus depósitos aumentaron a $340 millones en 2017, un 237% de aumento porcentual con respecto al año anterior, a pesar de la falta de clientes o de una clara actividad comercial. Una de las anomalías más significativas de Bancorp es la falta de relaciones con algún banco corresponsal con acceso al sistema financiero de los Estados Unidos. En esencia, esto corta la posibilidad del banco de realizar negocios en la mayor parte del mundo. Los investigadores de campo de IBI Consultants encontraron que Bancorp obtuvo una solución para mover dinero fuera de Nicaragua abriendo una cuenta en la sucursal de Panamá de un banco asiático con sucursales en Hong Kong, Corea del Sur y Panamá. Los fondos de la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana fueron luego transferidos de Nicaragua en la cuenta de Bancorp con el banco asiático en Panamá, antes de finalmente aterrizar en la sucursal de Hong Kong. En Hong Kong, los fondos fueron saneados y distribuidos en diferentes cuentas controladas por Ortega y sus aliados. El dinero podría entonces ser fácilmente movido desde Hong Kong y transferido por la web a cualquier parte del mundo, incluyendo los Estados Unidos. Este mecanismo de transferencia de banco a banco cambió en enero de 2019, cuando Estados Unidos sancionó a Bancorp. En respuesta, el presidente Ortega optó por su opción más audaz hasta ahora (al menos con respecto a la banca) acelerando una propuesta legislativa a través de la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el partido FSLN de Ortega, para que el estado nicaragüense comprara Bancorp por unos 23 millones de dólares y convertirlo en el Banco Central de Nicaragua. La jugada pasó, amalgamando así los fondos existentes de Bancorp, lo que dificulta la identificación y el corte del flujo ilícito de dinero en el sistema bancario de Nicaragua.”. Con esto se determinó que una suma cercana a los 4 mil millones de dólares provenientes de PDVSA desde Caracas fue “desaparecidos y lavados” en cuentas bancarias, inversiones y compras desde estaciones de gasolina hasta medios de comunicación en Centroamérica por parte de Ortega, Rosario su mujer y un grupo de funcionarios de ambos países.

Todo señala que cada día saldrán mas pruebas de la corrupción de estas dos décadas de chavismo-madurismo. La sola comprobación de la “propiedad” de casas, edificios y terrenos en la capital hasta las casas playeras tanto en el litoral central como en “Los Ranchos de Chana” en Margarita serán “peanuts” como dicen los gringos. Hay gente documentando los “registros”, “testaferros” y “funcionarios de confianza”.

 

 

 

Arrestaron a presidente y a otros dos funcionarios de Petrosinovensa

Las autoridades venezolanas arrestaron al presidente y a otros dos funcionarios en una investigación por corrupción en la empresa conjunta Petrolera Sinovensa (Petrosinovensa), entre la estatal Pdvsa y la estatal China National Petroleum Corp (CNPC), dijeron este sábado a Reuters personas del sector petrolero y fuentes de inteligencia.

Los tres detenidos, en la más reciente redada en el sector petrolero, son venezolanos.

La detención del presidente de Petrosinovensa, Alberto Emilio Bockh Moreno, en el estado Anzoátegui, fue confirmada a Reuters el pasado jueves por cinco fuentes de PDVSA, una fuente de inteligencia y otra persona en el sector petrolero local familiarizado con el caso.

No estaba claro cuáles eran las acusaciones precisas contra él y los otros dos empleados detenidos de Sinovensa.

Petrosinovensa había comenzado un proyecto de expansión para aumentar la producción a 165.000 barriles por día (bpd), dijo Nicolás Maduro en agosto, desde una capacidad actual de 110.000 bpd.

Propiedad de la subsidiaria de PDVSA, Venezuelan Petroleum Corp (CVP) con CNPC, Sinovensa produce crudo Orinoco extrapesado y lo mezcla con crudos más ligeros para producir la segregación Merey 16° API.

