clap archivos - Runrun

clap

Runrunes de Bocaranda: MEDIO – EL VIAJE A IRÁN

 EL VIAJE A IRÁN

Apenas fuera detenido Saab en Cabo Verde señalamos que el objetivo de su periplo aéreo sería la compra de dos buques tanqueros de gasolina para mantener el flujo del combustible con Venezuela.

La agencia Reuters fue informada por los abogados del barranquillero de que él había viajado ya antes a Teherán para convencer a las autoridades iraníes de exportar gasolina y los materiales necesarios para componer una refinería y así aliviar la crisis de combustible.

Obviando la enorme cantidad de negocios sucios hechos con el régimen de Maduro, y de los que cada día se descubre una rendija adicional de corrupción, se vendió como un santo empresario que buscaba medicinas y alimentos “para aliviar la crisis de la pandemia que afecta el débil sistema de salud”. 

¿$50 MILLONES ROJOS?

“No se equivoquen al elegir a David Rivera en su liderazgo; el Partido Republicano ha demostrado que es el partido de Maduro”, dijo Steve Simeonidis, presidente del partido demócrata en Miami-Dade. Kevin Muñoz, portavoz de la campaña de Biden en Florida, dijo: “El Partido Republicano se está burlando de la lucha por la democracia y la libertad para Venezuela y sus palabras no son más que una estratagema política calculada, cínica y vacía para obtener votos en Florida.”

En medio de la campaña presidencial, recuerdan que Rivera tiene muy mala reputación tras habérsele descubierto un contrato con la petrolera CITGO por 50 millones de dólares cuando estaba en manos del gobierno de Maduro y del que recibió un adelanto de 15 millones. Este caso lo traté hace unos meses en mis programas y columnas.

Los abogados de Citgo, filial de PDVSA, hoy controlada por los oponentes de Maduro, alegan que la firma de Rivera no describió ningún trabajo que hubiera realizado mientras recolectaba esos primeros 15 millones de la tarifa acordada. Los fiscales federales en Miami también están investigando el contrato porque Rivera nunca se registró como agente de un gobierno extranjero, según un oficial de la fiscalía estadounidense bajo condición de anonimato para discutir la investigación en curso.

El contrato sorprendió a los residentes de Miami, quienes identifican a Rivera con la política anticomunista del senador republicano Marco Rubio, con quien compartía casa cuando ambos estaban en la legislatura estatal de Florida. David Rivera y su pareja de entonces, una venezolana, montaron un esquema de premiación a los venezolanos más prominentes en Miami, haciendo oposición a Chávez y Maduro, con el otorgamiento de la Medalla del Congreso; una bandera estadounidense que supuestamente había ondulado sobre el Capitolio y una visita a la ciudad de Washington para su entrega.

Los negocios de Rivera con otros individuos relacionados con el negocio petrolero venezolano siguen investigándose. La sorpresa ha sido que Rivera fue elegido “muy discretamente” al comité ejecutivo del Partido Republicano de Miami a pesar de la investigación federal por ese contrato de cabildeo de 50 millones de dólares con uno de los blancos favoritos de los republicanos del sur de Florida: el gobierno socialista de Venezuela.

La elección de David Rivera a la comisión de 160 miembros, que no había sido reportada previamente, fue pasada por alto en los resultados de las primarias del 18 de agosto en el condado de Miami-Dade. Los demócratas esperan que el intento de regreso del controversial político “pueda restarles peso a las críticas de la campaña del presidente Donald Trump, que compara las políticas del candidato presidencial demócrata Joe Biden con las del gobierno del dictador venezolano Nicolás Maduro”.

Álex Saab controlaría oro venezolano a través de su concuñado italiano
Antonelli también sería fundamental para la comida -a través de los CLAP- y de dinero en moneda extranjera a países como Turquía, Irán y Rusia

En el caso del empresario colombiano Alex Saab comienzan a relucir algunas personas, como su pareja, la modelo italiana Camila Fabri y su concuñado, Lorenzo Antonelli.

Según una investigación de El Tiempo, el concuñado de Saab sería una pieza fundamental para la explotación del oro y los movimientos del oro provenientes de Venezuela.

Además, Antonelli también sería fundamental para la comida -a través de los CLAP- y de dinero en moneda extranjera a países como Turquía, Irán y Rusia.

De acuerdo con el medio, el fisco italiano y el Reino Unido fueron los primeros en sacar a la luz los nexos que tendría Fabri y Lorenzo Antonelli en la trama que estaría liderando Álex Saab.

En concreto, señala que a ambos les decomisaron la cantidad de 1,8 millones de euros que movieron de un fideicomiso abierto en tierras británicas.

Presuntamente, en octubre de 2018 el italiano firmó un contrato con la Compañía General de Minería de Venezuela C. A., para la exploración, búsqueda de yacimientos, explotación y extracción aurífera en el Arco Minero, en los estados Amazonas y Bolívar.

