Carl Greenidge archivos - Runrun

Carl Greenidge

Guyana lanza una campaña informativa sobre disputa fronteriza con Venezuela

El Gobierno de Guyana lanzó hoy una campaña de información pública sobre la controversia fronteriza con Venezuela por el Esequibo, región cuyas aguas son ricas en yacimientos petrolíferos.

El ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, dijo en declaraciones a medios locales que la información está especialmente orientada a que más jóvenes conozcan sobre el asunto.

“Una de las preocupaciones del Gobierno siempre ha sido si estamos haciendo lo suficiente para garantizar que la población de Guyana comprenda el problema que rodea a la controversia”, señaló.

“Es necesario que los jóvenes de hoy participen plenamente en lo que respecta a los antecedentes de esta controversia “, dijo Greenidge.

El funcionario también indicó que se lleva a cabo un esfuerzo para asegurar que la información sea accesible a los residentes en áreas rurales y remotas.

Venezuela comunicó hace unas semanas a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su decisión de no participar en el procedimiento solicitado por Guyana para resolver la controversia fronteriza sobre el Esequibo.

La decisión se produce después de que Guyana solicitara en marzo, a recomendación del secretario general de la ONU, António Guterres, que la disputa entre ambos estados sea resuelva a través de la CIJ.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde 1966, cuando se produjo la firma del Acuerdo de Ginebra.

Ambos países acordaron buscar soluciones al contencioso después de que Venezuela denunciara en 1962 un laudo arbitral emitido en 1899 por un tribunal en París que fijaba los límites comunes y que para Guyana está aún vigente.

Venezuela reclama como frontera el río Esequibo, mientras Guyana demanda que la línea limítrofe se defina a partir del hito conocido como Monte Roraima.

La región, bajo soberanía de Georgetown actualmente, abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

La disputa se agudizó tras encontrarse petróleo en la región hace unos años.

Guyana prevé sanción si se incumple lo que la CIJ ordene en disputa con Venezuela

El canciller de Guyana, Carl Greenidge, advirtió que su Gobierno y el de Venezuela tendrán que aceptar el veredicto que emita la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya o enfrentar sanciones de la ONU si violan la decisión sobre la disputa fronteriza por la región del Esequibo, informan hoy medios.

El Gobierno de Guyana entregó esta semana una solicitud a la CIJ, en la que pide al tribunal que valide legalmente el Laudo Arbitral de 1899, relacionado con la disputa fronteriza con Venezuela por la región de Esequibo.

Según reportan hoy medios locales, Greenidge dijo este sábado a periodistas que una vez esta disputa se discuta y el tribunal de la ONU tome una decisión, los Estados no podrán descartarla.

Asimismo, consideró que el secretario general de la ONU, António Guterres, podrá recurrir a la Asamblea General o al Consejo de Seguridad para tomar acciones ante un incumplimiento del fallo.

Greenidge dijo que si se violenta cualquier decisión de la ONU, “habrá una diversidad de opciones” disponibles que puede tomar el organismo internacional.

El funcionario sostuvo que otros países que inicialmente ignoraron las determinaciones de la CIJ, luego aceptaron las decisiones del tribunal

Las declaraciones de Greenidge tuvieron lugar después de que el Gobierno venezolano considerara como “inaceptable” recurrir a un “arreglo judicial” en la CIJ de La Haya para resolver la disputa fronteriza por la región del Esequibo con Guyana, país que acaba de llevar el caso ante ese tribunal, tal como lo sugirió la ONU.

Guyana introdujo la semana pasada ante la CIJ una solicitud para que “se confirme la validez legal y el efecto vinculante del laudo arbitral de 1899 con respecto a la frontera entre Guyana y Venezuela”.

A finales de enero Guterres decidió remitir a la CIJ la disputa territorial al considerar que esta vía era la mejor para los dos países, decisión rechazada poco después por Venezuela.

La decisión del jefe de la ONU llegó después de que su antecesor, Ban Ki-moon anunciara que si para finales de 2017 no había avances significativos, el asunto se llevaría ante la Corte con sede en La Haya.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa territorial se agudizó en los últimos años después de que la estadounidense Exxon Mobil descubriera yacimientos de petróleo en aguas en la zona del litigio.

El Gobierno de Venezuela emitió en la misma época un decreto presidencial que dictaba una orden administrativa de defensa del país, con una demarcación que incluía como propias todas las aguas del Atlántico frente a la costa de Esequibo.

Esta maniobra generó el rechazo del Gobierno guyanés y disparó la tensión entre las dos partes.

La región del Esequibo abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

En el Acuerdo de Ginebra, los dos países dieron al secretario general de la ONU la responsabilidad de elegir un medio para la resolución pacífica de la cuestión y la posibilidad de, si este no tenía éxito, buscar otra vía.

