Cementerio del Este archivos - Runrun

Cementerio del Este

Trasladan el cuerpo del capitán Acosta Arévalo al Cementerio del Este

EL CUERPO DEL CAPITÁN DE CORBETA Rafael Acosta Arévalo, que tiene 12 días en la sede de la morgue de Bello Monte, está siendo trasladado al Cementerio del Este. En la morgue de Bello Monte permanecen apostados funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con equipos antimotines.

Según El Pitazo, la madre del capitán Acosta junto con unas primas y el abogado Alonso Medina Roa, llegaron desde Maracay a la Morgue de Bello Monte. Este es el último paso a cumplir para la entrega del cuerpo, pues una persona con el apellido de la víctima de forma obligatoria debe firmar el papel para el egreso del cuerpo.

Alonso Medina Roa, abogado del capitán Acosta Arévalo indicó que “la inhumación controlada, podría interpretarse como una acción de cobardía e irrespeto a la familia del capitán de corbeta, y a la sociedad en general”.

En la autopsia realizada a la víctima se conoció que su muerte se debió a una rabdomiólisis a consecuencia de traumatismos severos.

La autorización de la entrega del cadáver del capitán fue realizada por el Tribunal 36 de Control del Área Metropolitana, pero fue entre la fiscalía y el tribunal que se decidió el retraso de la entrega del mismo.

Waleska Pérez, esposa del capitán Acosta Arévalo, denunció el procedimiento ilegal llevado a cabo por funcionarios de la Medicatura Forense, en las que se pretende realizar “una entrega controlada del cuerpo de su esposo, así como lo hicieron con Oscar Pérez” y negó haber realizado alguna solicitud de servicios fúnebres”.

 

*Con información de El Pitazo y Tal Cual Digital.
Despedida a Teodoro Petkoff, el murmullo inacabable
En el encuentro, más parecido a una reunión de la MUD que a un sepelio, decenas de personalidades se congregaron en el Cementerio del Este para despedir al político y periodista
Diputados de la Asamblea Nacional le rindieron homenaje
Familiares y amigos coincidieron en el espíritu democrático y el carácter frontal de quien fue candidato a presidente de la República

@franzambranor

FUE CASI IMPOSIBLE QUE el gentío hiciera silencio. Más que un funeral parecía una reunión de políticos, intelectuales, periodistas y religiosos para dilucidar una posible salida a la crisis venezolana. A medida que transcurría el día más personas llegaban y el murmullo se acentuaba. Ni siquiera cuando el padre jesuíta Francisco José Virtuoso emitió unas palabras frente al fèretro se callaron. Todos tenían alguna anécdota o citaban una frase de Teodoro Petkoff Malek, el hombre que este sábado fue velado en la capilla Memorial del Cementerio del Este y que fue parte de la historia política de la nación.

“Vamos a seguir luchando por rescatar a este país, así como lo quería tu abuelo”, le dijo Irene Petkoff a su hija en España a través de una videollamada, mientras le mostraba a los amigos que habían acudido a darle el último adiós a su padre. “No estés triste, tienes que sentirte orgullosa de todo lo que nos enseñó tu abuelo”, agregó.

A pocos metros estaba la viuda de Petkoff, Neugim Pastori y las hijas que viven en Venezuela: Teodora y Alejandra.

Alrededor del ataúd envuelto con la bandera de Venezuela y flanqueados por coronas que iban desde la del partido Movimiento al Socialismo (MAS) hasta el diario Tal Cual, estaban figuras como el político de izquierda Américo Martín, el diputado José Guerra, el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, el cineasta Carlos Oteyza y el presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza.

También colegas, amigos y simpatizantes de Petkoff como Ramón Guillermo Aveledo, Felipe Mujica, Fernando Egaña, Alfonso Marquina, Luis Manuel Esculpi, Américo De Grazia, Henri Falcón, Gerardo Blyde, Stalin González y Miguel Pizarro. La escena parecía mas un cónclave de la MUD que un sepelio. Ningún personero del gobierno se dejó ver por La Guairita, tampoco representante alguno del llamado chavismo disidente.

