Carlos Vecchio archivos - Runrun

Carlos Vecchio

El distanciamiento social antidemocrático en Venezuela, Por Carlos Vecchio*

@carlosvecchio

Si hoy le preguntamos a los ciudadanos del mundo ¿estaría dispuesto a permanecer en distanciamiento social durante 1 año sin necesidad de que haya una pandemia? La respuesta obvia y rotunda sería NO. Tal sacrificio solo se hace para salvar vidas, como lo vemos hoy a nivel global.

El mundo está viviendo una paralización masiva de su forma normal de vida. Una situación similar vive Venezuela desde hace años, pero con un origen distinto: la epidemia dictatorial.

Venezuela ha estado sometida a un irracional, progresivo y antidemocrático distanciamiento social impuesto por la dictadura criminal de Nicolás Maduro. Los indicadores de ese distanciamiento son variados, pero su eje común es suprimir las libertades para preservar el poder.

Permítanme precisar con algunos ejemplos:

En el 2014 los venezolanos salimos a la calle para protestar legítima y constitucionalmente, anticipando entonces la tragedia humanitaria que vendría. Muchos venezolanos, especialmente jóvenes, dirigentes sociales y políticos fueron arrestados por razones políticas, incluyendo el líder de nuestro partido Voluntad Popular, Leopoldo López.

Fui imputado dentro de la misma “causa judicial”, lo que me llevó a la clandestinidad por 108 días y luego al forzado exilio actual lejos de mi familia, de mi partido, de mi gente, pero siendo más útil desde el exterior para la lucha democrática. Toda la directiva de nuestro partido fue perseguida; unos presos, otros en el exilio, la clandestinidad o refugiados en embajadas. Como consecuencia de un aislamiento social antidemocrático, desde hace 6 años tuvimos que reinventarnos.

Desde entonces nuestras reuniones son digitales, incluyendo los encuentros nacionales con nuestros dirigentes locales. Ese mismo protocolo se ha extendido a los diferentes partidos políticos que disienten del régimen e, incluso, a la legítima Asamblea Nacional, donde cerca de treinta diputados están exiliados y cuatro permanecen detenidos.

La dictadura ha extendido la persecución en Venezuela a toda la sociedad; tenemos cerca de 400 presos políticos, entre ellos militares, médicos, líderes sociales y de partidos, estudiantes y diputados, todos sometidos a tratos crueles e inhumanos. Se les prohíbe ver el sol, poder hablar con su familia o poder reunirse con sus abogados. Son símbolo perenne del aislamiento nacional.

Como resultado, nos ha tocado conducir una lucha en unidad y asumiendo decisiones complejas sin mirarnos a los ojos entre los distintos actores políticos, tan solo escuchando nuestras voces por plataformas digitales como Skype o Zoom en un país donde el internet es el peor de la región, con severos problemas de servicio eléctrico y con el riesgo permanente de que esta comunicación sea intervenida por los órganos de inteligencia del régimen coordinados por Cuba. La decisión de juramentar constitucionalmente al diputado Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en 2019, ha sido sin duda la decisión más crítica asumida bajo este esquema.

La economía no escapa de los devastadores efectos de este distanciamiento autocrático. Las políticas de control estatal, las restricciones a la iniciativa privada y violaciones a la propiedad privada con expropiaciones ilegales han retrocedido décadas nuestra economía. La producción petrolera se desplomó de 3.2 millones bpd a poco más de 600.000 bpd en 2020. La escasez de bienes y servicios aumenta de manera exponencial. Entre 2014 y 2019 Venezuela perdió las dos terceras partes del tamaño de su economía (65 %), peor que la “Gran Depresión” o la Guerra Civil española. El “quédate en casa” es para muchos la única opción forzada, ya que hay trabajo limitado. La empresa privada casi ha desaparecido. En contraste, ningún país con la pandemia de la COVID-19 ha tenido tal impacto hasta ahora.

