Carlos Paparoni archivos - Página 2 de 6 - Runrun

Carlos Paparoni

AN: hasta diciembre de 2018, Maduro había vendido 73 toneladas de oro a Turquía y Emiratos Árabes

 

 

EL NUEVO PRESIDENTE DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE FINANZAS de la Asamblea Nacional, diputado Carlos Paparoni (Unidad-Mérida), denunció que “desde el Arco Minero vienen negociando en forma ilegal con el tráfico de oro”, sin la autorización de la Asamblea Nacional.

Expresó que no solamente se cometen delitos ambientales, sino que “estaríamos hablando de que esos recursos obtenidos, se han prestado para incrementar el alto índice de corrupción”, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro, ha vendido hasta el mes de diciembre 73 toneladas de oro”.

En este sentido, precisó que desde la AN seguirán trabajando para que este gobierno no pueda vender ni un gramo más de oro, para garantizar que los recursos de los venezolanos, puedan estar siendo usados simplemente para seguir gobernando.

Según el parlamentario, de esos 73 toneladas de oro, el primer comprador que aparece es el consorcio Norcapital, quien habría adquirido la cantidad de 27 mil 398 kilogramos de oro, no obstante que el último comunicado en que señalaban que ellos habían comprado un poco menos de tres toneladas del preciado liquido.

Recordó que otra empresa turca habría adquirido también 23 mil 994 kilogramos de oro, y que hoy en día es una de las compañía, que tiene menos conocimiento, tanto en la inversión en el negocio del oro, como el acceso a la información de la misma.

En este sentido indicó el legislador, que hay otra empresa que asimismo compró 21 mil 886 kilogramos de oro en el año 2018, la cual está vinculada a Camboya, así como a otras naciones y grandes escándalos.

Defenderemos los activos

Resaltó el vocero que esa instancia legislativa, defenderá los activos del pueblo venezolano que se encuentran en mano de los saqueadores.

Sus declaraciones fueron ofrecidas durante una rueda de prensa, luego de la instalación de ente parlamentario, acompañado de los diputados Simón Calzadilla, Alexis Paparoni y Alfonso Marquina.

“Hoy queremos reiterarle a los venezolanos que tenemos un compromiso, de proteger todos los activos del país, especialmente de nuestros niños y de nuestros, para evitar que los sigan robando”, afirmó el legislador.

Dijo que actuarán apegados al acuerdo aprobado el 15 de enero, donde se designó en la Comisión de Finanzas, lo referente a mantener los contactos y el control para la protección de los activos del Estado venezolano que “solicitamos a 46 países que ya reconocieron al diputado Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela”.

Destacó que así lo hicieron el pasado lunes, cuando intentaron hacer una transferencia del Fondo del Estado, concretamente del Fondo del Bandes, que tenía como objetivo llegar a entidades del la República del Uruguay, para poder transferir dichos fondos.

Explicó el diputado Paparoni, que gracia a la rapidez con la cual actuaron, pudieron evitar que esa transferencia se hiciera por un monto de mil 200 millones de dólares aproximadamente.

El asambleíta expresó que sería importante obtener una información oficial, sobre lo que en realidad querían hacer con estos recursos, sin pasar con los procedimientos de contraloría y de todo el control que ejerce el parlamento nacional.

 

Carlos Paparoni: El kilo de comida en Venezuela se paga al precio más caro del continente

DURANTE LA SESIÓN ORDINARIA DE LA ASAMBLEA NACIONAL, el parlamentario Carlos Paparoni indicó que desde hace más de dos años se le hace un seguimiento e investigación al programa de alimentacion del gobierno nacional, conocido como los CLAP y definido por el diputado como “un programa diseñado para tener una estructura ineficiente y con altos grados de corrupción. La importación de cajas CLAP atenta contra nuestro aparato productivo nacional”.

Paparoni detalló que en los primeros seis meses del año 2018, el gobierno invirtió 1,521 millones de dólares en la compra de 27 millones de cajas CLAP, lo cual representa solo doce días de comida para todo el país(…)“invierte -el gobierno- $56 por cada caja, cuando en realidad cuesta mucho menos, lo que significa que el kilo de comida en Venezuela se paga al precio más caro del continente: $4 por kilo”.