Barboza y el resto de los diputados de la AN pidieron un minuto de silencio. Rodearon el sarcofago y se leyó un comunicado alabando el espíritu democrático de Petkoff y su apego a la norma constitucional. “Tanto así que fue perseguido por el régimen”, se desprendió de la misiva.

El rector de la Universidad Catolica Andres Bello, Francisco José Virtuoso, ofició la ceremonia religiosa y leyó una carta a Teodoro de su puño y letra. “Nos conocimos por allá en los 90 en el Centro Gumilla cuando él era ministro de Caldera, nos reuníamos frecuentemente con el padre Luis Ugalde y Mercedes Pulido de Briceño…ya en esa época Teodoro nos decía que había que tomar medidas económicas antes que fuese tarde…tenía tanta razon”.

Virtuoso indicó que Petkoff le dijo que había abandonado la lucha armada no porque esta había fracasando, sino porque se dio cuenta de que ese no era el camino adecuado. “Él decía que ‘es de idiotas no cambiar’, era un hombre llamado constantemente a la rectificación”.

Alabó una de las principales virtudes de Petkoff: la sinceridad a toda mecha. “Todos sabían que le gustaba hablar claro y raspao, era capaz de decir lo que pensaba sin mirar mucho las consecuencias; hacer política para él no era complacer a los demás sino decir lo que hay que decir”.

Concluida la alocución de Virtuoso, Capriles Radonski se coló en la capilla para ofrecer el pésame a los familiares no si antes decir “A Teodoro lo vi hace tres semanas y me impresionó que estaba atento de todo a su alrededor”.

La lucidez fue su más firme aliada en los últimos años de confinamiento obligado, no solo por su condición de salud sino por la prohibición de salida del país que pesaba sobre él por una supuesta difamación al primer vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello. Limitante que le impidió recibir de primera mano en España el premio de periodismo Ortega y Gasset.

“Teodoro era un hombre binario, político y periodista. Fundó partidos y periódicos. Su ejemplo deja una lección muy clara y grande”, dijo el ex compañero de armas de Petkoff, Américo Martín.

Empleados de Tal Cual y otros medios dijeron presente no solo para darle cobertura al sepelio de quien fue candidato a presidente de la República, sino para solidarizarse con la manera frontal de abordar el periodismo que tenía Teodoro.

“No es cierto que era un amargado, lo que pasa es que él no soportaba a la gente mediocre y le decía sus verdades sin cohibirse, era una persona de la que se podía aprender, tenía una visión periodística muy amplia”, dijo la comunicadora social y editora, María Fernanda Fuentes.

Además de la bandera de Venezuela y un ramo de rosas rojas, una carta enviada por la nieta de Teodoro, Andrea Petkova, reposaba sobre el ataúd. “El significado de nuestro apellido representa una leyenda y, como sabes, las leyendas nunca mueren. Y me aseguraré de que mis hijos aprendan tu historia y sientan el mismo orgullo que yo siento por ti, porque eres tú a quién yo siempre he admirado”, decía la misiva.

El ruido del murmullo de la gente nunca se detuvo. Como si las anécdotas de Petkoff fueran infinitas.

 

La lluvia que nunca cayó, la solidaridad de los presos políticos y los casi 13 kilómetros de despedida para Albán

@franzambranor / Fotos y video: Abrahan Moncada @Monkda92

DE LA PLAZA LAS TRES GRACIAS, en las inmediaciones de la Universidad Central de Venezuela, hasta el Cementerio del Este en La Guairita hay 12,9 kilómetros. Esa distancia fue recorrida este miércoles por cientos de personas que desafiando el sol del mediodía y la posterior amenaza de lluvia rindieron homenaje al concejal del municipio Libertador, Fernando Albán, muerto el pasado lunes 8 de octubre al presuntamente arrojarse del décimo piso de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en Plaza Venezuela, según versión oficial.

Minutos después de una misa oficiada por el arzobispo emérito de Caracas Jorge Urosa Savino en la capilla de la UCV, miembros de partidos políticos, familiares, amigos, estudiantes y simpatizantes de la oposición emprendieron la caminata hacia el camposanto ubicado en el municipio El Hatillo.

“Los hechos ocurridos en el Sebin con el supuesto suicidio de Fernando generan profundas dudas, porque todo detenido está bajo custodia de los órganos de seguridad”, dijo Urosa Savino en la homilía.