Informe Otálvora: Maduro ofrece elecciones a cambio de fin de sanciones

ZapatereroyVargas

Canciller dominicano Miguel Vargas escoltado por José Rodríguez Zapatero el 16NOV17 en la sede de la Cancillería de República Dominicana. A la izquierda Delsy Rodríguez. Foto: MIREX República Dominicana

El canciller de Guyana, Carl Greenidge, anunció el 14NOV17 la inminente celebración en Nueva York de la segunda reunión con enviados del gobierno de Nicolás Maduro y con el holandés Dag Halvor Nylander (representante del Secretario General de la ONU) sobre el diferendo territorial entre Venezuela y Guyana. Los gobiernos de Maduro y del guyanés David Granger han guardado silencio sobre las conversaciones que siguen sobre el reclamo que Venezuela hace del Territorio Esequibo. El 17NOV17, la Secretaría General de la ONU emitió un comunicado confirmado que los días 18 y 19NOV17 se celebraría una nueva reunión entre los representantes de Venezuela y Guyana promovida por Nylander “para continuar las discusiones sobre la controversia fronteriza entre sus países, con el fin de explorar opciones para alcanzar un acuerdo completo”. Sorprende que los voceros oficiales de la ONU se refieran a un “acuerdo completo”, expresión que pudiera denotar la existencia de secretas negociaciones sobre el tema de fondo: la titularidad de Esequibo.

*****

El 24OCT17 una delegación de la oposición venezolana llegó a República Dominicana donde el canciller Miguel Vargas los conduciría a una audiencia con el presidente Danilo Medina. La comisión venezolana estaba encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges del partido Primero Justicia (PJ) acompañado por los diputados Eudoro Gonzaléz (PJ) y Luis Florido, de Voluntad Popular el partido del preso político Leopoldo López. Oficialmente la visita a Medina formaría parte de una gira mundial de los parlamentarios para denunciar el fraude electoral cometido por el gobierno Maduro en las elecciones estadales del 15OCT17, pero el único país visitado fue R. Dominicana. La delegación parlamentaria se hizo acompañar de Vicente Diaz quien funge como operador político de Borges y por el asesor en negociaciones Gustavo Velásquez vinculado con López. El propósito del encuentro con Medina fue solicitarle sus oficios para reactivar las aproximaciones con el gobierno de Maduro y abrir negociaciones sobre las condiciones para las elecciones presidenciales que deberían tener lugar en 2018.

*****

Los voceros opositores venezolanos plantearon a Medina que de acordarse una ronda de negociaciones, debería contarse con la participación de los cancilleres Heraldo Muñoz de Chile, Eladio Loizaga de Paraguay y Luis Videgaray de México, así como los cancilleres propuestos por el gobierno Maduro, el boliviano  Fernando Huanacuni Mamani y el nicaragüense Denis Moncada.

Los partidos mayoritarios de la oposición se propone utilizar el amplio apoyo externo con el que cuenta para intentar arrancar a Maduro garantías mínimas para el proceso electoral presidencial. Los cancilleres extranjeros, a juicio de la Oposición, deben actuar como garantes de los eventuales acuerdos. Medina aceptó el papel solicitado por los voceros opositores venezolanos y transmitió a Maduro y al expresidente español José Rodríguez Zapatero la propuesta opositora. El 26OCT17, el dirigente chavista Jorge Rodriguez y su hermana Delcy Rodríguez (presidente de la Asamblea constituyente de Maduro) desembarcaron en Santo Domingo para sostener un encuentro con Medina del cual surgió la aceptación de sentarse con la oposición venezolana el 15NOV17. El gobierno Maduro objetó el rol que la Oposición otorgaba a los cancilleres extranjeros mientras la Oposición aseguraba que la presencia de los cancilleres era una condición no negociable. El viaje de los cancilleres de Chile y México a Vietnam con motivo del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico y la falta de acuerdo entre Maduro y la MUD sobre su incorporación, hizo que la cita prevista para el 15NOV17 fuera suspendida.

*****

Con la mediación del presidente dominicano, Maduro y la Oposición acordaron realizar una reunión el 01 y 02DIC17 en Santo Domingo, fecha de conveniencia para los cancilleres invitados. Igualmente programaron celebrar una reunión previa el 16NOV17 en la sede de la cancillería dominicana, para precisar las reglas que se seguirían en la reunión de diciembre. La Oposición se hizo representar por sus asesores Gustavo Velásquez y Vicente Díaz, mientras que Maduro envió a sus negociadores la pareja de hermanos Rodríguez acompañados del español Rodriguez Zapatero.