Además, el diputado se refirió a la calidad de los alimentos que “está muy por debajo de lo que exigen las normas nacionales e internacionales. Recordemos que por ingesta de la leche que viene en las cajas CLAPS cientos de niños se han enfermado y presentado cuadros delicados de salud y 92 han fallecido en el país”.

Al referirse a la producción nacional, Paparoni indicó que “de 35 millones de hectáreas con vocación agrícola apenas sembramos seis millones. De las 250 mil hectáreas que pudimos haber sembrado de arroz sólo pudimos sembrar 80 mil hectáreas. En maíz, tanto blanco como amarillo, que es la materia prima tanto de la arepa como de la alimentación animal, hoy apenas hemos cultivado 168 mil de 750 mil hectáreas diponibles en el país, solo hemos sembrado el 12% de la demanda nacional. Lo que quiere decir que el venezolano que en promedio consumía dos arepas diarias, con la producción actual de maíz sólo se podrá consumir una arepa cada cuatro días”.

Al referirse al consumo de carne y pollo, el diputado Paparoni indicó que debido a la escasez e hiperinflación cada vez el consumo es menor. “Para julio de 2018 apenas teníamos 280 mil pollos para nuestro consumo. La proteína más barata y accesible para los venezolanos como es el huevo, el consumo para junio 2018 fue de 63 unidades por persona es decir, dos cartones de huevos al año por cada venezolano. En marzo 2018, apenas llegamos a seis millones de gallinas ponedoras. Antes de la reconversión un cartón de huevos costaba cuatro millones de bolívares fuertes y hoy cuesta 60 millones, es decir 15 veces más de su valor”.

El diputado Carlos Paparoni enfatizó que las cajas CLAP son un modelo perverso diseñado por el Ejecutivo Nacional para ejercer el control social de los venezolanos, en vez de ocuparse de la producción nacional. “La solución está en el suelo venezolano. Con nuestra industria y nuestro campo recuperaremos a Venezuela”.

Lo que realmente provocó la pelea entre dos diputados de oposición

 

La sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del martes 22 no trascendió por su rechazo al paquetazo económico de Nicolás Maduro que pone en alerta roja al país o por el apoyo a la sentencia del TSJ en el exilio, sino por una discusión entre dos parlamentarios de oposición.

Las palabras de los dos diputados, Carlos Paparoni de Primero Justicia y Omar González de la fracción 16 de julio, fueron compartidas en video por las redes sociales, donde se alegaba erróneamente que el motivo era la decisión de los magistrados legítimos de remover del cargo a Maduro.

Ya iniciada la sesión, y en el debate sobre las medidas económicas, el diputado Omar González tenía la palabra. Habló por su fracción “16 de julio”, cuando exhortó a la AN a “proceder con coraje” y entre otras palabras, llamó a dejar la “cobardía” y suspender el receso que dictamina el reglamento interno del poder legislativo.

El adjetivo no sentó bien con Paparoni, quien estaba sentado al lado del curul vacío de Juan Requesens, el diputado acusado por el gobierno como partícipe en el intento de asesinato a Maduro, y a quien apresó en la sede del Sebin en El Helicoide sin contar con pruebas tangibles.

“El discurso de Omar se volvió muy ofensivo. El dijo que mientras nosotros estamos de vacaciones, ellos están luchando. Y su discurso de cobardía y que era “momento de ser valientes” lo sentí como una ofensa directa”, dijo el diputado de Primero Justicia a Runrun.es.

Paparoni reconoció que su reacción fue más allá de lo aceptable para la Asamblea. “No lo culpo. El tema de Requesens me ha afectado muchísimo, desde hace tiempo somos grandes amigos”, contó el diputado, quien en la discusión alegó que Requesens lleva más de 14 días preso, no vacacionando.

“El detonante fue esa generalización de que la cobardía nos ha paralizado, de que somos cómplices del gobierno y decir que estamos de vacaciones”, resumió Paparoni.

Respecto a la diatriba de la sentencia del TSJ en el exilio, afirmó ser uno de los primeros que quiere salir del gobierno de Nicolás Maduro. “Yo manejo la cifra de alimentación del país, yo sé cuantas personas están muriendo por el hambre y sé cuán malas son las medidas de Maduro”, dijo como confirmación de su apoyo.