Tristemente, el aislamiento se ha manifestado en uno de los aspectos más importantes: la educación. En 2018 la deserción escolar se ubicó en 87 %. Los padres no envían a sus hijos a la escuela porque la crisis generada por Maduro ha forzado un éxodo masivo de docentes, porque la escuela cerró o, peor aun, porque no tienen cómo alimentarlos y frecuentemente se desmayan en clases. Una maestra confesó haber subsistido solo ingiriendo agua con azúcar por tres días hasta que colapsó.

Esta crisis, hoy calificada como Emergencia Humanitaria Compleja, obligó al menos a 5 millones de personas a abandonar el país. Un éxodo solo superado por la crisis de refugiados de Siria. Se estima que alrededor de un millón de niños quedaron sin sus padres, familias separadas por la tragedia. Según cifras de la OEA, 5000 venezolanos por día siguen emigrando, buscando el presente de calidad que la dictadura de Maduro les niega.

Hoy en Venezuela encontramos el peor sistema de salud de la región, el cual colapsó mucho antes de la pandemia producto de la corrupción de la dictadura. María Eugenia Sader, exministra de salud del régimen, es investigada por el desfalco de al menos 600 millones de dólares. Adicionalmente la inseguridad ciudadana regenta el país, Venezuela tiene la tasa de homicidios más alta del continente, con 60 por cada 100.000 habitantes. El miedo establece un toque de queda permanente, un distanciamiento social propiciado durante años por la dictadura con apoyo de los colectivos y ahora del grupo de exterminio FAES.

El país ha quedado incomunicado. En 2014 el número de vuelos internacionales se redujo en un 60 %. Esa cifra es mucho mayor hoy. Internamente 5 refinerías no producen gasolina a pesar de que tenemos las reservas petroleras comprobadas más grandes del mundo. Sin embargo, el régimen continúa enviando petróleo gratuitamente a Cuba. Venezuela es un país inmóvil.

El aislamiento ha sido dramático y ha recrudecido durante la pandemia. Hemos dicho que enfrentamos dos virus: la dictadura de Maduro y el coronavirus. La cura de ambos debe ser abordada urgente y simultáneamente. Superarlos solo será posible con una cooperación y asistencia financiera internacional robusta que será viable si establecemos un Gobierno de Emergencia Nacional que aplique un plan de emergencia y nos conduzca a una transición democrática creíble y verificable. El liderazgo internacional debe reafirmar su compromiso en acompañar a nuestro pueblo a levantar, ahora y para siempre, el distanciamiento social antidemocrático que ha generado la peor tragedia de nuestra historia desde el siglo XX.

Para Venezuela la normalidad no vendrá cuando se logre mitigar la pandemia. La emergencia humanitaria compleja continuará tal y como hemos descrito en este artículo. La normalidad solo vendrá cuando llegue la libertad. Ya el mundo, especialmente Europa y España, sabe lo que se sufre frente a un distanciamiento social voluntario. Oramos porque esta dificultad que hoy enfrentamos globalmente permita ratificar las convicciones democráticas y agitar la conciencia moral de todos para que juntos curemos a Venezuela del virus de la tiranía y de la epidemia dictatorial.

* Embajador del Gobierno Interino de Venezuela ante los Estados Unidos.

Este artículo también en ABC.es 

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Embajada venezolana en EE.UU. y parlamentarios de AN sostuvieron encuentro con Congreso estadounidense

El Embajador de Venezuela ante los Estados Unidos, Carlos Vecchio, afirmó que quedó develado un plan del Gobierno de Nicolás Maduro para atentar contra la vida del Presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó.

El embajador venezolano estuvo acompañado por los diputados de la Asamblea Nacional venezolana en el exilio, Miguel Pizarro, José Guerra y Juan Andrés Mejía, junto con Mario Díaz-Balart, Donna Shalala y Michael Waltz.

El diputado Guerra explicó que los parlamentarios venezolanos víctima de una emboscada por bandas paramilitares, con armas de fuego y otros objetos contundentes dispararon contra los vehículos.