El proyecto

Para ejecutar el proyecto, la compañía y la del italiano crearon sociedad anónima mixta Minera Binacional Turquía Venezuela (Mibiturven S. A.).

Por su parte, Tareck El Aissami, a quien Saab le dice primo, firmó el contrato a nombre del régimen, y su concuñado en representación de Marilyns Dis Ticaret Ve Madencilik AS.

En aquel momento, Saab ya estaba afianzando la relación con Fabri, con quien ya tiene dos pequeñas.

Puede leer la nota completa en El Tiempo

Omar Prieto publica en Twitter fotos supervisando la nueva sala situacional de los CLAP
La Oficina de Información y Prensa de la Gobernación de Zulia divulgó una de prensa con declaraciones del mandatario regional sobre la distribución de alimentos en la entidad

El gobernador del Zulia, Omar Prieto, informó vía Twitter, la tarde del 8 de julio, que se encargó de la supervisión de la nueva sala situacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) en la entidad.

“Supervisando la nueva sala situacional de los CLAP para fortalecer el trabajo de distribución de alimentos con mayor rigurosidad y monitoreo en todo el Zulia en estos tiempos de #CuarentenaEstrictaRadical y haciendo énfasis en sectores aislados de Maracaibo”, se lee en un tuit acompañado de cuatro fotografías, en tres de las cuales se ve a Prieto en una oficina, conversando con algunas personas y revisando una cartelera.

Al mismo tiempo, la Oficina de Información y Prensa de la Gobernación de Zulia divulgó una de prensa con declaraciones de Prieto sobre la distribución de alimentos en la entidad.

Estas publicaciones se hicieron luego de que el periodista Miguel Ángel Román aseguró que el gobernador habría sido hospitalizado en una clínica tras dar positivo en la prueba rápida para COVID-19.

La noche del 8 de julio, la agencia de noticias Reuters, citando “tres fuentes conocedoras del caso”, publicó que Prieto habría sido “hospitalizado por tener problemas respiratorios”.

“El gobernador chavista Omar Prieto fue internado la noche del martes en una clínica privada cercana a Maracaibo, capital de Zulia, debido a que presentaba dificultades para respirar, dijo una de las fuentes que pidió reservar su nombre. A Prieto le están suministrando tratamiento preventivo y el resultado de una prueba PCR se espera para esta semana, agregó otra de las fuentes consultadas, que también solicitó no ser identificada por temor a represalias”, se lee en la nota difundida por la agencia de noticias.

 

Con información de El Pitazo y Reuters.

CLAP: La dieta de cero proteínas
Solo 13 kilogramos de paquetes de azúcar, pasta, arroz y harina precocida contenían las bolsas CLAP que se distribuyeron en Maracaibo durante la segunda semana del mes de junio

Azúcar, pasta, arroz y harina precocida. Eso es lo que distribuyeron los Comité Local de Abastecimiento y Producción en algunas comunidades del oeste de Maracaibo, durante la segunda semana del mes de junio. Solo 13 kilogramos de paquetes de esos productos contenían la bolsa. De estos kilos, siete (7) eran de arroz blanco. En ninguna de las parroquias de la ciudad se distribuyó esta vez aceite, granos o leche, de acuerdo con reportes de ciudadanos en las redes sociales.

A través del Plan Nacional de Cabotaje, los CLAP zulianos han recibido un total de 14.514 toneladas de alimentos, distribuidos en 407.896 cajas y 727.130 bolsas hasta mayo de 2020. 

El buque Manuel Gual, de la estatal Venavega, ha llegado en cuatro oportunidades al puerto de Maracaibo en lo que va de año. La carga más reciente la trajo el 1 de julio: 400 mil bolsas CLAP en 302 contenedores. En el anuncio oficial, se ha mantenido la frecuencia de transporte de los alimentos subsidiados, pero ello no se corresponde con la periodicidad, calidad y efectividad del programa social en Zulia.

La última encuesta de seguridad alimentaria de la Comisión de Derechos Humanos del Zulia, Codhez, publicada en abril, revela que 74,5 % de los hogares de Maracaibo no alcanzó a satisfacer sus necesidades alimentarias en el primer tercio del año.

Crímenes sin Castigo | Los profesionales, por Javier Ignacio Mayorca
Por sus conocimientos y habilidades, Alex Nain Saab forma parte de un selecto grupo, que es vital para el desarrollo de cualquier estructura ilegal.

 

@javiermayorca 

El 23 de junio, la Corte Suprema de Cabo Verde desestimó la petición de libertad para Alex Nain Saab. Esta decisión fue calificada como una “victoria” de Estados Unidos, país que había emitido en primera instancia la solicitud de búsqueda y captura internacional en contra del empresario colombiano, de 48 años de edad.