 

Del otro lado

Según el político de Vente Venezuela, “hubo una confusión”. “Le dije que era necesario que el pueblo venezolano actuara con valor. Desde luego eso incluía a los parlamentarios”, destacó González en una llamada telefónica.

Tras finalizada la sesión, Paparoni y González conversaron sobre lo sucedido y mutuamente se ofrecieron disculpas por sus comentarios, dijeron por separado a Runrun.es. Sin embargo, el altercado puso en evidencia una fractura entre las fracciones de la Asamblea Nacional.

Paparoni reconoció tal ruptura en sus opiniones sobre lo ocurrido, y comentó cómo lo dicho en redes sociales no era fiel a lo que realmente sucedió. “Es repugnante ver como desde un sector de la oposición han tratado de sacar de contexto lo que pasó ayer”.

Además, trajo a colación la falta de apoyo entre los mismos miembros de la Asamblea. “¿Tú sabes cuántos diputados no han puesto un tuit expresando solidaridad con Juan? Muchos de esos no recuerdan los nombres de Renzo o Gilber.”

Ante ello González afirmó que “esto es una lucha de todos, no podemos ponernos a que si este es más valientes”. Asimismo, expuso que el altercado demuestra que “la AN queda como el foro que debe ser: un centro de debate y discusión sobre los temas del país”.

Por esto fue que Paparoni discutió con Omar González ayer en la Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional discutió el martes en sesión extraordinaria las medidas económicas tomadas por Nicolás Maduro y la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio en medio de tensiones entre las fracciones de la oposición.

Tras los debates, los parlamentarios aprobaron por unanimidad el apoyo hacia la sentencia del TSJ en el exilio que juzgó a Maduro por hechos de corrupción y lo removió del cargo de presidente. También rechazaron el paquetazo económico anunciado el viernes.

Sin embargo, la frase de un diputado en el debate dio paso a una discusión, aunque no fue por la sentencia del TSJ en el exilio como fue dicho a través de redes sociales, donde se compartió un video cortado de la discusión.

El diputado de la fracción “16 de julio” Omar González, quien intervenía en el debate sobre las medidas económicas exhortó al resto de los parlamentarios a dejar el miedo, actuar con valor ante la coyuntura política, declarar a la AN en sesión permanente y no tomar los 30 días de receso como establece el reglamento interno de debate.

Ante ello, Carlos Paparoni, diputado por Primero Justicia, lo interrumpió. “¡¿Hasta cuándo van a decir que no hacemos nada?! Tenemos un diputado preso desde hace 14 días y otros exiliados, y ustedes lo que hacen es esconderse”.

Al reclamo de Paparoni le siguieron los de otros parlamentarios que criticaron la posición de la bancada 16 de Julio, integrada por diputados de ABP, Vente Venezuela y Convergencia. Entre ellos, la diputada Dinorah Figuera, también de PJ, dijo a Gonzalez “Ni si quiera has ido al Sebin nunca. De vacaciones estás tú”.

El intercambio de gritos entre los diputados terminó cuando se incorporó el diputado Juan Andrés Mejía (VP) a la tribuna de oradores; Mejía lamentó lo ocurrido y llamó a la unión. “Para salir de esta situación se requiere unidad y esfuerzo de todos los venezolanos”, agregó al finalizar el debate sobre el paquetazo. Luego de ello continuó la sesión con normalidad.

 

*Con información de El Nacional

Diputados jóvenes acusan el golpe, pero afirman que lucharán por Requesens
Los líderes emergentes de la Asamblea Nacional admiten el dolor que sienten por el encarcelamiento de su “hermano” y están conscientes del aumento de la represión; sin embargo, creen que no deben ceder ante el miedo

 

@pppenaloza 

SON DIPUTADOS DE LA REPÚBLICA. Líderes emergentes de los partidos. Pero también son compañeros. “En lo personal es muy duro ver a José Manuel Olivares en el exilio, a Juan Requesens preso, son mis amigos”, reconoce el diputado Carlos Paparoni (PJ-Mérida), visiblemente afligido por la persecución que hoy sufren sus “hermanos” de lucha.