Estas bandas paramilitares también agredieron a los maestros que iban a acompañar, en la celebración de su día, la sesión del Parlamento.

Vecchio informó que durante este encuentro con el Caucus para Venezuela, actualizaron a los congresistas sobre los hechos que han ocurrido recientemente en el país. “Reafirmamos que el único Presidente legítimo de la Asamblea Nacional y de Venezuela es Juan Guaidó”, afirmó Vecchio

Actividades ilícitas del Gobierno de Maduro y protección de venezolanos en EE.UU.

Guerra destacó que cuentan con la solidaridad bipartidista, tanto del partido Republicano, como de los congresistas del partido Demócrata.

Además, el parlamentario informó que también abordaron la explotación ilegal de oro venezolano con el arco minero, acabando con el medio ambiente más importante de Suramérica.

“Hemos hablado con el Congreso para abordar esta cooperación criminal donde Rusia además ayuda al régimen de Maduro a comercializar el petróleo venezolano, eludiendo las sanciones, y la comercialización del oro de sangre”.

Vecchio resaltó que la Embajada venezolana a su cargo ha trabajado con el Congreso y la administración del Presidente Trump con el objetivo de encontrar un mecanismo de protección que le permita a los venezolanos estar en este país legalmente y trabajar sin que sean deportados.

Mario Abdo Benítez afirmó que está cumpliendo un compromiso moral al respaldar la lucha contra el gobierno de Nicolás Maduro

El embajador del gobierno interino de Juan Guaidó ante EEUU, Carlos Vecchio, y el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, sostuvieron este viernes un encuentro oficial en la residencia del embajador en Washington.

Allí, el mandatario paraguayo afirmó: “La causa de Venezuela es una causa justa” y “dentro de poco todos los venezolanos nos vamos a reunir, vamos a estar con el amigo presidente Juan Guaidó y con muchos otros, porque Venezuela estará en libertad y en democracia”.

Afirmó que, como presidente de Paraguay, está cumpliendo un compromiso moral al respaldar la lucha contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“La diplomacia se tiene que hacer con valores y con principios y después los intereses. Le digo siempre a mis colaboradores que defiendan la causa de Venezuela como si estuvieran defendiendo al Paraguay (…). En nombre de tantos venezolanos, más de 5 millones, que están recorriendo el mundo lejos de su familia por esta tragedia que vive el pueblo tan noble de Venezuela, que fue el faro que iluminó por tanto tiempo la democracia de la región, hoy no podemos permanecer indiferentes. Estoy cumpliendo un compromiso moral que nos debe unir a todos los ciudadanos de bien”, añadió.

Por su parte, Vecchio destacó el apoyo de Abdo a la causa venezolana: “Esta tarde, junto a nuestra diáspora, recibimos a uno de los aliados latinoamericanos más importantes en esta lucha por el restablecimiento de la libertad y democracia en nuestra #Venezuela. El presidente Abdo fue el primero en desconocer a la dictadura de Maduro y expulsar a sus funcionarios de territorio paraguayo, uno de los primero en reconocer la vigencia de los pasaportes venezolanos vencidos, ha sido aliado clave en la región y hoy se convierte en el primer Presidente en visitar una sede de Venezuela libre de usurpación”.

Gobierno de Guaidó logra fortalecimiento de medidas del Tesoro de EEUU para la protección de CITGO y otros activos
El embajador Carlos Vecchio dijo que de esta manera se aseguran “los activos del Estado venezolano que han estado comprometidos ilegal e irresponsablemente por la dictadura de Nicolás Maduro”

El Embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante los Estados Unidos, Carlos Vecchio, informó que este jueves la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de los EEUU emitió nuevas regulaciones sobre las sanciones vinculadas a Venezuela que fortalecen y aclaran la prohibición de ejecutar cualquier embargo o acuerdo de embargo o liquidación, protegiendo aún más a las entidades de CITGO y otros activos de Venezuela.