Durante la reunión del 16NOV17, según el comunicado de la cancillería dominicana, “se logró ratificar la agenda y las reglas” para el siguiente encuentro. Fuentes dominicanas indicaron a este Informe que la conversación se centró en aspectos “metodológicos”, en acordar el “ambiente que debe imperar en la reunión de diciembre” y en el rol que cumplirán los cancilleres extranjeros. El gobierno Maduro aceptó invitar a los cancilleres extranjeros pero se mostró reacio a que participen en calidad de garantes de las negociaciones y eventuales acuerdos. Las partes acordaron que los cancilleres asistirán a la reunión de diciembre en calidad de “cofacilitadores” como también lo harán el canciller anfitrión y Rodriguez Zapatero.

*****

En las seis horas que duró el encuentro en la Estancia San Gerónimo, sede la cancillería dominicana, no se habrían tratado los temas de fondo objeto de las negociaciones. Los voceros opositores hicieron saber que sus temas serán la celebración de las elecciones presidenciales en el 2018 así como las garantías electorales, la libertad de los presos políticos, el restablecimiento de los derechos políticos, el reconocimiento de la Asamblea Nacional y la situación de crisis humanitaria que viven los venezolanos. El Gobierno insiste en que la Oposición reconozca la autoridad de la Asamblea constituyente de Maduro y de una “comisión de la verdad” oficialista. Maduro desde Caracas y Jorge Rodríguez desde Santo Domingo anunciaron la tarde del 16NOV17 una nueva exigencia a la Oposición. Durante un mitin, Maduro dijo “yo mandé a exigir a la oposición venezolana que para el año 2018 desde ya lleguemos a un acuerdo para que haya elecciones presidenciales con garantías económicas, que cese la guerra económica contra el pueblo y las sanciones de EEUU, que ellos se comprometan, Borges y Florido, que han negociado conmigo, a hablar con EEUU y exigir que levante la persecución y las sanciones contra Venezuela, esa es la exigencia que lleva Venezuela a la mesa de diálogo”. Maduro se refería a las limitadas sanciones económicas financieras impuestas por EEUU así como las sanciones personales impuestas por EEUU y Canadá a altos jerarcas del régimen y que la Unión Europea comenzaría a imponer a la brevedad.

*****

La condición de Maduro para que la Oposición exija a EEUU, Canadá y Europa la suspensión de las sanciones a cambio de las elecciones, es de improbable cumplimiento. De hecho, los cancilleres de la Unión Europea al aprobar las sanciones contra el gobierno Maduro el 13NOV17 en Ginebra, advirtieron que “las medidas podrán revertirse en función de la evolución de la situación del país, en particular, la celebración de unas negociaciones creíbles y significativas, el respeto de las instituciones democráticas, la adopción de un calendario electoral completo y la liberación de todos los presos políticos”. EEUU, por su parte, ha dejado saber que podría suavizar las sanciones financieras (prohibición de negociar nueva deuda venezolana en EEUU) sólo a cambio de que el gobierno Maduro reconozca a la Asamblea Nacional. En general, el clima de opinión en Washington no es propensa a rebajar la presión sobre el gobierno chavista y en la Unión Europea la tendencia es a ir aplicando las “sanciones selectivas”. Incluso, el representante alterno de Suecia en la ONU Carl Skau, durante la reunión informal del Consejo de Seguridad sobre Venezuela del 13NOV17 en Nueva York, expresó la opinión de su gobierno sobre la necesidad de aplicar a Venezuela una “diplomacia preventiva”, abierta amenaza europea de nuevas sanciones contra el régimen venezolano.

*****

Los chilenos van a las urnas el 19NOV17 para escoger un nuevo mandatario que reemplazará a la izquierdista Michelle Bachelet quien estará en funciones hasta el 11MAR18. Los pronósticos indican que el exmandatario opositor Sebastián Piñera y el candidato de la alianza oficialista Alejandro Guillier concentran las mayores minorías pero sin alcanzar los votos necesarios para imponerse este domingo resultando necesaria una segunda vuelta electoral prevista para el 17DIC17. Prácticamente todos los escenarios analizados confieren el triunfo a Piñera en diciembre, lo que representaría un nuevo apoyo al giro político que pareciera tener lugar en Suramérica que tiende a dar la espalda a la izquierda. Piñera quien suele calificar como “dictadura” al régimen chavista venezolano y es un activo miembro del club de expresidentes denominado “Iniciativa Democrática de España y las Américas” que acompaña de cerca la situación venezolana.

*****

El presente ciclo electoral latinoamericano continuará con las elecciones generales del 26NOV17 en Honduras. El año 2018 comienza con elecciones presidenciales en Costa Rica el 04FEB18. Colombia tendrá elecciones legislativas el 11MAR18 en las cuales participarían candidatos de las Farc que ya tienen asegurado un mínimo de diez escaños en el Congreso colombiano. Las elecciones presidenciales en Colombia, aún sin candidaturas definidas, están pautadas para el 27MAY18 con segunda vuelta el 17JUN18. Paraguay elegirá Presidente y renovará su parlamento el 22ABR18. Las elecciones generales en México ya fueron convocadas para el 01JUL18. Brasil votará el 07OCT18 y de resultar necesaria la segunda vuelta está marcada para el 28OCT18.