La ratificación de la detención de Saab en este pequeño archipiélago fue precedida de numerosos pronunciamientos por operadores del gobierno venezolano, tales como el canciller Jorge Arreaza y el embajador en Senegal, -con jurisdicción en Cabo Verde y otros países africanos- Alejandro Correa Ortega, en el sentido de que Saab es un agente del régimen, que estaba en cumplimiento de una “misión”, cuyos detalles no fueron especificados.

¿Por qué se traslada este comerciante a un grupo de islas del Atlántico, a 4600 kilómetros de distancia de Venezuela? Según la senadora colombiana María Fernanda Cabal, Alex Saab tuvo que volar hasta allí para asegurar el éxito de una transacción de oro por gasolina y otras mercancías, procedentes de Irán.

“Había dos buques detenidos en Cabo Verde, que ondeaban bandera de Liberia, pero resulta que eran griegos, y sus productos iraníes. Le tocó (a Saab) ir para poder negociar que soltaran estos buques, cargados con gasolina y otros productos”, explicó la parlamentaria, en una entrevista con Fernando Londoño.

Entonces, se trataba de una tarea que no podía ser resuelta por nadie más que él. Un propósito que no admitía delegación. Esto confirma varias apreciaciones hechas con respecto a la relevancia de este individuo para el régimen venezolano.

En primer lugar, no se puede ver a Saab como un perseguido más. Si se analiza al régimen venezolano como una “empresa criminal” (Farah, 2019), el rol de personas como Saab cobra extremada importancia.

Saab aglutina conocimientos y habilidades que la propia estructura no puede facilitarse, y debe salir a buscarlos entre sus aliados. Aunque se debe guardar las distancias en cuanto a tiempos y lugares, Saab tiene para esta particular “empresa” una relevancia similar a la que tuvieron en su momento para el Cartel de Cali el contador Guillermo Pallomari y el abogado Harold Ackerman. El primero, un chileno, y el otro un estadounidense. Ambos fueron detenidos a solicitud de EE. UU. y, al convertirse en testigos, pasaron a ser piezas clave para el desmantelamiento del referido cartel y el enjuiciamiento de sus líderes, los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela.

Los aviadores son otros profesionales contratados con frecuencia por las agrupaciones criminales. Muchos tienden a pensar que son parte integral de tales organizaciones. Pero esto no es así. Cuando la empresa crece, tiene que buscar en el mercado laboral a estos especiales talentos, preguntando aquí y allá entre sus conocidos a ver quiénes estarían disponibles para “coronar”.

Y, aunque puedan ser depositarios de la mayor confianza, los líderes de las organizaciones siempre toman alguna precaución, para evitar sorpresas. A veces, dejan cautivo a algún familiar o allegado del piloto, hasta que la operación finalice. En otras ocasiones, lo involucran directamente en el envío específico, indicándole que le pagarán con parte del alijo, de manera que, si se produce algún decomiso, él también perderá. En el caso del Cartel de Medellín, fue famoso el estadounidense Max Mermelstein, “el hombre que hizo llover coca”, y que se convirtió en un informante de la policía estadounidense.

Contadores, pilotos, abogados y traders como Saab forman parte de este grupo de “profesionales” sin los cuales no es posible el funcionamiento de una estructura transnacional organizada y moderna, como la que persigue el gobierno estadounidense. Pero son proveedores externos a la organización, u outsourcing, como se diría en jerga empresarial.

Muchos han calificado a Saab como un “testaferro”. Esta es una figura desarrollada desde el punto de vista teórico y legal por los italianos, cuya legislación establece penas de prisión para los también llamados “prestanombres” u “hombres de paja”. Según los europeos, el testaferro representa a todo evento los intereses de una persona, que permanece en las sombras. Pero en el caso del empresario colombiano la relación pareciera ir más allá. Saab encarnaría los objetivos de todo un régimen. Y en ese sentido su definición como “agente” del gobierno madurista, aportada por Arreaza, cobra un extraordinario significado. Aun así, estaría por verse si este comerciante no participa también en un juego de carambolas a varias bandas.

Antes de la decisión del máximo tribunal de Cabo Verde, el abogado de Saab, José Manuel Pinto, declaró que la detención del empresario barranquillero había sido el producto de una “decisión política”. Si esto es así, lo que estaría en desarrollo en el archipiélago es una especie de subasta, en la que el oferente más agresivo se llevaría la mejor parte. Esta línea de argumentación, sin embargo, no parece ser la más inteligente, tomando en cuenta que el proceso apenas comienza.

En efecto, la legislación caboverdiana contempla detalladas reglas para el desarrollo de las extradiciones. En este momento, está en curso la primera fase, llamada “administrativa”, que debería finalizar durante la primera quincena de julio, cuando el ministerio de Justicia de ese país africano evalúe la documentación enviada por Estados Unidos para sustentar su solicitud de llevarse a Saab, y enjuiciarlo en la Corte del Distrito Sur de Florida por conspiración para lavar dinero, y varias imputaciones por lavado de dinero.