El embajador Vecchio destacó: “Esta aclaratoria y fortalecimiento de los medidas de protección de EEUU sobre CITGO es un logro del gobierno interino del Presidente Juan Guaidó para asegurar de manera más permanente los activos del Estado venezolano que han estado comprometidos ilegal e irresponsablemente por la dictadura de Nicolás Maduro, que ha puesto en riesgo el patrimonio de la nación”.

La nueva medida del Tesoro de EEUU, que entra en vigencia el 22 de noviembre de 2019, específica que “la entrada en un acuerdo de conciliación o la ejecución de cualquier derecho de retención, sentencia, laudo arbitral, decreto u otra orden mediante ejecución, embargo u otro proceso judicial que pretenda transferir o alterar o afectar la propiedad o intereses en la propiedad bloqueada (…) está prohibido a menos que esté autorizado de conformidad con una licencia específica emitida por OFAC de conformidad con esta parte”.

Adicionalmente y para asegurarse de que la regla fuera comprensible para todos los actores, la OFAC suministra una guía explicativa diciendo que “la disposición interpretativa aclara que, a pesar de la existencia de cualquier emisión de licencia general (…) la entrada en un acuerdo de conciliación o la ejecución de cualquier derecho de retención, sentencia, laudo arbitral, decreto u otra orden mediante ejecución, embargo u otro proceso judicial que pretenda transferir o alterar o afectar la propiedad de intereses en la propiedad bloqueado … está prohibido a menos que esté autorizado de conformidad con un problema de licencia específico por OFAC”.

El Embajador venezolano reiteró: “Hoy CITGO sigue siendo de los venezolanos porque existe el gobierno legítimo del Presidente Interino Juan Guaidó, un gobierno que ha logrado asegurar con apoyo de los aliados los activos venezolanos que el dictador puso en supremo riesgo, generando profundo sufrimiento a millones de venezolanos y una terrible crisis humanitaria sin precedentes mientras los funcionarios del régimen se robaban millones de dólares”.

“Seguiremos trabajando en todas las instancias que sean necesarias para recuperar y proteger todos los activos del pueblo venezolano, pero especialmente, para salir cuanto antes de la dictadura corrupta y criminal de Maduro”, añadió.

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante los Estados Unidos, Carlos Vecchio, los senadores Marco Rubio y Rick Scott, y el representante Mario Diaz-Balart, afirmaron este martes que los regímenes socialistas-comunistas de Nicolás Maduro y de Cuba son “una grave amenaza para la seguridad y estabilidad de la región que debe ser detenida lo antes posible”.

“El régimen de Maduro no solo es comunismo o socialismo, ha mutado mucho más porque se le ha sumado una organización criminal en el poder, lo cual hace esto mucho más delicado y complicado, y que obliga a los Estados Unidos a no subestimar lo que está pasando, con presencia del Hezbollah, rusos, y ELN, disidentes de la FARC y carteles del narcotráfico. Allí tenemos un cóctel que es peligroso, que hay que pararlo lo antes posible, que no puede ser subestimado por EEUU”, dijo Vecchio.

En el marco del trigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín, Vecchio destacó: “El muro de Berlín sigue existiendo en este continente y lo representa Cuba. Tenemos que lograr que este continente sea profundamente democrático y libre y eso pasa necesariamente por la salida del régimen de Cuba, que se vuelva nuevamente libre; por supuesto eso va ligado a Venezuela y toca a Nicaragua también. Tenemos que derribar ese muro y eso pasa por la unificación de las fuerzas internacionales y la presión interna para producir esos cambios políticos”.

Alertó que toda la situación de inestabilidad que vive actualmente América latina es producto de un nuevo intento por instalar el socialismo-comunismo en la región.

“Esa inestabilidad latinoamericana que vemos en Chile y Ecuador, esta siendo utilizada por el Foro de Sao Paulo, por Rusia y China, manipulando los legítimos reclamos de las sociedades para generar violencia y desestabilización. Esto no puede ser desestimado por EEUU. Las consecuencias las vemos en el emblemático caso de Venezuela”, añadió.