De acuerdo a la actual Constitución venezolana, en 2018 deberían realizarse elecciones presidenciales las cuales aún no han sido convocadas. Alegando el carácter “supraconstitucional” que se atribuye la Asamblea constituyente instalada por Nicolás Maduro y dado el control que el chavismo ejerce sobre los poderes judicial y electoral, la fecha y hasta la propia realización de las elecciones presidenciales en Venezuela depende de los dictados del régimen. Maduro tomó posesión del cargo el 19ABR13 para un período de seis años pero la convocatoria a las elecciones no es automática. El expresidente dominicano Leonel Fernandez, cercano  del gobierno chavista y quien ha actuado como intermediario entre Maduro y la Oposición, afirmó el 13NOV17 en Madrid que las elecciones presidenciales venezolanas ocurrirían en el mes de octubre del año 2018. Pareciera que Fernandez conoce detalles de los planes del chavismo que los venezolanos de a pie desconocen.

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Américas

Carl Greenidge, vicepresidente de Guyana:

Esequibo

 

Arturo Wallace

BBC Mundo

Como cabe esperar de una disputa que amenaza a casi dos tercios de lo que Guyana considera su territorio, los reclamos de Venezuela sobre la región del Esequibo acostumbran ocupar un lugar prominente en la agenda del ministro de Relaciones Exteriores guyanés.

De visita en Londres para una reunión de ministros de la Mancomunidad Británica, Carl B. Greenidge tocó el tema con sus colegas del Commonwelth y lo incluyó en una conferencia sobre los retos de la pequeña nación sudamericana que dictará en la prestigiosa London School of Economics.

Y el también vicepresidente guyanés habló del asunto con BBC Mundo a menos de un mes del nombramiento de un nuevo mediador de Naciones Unidas para la controversia, que se volvió a calentar en 2015 luego del descubrimiento de importantes yacimientos petroleros mar afuera de la zona en reclamación.

El mediador es diplomático noruego Dan Nylander, mejor conocido en América Latina por su papel de garante del proceso de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Pero aunque el también vicepresidente de Guyana celebró las credenciales del nuevo enviado de la ONU, también insistió en que ya era hora de llevar el asunto ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para su resolución.

¿En dónde están en estos momentos los esfuerzos por resolver la controversia?

En el marco de lo estipulado por el Acuerdo de Ginebra de 1966, el Secretario General de Naciones Unidas convocó a una reunión entre los dos países en septiembre de 2016.

Pero en diferentes intervenciones también había prometido dar por concluido el ejercicio de sus buenos oficios en diciembre de 2016, asegurando que si para esa fecha el asunto no había sido resuelto, lo iba a referir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El tema no fue resuelto, pero justo antes de irse el Secretario General (Ban Ki-moon) tomó la decisión de darle más tiempo al diálogo, por otro año, insistiendo en que si esa extensión no producía los frutos esperados -es decir, si no había progreso sustancial en la resolución de la controversia, específicamente la supuesta nulidad del laudo arbitral de 1889- entonces sí lo iba a referir a la corte.

El laudo de 1899 es, por supuesto, el único tratado que rige las fronteras de Guyana. A menudo se menciona el Acuerdo de Ginebra, pero este no hace absolutamente ninguna mención a cambios de territorio, no menciona para nada algún intercambio de personas entre los países.

Lo que dice (el Acuerdo de Ginebra) es que si los dos países no pueden ponerse de acuerdo en una solución pacífica de la controversia, lo que el Secretario General de la ONU debe hacer es elegir del menú (de posibles mecanismos de solución) contenido en el artículo 33 de la carta de Naciones Unidas.

¿Y cree que con este cronograma y la aparentemente inminente entrada en juego de la Corte Internacional de Justicia, se acerca la solución definitiva de esta controversia de casi 200 años?

No es una disputa de 200 años…

Bueno, son casi 170… (La denominada Línea Schomburgk, que sirvió de base a la frontera que es objeto de la controversia, se trazó en 1840).

No, yo lo pondría diferente. La disputa empezó en la década de 1890, tal vez un poquito antes, cuando Estados Unidos ayudó a que Venezuela pudiera llevar a Reino Unido a una mesa de arbitraje.

En esa mesa, ellos recibieron la boca del río Orinoco y acordaron, como parte del Tratado de Washington de 1897, aceptar la decisión del tribunal de arbitraje como final y definitiva.

Por lo tanto, en lo que a nosotros respecta, ese reclamo acabó en ese momento: Venezuela recibió territorio, Guyana recibió territorio y el tratado operó sin problemas por 63 años.

Es a partir de 1962 cuando los actuales problemas empiezan.

En cualquier caso es un problema que se ha prolongado por mucho tiempo…

¡Por demasiado tiempo!