Si el gobierno caboverdiano diera el visto bueno al expediente presentado, se abriría la segunda fase, llamada “judicial” según el Ministerio Público del archipiélago. El debate se desarrollaría en la Cámara de lo Criminal de la Corte de Apelaciones. Entre una y otra incidencias podría durar hasta tres meses, siempre y cuando Saab insista en oponerse a la extradición. Con lo que se aleja la perspectiva de un rápido traslado a territorio estadounidense.

La importancia real de Saab para el régimen, más allá de lo declarado por sus representantes diplomáticos, se podrá apreciar en las próximas semanas o meses.

¿Seguirán recibiendo los turcos el oro venezolano? ¿Continuará sin tropiezos la entrega de los Clap con mercancía turca y mexicana? ¿Llegará más gasolina iraní? Si estos programas continúan, quiere decir que este colombiano solo era una ficha más. Pero, si alguno se paraliza, el golpe fue certero.

Breves

* Desde marzo se han incrementado las denuncias sobre invasiones en Distrito Capital. No solo son los recurrentes alertas emitidos por el portavoz del Frente de Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, quien ha contado quince casos de inmuebles ocupados de forma ilegal en Libertador. En El Hatillo, el director de la policía municipal, comisario Sergio González, indicó que durante la alarma nacional han procesado un promedio de cuatro denuncias mensuales sobre invasiones a edificaciones o terrenos de propiedad privada. En Chacao, según el alcalde Gustavo Duque, han sido reportados seis casos. En los municipios mirandinos, pareciera que existen grupos dedicados a la detección de edificaciones aparentemente abandonadas por sus legítimos propietarios.

Para ellos no es difícil, pues durante la cuarentena se supone que la gente debe permanecer en sus lugares de residencia, y la falta de actividad en ciertos inmuebles es percibida desde la calle sin mayor esfuerzo. Gonzáles advirtió que las invasiones son controlables cuando están iniciándose. Pero en las etapas posteriores, los desalojos se complicarán.

* El 21 de junio, la fiscal ante la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, anunció en una entrevista ante el Grupo Diarios de América que finalizará su valoración sobre las denuncias formuladas contra Nicolás Maduro por presuntos delitos de lesa humanidad “en los próximos meses”. Afirmó que la decisión sobre este caso se ha retardado en virtud de la necesidad de traducir una gran cantidad de documentos. Bensouda debe finalizar su gestión en ese cargo en julio de 2021, de manera que aún le resta un año para avanzar en el proceso. Muchas situaciones pueden presentarse en estos doce meses. Entre ellas, que prospere la propuesta formulada el 31 de marzo por el Departamento de Estado de EE. UU., que contiene claras concesiones al sector castrense venezolano. En el punto V, los norteamericanos plantearon que un representante de la FAN sea “asesor militar” del Consejo de Estado que conduciría la transición. Esto, si se quiere, resultaría lógico tomando en cuenta la actual situación del país y la necesidad de garantizar ciertos niveles de gobernabilidad. En el punto X, además, se indica que Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú retirarían el respaldo a las denuncias consignadas ante la CPI, con lo que el proceso contra Maduro y el entorno militar perdería vigor.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

7 años después, Maduro continúa combatiendo la escasez con más escasez
Los planes implementados por Maduro para tratar de disimular la falta de bienes y servicios solo han servido para incrementar el control social
Según datos del Banco Central de Venezuela (BCV), para marzo de 2014 el índice de escasez de alimentos era de 29,5% 
Según Fefarven, en Venezuela 80% de los medicamentos escasean, y los pocos que se consiguen son muy costosos para que los venezolanos puedan adquirirlos 

@fefamaya

Para junio 2020 la inflación anual acumulada es de 409,18 %. Además de ello, según el Reporte Global sobre Crisis Alimentarias – 2020, en 2019 26,3 millones de venezolanos padecieron algún grado de inseguridad alimentaria. Del total, 9,3 millones la padeció en sus formas moderada y severa.

Una característica clave del mandato de Maduro ha sido la falta de alimentos, productos de primera necesidad y fallas constantes en los servicios públicos. Leche, café, pasta dental, desodorantes, agua, luz y gasolina son algunos de los tantos productos que han escaseado desde 2013. Hasta el dinero en efectivo se volvió escaso.

Para enfrentar la escasez sin contradecir sus preceptos ideológicos, Maduro ha utilizado diversas estrategias cuyos resultados han sido poco afortunados y solo han servido para mayor control social, sin traer un beneficio real a los ciudadanos. Por el contrario, muchas veces los remedios han sido peor que la enfermedad. 