El año pasado, Venezuela vendió a CNPC una participación adicional de 9.9% en Sinovensa, dejándola con un 49% de propiedad.

No hubo comentarios inmediatos de PDVSA o del gobierno venezolano sobre este caso en Petrosinovensa.

Según el portal El Pitazo, el operativo se efectuó el jueves por efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en las instalaciones de la empresa mixta petrolera Sinovensa, ubicada en la avenida Jorge Rodríguez de Barcelona.

Agrega El Pitazo que a ellos se les atribuyen los delitos de peculado doloso propio, concierto de funcionarios con contratistas, ecuación de procedimiento licitario o falsa alegación, así como el delito de asociación para delinquir.

Los directivos se encontraban requeridos por el Juzgado estadal 4° de primera instancia en funciones de control con jurisdicción nacional, tras previa solicitud realizada por el Fiscal 67° nacional contra la corrupción, quien determinó que durante la investigación realizada lograron recabar suficientes elementos de prueba que comprometen la responsabilidad penal de los detenidos en el desfalco a la estatal petrolera.

Los 4 Jinetes del Apocalipsis: Corrupción, Incompetencia, Dogmatismo e Ignorancia, por José Toro Hardy

EN 1998 HABÍA ALCANZADO el poder en Venezuela, vía electoral, un militar retirado en cuyo récord se encontraba una intentona de golpe de estado y su desprecio por la democracia. 

Aunque sus ideas parecían un ventorrillo de incoherencias y su formación era pobre, su elocuencia fue capaz de hipnotizar amplios sectores de la población.

Llegó así a la presidencia. A la locuacidad del aventurero se le sumó un golpe de suerte excepcional. A partir del año 2000 estalla un “súper ciclo de commodities”, fenómeno que sólo ha ocurrido cuatro veces en doscientos años en el mundo. El precio de todas las materias primas, particularmente del petróleo, se disparó a niveles nunca antes soñados por un lapso de tiempo casi tres veces mayor al de un ciclo económico convencional. Era como un incontenible maná caído del cielo.

Los años de abundancia no fueron aprovechados por el líder para crear una economía sustentable. “Exprópiese, exprópiese” fue su lema. Mediante un populismo exacerbado se concentró en tres objetivos: demoler la institucionalidad (incluyendo la militar), crear un partido político que pudiese garantizar el control del poder indefinidamente y destruir el aparato productivo -no sé si por dogmatismo o incompetencia- quizá para crear una dependencia absoluta con respecto al Estado.

Aquel líder falleció y su sucesor no reúne las condiciones mínimas. Además, el “súperciclo de commodities” llegó a su fin y a la caída de los precios del petróleo se le suma la vertiginosa debacle de la producción, resultado de la incapacidad absoluta de quienes han manejado la industria.

El fin del referido ciclo ya se llevó por delante a casi todos los viudos del Foro de São Paulo: Lula, Dilma, Fernando y Cristina Kirshner, Rafael Correa, Fernando Lugo y Zelaya. Quedan otros que a juzgar por los acontecimientos pudieran estar de salida.

Cuatro Jinetes del Apocalipsis destruyeron a Venezuela en las últimas dos décadas: la corrupción, la incompetencia, el dogmatismo y la ignorancia.

En medio de un autoritarismo creciente, en poco más de cuatro años el PIB se ha reducido a la mitad. La hiperinflación es la más alta del mundo. Un déficit fiscal inmanejable cubierto con dinero inorgánico del  BCV, que no hace más que arrojar gasolina al devastador fuego de la hiperinflación. La industria petrolera, que aporta el 96% de las divisas, aniquilada. El cierre de miles de industrias. La expropiación de más de seis millones de hectáreas que antes eran productivas y ya no lo son, dando lugar a una brutal escasez de alimentos que sumada a la falta de medicinas y al colapso de los servicio de salud, nos sume en una profunda crisis  humanitaria. El default en el pago de la deuda y sus consecuencias. La destrucción del signo monetario. El colapso de los servicios públicos. El creciente número de arbitrajes perdidos y el riesgo de perder activos vitales como Citgo. El empobrecimiento incontenible de la población y la migración masiva de millones de venezolanos.