Requesens, de 29 años, es el último de una serie de dirigentes jóvenes que han sido víctimas de la represión desatada por el chavismo. Figuras de una nueva generación, las “caras distintas” de las organizaciones políticas que son aplastadas y sacadas del juego por el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Aunque somos jóvenes, tenemos muchos años conociéndonos. Hemos tenido nuestras discusiones, compartimos buenos momentos, incluso nos hemos adversado y luego hecho amigos. Los que venimos de la universidad tenemos una relación diferente con respecto al resto de los parlamentarios”, cuenta Paparoni, representante de Primero Justicia que en septiembre cumplirá 30 años.

En mayo de 2017, el legislador merideño fue impactado en su pantorrilla derecha por una metra presuntamente disparada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en medio de las protestas que se registraron en la autopista Francisco Fajardo de Caracas. Posteriormente, una “ballena” de la GNB le lanzó un potente chorro de agua que literalmente lo volteó, ocasionándole heridas en cabeza y hombros.

“Esta es una llamada de atención muy fuerte, que anuncia el incremento de la represión. A todos los dirigentes nos coloca en la difícil situación de pensar hasta dónde estamos dispuestos a llegar. Ya no es plantearse hipótesis, es que llegó la represión y eso obliga a todos a decidir hasta dónde continuar con nuestras luchas”, expone en legislador.

Paparoni dice que con el encarcelamiento de Requesens “los diputados jóvenes no solo perdimos a un orador con verbo encendido, uno de los más efervescentes, sino también a un amigo, el del humor pesado, que con un chiste malo te hace reír en un momento de tensión. Pero tenemos que correr hacia adelante, el miedo no puede ser la solución, no podemos abandonar la lucha”.

Espejo roto

“Hasta hace no mucho yo estaba en la calle con Requesens, Olivares, Freddy Guevara y David Smolansky, y ahora no podemos estar juntos. Ese es el costo que tiene estar dando la cara, aquí nos estamos jugando el futuro”, sostiene Juan Andrés Mejía, parlamentario suplente de Miranda y vocero de Voluntad Popular (VP).

Mejía, de 32 años, sostiene que pese a las agresiones, deben mantenerle el pulso al régimen chavista. “En realidad, no tenemos alternativa, somos iguales a esos miles de jóvenes venezolanos que están en la calles”, subraya el portavoz de VP.

“Yo tuve la oportunidad de crecer con Requesens en la Escuela de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Con el equipo de Impulso 10 lo apoyamos en su campaña por la Federación de Centros Universitarios cuando formaba parte de nuestra organización política y después seguimos con el mismo cariño”, describe Ivlev Silva, diputado suplente por Caracas y secretario juvenil de Acción Democrática (AD).

Silva observa que el gobierno pretende “neutralizar a la generación que quiere un cambio, que se ve golpeada por la diáspora y la inseguridad”. Afirma que “los diputados jóvenes no vamos a salir corriendo” y cree que la ocasión es propicia para que los mayores entiendan la necesidad de “unirse en defensa del país, la Constitución y la Asamblea Nacional, no podemos seguir separados o divididos”.

La diputada Nora Bracho (UNT-Zulia) advierte que con el encarcelamiento de Requesens la revolución chavista “envía el mensaje” de que “pueden hacer lo que les dé la gana y arrecian”. “La gravedad del tema no es solo la violación de la inmunidad parlamentaria, sino que tratan de demostrar que todos los venezolanos estamos expuestos y que no hay Constitución que valga para el régimen”, subraya Bracho, de 46 años.

“Todo esto es muy duro, muy duro”, insiste el legislador Ángel Medina (PJ-Bolívar). “El caso de Juan (Requesens) es como ver el reflejo de uno mismo. Ver al amigo secuestrado y torturado nos mueve, nos hace pensar en nuestras familias y sin duda, nuestros amigos y familias se preocupan”, comenta el asambleísta de 39 años.

Medina considera que “todo esto pasa como una especie de mensaje macabro del poder hacia todo un país: si pueden tratar así a un diputado, qué queda para cualquier persona. Eso es lo que está de fondo, que no hagamos más nada, que nos asustemos, que todo el mundo se olvide de la política, pero como generación nos toca entender esto y seguir”.

A pesar del riesgo que enfrentan, el parlamentario está convencido de que “el peor camino que podemos tomar es aquel donde el miedo nos gobierne, por el contrario, por Juan (Requesens) y por los miles que todos los días viven este sistema, debemos luchar”.