El diputado suplente por el estado Miranda, Gilber Caro, fue uno de los más saludados a la salida de la capilla universitaria. Caro no fue el único expreso político que asistió al homenaje. También estaban Daniel Ceballos, Renzo Prieto, Roberto Picón y el periodista Carlos Julio Rojas. Había una especie de solidaridad con conocimiento de causas con Albán, por parte de aquellos quienes conocieron al monstruo por dentro.

Caro estuvo un año detenido en el centro penitenciario Fénix en el estado Lara y habla con propiedad de abusos policiales en centros de reclusión.

“En ese edificio del Sebin de Plaza Venezuela los sótanos tienen ocho pisos, más dos niveles de mezzanina y 10 hacia arriba son 20 pisos. No sé qué hace una persona de los calabozos que están abajo en el baño de un piso 10. De los 18 meses que estuve preso nunca estuve solo, siempre acompañado por alguien”.

El lunes 8 de octubre, el fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, declaró sobre Albán: “Había solicitado ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde un piso 10”. Ayer mientras un grupo de venezolanos marchaba hacia el Cementerio del Este, negó haber dicho que el concejal se había arrojado desde la ventana de un baño. La tesis gubernamental apunta ahora a que el miembro de Primero Justicia estaba almorzando y salió corriendo hacia una ventana panorámica.

Abriéndose espacio entre el tumulto y con una pequeña toalla en la cabeza estaba Katy Hernández. Peluquera de Albán y de sus hijos Fernando y María Fernanda cuando eran niños. “Lo conocía desde hace 30 años, éramos vecinos aquí en Los Chaguaramos. Yo ya estoy mayor, pero voy a caminar hasta el cementerio porque el señor Fernando se lo merece, era un hombre bueno”.

Una inmensa bandera de Venezuela fue desplegada y sostenida desde el punto de partida hasta la llegada por el ex gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, así como por los diputados Alfonso Marquina, Dinorah Figuera, Williams Dávila, Jose Gregorio Graterol, Jorge Millán y Yajaira Forero. El tricolor ondeando por los políticos siempre estuvo flanqueando la carroza que trasladaba el cuerpo de Albán y la velocidad con el que se movía rememoraba el ritmo frenético de Capriles cuando era candidato presidencial.

Después de sortear la Universidad Bolivariana y emprender la ruta hacia Bello Monte, Patricia de Ceballos caminaba junto a su esposo Daniel.

“En el Sebin torturan y eso lo sabe Nicolás Maduro. A Fernando Albán lo mataron por denunciar al régimen en la ONU”, dijo la ex alcaldesa de San Cristóbal.

“Las torturas suelen ser con electricidad y bolsas plásticas en la cabeza”, agregó. “Esto tiene que ser investigado por alguien imparcial, el pueblo ya no cree en nada de lo que diga el gobierno”.

En la avenida Miguelangel de Bello Monte, empleados de negocios aledaños abarrotaban las aceras oteando el cortejo fúnebre. “Se pasaron esta vez”, comentó un hombre frente a la sucursal de una red de licorerias. “Acaban con la gente buena, no tienen perdón de Dios”, dijo una señora mientras secaba sus lágrimas con un pañuelo. “¿Entonces se suicidó o lo suicidaron?”, preguntó otro sujeto.

Verdad y justicia: juntas y separadas

El sol no cedía y el periodista Carlos Julio Rojas alentaba a integrantes del grupo de protesta pacífica “Dale Letra”, quienes sostenían  pancartas y formaban las palabras “verdad” y “justicia”. Ya la caminata había llegado a la avenida principal de Las Mercedes a la altura del Centro Venezolano Americano.

Rojas, quien estuvo cautivo del 6 de julio al 24 de agosto de 2017 en la cárcel de Ramo Verde, coincidió con Caro en que nunca los guardias se separan de los presos políticos cuando están fuera de los calabozos.

Así estés en celda de castigo, los custodios siempre te acompañan al baño, no te dejan solo ni un segundo”.

Aseguró que mientras estuvo preso fue víctima de torturas duras y blandas. Considera que fue liberado porque organismos como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el Colegio Nacional de Periodistas hicieron presión.