A todo ello hay que  agregar un aislamiento internacional sin precedentes. Infinidad de países se niegan a reconocer la legitimidad de un presidente surgido de unas elecciones anti democráticas. Y, además,  el inmenso peso moral de las palabras de nuestros Obispos que también desconocen la legitimidad del régimen.

Sólo faltaba un elemento: el pueblo en la calle. Para el momento en que este artículo sea publicado, ya habrá pasado el 23 de enero. Será un día decisivo a partir del cual, pase lo que pase, la cadena de acontecimientos luce indetenible. El país se está uniendo en torno a la incuestionable legitimidad y autoridad moral de la Asamblea Nacional y de su presidente, Juan Guaidó. Todos esperan que ese día Guaidó se juramente. Si llega a hacerlo frente a una concentración de ciudadanos que se espera pueda batir récord, no cabe duda que contará también con el respaldo mayoritario de la comunidad internacional.

Históricamente la legitimidad ha sido la clave que determina el veredicto final de quienes detentan el uso de las armas. Pérez Jiménez o Fujimori creyeron hasta el final que esas fuerzas les eran incondicionales. Lo fueron hasta que dejaron de ser legítimos. Después perdieron su apoyo.

Ninguno de los elementos antes mencionados, individualmente, parecía capaces de producir el cambio que anhelan las mayorías. Sin embargo, la suma de todos ellos augura finalmente un rumbo.

 

@josetorohardy

Más de 140 funcionarios del MP han sido procesados por corrupción

EL FISCAL DESIGNADO POR LA ANC, Tarek William Saab informó la mañana de este viernes 4 de octubre, que 140 funcionarios del Ministerio Público han sido procesados por corrupción desde el año 2017. 

“101 fiscales se encuentran bajo investigación penal y 48 están privados de libertad por los delitos de corrupción propia, abuso de autoridad y trafico de influencias”, dijo Saab.

En rueda de prensa, el fiscal precisó que las detenciones de los fiscales se han efectuado desde agosto del año 2017 en el área metropolitana de Caracas (26), en el estado Guárico (189, Lara (13), Bolívar (10), Zulia (9), Yaracuy (9), Barinas (8), Carabobo (8), Miranda (7), Anzoátegui (6), Flacón (5), Nueva Esparta (4), Sucre (4), Delta Amacuro (3), Mérida (2), Apure (2), Monagas (2), Portuguesa (2), Táchira (2), Trujillo (2), Aragua (1), Amazonas (1) y Vargas (1).

“Desde agosto 2017 hasta septiembre de 2019, el MP inició 44 investigaciones por casos de ejercicio ilegal de la minería. En ese lapso de tiempo se han imputado a 170 personas, 83 de las cuales permanecen detenidas”, detalló.

Al mismo tiempo, destacó que desde ese año se han realizado 10.400 investigaciones y han logrado 7.400 actos conclusivos. Así como también, 7357 imputaciones de las cuales se han obtenido 324 sentencias condenatorias.

 

 

*Con información de TC y UR

Al menos 20 países investigan 50 casos de corrupción con dinero de Venezuela

SI ALGO CARACTERIZA la corrupción que ha vivido Venezuela durante la era del chavismo es el robo sin precedentes que sufrió el país y la extensión de sus tentáculos fuera de las fronteras. Muestra de ello son losmás de 50 casos de desfalco al patrimonio venezolano que han sido investigados alrededor del mundo, de acuerdo con lo que ha registrado hasta ahora Transparencia Venezuela.

