CEAM archivos - Runrun

CEAM

El Nuevo País circula como semanario desde este 23 de enero por crisis de papel

El Nuevo País

Desde el lunes 23 de enero, el diario El Nuevo País se convertirá en un semanario ante la crisis de papel que afecta a los medios impresos en Venezuela.

“En fecha histórica para el país y para el periódico, que ese día cumple 29 años de fundado, se reinventan para seguir acompañando a Venezuela” dice el ahora semanario que tomó la decisión para seguir acompañando a sus lectores.

“Próximamente, en muy poco tiempo, volverán en su nuevo formato, garantizándole a sus lectores que seguirán contando con una tribuna en la que se expresen voces determinantes en el transcurso de nuestro camino como país. En su nuevo formato como semanario El Nuevo País seguirá abriendo nuevos caminos que rompan con lo establecido, siempre casado con la búsqueda de la verdad” expresó a través de un comunicado.

En cuanto a la revista Zeta, también comienza este 2017 con ajustes. Seguirá circulando los viernes, pero ahora como un periódico.
Ambas publicaciones seguirán disponibles en nuestro portal de noticias www.enpaiszeta.com.
“Seguimos contigo” concluyó El Nuevo País.
Diario El Impulso dejará de circular por falta de papel

diarioelimpulso1

El sábado 31 de diciembre saldrá la última edición impresa del diario larense El Impulso, ya que la Corporación Editorial Alfredo Maneiro (CEAM) no le ha otorgado papel al impreso para continuar la circulación.

“En esta oportunidad, nuevamente el Gobierno, a través de sus organismos ejecutores, impide que la circulación diaria se mantenga, razón por la cual nos vemos en la imperiosa necesidad de suspender la circulación a partir de este sábado 31 de diciembre, cuando será la última edición impresa”.

La afirmación fue realizada por Carlos Eduardo Carmona, presidente de la C.A. EL IMPULSO, quien señaló que el Ejecutivo, prevalido del poder que le da el tener el monopolio absoluto de las importaciones de papel, en esta oportunidad ha dejado a la empresa sin ninguna capacidad de maniobra.

Explica que no se realizó ningún aviso a los lectores, por cuanto se presumió que, como en oportunidades anteriores, “la respuesta llegaría el último día, como una manera -además- de mermar nuestra credibilidad con el público lector, al anunciar algo que no pasaba”.

Agrega Carmona que sigue causando extrañeza, que mientras los medios oficiales nunca han confrontado problemas con el suministro de papel, los periódicos independientes que circulan en todo el país, tienen que padecer una tortura para obtener su materia prima.

*Con información de El Impulso