“A mi me pusieron una bolsa en la cabeza y le echaron gas pimienta, me golpearon en las costillas. Tuve ocho días sin ir al baño y cuatro sin tomar agua”.

Hacia el final de la principal de Las Mercedes, en la avenida Veracruz para seguir a Chuao, se escucharon las notas del himno nacional. Ya el cansancio se notaba en la cara de las personas, pero el sol hizo un favor y se escondió: una nube gris amenazaba con estropear el recorrido.

A escasos metros del hotel Eurobuilding, todas las miradas se centraban en el Centro de Salud Integral Salvador Allende, estructura desolada y donde un par de obreros veían con rostro de incógnita a los marchantes, sin saber que minutos más tarde una granada estallaría en las adyacencias del recinto, producto del enfrentamiento entre funcionarios del FAES y supuestos delincuentes. Suceso que concluyó con dos fallecidos.

Cuando empezaba a subir por la avenida principal de El Cafetal, Yajaira de Forero soltó la inmensa bandera que sujetaba junto a otros colegas desde Los Chaguaramos.

Con aliento entrecortado destacó que la situación de vulnerabilidad de los presos políticos es evidente y alarmante.

“Todos sabemos que en el Sebin hay tortura física y psicológica”, indicó la cónyuge de Lázaro Forero, comisario de la extinta Policía Metropolitana que fue condenado a 30 años de prisión por los sucesos del 11 de abril de 2002 y quien recibió medida de casa por cárcel por padecer de cáncer de próstata.

“A mi esposo lo llevaban funcionarios con armas largas a tomar el sol. Extraño que Albán andaba sin esposas y sin vigilancia”.

A medida que avanzaba la caminata en El Cafetal, gente de los edificios salía o se asomaba por las ventanas. Por la urbanización Santa Paula un par de conductores que esperaban el paso de la marcha para continuar el tránsito se bajaron de sus automóviles y empezaron a aplaudir. La nube gris seguía arriba, amenazando.

Saliendo de Libertador y terminando en El Hatillo

Frente al centro comercial Plaza Las Américas la caminata hizo una parada. Había que tomar aire porque aún faltaba una cuesta hacia La Guairita. Se acababa el municipio Baruta y venía el de El Hatillo.

Renzo Prieto era de los que apoyaba la estrategia de apurar el paso antes que comenzara a llover. “Si Albán se lanzó al vacío o lo lanzaron, para mi ambas cosas son homicidio. Cuando uno está preso es responsabilidad del Estado”, dijo.

Prieto estuvo 4 años y 23 días detenido en la sede del Sebin en El Helicoide. Nunca fue torturado físicamente, pero presenció escenas que no desea recordar. “El Sebin es el reflejo de la maldad pura, la escalada de violencia parece no tener límites”.

Al diputado, que fue electo mientras estaba en prisión en 2015 y juramentado en junio de este año luego de recibir un beneficio procesal por parte de la anc, le parece llamativo que un preso tome la determinación de acabar con su vida en un lapso tan corto. “Apenas tenía 48 horas detenido, porque lo agarraron el viernes y murió el lunes, ni siquiera lo habían presentando en tribunales. No digo que no pueda ocurrir, pero es sumamente extraño”.

La carroza fúnebre se detuvo en la entrada del Cementerio del Este, integrantes de otro cortejo se pararon a mirar, empleados del camposanto, taxistas, motorizados, todos hicieron silencio y de nuevo, y esta vez espontáneo, el himno nacional.

La parcela Q fue la destinada para albergar el cuerpo del concejal del circuito 3 del municipio Libertador.

Después de elevar varias plegarias, el presbítero de la Universidad Central de Venezuela pidió un minuto silencio. El abogado Eduardo Torres, amigo y colega de Albán, leyó un comunicado de la Escuela de Ciencias Jurídicas de la UCV: “Consideramos que la declaración del fiscal designado por la anc es  imprudente”, dijo.

También leyo unas palabras enviadas por Meudy, viuda de Albán, y sus hijos Fernando y Maria Fernanda. El trío no pudo venir al país. Residen en Estados Unidos y actualmente tramitan un documento que les permita estabilizar su estatus migratorio.