Una caja para mitigar el hambre

Según datos del Banco Central de Venezuela (BCV), para marzo de 2014 el índice de escasez de alimentos era de 29,5%. 

De acuerdo la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), para finales de 2014, 11% de los venezolanos comían dos veces al día, o incluso menos. Además de ello, para el segundo año del gobierno de Nicolás Maduro, 80% de los venezolanos percibía que sus ingresos no eran suficientes para comprar alimentos. 

Leche, harina pan, azúcar, mantequilla, aceite, huevos, café, pollo y arroz son algunos de los alimentos que han escaseado durante el gobierno de Maduro.

Para combatir la falta de alimentos en los a anaqueles, el gobierno de Nicolás Maduro creó los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) el 3 de abril 2016. Los CLAP son cajas o bolsas que contienen alimentos de precio regulado. Organizaciones comunitarias junto con el Ministerio de Alimentación son los encargados de repartir la caja y/o bolsa CLAP casa por casa, en aquellas que estén en el registro de los jefes comunales u obtengan la caja a través del carnet de la patria.

Según la BBC, en junio de 2016 muchos productores de alimentos recibieron la instrucción por parte del gobierno de prohibir la venta de productos regulados para que estos pudieran ser comprados únicamente a través de los CLAP. 

Cuatro años después de su implementación, los CLAP cuentan con diversas dificultades y el hambre de los venezolanos no se ha mitigado. Transparencia Venezuela aseguró que numerosas familias se quejan por productos insuficientes y de dudosa calidad. La organización realizó un diagnóstico social sobre los CLAP en el que definió al proyecto de Nicolás Maduro a través de tres variables: “corrupción, entrega tardía y mala calidad de alimentos”. 

Luego de su visita a Venezuela, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que los CLAP no cubren las necesidades nutricionales de los venezolanos. 

Otro de los fallidos intentos del Estado de Nicolás Maduro fueron la venta de alimentos en mercados del gobierno como PDVAL y Mercal. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la inflación de los alimentos en Venezuela ha sido una de las más altas de América Latina, la cual para 2014 se ubicó en 91% cuando el promedio de la región fue de 13%.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas reportó que durante 2019 Venezuela tuvo la cuarta crisis alimentaria más severa del mundo.

El derecho a la salud se adquiere con un carnet

Venezuela enfrenta una crisis sanitaria no solo por la falta de materiales en hospitales  sino también por la alarmante escasez de medicamentos. 

A inicios de 2020, el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos, anunció que en Venezuela 80% de los medicamentos escasean, y los pocos que se consiguen son muy costosos para que los venezolanos puedan adquirirlos. 

Según el portal de noticias El Telégrafo, los enfermos solo encuentran uno y medio de cada 10 fármacos que puedan ser requeridos.

Para intentar combatir la escasez de medicinas, el gobierno de Nicolás Maduro creó el sistema de distribución de medicamentos “0800 Salud Ya” en octubre de 2017. Al llamar al número telefónico para utilizar el servicio y ser atendido por un operador, se debe indicar si posee un carnet de la patria. Además de ello, para solicitar cualquier medicamento se debe contar con un tratamiento médico asignado por un especialista. 

Por otra parte, está Farmapatria, una empresa creada por el gobierno de Maduro que tenía como función crear una red de farmacias en los espacios de Mercal y los abastos bicentenarios para vender los medicamentos a precios subsidiados.

Pero una cosa es el decreto y otra la percepción del ciudadano. Y no solamente se trata de las personas que no están inscritas en la Plataforma Patria. Miriam Torres informó a El Pitazo que el 2 de abril al solicitar una caja de Levodopa y Carbidopa a Farmapatria, recibió ambos medicamentos con fecha de vencimiento de julio de 2019.

Pagar con la huella

Debido a la hiperinflación, el valor del bolívar se ha devaluando cada vez más. Lo que quiere decir que a pesar de que haya más dinero circulando en las calles, este cada vez vale menos. 

Según cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), para 2018 solo 5% del total de dinero en circulación estaba representado en billetes y monedas.

Cifras del BCV muestran cómo el gobierno rompió la represa de la liquidez que ha inundado la economía provocando una crisis de efectivo y acelerando la hiperinflación mes tras mes.

De acuerdo al portal de noticias Prodavinci, adecuar las denominaciones y el número de piezas ofrecidas aliviaría la escasez de efectivo. Sin embargo, el problema subyacente es el alza descontrolada de precios. Si la inflación avanza, la pérdida de valor del bolívar neutraliza todo ajuste de billetes y monedas, aún más si la caída en la demanda de dinero propicia un abandono espontáneo de la moneda. No servirá de nada imprimir más billetes si nadie está dispuesto a aceptarlos.