¿Y creen ustedes que una solución definitiva por fin está cerca?

Obviamente una solución definitiva requiere que las dos partes acepten e implementen lo que han acordado. Y hemos tenido problemas con la voluntad del gobierno de Venezuela para honrar sus obligaciones, lo que no ha sido un problema sólo de Guyana.

Creemos sin embargo que la naturaleza de este reclamo, que es que hay un tratado nulo y sin efecto, es uno que normalmente puede ser resuelto por una corte. Un país no puede decidirlo unilateralmente, que es lo que ha pasado en este caso.

Entonces, en nuestra opinión, una vez que el tema sea llevado a la corte, va a ser resuelto en el sentido de que no se va a poder volver a utilizar esa excusa.

Por supuesto, las fronteras no son nunca perfectas, así que no esperamos que los problemas vayan a desaparecer completamente. ¡Pero el hecho es que el reclamo en sí mismo es tan absurdo que Venezuela nunca jamás ha ejercido soberanía sobre el Esequibo!

¿Qué hace “absurdos” los reclamos venezolanos?

Después de que las Provincias Unidas (de los Países Bajos) se separaron de España en 1648 -después del tratado de Münster- España nunca tuvo soberanía sobre el área, pues esa se les concedió a los holandeses tal y como estipulaba el tratado.

Y cuando Holanda perdió las guerras napoleónicas, al pelear del lado de los franceses, el territorio le fue transferido a Gran Bretaña en 1814. Y luego nosotros obtuvimos la independencia, en 1966.

“Venezuela nunca jamás ha ejercido soberanía sobre el Esequibo”.

En otras palabras, nunca nadie de habla española ha ejercido soberanía sobre el territorio. De hecho en la Guyana se pueden encontrar lugares hasta con nombres en francés, como resultado de incursiones de piratas franceses, pero no hay ningún lugar con nombres en español, ni en la costa de Guyana ni en Esequibo.

Y cuando se abolió la esclavitud en Guyana, en 1834, fue el resultado de un conflicto entre esclavos que hablaban inglés y holandés con los ingleses dueños de las plantaciones. No hay ninguna mención, ninguna evidencia, ninguna prueba del involucramiento de gente de habla española.

De hecho, si el Esequibo en realidad hubiera sido parte de la Capitanía General de Venezuela los esclavos africanos no habrían conseguido su libertad hasta 1865. Ese es otro testimonio de lo absurdo de este reclamo.

¿Y si en realidad la disputa es tan absurda, por qué no ha podido resolverse?

Por un asunto de poder. El reclamo es absurdo pero se ha perpetuado por la asimetría de poder entre los dos países.

Cuando Guyana se acercaba a su independencia en 1966 los venezolanos les dijeron a los británicos que a menos de que el tema del territorio fuera resuelto, Venezuela no iba a permitir que Guyana obtuviera su independencia. Entonces los británicos recurrieron una vez más a una negociación y fue ahí se negoció el Acuerdo de Ginebra.

Desde entonces, Venezuela ha sido capaz de obligar a Guyana a hacer ciertas cosas.

Por ejemplo, ocupó la isla de Anacoco, que según el tratado de 1899 es compartida por los dos países, pero Venezuela la ocupó militarmente en 1968. Y en 2013, cuando el barco estadounidense Anadarko hacia exploración sísmica en la plataforma marina, Venezuela capturó la embarcación.

Además, recientemente el congreso venezolano aprobó una ley que dice que el espacio marítimo frente a la costas de Esequibo, Demerara y Berbice, es decir de toda la Guyana, e incluso el que está frente a las costas de Surinam, le pertenecen a Venezuela, y por lo tanto no permitirán perforaciones petroleras en esas áreas.

Esa es una posición ignorante, pues el acuerdo de Ginebra en ninguna parte dice nada sobre el tema del espacio marítimo. Y aunque Venezuela tenga derechos, porque tiene costa, no puede ser que sus derechos marítimos dejen a Guyana y Surinam sin espacio marítimo.

Entonces, aunque la ley dice una cosa, Venezuela ha tenido en el pasado la capacidad de hacer lo que quiera, o casi todo lo que quiere, y ejercer presión militar porque es mucho más poderosa. Dos divisiones del ejército venezolano prácticamente equivalen a toda la población de Guyana.

“Dos divisiones del ejército venezolano prácticamente equivalen a toda la población de Guyana”.

Venezuela tiene casi 40 veces la población de Guyana, pero también un territorio varias veces más grande. Es decir, está tan escasamente poblada como Guyana. Así que es sorprendente que estén peleando por tener más territorio.

Pero claro, habiendo obtenido la boca del Orinoco como parte del acuerdo de 1899, y siendo en la actualidad los dueños de algunos de los terrenos más valiosos del mundo, pero habiéndolos malgastado y dejado a su gente en dificultades, ahora están buscando otros recursos. Eso es lo que está detrás de todo esto.