“Nos enseñaste valores importantes para la vida, fe, justicia, verdad, responsabilidad, trabajo, humildad y caridad…Siempre creíste que nuestro país saldría de esta dictadura y luchaste por ello”.

Los padres de Albán, Fernando y Amparo Salazar, se mantuvieron de pie frente al foso donde yacía el ataúd envuelto en una bandera de Primero Justicia con el cuerpo de su hijo. “Me lo mataron”, dijo ella. “Hasta luego hijo, te amamos”, se despidió él.

La lluvia que amenazó a mitad de camino y que colapsó otras zonas de Caracas nunca cayó.

Cementerio del Este: la vecindad de Arturo Uslar Pietri y Heyker Vásquez

Parcela 22 del Cementerio del Este

UN HOMBRE CON BOTAS DE HULE, chaleco, lentes de seguridad y casco corta la grama con una podadora; otro vierte agua sobre las tumbas, con una manguera. Ambos son parte del verde y apacible paisaje del Cementerio del Este en La Guairita, municipio El Hatillo, al Sureste de Caracas. Temprano en la mañana ningún carro transita por las accidentadas veredas y un trío de personas ataviadas con ropas blanco y negro conversa frente a la capilla velatoria principal.

Es una escena de recogimiento diametralmente opuesta a la convulsión vivida el pasado miércoles 17 de enero, cuando miembros del colectivo Tres Raíces y de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, enterraron a su compañero Heyker Vásquez. Tampoco se asemeja al revuelo, cuatro días después, por la militarización del camposanto debido al sepelio del policía rebelde Óscar Pérez y dos de sus compañeros: Abraham Agostini y José Alejandro Díaz Pimentel.

La necrópolis es la última morada de personajes venezolanos emblemáticos como los expresidentes Rafael Caldera, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez, así como del cantautor Simón Díaz, la periodista Sofía Imber, el narrador Marco Antonio “Musiu” Lacavalerie, el músico Hugo Blanco o el intelectual Arturo Uslar Pietri, entre otros.

11169669_117357819642

Desde 1960 y con 170 hectáreas, el Cementerio Metropolitano Monumental y el Cementerio del Este Promociones y Ventas, además de la Funeraria Monumental (propiedades del Grupo Kaufman), han ofrecido la alternativa a los venezolanos de enterrar a sus deudos en un paraje apacible y alejado de la ruidosa ciudad. Concebido para la familia de clase media y alta, el lugar sigue en renovación y actualmente se construye una ampliación de 8 capillas velatorias nuevas, una cafetería y 430 puestos de estacionamiento.

El precio de una parcela particular en La Guairita ronda los 30 millones de bolívares. Un funeral, dependiendo del tiempo de duración (de 6 a 24 horas) y de si es inhumación o cremación, oscila entre los Bs. 14 y los 37 millones.

Las parcelas 22, 28 y 42

Sitio de descanso eterno de expresidentes e intelectuales, también es el hogar definitivo de figuras como la de Vásquez, quien según la cuenta de tuiter @DignidadMP, manejada por fuentes del Ministerio Público vinculadas a la Fiscal General en el exilio, Luisa Ortega Díaz, posee seis investigaciones: cinco por homicidio y una por extorsión.

El día del entierro de Vásquez, más temprano en la mañana, una ráfaga de tiros despertó a los vecinos del 23 de Enero. Las detonaciones anunciaban la partida del cortejo fúnebre y la activación de otros miembros de colectivos de la popular parroquia de la que Vásquez era vecino y líder. El homenaje causó un embotellamiento en la autopista Francisco Fajardo sentido Oeste-Este y quedó registrado en las redes sociales. Más tarde, la imagen de individuos portando pasamontañas, chalecos y fusiles en la fosa donde fue enterrado el cuerpo sin vida de Vásquez dio la vuelta al mundo.

Empleados del cementerio dicen que no es la primera vez que La Guairita es anfitriona de estos peculiares honores. Visitantes al camposanto han denunciado que han quedado atrapados en medio de rituales como el “Coliseo”, que hacen motorizados para homenajear a los fallecidos, mientras beben, fuman y muestran sus armas en la puerta del camposanto. Otros, con peor fortuna, han sido víctimas de robos dentro del lugar.