El representante Mario Diaz-Balart afirmó que para ver las consecuencias que genera el socialismo a los pueblos solo basta con ver Cuba, Venezuela y las antiguas 2 Alemania.

“Cuando cayó el muro de Berlín los comunistas cambiaron su nombre a socialistas, pero ambos tienen en común que destruyen al ser humano, destruyen la economía y a los países. Solo hay que ver la diferencia entre la Venezuela de ayer y la de hoy, la Cuba de ayer y la de hoy, entre las 2 Alemania que era vecinas una de la otra”.

El senador Marco Rubio, por su parte, destacó: “El socialismo ha creado más pobreza y más miseria que cualquier otro sistema en la humanidad (…) Ellos le piden al pueblo que abandone sus libertades, empezando por sus libertades económicas a favor del pueblo en su totalidad y eso es una promesa falsa; luego terminan entregando su libertad política y espiritual, porque un sistema socialista no puede permitir que nadie compita con el gobierno, y por eso la represión y la destrucción de la familia y la sociedad. Luego vienen las elecciones y las impiden o cometen fraude para no perder el proyecto que han empezado, y con ello llega la tiranía y también la corrupción”.

Elogió la actitud de la Fuerza Armada en los recientes sucesos de Bolivia: “Los militares de Bolivia dijeron ‘de ninguna manera vamos a matar a nuestros padres, nuestros hermanos, nuestras familias y a nuestro pueblo’”.

Rubio afirmó que, en Venezuela, “una vez más el régimen de Maduro apuesta por la realización de unas elecciones falsas a principios de 2020, con algunos miembros de una “supuesta oposición”.

“Tenemos que alertar desde ya sobre esto porque aún hay miembros de la comunidad internacional y medios de comunicación que creen que realizar elecciones, aún sin garantías, es democracia”, sostuvo.

Para el Senador Rick Scott, es necesario continuar visibilizando sin descanso los permanentes abusos y violaciones de derechos humanos que comete el régimen criminal de Maduro.

“Cada día los medios deben tener imágenes y videos de las increíbles violaciones de derechos humanos que comete a diario el régimen de Maduro. Cuando el mundo vea que Maduro es un paria, que está matando niños día tras día de hambre y porque no tienen medicinas, cuando el mundo entienda que Maduro es un genocida ganaremos esta lucha”, manifestó.

Estados Unidos destina 98 millones de dólares para apoyar al pueblo venezolano

EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS suscribió un acuerdo bilateral con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó en donde la administración de Donald Trump acordó destinar 98 millones de dólares para apoyar la lucha venezolana por la libertad y la reconstrucción del país, como consecuencia del caos, la destrucción y la crisis humanitaria sin precedentes generada por el régimen usurpador de Nicolás Maduro.

El acuerdo de cooperación fue firmado este martes por el Administrador de USAID, Mark Green, y el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en los Estados Unidos, Carlos Vecchio, en nombre de ambos países. El nuevo aporte se suma a los US$ 470 ya aportados por los Estados Unidos en ayuda humanitaria. El aporte global de los EEUU a la causa venezolana suma US$ 568 millones. Los recursos más recientes son para el apoyo de los derechos humanos, la sociedad civil y los medios independientes.

Green destacó la importancia de mantener una ciudadanía fortalecida con reconocimiento, coraje, resistencia y fortaleza como columnas vertebrales de esta lucha por el restablecimiento de la libertad y la democracia en Venezuela.

En un video exhibido durante el evento, el presidente interino, Juan Guaidó, dijo: “Tengo el honor de liderar el primer gobierno de Venezuela que firma este histórico acuerdo de cooperación con nuestros amigos y aliados de los Estados Unidos de América. Un acuerdo cuya importancia va mucho más allá del apoyo material que nos permitirá generar un salto cuántico en nuestras fortalezas y capacidades para luchar por la libertad de Venezuela y, por lo tanto, por la libertad y seguridad de nuestro continente ”.

El embajador Carlos Vecchio expresó en nombre del pueblo venezolano el profundo agradecimiento por este apoyo de la administración y el Congreso de los Estados Unidos al gobierno interino del presidente Guaidó y la sociedad civil.