¿Qué piensa usted que Venezuela consideraría una solución “práctica, pacífica y satisfactoria”, que es lo que mandaba conseguir el acuerdo de Ginebra?

No tengo idea de lo que Venezuela necesita. Y si un país es capaz de firmar un tratado diciendo que van a aceptar el resultado de un proceso como final y definitivo, y luego reniega de ese compromiso, es muy difícil tener fe de que se puede llegar a un acuerdo entre los dos países que vaya a ser honrado.

Por eso es que Guyana en ninguna circunstancia va a aceptar un simple acuerdo bilateral, porque si Venezuela puede romper un tratado que involucraba también a Reino Unido y Estados Unidos, sería muy temerario asumir que podemos trabajar juntos y estructurar un acuerdo hoy que ellos vayan a respetar mañana.

Entonces no sé. Sólo sé lo que dice el derecho internacional: si firmas un tratado, no puedes unilateralmente renegar ese tratado, ninguna solución práctica puede permitirles renegar de ese tratado.

Podemos hablar de todo lo demás que ellos quieran, pero los derechos consagrados en el Acuerdo de Ginebra no pueden ser renunciados.

Venezuela sostiene, sin embargo, que el proceso de arbitraje estuvo viciado…

Eso es un disparate total.

¿Ya sabe a qué me refiero, no? La carta, las acusaciones de colusión…

Sí, pero para empezar, si usted cree que los dos somos los beneficiarios de una decisión que está viciada, usted no puede tomar la parte de la decisión que lo beneficia a usted -en este caso la de quedarse con el Orinoco, su cuenca y la ribera oriental (del río Cuyuní)-, trabajar con ella durante 61 años y una mañana levantarse y decir ‘¿Saben qué? Quiero todo lo demás. Y vamos a exigir lo demás’.

Uno tiene que ir a un cuerpo independiente y que ese cuerpo independiente tome una decisión.

En cuanto a las alegaciones de que el tratado estuvo sesgado y que los venezolanos no estaban representados en el panel de arbitraje, déjeme decirle esto: los venezolanos eligieron a sus representantes en el panel.

Y como fue Estados Unidos el que forzó a que Reino Unido se sentara a la mesa de negociación Venezuela eligió a un expresidente de la Corte Suprema de EE.UU. ¡Y su abogado era un expresidente de EE.UU.! ¡No se puede conseguir más músculo legal que eso! Venezuela ciertamente no tenía esa capacidad en esa época. Pero tenía representantes.

Por lo demás, el hombre que luego hizo las alegaciones que alimentan el argumento venezolano -que el laudo arbitral estaba sesgado porque debería haberle dado a Venezuela ya fuera todo o nada, que es un argumento ridículo-, ese hombre (Severo Mallet Prevost) hacía parte el panel y en su momento, en 1899, dijo que era justo. Eso está documentado en reportes de Reuters, de The Times.

O sea que dejó que pasaran cuarenta y pico de años, casi 50 para escribir una carta, diciendo que la misma no debía ser abierta sino hasta después de su muerte. Y cuando abrieron la carta ahí se afirmaba que (Federik) De Martens -quien era el presidente del tribunal y estuvo nominado al premio Nobel de la paz por sus esfuerzos como mediador en la segunda mitad del siglo XIX- se había coludido con los británicos…

Ahora, está bien hacer esas acusaciones, Pero ¿por qué no las hizo cuando estaba vivo? ¿Y por qué esperó hasta después de haber recibido una condecoración de Venezuela, poco antes de morir? ¿Por qué no le dio una oportunidad de defenderse a las personas que participaron en el acuerdo?

Es absolutamente ridículo. Y durante todo el tiempo en el que Venezuela ha esgrimido ese argumento, Venezuela jamás ha proporcionado ninguna prueba de que esa colusión se produjo o que en alguna manera afectó la justicia del acuerdo.

Guyana estudia acusar a Venezuela ante la ONU por querer boicotear solución a disputa

CarlGreenidge3

El ministro de Asuntos Exteriores y vicepresidente de Guyana, Carl Greenidge, anunció hoy su intención de denunciar ante Naciones Unidas el intento por parte del Gobierno de Venezuela de hacer “descarrilar el proceso” para acabar con la controversia fronteriza que enfrenta a ambos países.

Greenidge dijo este jueves ante el Parlamento de su país que pretende llevar esa denuncia ante el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y el Consejo de Seguridad del organismo internacional.

Esa denuncia responde a un reciente discurso por parte de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, titulado “Guyana ratifica sus derechos sobre el Esequibo” y que, según Greenidge, estaba “plagado de insinuaciones”.

En ese discurso, y siempre según lo afirmado por Greenidge, Rodríguez “afirmó el derecho legítimo de Venezuela en el Esequibo” y dijo estar dispuesta a “enjuiciar esta disputa territorial a través de la diplomacia y el derecho internacional”.