“No es nuevo ver a gente armada aquí. En la parcela 22, que es la nueva, ya han enterrado a malandros. La otra vez casi me golpean porque no supe darle a un muchacho la información que me estaban pidiendo”, dijo el hombre que regaba la grama con la manguera. “Ese día del entierro del colectivo vi cómo llegaron todos en moto con armas. Afortunadamente no pasó nada, pero si me di cuenta de que la gente estaba tensa; uno no puede hacer nada, sino dejar que ellos hagan su cosa”, agregó.

En la parcela 22, la más reciente inaugurada en el Cementerio del Este y ubicada en la parte baja del lugar, están también enterrados cuerpos de víctimas de la violencia: policías y civiles. “No es que a los malandros los entierren acá, es que esta es la más nueva y aquí se mezclan todos, el del colectivo (Heyker Vásquez) está en la parcela 28 y, Óscar Pérez ,en la 42”, dijo otro empleado del camposanto, quien prefirió no revelar su identidad.

El trabajador aseguró que ha presenciado varias escenas similares a la del sepelio de Vásquez, quien también empleaba el nombre de Adriun Ugarte, alter ego que develó el Ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, en la alocución posterior a la masacre de El Junquito. “Ellos enterraron a su colectivo y se fueron. No es la primera vez que sucede, aquí ya hemos visto a gente que viene con armas; a veces son policías, echan tiros al aire, algunos son de salva, bueno eso es lo que dicen”.

entierroheykervasquez_180118

“El cementerio no se puede negar”
Lea también: Colectivo Tres Raíces: “Ha muerto el león más feroz del 23 de Enero”

Una de la señoras que ofrece café y agua en las capillas centrales de La Guairita, quien también optó por el anonimato, aseguró que mientras los restos mortales de Vásquez eran sepultados, el tiempo se detuvo. “Por supuesto que uno se asusta y también la gente que está aquí, pero cómo hace el cementerio, no se pueden negar, porque además esa es la misma gente del gobierno”.

Otra trabajadora salió al paso y aseveró que, el fin de semana del entierro de Óscar Pérez y dos de sus compañeros, el paso estuvo restringido incluso para los empleados. “Ellos trajeron los cadáveres a la morgue que está debajo de la capilla memorial; allí al lado nosotros tenemos nuestros cuarto de reposo y no nos dejaron bajar, eso estaba lleno de Guardias Nacionales y señores del Sebin. Yo estaba dejando mi guardia y no pude salir, tuve que esperar a que todo terminara”.

Pese a que el equipo de Runrun.es buscó, en persona y por teléfono, la reacción de voceros del departamento de Asesoría Legal del Cementerio del Este, nunca se recibió respuesta.

oscarperezcementerio

Prohibido portar armas

La presidenta de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional y Vicepresidente del Comité de Derechos Humanos Parlamentarios, Delsa Solórzano, enfatizó que el porte de armas de fuego es exclusivo para funcionarios del Estado.

“El artículo 277 del Código Penal es muy claro y dice que el porte, la detentación u ocultamiento de armas se castigará con pena de prisión de tres a cinco años”, dijo.

También se refirió a la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones, que a su juicio, no ha dado resultados. “Para muestra, allí están los últimos estudios: somos el país más violento del hemisferio, estamos por encima de Nicaragua y El Salvador, que ya es bastante decir”.

Según Solórzano, espectáculos en los que se exhiben armamento, como el acaecido en La Guairita, son el reflejo de una sociedad corroída por la violencia. “Nos acostumbramos a vivir en medio del dolor y la muerte. Se ha banalizado la violencia y eso se refleja en situaciones como esta”.

Hizo hincapié en que toda la ceremonia de despedida del líder de colectivo Tres Raíces fue una violación a los Derechos Fundamentales del ciudadano. “Portar un arma, y mucho más accionarla, es un delito. Entonces, estos señores que se andan paseando por la ciudad, ¿a quién le rinden cuentas?”.

Apuntó que cualquier persona puede enterrar a su ser querido en donde le plazca, siempre y cuando cumpla con los parámetros establecidos en la Ley para la Prestación del Servicio Funerario y Cementerios. “Mientras a este señor, del que por cierto nunca tuvimos acceso al acta de defunción, le rindieron honores, a la familia de Oscar Pérez le negaron el derecho a que los actos fúnebres hubiesen sido oficiados bajo la religión evangélica cristiana que profesaba. Tuvieron que ser presididos por un sacerdote católico, porque fue lo que ellos consiguieron”.