Paparoni: En 2018 se han registrado 3.308 protestas

Carlos Paparoni, diputado a la Asamblea Nacional, informó que durante 2018 se registraron 3.308 protestas en Venezuela, en su mayoría por condiciones laborales.

El parlamentario indicó, mediate su cuenta en Twitter, que diariamente se registran 15 manifestaciones en todo el país. Además señaló que 28% de las protestas realizadas durante el años corresponden a problemas laborales debido a que el salario mínimo es insuficiente para cubrir las necesidades básicas.

En julio, los trabajadores de la salud protestan de forma constante para exigir aumentos salariales, mejoras en las condiciones hospitalarias y entrega de insumos y medicamentos.

 

Intervención de mercados municipales es un paso más del control social, denuncia Paparoni

El diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Paparoni, alertó que la intervención de mercados municipales demuestra la intención del Ejecutivo Nacional de aumentar su control social “jugando con el hambre y el estómago de los venezolanos.

El Vicepresidente Sectorial de Economía, Tareck El Aissami, anunció este miércoles que ocho mercados municipales fueron intervenidos en el Distrito Capital, Aragua, Miranda, Maracaibo y Lara, con el fin, a su juicio, de promover la distribución de alimentos de forma idónea, en el marco de un plan de abordaje de los mercados nacionales, estadales, municipales y mayoristas.

Paparoni consideró que “estas decisiones solo traerán más hambre a una nación que está destruida, comiendo de la basura, con altos índices de desnutrición y perdiendo kilos de peso”.

Asimismo, el diputado indicó que “los mercados municipales son el único lugar donde la mayoría de los venezolanos se abastece con frutas, verduras, hortalizas y demás productos alimenticios por el desastre de las políticas públicas gubernamentales. Esto es solo un paso más en la estrategia para ejercer el control social y hacer que todos los venezolanos dependamos de los CLAP”.

Paparoni exhortó a El Aissami a generar estrategias que solucionen la crisis alimentaria en Venezuela: “la solución para el hambre es apoyar a la producción nacional, elimine los controles a los productores venezolanos, invierta en insumos, semillas, fertilizantes para incentivar la producción nacional que permita satisfacer la demanda de los consumidores y aumentar la oferta para así disminuir el costo de los productos alimenticios”.

Paparoni denuncia la disminución del consumo de proteínas de los venezolanos

El consumo de proteína de los venezolanos va en picada debido a los altos costos y la escasez, denunció el diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Paparoni, por lo que enfatizó que la solución es apoyar lo “hecho en Venezuela” y aplicar el Plan de Emergencia Agroalimentaria.

De acuerdo cifras de la Federacion Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) durante el año 2017 el consumo de carne por persona fue de 4 kilos, 21 kilos menos que en 2012, cuando cada habitante consumía 23 kilos de proteína. “Estimamos que este año seguirá cayendo el consumo de carne en el país”, indicó Paparoni.

“El venezolano dejó de comer carne porque el sueldo no le alcanza”, declaró el diputado. “El monto del bono de alimentación (cestatickets) que devenga mensualmente, un empleado del sector público sólo le alcanza para comprar un cartón de huevos. En el país, con las mayores reservas petroleras del mundo, el ciudadano sólo tiene para consumir un solo tipo de proteína al mes, esto demuestra la crisis humanitaria que estamos viviendo en Venezuela”.

El parlamentatio también señaló que el consumo de pollo y huevo ha registrado una disminución de más del 60% en la población. “Fedeagro señala que en un año, el consumo per cápita para la carne de pollo y huevo ha disminuido en 71,4% y 62,5%, respectivamente,  siendo los más perjudicados los adultos mayores, mujeres embarazadas y niños en edad escolar porque afecta su desarrollo, crecimiento y su desempeño en cualquier actividad física. Esta es una de las causas por la cual vemos a diario, a venezolanos desmayarse en nuestras calles”.

Paparoni enfatizó que la solución para la crisis alimentaria en el país y el hambre en Venezuela es incentivar la producción de ciclos cortos: pollo, huevos, ganado porcino y caprino; ofrecer seguridad, vacunas e insumos a nuestros productores y evitar el contrabando.

*Con información de nota de prensa