“Guyana rechaza los intentos ambiguos para despojarla de sus derechos”, dijo el ministro guyanés, para quien “el comportamiento de Venezuela hacia Guyana es una herida abierta a la paz y a la estabilidad de la región”, así como “una afrenta al Estado de Derecho”.

“Venezuela parece dispuesto a descarrilar el proceso”, dijo, tras agregar que “Guyana no permitirá que los engaños que busca Venezuela persistan”.

Añadió que Guyana se ha comprometido a participar de iniciativas que se están estudiando con la ONU para resolver la controversia territorial que enfrente a ambos países.

En mayo del año pasado, Venezuela renovó sus reclamaciones sobre más de dos terceras partes del territorio de Guyana, tras el descubrimiento de petróleo en el bloque guyanés de Stabroek.

Desde entonces las relaciones entre ambos países se han tensado y Venezuela incluso ha interrumpido los intercambios comerciales con Guyana.

Guyana espera apoyo de la Mancomunidad de Naciones en disputa con Venezuela

CarlGreenidge3

Guyana espera el apoyo de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) en la disputa fronteriza que mantiene con Venezuela por la región de Esequibo en la reunión que se celebrará en Malta entre los próximos días 27 y 29, confirmó hoy a Efe vía telefónica un portavoz del Gobierno del país suramericano.

El ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, y el presidente de ese país, David Granger, asistirán a la reunión de Jefes de Gobierno de Malta en la que el primero prevé que el organismo, compuesto por 53 países miembros, “considere y ratifique una declaración en apoyo a la postura de Guyana”.

Según indicó Greenidge en un comunicado, un grupo ministerial de la Mancomunidad redactó un boceto de la declaración después de que Guyana realizara una petición este año, luego de que Venezuela emitiera un decreto de soberanía sobre las disputadas aguas de la costa del Esequibo.

El ministro señaló que el tema de la disputa fronteriza con Venezuela está incluida en la agenda de la reunión de los jefes de Gobierno de la Mancomunidad.

Guyana ha buscado apoyo internacional desde que, según dice, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó un decreto el pasado mayo en el que modifica sus fronteras marítimas para incluir una amplia zona que lleva décadas reclamando a Guyana y que incluye un territorio donde recientemente se descubrió un importante yacimiento de petróleo.

Antes de emitir el decreto, Venezuela había escrito en dos ocasiones a la filial local de la petrolera Exxon Mobil pidiéndole que se abstuviera de explorar los recursos petroleros en el área. En ambas ocasiones, el Gobierno de Guyana emitió fuertes objeciones.

Guyana mantiene que un laudo judicial adoptado en 1899 es el único que establece la frontera con el país vecino.

Informe Otálvora: Castrochavismo procura impedir destitución de gobierno brasileño

PresidentesLatinoamericanos

El canciller cubano Bruno Rodríguez, el vicepresidente boliviano Álvaro García, Rafael Correa, Evo Morales y Nicolás Maduro danzan en Cochabamba, Bolivia, el 12OCT15 Foto: ABN

 

El número de conflictos limítrofes se están incrementando en Latinoamérica. A las tensiones entre Chile-Bolivia, Colombia-Nicaragua, Venezuela-Guyana, se suma la reactivación por parte del gobierno de Surinam de un diferendo territorial con Guyana. El 30SEP15, ante la Asamblea Nacional de su país, el recién reelecto presidente de Surinam, Desi Bouterse, sorpresivamente afirmó que retomaría el reclamo contra Guyana por la posesión del “Area Tigri”, llamada “New River Triangle” por los guyaneses quienes controlan ese territorio amazónico.

En medios diplomáticos suramericanos se especula que Bouterse, beneficiario de ayuda financiera y petrolera del régimen venezolano, estaría azuzando un conflicto con Guyana para sacar provecho de los recientes choques entre los gobiernos de Nicolás Maduro y su vecino guyanés David Granger. Maduro realizó una visita a Paramaribo, capital de Surinam, el 16OCT15 “para dinamizar nuestra hermandad y cooperación”.

*****

El 12OCT15 el aeropuerto de Cochabamba, Bolivia, sirvió de estacionamiento a varios aviones del gobierno venezolano que trasladaron desde Caracas y La Habana a Maduro y al canciller cubano Bruno Rodríguez. La población de  Tiquipaya era la sede de uno de los ahora usuales eventos internacionales izquierdistas, financiados por el gobierno de Evo Morales: la “II Cumbre de los pueblos sobre cambio climático”. En el marco del evento, al cual se sumó el ecuatoriano Rafael Correa, se produjo una serie de declaraciones sobre la situación brasileña. “No nos vamos a quedar callados frente a un intento de golpe de Estado en Brasil” dijo Maduro. Latinoamérica vive “una gran contraofensiva conservadora”, dijo Correa y Morales anunció acciones del ALBA para impedir un “golpe” en Brasil.   Quedó claro que la izquierda castrochavista continental decidió activarse para bloquear un eventual enjuiciamiento de Dilma Rousseff que pudiera significar el fin del gobierno del PT en Brasil.