 

Estudiantes marcharon para recordar a víctimas de las protestas este #12F

Estudiantes marcha

 

El movimiento estudiantil realizó una caminata que partió en Plaza Las Américas hasta el Cementerio del Este, en el Cafetal, en honor  a los caídos en las protestas realizadas desde 2014.

La convocatoria fue difundida por el presidente de la Federación de Centros Universitarios, FCU, de la Universidad Central de Venezuela, UCV, a través de las redes sociales con el nombre “Unidos por la Vida”.

La sociedad civil se acercó al sitio donde fueron enterrados los cuerpos de Óscar Pérez, dos de los integrantes de su equipo y varios manifestantes.

Los familiares de Juan Pablo Pernalete y Neomar Lander encabezan la marcha homenaje a los caídos, convocada por el movimiento estudiantil.

Javier Silva, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Simón Bolívar, expresó que la manifestación del movimiento estudiantil honra la memoria de jóvenes fallecidos en protestas entre 2014 y 2018. “Vamos a conmemorar el día de la Juventud marchando en honor a nuestros muertos, cuya única esperanza era cambiar el rumbo del país”, sostuvo.


 

 

*Con información de El Pitazo

Al menos 32 personas han sido detenidas luego de masacre de El Junquito

oscarperez

Diputados de la Asamblea Nacional denunciaron que al menos 32 personas han sido detenidas por el caso de Óscar Pérez.

Una comisión de la AN se encarga de investigar la muerte del policía rebelde y seis integrantes de su equipo, acaecida el pasado 15 de enero en el El Junquito.

“Han saqueado, allanado y destruido viviendas, mientras torturaban a las familias”, dijo la diputada Adriana Pichardo.

Pichardo denunció que familiares de Óscar Pérez fueron llevados a la sede del DGCIM, donde los torturados, aplicándoles electricidad en los genitales.

Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión Política Interior de la AN, sentenció que Pérez y compañía fueron víctimas de una ejecución extrajudicial.

“Vimos un proceso de negociación donde quedo claramente establecido que hasta ese momento no había heridos y que hay un mayor con el que conversa Óscar Perez y otra voz que se escucha y dicen que ya se van a entregar y deja constancia de que no hay heridos”.

Solórzano manifestó que todavía quedan muchas interrogantes en torno a la llamada “Masacre de El Junquito”.

“¿Estaba Lisbeth embarazada?, pues la autopsia no lo dice ,por eso se requiere el protocolo de autopsia. ¿habían niños en el lugar? No tenemos prueba de ello, no tenemos denuncias de que hubieran niños en el lugar y la última pregunta ¿son los cuerpos de estos masacrados los que están sepultados? Si son sus cuerpos” puntualizó.

Por otro lado, el parlamentario José Luis Pirela asomó la posibilidad de que el cuerpo de Óscar Pérez no esté enterrado en el cementerio del Este.

“Fuentes confiables así lo indican, el gobierno tendrá que ordenar una exhumación para determinarlo, todos tienen tiros en la cabeza producto de una dictadura que no respeta los derechos humanos”, dijo.

Por su parte Pichardo exigió un pronunciamiento inmediato de la Defensoría del Pueblo.

Agregó que la madre de Antonio José Pérez Cisnero, uno de los detenidos por el caso, denunció que un comando ingresó a su vivienda y amenazaron a niños con matarlos. De acuerdo con la legisladora, los oficiales buscaban fusiles y dólares.

Finalmente, Solórzano indicó que el caso ya se encuentra en instancias internacionales.

“Ya esto está en instancias internacionales, hemos tenido una larguísima audiencia el pasado miércoles en Ginebra, Suiza con la oficina del alto comisionado de derechos humanos de la ONU a quien ya le consignamos el expediente”.