Pese a que por mucho tiempo hubo total impunidad por los casos de corrupción vinculados con el dinero venezolano, en los últimos años ha trascendido que fiscalías, tribunales y parlamentos de al menos 20 países han abierto investigaciones sobre el desfalco que ha sumido a Venezuela en una emergencia humanitaria compleja y que supera los 24.479 millones de dólares, según cálculos propios. Reportes periodísticos dan cuenta de que la red de corrupción se estaría investigando también en otros 49 países.

Investigaciones de Transparencia Venezuela han permitido identificar que los casos de corrupción venezolana alrededor del mundoinvolucran a más de 200 personas, entre las que destacan exfuncionarios chavistas, personajes de alto nivel de los gobiernos en otros países, así como supuestos empresarios.

Hasta ahora el país en el que se han abierto más casos por corrupción vinculada con Venezuela es Estados Unidos. Por lo menos 19 procesos judiciales se han adelantado en Washington y representan más de 5.700 millones de dólares.

Una de las investigaciones que está abierta en Estados Unidos y que involucra alrededor de 2.400 millones de dólares tiene que ver con el lavado de dinero producto de delitos de la Oficina Nacional del Tesoro durante las jefaturas de Alejandro Andrade y de Claudia Díaz. Los funcionarios venezolanos habrían recibido sobornos de parte de empresarios como Raúl Gorrín, a cambio de favorecerlos en la asignación de bonos que compraban en bolívares, pero que el Estado debía pagar en dólares. Por este caso la justicia estadounidense sentenció a Andrade a 10 años de prisión.

Después de Estados Unidos, el país en el que se sabe que hay más causas abiertas vinculadas a la corrupción en Venezuela es España. Allí hay cuatro procedimientos en marcha. Uno de esos también involucra a Claudia Díaz, ex tesorera de la Nación y a su esposo Adrián Velásquez, quien ejerció como guardaespaldas del presidente Hugo Chávez.

El juzgado de instrucción 28 de Madrid abrió la investigación contra la pareja para averiguar si los 1,8 millones de euros que usaron para comprar un apartamento de lujo en esa ciudad provenían de las arcas de Venezuela.

También destaca la investigación contra el exembajador español en Venezuela, Raúl Morodo, señalado de blanquear en España al menos 4 millones de euros extraídos ilícitamente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa más grande del país, hoy sumida en una profunda crisis.

Nervis Villalobos, quien se desempeñó como viceministro y ministro encargado de Energía y Minas en 2003 y 2006, también está siendo investigado en España por presunto lavado de dinero proveniente de sobornos de Pdvsa. Su causa está en el juzgado de instrucción 41 de Madrid a cargo del juez español Juan Carlos Peinado, quién además le sigue la pista a todos los casos relacionados con el desfalco de la estatal venezolana.

Otro país europeo que ha investigado fondos provenientes de la corrupción en Venezuela es Portugal. Uno de las causas que destaca es la del Banco Espírito Santo y su ex presidente Ricardo Salgado, quien estaría involucrado en la desaparición de más de 3.500 millones de euros provenientes de cuentas de Pdvsa.

Sin límites

En países más cercanos como Brasil también se han abierto investigaciones por el desfalco de dinero a Venezuela. Una de las tres causas que se identificaron es la que involucra a la empresa JBS que proveyó carne a la empresa estatal venezolana CASA. La Policía Federal de Brasil investigó irregularidades en la carne que se vendió a Venezuela.

Otro de los países que ha abierto tres procedimientos es Ecuador. Uno de ellos está vinculado al uso irregular de la moneda virtual El Sucre, creada durante los mandatos de los presidentes Hugo Chávez y Rafael Correa. La Fiscalía General del Estado de Ecuador reveló que en ese país se constituyeron empresas de fachada que simularon operaciones de comercio exterior con Venezuela, es decir, hubo exportaciones ficticias y sobrevaloradas desde Ecuador a Venezuela a través del Sucre.