Para combatir la carencia de efectivo, el Estado de Nicolás Maduro creó la plataforma del Banco de Venezuela, Biopago. Según el Banco de Venezuela, Biopago es un canal que permite realizar el pago de bienes y servicios a través de un sistema biometrico capta huella, sin necesidad de presentar algún instrumento de pago. Solo clientes del Banco de Venezuela, aquellos con tarjeta de alimentación Valeven o tarjeta de crédito de cualquier banco pueden utilizarlo. 

Los problemas de liquidez monetaria se han subsanado, no con bolívares sino con dólares que han resuelto la necesidad de intercambio de bienes y servicios. El sistema de biopago, sin embargo, parece que consigue en la crisis de gasolina un lugar de encuentro.

 

 

Hay carnet y chip pero falta la gasolina

Durante 2018, el estado Táchira afrontaba una crisis de escasez de gasolina por lo que para adquirir el combustible los ciudadanos debían comprarlo en pesos colombianos. Tal Cual Digital reseñó que la gasolina debía ser costeada en otra moneda  por el contrabando de combustible en la frontera colombiana, señalando que desde guardias nacionales hasta quienes vacían los tanques de los automóviles eran responsables del negocio. 

Desde 2018, los tachirenses debían realizar colas de hasta tres días para llenar los tanques de sus carros de gasolina. 

El 24 de septiembre de 2018, Nicolás Maduro anunció que en las estaciones de servicio con carnet de la patria de todo el país se instalaría un nuevo método de pago para la gasolina, el sistema biopago a través del carnet de la patria.

El sistema fue implementado solo en los estados Amazonas, Apure, Bolívar, Falcón, Delta Amacuro, Táchira, Sucre y Zulia, ocho de 24 estados del país. El sistema no fue implementado sino hasta 2020, tras la escasez de gasolina durante la pandemia de covid-19, cuando el costo de la gasolina incrementó a $0,5 el litro. 

En 2012 el gobierno de Maduro intentó implementar las llamadas “Tarjetas de Administración de Gasolina” (TAG). Por decisión gubernamental del entonces gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas, se comenzó a instalar una etiqueta en el vidrio delantero de los carros como requisito único para poder llenar los tanques de los vehículos con gasolina. 

Los dueños de los carros debían pagar 90 unidades tributarias para adquirir un nuevo chip en caso de que el anterior se extraviara o dañara. La crisis nunca se solucionó y con el paso del tiempo se veía agudizaba cada vez más

Luego de la llegada al país de la gasolina iraní, el 15 de junio de 2020, el actual gobernador de Zulia, Omar Prieto, anunció que el uso de la TAG sería eliminado una vez que el sistema de biopago fuese instalado. Ya algunas estaciones de servicio lo utilizan, pero en el interior del país las colas por gasolina se mantienen y los conductores a veces  deben perder más de un día para llenar el tanque. 

En momentos agudos de la crisis, se llegó a la proponer la idea absurda una rifa entre los conductores para ganarse el derecho a llenar sus tanques de combustible. “El Pico y Placa se mantiene, pero se sorteará el número de placa a ser atendido por estación de servicio”, anunció el gobernador de Portuguesa, Rafael Calles.

Calles dijo que el sorteo se realizaría a través de sus redes sociales en horas tempranas de la mañana para que los usuarios estuviesen al tanto qué día les corresponde hacer la cola de la gasolina. El gobernador aseguró que el objetivo es “evitar aglomeraciones en las estaciones de servicio y combatir el bachaqueo de combustible”.

Gas doméstico vía CLAP o cocina con leña

El gas doméstico es otro producto que se suma a la lista de precios regulados. Gas Comunal de Pdvsa, gas licuado de petróleo (GLP), pasó a ser distribuido a través de consejos comunales por medio de los CLAP. 

En julio de 2019, la gobernadora de Lara Carmen Meléndez anunció que dicha medida se aplicaría nivel nacional para evitar la corrupción y mejorar la distribución del gas doméstico. 

Meléndez indicó que la idea sería tomar los datos que manejaban los CLAP y luego depurar las listas para crear una base de datos propia para evitar que las zonas que no reciben CLAP no se vieran afectadas. “El objetivo es tener nuestros propios datos. Hay zonas que reciben el CLAP y tienen gas por tubería y ellos no entrarán en esta modalidad. Además hay que precisar qué tipo de bombonas tienen las personas si es la de 10 kilos, la de 18 o la de 43”, dijo.

El gas doméstico sigue siendo un bien escaso y aun cuando la regulación fija su precio en 65 mil bolívares para la bombona de 10 kilos, Bs. 120 mil para la bombona de 18 kilos, Bs. 178 mil para la de 27 kilos y 286 mil 500 para la de 43 kilos, los venezolanos deben pagarlo hasta en dos millones de bolívares en el mercado negro. 