“Este es un acuerdo histórico. Hemos sido socios duraderos, Venezuela en la Segunda Guerra Mundial trajo apoyo, fue un proveedor confiable de petróleo para los aliados, y en la crisis de Cuba enviamos dos buques de la Armada para proteger el hemisferio y apoyar a los Estados Unidos. Estamos aumentando nuestro servicio exterior para arrinconar al régimen y ejercer presión que permita poner fin a las dictaduras criminales de Maduro ”.

La Subsecretaria Adjunta del Departamento de Estado para Venezuela y Cuba, Carrie Filipetti, dijo que “este es el primer acuerdo bilateral en 65 años, Estados Unidos está aquí no solo durante la transición sino también para la reconstrucción de Venezuela”.

Este acuerdo confirma el firme respaldo de la administración del Presidente Trump y del congreso de EEUU al presidente Guaidó, en contraste con una dictadura cada vez más aislada. “Estamos entrando en una nueva etapa de relaciones entre Venezuela y los Estados Unidos, pero sobre todo, en la lucha por la libertad, la democracia, el cese de la usurpación y la preparación de la recuperación y reconstrucción de Venezuela”, dijo Guaidó.

[VIDEO] Trump aplaudió a Julio Borges y Carlos Vecchio en el marco de la 74 Asamblea General de la ONU

EL PRESIDENTE DE EEUU, DONALD Trump, celebró con aplausos este 25 de septiembre la participación de los dirigentes opositores Julio Borges y Carlos Vecchio, miembros del gobierno interino de Juan Guaidó, en una reunión con representantes de América Latina en la 74 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

En el marco de esta asamblea, celebrada en Nueva York, Trump ratificó su compromiso con los venezolanos, a quienes continuará apoyando para que se restablezca el orden democrático y se resuelva la crisis.

“Nosotros siempre estaremos del lado del pueblo venezolano hasta que finalmente sean liberados de esta brutal y terrible opresión. Serán libres y va a ocurrir”, expresó el mandatario estadounidense.

EEUU ayuda al gobierno interino de Guaidó a rastrear arte robado del patrimonio cultural venezolano

AUTORIDADES DE EEUU INVESTIGAN EL presunto robo de arte europeo y latinoamericano que creen que está siendo saqueado por allegados del gobierno de Nicolás Maduro. Así lo publicó la agencia de noticias AP.

Entre las piezas de arte latinoamericano están tres obras maestras venezolanas que decoraron durante años las paredes de la residencia del embajador de Venezuela en Washington, y que desaparecieron cuando un enviado del presidente encargado, Juan Guaidó, asumió la misión diplomática en mayo. Se presume que podría haber otras obras desaparecidas.

“Esta es la punta del iceberg (…) Si están haciendo esto acá puedes imaginar qué están haciendo en nuestro país”, dijo Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en EEUU por el gobierno interino de Guaidó, para quien las obras, en conjunto, están valoradas en cerca de un millón de dólares.

Las pinturas del siglo XX desaparecidas, expuestas por última vez en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington en 2008, son un paisaje del Ávila por Manuel Cabré, el retrato “Juanita” de Armando Reverón y una obra de realismo social de Héctor Poleo titulada “La muñeca rota”.

María Luz Cárdenas, antigua curadora principal del Museo de Arte Contemporáneo en Caracas, expresó: “El daño moral es enorme (…) Hay una generación entera que no va a tener memoria porque está siendo negada a una conexión espiritual con su patrimonio que sólo el arte puede proveer”.

El ministro de Cultura del gobierno de Nicolás Maduro, Ernesto Villegas, no respondió a una solicitud de información hecha por AP sobre la situación de las obras desaparecidas o los alegatos de la oposición de que han sido robadas.

Vecchio reveló que extrabajadores de la embajada alertaron a diputados opositores desde hace unos años de que las obras de arte en la residencia en Washington estaban en peligro.

Con información de AP