En Colombia se han abierto dos investigaciones que involucran fondos venezolanos. Desataca la que solicitó el ex presidente Juan Manuel Santos, en mayo de 2018, a raíz de la incautación en el puerto de Cartagena de 400 toneladas de alimentos que estaban destinados para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, CLAP. En ese momento se adelantó que había evidencias de posibles delitos de corrupción, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

La corrupción venezolana también está siendo investigada en Argentina, Uruguay, México, República Dominicana, Suiza, Haití, Aruba, Italia, El Salvador, Puerto Rico, Uganda, Liechtenstein, Bulgaria y Andorra.

El desastre es mucho más que saqueo, por Armando Martini Pietri

LOS REGÍMENES DICTATORIALES, socialistas, comunistas como el cubano de los Castro, el venezolano de Chávez-Maduro, orientados por rusos y chinos, saquean a Venezuela convirtiéndola en remesa de exportación castrista a Latinoamérica, con la evidente complicidad del acomodaticio silencio y colaboración societaria de contrincantes, que reciben parte del latrocinio. ¡Hay que evitar continúe el atraco despiadado!

Pero el programa de empuje territorial se les va de las manos como el venezolano, que ya forma parte del conflictivo tablero geopolítico internacional. Los intereses de Rusia y China son de provecho comercial, encontraron la oportunidad para hacer negocios, además de proyectar dominio, que ahora le sirve al castrismo venezolano como dispositivo de protección; y Estados Unidos protege la zona de políticas que consideran peligrosa para la estabilidad, seguridad propia y del continente. Sin dejar de lado, la influencia del régimen castrista, que algo dirá, sobre el destino final; mucho dependerá del soporte cubano, cuyos convenios de cooperación, implican una dimisión de la soberanía en el control del sistema de registro civil e identidad ciudadana; reforzando la vigilancia de instituciones básicas. Hoy no se puede entender el funcionamiento de Venezuela sin la autoridad cubana.

La militancia partidista y la ciudadanía en general, quedan eximidas de culpa, las nauseabundas componendas cupulares son responsabilidad de los dirigentes comprometidos con la mugre de la corrupción. Las instituciones han sido salpicadas y corrompidas por el castrismo, que diseña estrategias desde Cuba que mutan y cambian de nombre, para enfrentar cualquier opción que ponga en peligro sus privilegios e intereses. Se transforman en herramientas efectivas de la tiranía para sostenerse en el poder. Una muestra, la perturbadora insistencia en diálogos inútiles, complacientes, de impunidad y participación burocrática, validando elecciones fraudulentas y cuanta falsedad enmascarada de verdad se ha observado en estos años. ¡Un pacto entre partidos políticos no puede sustituir la voluntad ciudadana ni la Constitución!

La situación compleja de adversidad política, social, económica, ética, de principios y valores, continúa deteriorándose a pasos agigantados. El colapso luce inminente y por eso, son cada vez más los que huyen horrorizados. Arriban a otras latitudes con la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida y oportunidades. Sin embargo, el incremento desproporcionado e inmensa marea migratoria, alarma a los países receptores, que se ven forzados a exigir nuevos requisitos para restringir y ordenar el incontrolable ingreso.