“Súper cisternas” para un país sediento 

Desde 2014, Venezuela afronta un grave problema de déficit del servicio de agua potable y su saneamiento. Un informe de Provea, publicado en noviembre de 2018, aseguró que el mismo es atribuido por el gobierno nacional a los períodos de sequía y los efectos del fenómeno de El Niño. Como consecuencia de esta situación, el gobierno de Maduro ha implementado severos racionamientos y restricciones del suministro de agua en gran parte del país. 

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) en el 2014, el 70,8% de la población tenía racionamiento de agua.

Según el especial “Vivir sin agua” de Prodavinci, al menos 9,78 millones de venezolanos vivieron bajo racionamiento formal de agua corriente entre 2016 y 2017. El suministro promedio fue de 48 horas de agua por tubería a la semana, es decir, 28,5% de abastecimiento pleno. 

Prodavinci analizó 57 planes de abastecimiento que publicaron 10 hidrológicas en 2016 y siete en 2017, confesión de que el Estado venezolano no suministra agua suficiente y continua para todos.

Además del racionamiento, en mayo 2020, el gobierno de Nicolás Maduro decidió adquirir 252 “súper cisternas” del gobierno de China y formar parte del Plan de Complementario Nacional de Abastecimiento de Agua. Según el Estado venezolano, el plan fue creado para para atender las áreas que se han visto afectadas mientras se repara “el acto de sabotaje cometido contra el Sistema Hídrico Nacional, específicamente en el Tuy II” pero lo cierto es que una súper cisterna apenas puede llevar el equivalente a tres segundos de agua bombeadas por tuberías.

Los camiones con agua que prometió el ministro Néstor Reverol tienen una capacidad de 30 mil litros. En condiciones normales, a Caracas entran por tuberías 11 mil litros de líquido por segundo. 

Luego del intento del gobierno de Maduro de combatir la escasez de al menos seis rubros a través de nueve estrategias fallidas, la carencia de productos sigue no solo existiendo, sino agravándose cada vez más en Venezuela.

 

Brian Fincheltub Jun 15, 2020 | Actualizado hace 6 meses
CLAPturado, por Brian Fincheltub

@BrianFincheltub  

Antes de su detención en Cabo Verde, a la mayoría de los venezolanos el nombre de Alex Saab no les decía nada. Muy a pesar de haber estado en el radar del periodismo de investigación desde hace varios años.

Aunque sorprende, se entiende: el régimen chavista se encargó de mantener bajo la sombra al hombre fuerte detrás de las importaciones de alimentos en Venezuela. Para ello se encargó de perseguir al grupo de periodistas que osó investigarlo, al punto de obligarlos a exiliarse y censurar sus sitios web para que ni si quiera su nombre se viera manchado. Lo máximo que llegaron a decir era que se trataba de un pleito privado y que el “empresario” colombiano era víctima de extorsión.

Pero esto cambió radicalmente hace algunas horas. Alex Saab pasó de ser el amigo secreto de la dictadura chavista, a una especie de superhéroe revolucionario, al que el “imperialismo” ha “secuestrado” por haber “desafiado valientemente” el “bloqueo” contra el pueblo venezolano.

Más allá de las consignas y la propaganda a la que nos tiene acostumbrados el régimen, lo que estos acontecimientos han demostrado es el estrecho nexo que existe entre Saab y la élite madurista. Los medios del mundo hablan del detenido como el testaferro de Maduro, el hombre que se enriqueció importando comida de dudosa calidad a sobreprecio para ser vendida a través del sistema de chantaje político y control social llamado CLAP.

Mientras los venezolanos se comían las lentejas con gorgojos y la leche con aspecto de cal que venía en las cajas CLAP, Saab amasaba un enorme fortuna, y no precisamente con harina Maseca, a costa del hambre y la miseria de millones de venezolanos. Sus propiedades incautadas en Colombia superan los diez millones de dólares. Eso es apenas la punta del iceberg, puesto que alrededor del personaje se ha tejido una enorme red de lavado de dinero y corrupción que nadie sabe hasta dónde llega.

Saab llegó a ser tan poderoso que hasta se compró una bancada en la Asamblea Nacional, la llamada bancada CLAP. Reconocida por el régimen madurista como la “verdadera” Asamblea Nacional, es producto de los poderes del empresario todopoderoso. Digamos que se trata de un pago de favores, pues quienes dirigen esa AN ilegítima hasta cartas de buena conducta le llagaron a otorgar al ciudadano de nacionalidad  colombiana.

Al momento que escribo este artículo, el destino de Saab demora incierto desde Cabo Verde, en un proceso de extradición en marcha hacia los Estados Unidos. Pero el dictador y sus aliados harán todo para que eso no pase. Veremos quién termina imponiéndose. Lo cierto es que, por ahora, la revolución ha perdido un superhéroe, ha perdido a SuperCLAP.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Capturan en África a Alex Saab, el empresario detrás de los guisos con el CLAP
Según lo publicado por El Tiempo, el empresario Alex Saab, habría hecho una parada en la pequeña isla de Cabo Verde para recargar combustible

 

 

El empresario colombiano Alex Saab, señalado por la justicia de Estados Unidos de ser testaferro del gobierno de Nicolás Maduro, fue capturado la noche del viernes 12 de junio en Cabo Verde, África.