 

   

 

Cuerpo de Óscar Pérez fue enterrado la madrugada de este domingo en el Cementerio del Este

cuerpo-de-oscar-perez-cementerio

Foto: Twitter @ElyangelicaNews

Las autoridades enterraron a primera hora de hoy al inspector de la Policía científica alzado contra el Gobierno, Óscar Pérez, en un cementerio cerrado y sin permitir más presencia que la de su tía y su prima, informó a Efe la diputada opositora Delsa Solórzano.

La parlamentaria es presidenta de la comisión creada por el Parlamento que investiga la muerte del sublevado y seis personas más de su grupo, que fueron abatidas el lunes por las fuerzas de seguridad chavistas en un operativo calificado de “ejecución” y “masacre” por ONG y la Iglesia.

“Estuvieron su tía y su prima. El cementerio lo cerraron durante todo el proceso y lo abrieron después de que ya estaba cerrada la tumba”, dijo por teléfono Solórzano, que recordó que el Gobierno ha repetido el mismo protocolo con los cuerpos de las otras seis personas abatidas del grupo de Pérez.

La prima del también piloto de la Policía científica Francis Pérez declaró poco después de la sepultura a medios locales: “Se burlaron de nosotros”.

Algunos familiares de Pérez -cuya madre, esposa e hijos están fuera del país- se han quedado fuera del cementerio sin poder asistir al entierro, al no permitirles las fuerzas del orden el acceso.

Medios locales han publicado fotografías del lugar en el que está enterrado Pérez, que consiste en una piedra sobre el césped del cementerio inscrita con su nombre, junto a la que hay un ramo de flores y se ha desplegado una bandera de Venezuela.

Las familias de Óscar Pérez y de los otros seis rebeldes llevaban toda la semana acudiendo a la morgue a reclamar que se les entreguen los cuerpos.

Según las actas de defunción, seis de los siete muertos -entre ellos Pérez- perdieron la vida por un disparo en la cabeza.

Los restos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel fueron sepultados el sábado en el mismo cementerio del Este de Caracas en el que reposa Pérez, en un entierro que las familias no habían autorizado y con la única presencia permitida de sus parientes más próximos.

Lo mismo ocurrió con los cadáveres de las otras cuatro personas muertas -el periodista Daniel Soto, los militares hermanos Abraham y Jairo Lugo y la novia de este último, la enfermera Lisbeth Ramírez-, que fueron trasladados a sus estados de origen en avión militar para ser allí sepultado en un cementerio con fuerte presencia militar.

Los parientes de Ramírez esperaron durante horas en un cementerio para descubrir finalmente que el cuerpo de la enfermera de 30 años había llegado a otro camposanto, en el que fue enterrada de noche.

Óscar Pérez, de 36 años, se alzó en junio pasado contra el presidente Nicolás Maduro al sobrevolar Caracas en un helicóptero de ese organismo, desde el que llamó a la desobediencia civil con una pancarta.

En varios vídeos publicados en las redes sociales, Pérez -que es considerado un “terrorista” por el Gobierno- pidió al pueblo y los militares que salieran a las calles para acabar con la “tiranía” chavista.

En su última acción, Pérez asaltó junto a sus hombres un cuartel militar, del que sustrajo armamento y en el que sometió a los soldados sin agredirles y les recriminó que sigan apoyando a Maduro, según puede verse en una grabación de los hechos que él mismo difundió.

Familiares convocan a acto por caídos en la masacre de El Junquito en el Cementerio del Este

CementeriodelEste

Los parientes de las siete personas que murieron en la “Operación Gedeón”, que acabó con la vida del piloto rebelde Óscar Pérez, encabezarán un homenaje que se llevará a cabo este domingo, 21 de enero, en el Cementerio del Este de Caracas, a las 10:00 am.

La información fue difundida por el diputado Winston Flores, uno de los miembros de la comisión designada por la Asamblea Nacional para investigar el caso que hoy se conoce como la masacre de El Junquito.

José Alejandro Díaz Pimentel, Abraham Agostini Agostini, Lisbeth Ramírez Mantilla, Daniel Soto Torres y los hermanos Jairo y Abrahan Lugo Ramos cayeron junto a Pérez el pasado lunes, 15 de enero, en un operativo policial y militar que rodeó por completo el chalet en donde se refugiaban. Todos recibieron impactos de bala en la cabeza, de acuerdo con las actas de defunción.