No son sólo escándalos de corrupción familiar, es todo un mecanismo de podredumbre. Se comenta, sobre parlamentarios, como uno cuyo hermano, con la quiebra/atraco del Banco Industrial de Venezuela. El escándalo de Cúcuta y los camiones de la ayuda humanitaria, documentado e investigado por la fiscalía colombiana. La gravísima presunción sobre la sociedad en una cadena de farmacias en Centroamérica, la fábrica de aceite en Panamá; la inmensa tracalería de los Clap, la sinvergüencería de las compras de medicinas, la adquisición de medios de comunicación con dinero mal habido, el cuatrerismo del oro, los cobros millonarios en comisiones por la colocación de bonos, cobranza de intereses y deuda reestructurada, indagados por agencias federales en USA. La opulencia atrevida, riqueza y abundancia descarada de exiliados chavistas, maduristas y contrarios. La estafa rastrera y usurera de Cadivi, la algarabía Odebrecht que involucra al régimen, pero también a opositores. El blanqueo de capitales de parte y parte. El tráfico ilegal de estupefacientes. Los señalados en la lista OFAC y la extensa, variada cantidad de trajines, casos turbios donde los implicados son tanto de la cúpula oficialista como ciertos desvergonzados de la metamorfosis MUD/FA. La cooperación societaria es un macabro entretenimiento, una diversión de los que no tienen paz con la miseria, que cohabitan con impunidad entre quienes se entienden y alimentan mutuamente. 

Son pecados y razones que obligan a cortar por lo sano, desmontar, eliminar de cuajo la putrefacción del esquema actual, encaminar a Venezuela por la vía del pleno desarrollo honesto, esforzado, de estudio y preparación intelectual, profesional, repleta de posibilidades hacia el bienestar con libertad legítima y plena democracia. Para ello hay que empezar por adecentar la política, reinstitucionalizar la nación.

Cruda realidad que exige, hace urgente la necesidad de coraje, mayor participación, coherencia, concurrencia y coordinación. El panorama es desafiante ante el hecho de que el desenlace político, si bien incierto, previsible. Hay que revisar y revertir el diagnóstico equivocado, rectificando la carencia de resultados en iniciativas poco elaboradas, estrategias mal planteadas y a contravía de la exigencia ciudadana, tales como el estorbo inútil y tramposo del diálogo entre el régimen deslegitimado y dialogantes poco confiables, sin autoridad ni beneplácito ciudadano. De no hacerlo, Venezuela enfrentará conflictos internos inadvertidos e irreflexivos, y muy probablemente irreparables.

La extenuación internacional se siente. Sobre todo, por eventos que generaron expectativas y no se cumplieron, embustes que la comunidad mundial creyó y detectó, por eso hoy desconfía. El gobierno de Donald Trump, hace esfuerzos por mantener el foco en Venezuela, pero, ¿tendrá tiempo? ¿será exitoso? Nadie lo sabe, solo el tiempo lo dirá.

 

@ArmandoMartini

 

Las contramedidas de USA, por Asdrúbal Aguiar

Las medidas de retorsión o contramedidas – según el Derecho internacional – adoptadas por la Casa Blanca contra la empresa criminal transnacional que mantiene bajo secuestro a Venezuela y destruye sus fundamentos como Estado, lleva a algunos políticos de medianía, más que a los afectados, a reaccionar con indignación. ¡Algo muy extraño!

Cada uno es libre de tener sus afectos o desafectos con el mundo exterior, que en el caso de las naciones iberoamericanas es lo propio frente a Estados Unidos – no ocurre con las de origen lusitano, como Brasil – por razones intestinas, que nos vienen desde las guerras fratricidas por la Independencia.

Con aquél opera una suerte de doble rasero intelectual – lo constato en el mismo epistolario de Simón Bolívar, quien afirma que plaga a América de “miseria en nombre de la libertad” y a la vez recomienda hablar ante los parlamentos copiando los discursos del “presidente de los Estados Unidos” – lo que bien me resume un antiguo colega de la Corte Interamericana: Ustedes mueren y no van al cielo sino a Miami.

Lo cierto es que, quienes más se rasgan las vestiduras para endosar otro traje como antiimperialistas de circunstancia o fingir vergüenza de admirar a esa gran nación del Norte, son los que sufren si el “Imperio” les reduce sus privilegios e impide disfrutar de sus mieles.

Corren los años ’70 del pasado siglo, cuando al concluir un conversatorio sobre Puerto Rico en la Universidad de Pittsburg dos dirigentes fundacionales comunistas venezolanos participantes me piden llevarlos a conocer Nueva York, antes de regresar a Caracas. No olvido sus caras, creían estar en la presencia del Dios humanado.