Después de que Estados Unidos lo incluyó en la llamada ‘Lista Clinton‘, sobre Saab pesaba una circular azul que se habría hecho efectiva en ese país. De acuerdo con una fuente consultada por El Pitazo y que estuvo relacionada con la explotación de oro y coltán, Saab forma parte de una estructura para la venta de oro venezolano en la cual participan Nicolás Maduro Guerra (Nicolasito) y el empresario zuliano Santiago Morón.

Se supo que Saab fue capturado cuando iba en un avión privado que aterrizó a cargar combustible, de acuerdo con una nota del diario El Tiempo, de Bogotá. Fuentes extraoficiales señalan que cubría la ruta Rusia-Irán. Su abogada, Maria Domínguez, confirmó el arresto a la agencia AP, pero declinó hacer más comentarios.

El avión Bombardier Global, que aterrizó a las 6:40 pm del viernes 12 de junio en Cabo Verde, salió de Caracas, afirmó Gerardo Reyes, director de Univision Investiga. Asimismo, la aeronave tendría matrícula venezolana, añade por su parte el diario colombiano.

 

¿Quién es Alex Saab?

Alex Naim Saab Morán de 48 años es un empresario colombiano, buscado desde hace varios años por las autoridades de su país y de los Estados Unidos, su participación en tramas de corrupción y lavado de dinero lo convirtieron en uno de los hombres más buscados de la región, incluso varios fueron los intentos para capturarlo que terminaron con su escape.

El 25 de septiembre de 2018 se llevaría a cabo un operativo para dar con la captura del empresario en Colombia, sin embargo, logró escapar con ayuda de un policía, quien le informó del procedimiento.

En ese momento El Espectador, informó que el intento de la Fiscalía de capturar a Alex Saab se frustró. Y no solo él salió del país hacia Venezuela. Sus hermanos Luis Alberto y Amir apagaron sus celulares y las autoridades les perdieron la pista.

Por su parte el 25 de julio de 2019 las autoridades del Distrito Sur de Florida en los EEUU, acusaron formalmente al empresario de ocho cargos, entre ellos un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y siete cargos de lavado de dinero. La acusación también alega la pérdida de más de 350 millones de dólares que representa el monto de los fondos involucrados.

De acuerdo a la acusación interpuesta el jueves 25 de julio, Saab junto a su amigo el también empresario Álvaro Pulido Vargas, ejecutaron operaciones de lavado, violando las disposiciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) en relación con un plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela.

Ariana Fajardo Orshan, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida; Brian A. Benczkowski, Fiscal General Adjunto de la División Criminal del Departamento de Justicia y; Adolphus P. Wright, Agente Especial a Cargo de la Administración de Control de Drogas (DEA), hicieron el anuncio en Florida, Estados Unidos.

La acusación formal alega que a partir de noviembre de 2011 y hasta al menos septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar dinero producto de un esquema de soborno ilegal desde cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hasta cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos. Según la acusación, ambos empresarios obtuvieron un contrato con el gobierno venezolano en noviembre de 2011 para construir unidades de vivienda de bajos ingresos. Los acusados ​​y sus co-conspiradores supuestamente se aprovecharon del tipo de cambio controlado por el gobierno venezolano, bajo el cual los dólares estadounidenses podrían obtenerse a una tasa favorable, al presentar documentos de importación falsos y fraudulentos para bienes y materiales que nunca se importaron a Venezuela y sobornar a funcionarios venezolanos para que aprobaran esos documentos.

 

Su brazo corrupto llegó hasta la Asamblea Nacional

El 5 de enero de 2020 el régimen de Maduro en complot con varios diputados que hasta el momento eran de oposición, lograron juramentar en el seno de la Asamblea Nacional una junta directiva paralela, presidida por el diputado Luis Parra.

El portal Armando Info publicó una investigación en la que se revela que Parra junto a otros diputados conformaron una comisión con la que buscaron a través de la fiscalía de Colombia y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, limpiar la tan golpeada imagen de Alex Saab, otorgando cartas de buena conducta a favor de este hombre responsable de los negocios que se hacían con los CLAP.

Este reportaje salió el 1 de diciembre y puso a la luz toda la trama de corrupción que se estaba haciendo desde una comisión de la AN, esto llevo a la expulsión de varios diputados que se hacían llamar de oposición de sus partidos y lo que llevó a la ciudadanía a bautizar con el nombre de “Fracción CLAP” a todos estos parlamentarios.

 

 

*Con información de TalCual y El Pitazo