Al caso y en nuestro caso, la mala memoria o la ingratitud – ambas herencias europea y española – omite hechos desdorosos de nuestro recorrido y el auxilio norteamericano siempre presente para sacarnos las castañas del fuego, sin que a cambio nos invadan.

Nos tiende la mano ante un Cipriano Castro que no honra sus deudas con las potencias del Viejo Mundo por daños causados a sus nacionales durante nuestras revoluciones, por lo que media para ponerle fin al bloqueo armado europeo de nuestros puertos; o al Inglaterra intentar quitarnos nuestro costado oriental hasta más allá de las bocas del Orinoco, coludida con los rusos.

El memorándum póstumo de Severo Mallet Prevost, nuestro abogado gringo – “albino” le llamaría Bolívar –, es el que remienda, en efecto, la última situación, que permite al gobierno de Rómulo Betancourt denunciar la corrupción habida durante el dictado del Laudo de París de 1897 y al gobierno de Raúl Leoni firmar el Acuerdo de Ginebra, abriéndonos espacios para la reclamación del Esequibo a partir de 1966; logro que tiran por la borda los felones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Rafael Caldera luego denuncia el Tratado de Reciprocidad Comercial con los Estados Unidos – que lo viola este para restringir sus importaciones petroleras – sin que nos agreda el Departamento de Estado; sabiendo, incluso, que perdían los beneficios de nuestra expansión comercial hacia Latinoamérica y el mundo andino.  

Las contramedidas recién impuestas contra el usurpador Maduro y sus cómplices políticos y económicos – para impedirles vender, transar y robarse los bienes y dineros que hacen parte del patrimonio nacional de Venezuela – las protesta, con inenarrable cinismo, Europa. También Michel Bachelet, la Alta Comisionada de la ONU, que ayer se escandaliza por los crímenes del primero. Olvidan que en su momento los europeos las adoptan contra Polonia (1980), suspendiéndole la ayuda alimentaria; también contra la Argentina (1982); así como Francia lo hace contra Suráfrica por el apartheid, en 1985.

USA suspende sus ayudas públicas a los Estados que expropian bienes de americanos sin indemnización, durante los años ’60, o que no respeten los derechos humanos, como lo decide Jimmy Carter entre 1977 y 1980; pues la retorsión es una medida nacional y territorial unilateral y legítima, según el Derecho internacional. La ejecuta todo Estado afectado como respuesta apropiada, provisional, y proporcional ante el comportamiento internacionalmente ilícito de otro Estado – en el caso el comportamiento criminal de lesa humanidad, más que ilícito, del régimen usurpador de Maduro – a fin de hacerlo respetar y acatar las reglas que impone el mismo Derecho internacional, y para que repare los daños causados.

Los límites que impone la doctrina jurídica internacional son precisos. Se cumplen esta vez. No pueden significar uso de la fuerza, o vulnerar derechos humanos y principios humanitarios.

Las contramedidas que comentamos tienen como propósito, justamente, ponerle coto al robo de los dineros públicos venezolanos y a las violaciones sistemáticas y generalizadas de derechos humanos que ejecutan el mismo Maduro y los suyos. Tampoco pueden – como lo dice el Instituto de Derecho Internacional – destruir la economía del país afectado, o poner en peligro su integridad territorial o independencia política.

Es palmario, es máxima de la experiencia silenciada a propósito por los europeos y la Bachelet, que la economía de Venezuela ha sido destruida de raíz por el régimen sancionado; que ha enajenado, además, la soberanía territorial e independencia política, entregándosela, para su canibalización, a grupos narcoguerrilleros y organizaciones criminales, a rusos, chinos y cubanos, y sometiendo sus decisiones al escrutinio previo de los gobernantes de La Habana. Extrañan, pues, tales protestas.  

[email protected]