*****

El martes 13OCT15 fue un día especialmente activo en la agenda de la presidente brasileña. A media mañana sostuvo un encuentro con el vicepresidente Michel Temer y los ministros que forman la “coordinación política” del gobierno. La posibilidad de la apertura de un enjuiciamiento en el Congreso acecha a la presidente brasileña, razón por la cual el 02OCT15 reformó su gabinete ministerial procurando conservar la lealtad del partido PMDB, clave en una votación parlamentaria por impeachment. Los cambios ministeriales, como parte de la estrategia de defensa de Rousseff, incluyó la designación de un militante del Partido Comunista de Brasil, Aldo Rebelo, como nuevo Ministro de Defensa. La cartera militar estaba en manos de un hombre de confianza de Lula, Jaques Wagner, quien ahora ejerce como Ministro Jefe de la Casa Civil, responsable de cuidar las espaldas de Rousseff como coordinador de la Presidencia y enlace con el Congreso.

*****

La agenda de Rousseff del 13OCT15 incluía una audiencia concedida al argentino Daniel Scioli para una sesión de fotos que confirmaran el apoyo del gobierno brasileño al candidato presidencial de Cristina Kirchner. Ya por Buenos Aires han pasado en las últimas semanas los expresidentes Lula da Silva y Pepe Mujica, así como el mandatario boliviano Evo Morales. Todos ellos, actuando como miembros de una especie de club de mandatarios del “socialismo del siglo XXI”, han participado en actividades propagandísticas de Scioli quien se medirá en las elecciones del 25OCT15.

Antes de su encuentro con Scioli, Rousseff recibió en el Palacio de Planalto al expresidente colombiano Ernesto Samper Pizano, Secretario de Unasur, quien no dejó duda del apoyo que el organismo prestará al gobierno brasileño en contra de la oposición de ese país. Al final de la tarde, la presidente brasileña embarcó rumbo a São Paulo para intervenir en la apertura del Congreso Nacional de la Central Única de los Trabajadores, organismo bajo control oficialista. En el escenario, Rousseff estuvo acompañada por Lula da Silva y el uruguayo Pepe Mujica, quien fue trasladado a Brasil para mostrarse en un acto que marcó el arranque de una agresiva campaña del PT para respaldar al gobierno y desacreditar a la oposición. Estrategia que se suma a acciones judiciales para neutralizar a importantes opositores que promueven el impeachment. Dilma en un incendiario discurso acusó a la Oposición de pretender derrocarla y calificó el posible impeachment como un “golpe de Estado”, en plena sintonía con el discurso de sus socios extranjeros.

*****

Tras su encuentro con Rousseff,  Ernesto Samper dijo a la prensa: “Ella no precisa pedir apoyo porque lo tiene. Es una persona honesta, fue electa constitucionalmente y, obviamente, esperamos que todos los temas políticos sean tratados dentro del Congreso, dentro de la Constitución, dentro de la ley y en respeto a normas universales sobre legítima defensa”. A simple vista la posición del Secretario de Unasur se corresponde con una genérica defensa del estado de derecho, pero la última frase constituye un claro adelanto y una amenaza del castrochavismo contra instancias del aparato judicial y del parlamento brasileño donde se siguen procesos contra altos funcionarios incluyendo a la propia Rousseff.

*****

El 28JUN09, el entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue destituido por una decisión del Congreso en apego a la Constitución hondureña. El 22JUN12, el para entonces presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue sometido por el Parlamento de su país a un juicio político, con base en la Constitución paraguaya, que concluyó en su destitución. Tanto Zelaya como Lugo formaban parte de la red de gobiernos satélites del Eje Castro-Chávez y sus destituciones provocaron onerosas movilizaciones políticas y financieras para intentar restituirlos en sus cargos. Nicolás Maduro, incluso, llegó a promover un alzamiento militar en Paraguay contra el Congreso de ese país.

El aparato propagandístico castrochavista, generosamente financiado desde Caracas, logró imponer a nivel internacional la tesis de que se trataba  de “golpes de Estado” que, a su vez, ameritaban sanciones contra los gobernantes que constitucionalmente asumieron las respectivas presidencias. Honduras fue suspendida de la OEA en 2009 con el visto bueno de Barack Obama. Por su parte, Unasur y Mercosur suspendieron a Paraguay en 2012 alegando que la destitución de Lugo, un proceso de impeachment constitucional análogo al existente en Brasil, había sido un “golpe de Estado” porque a criterio de Hugo Chávez, Cristina Kirchner y Dilma Rousseff, no habían concedido suficiente tiempo a los abogados de Fernando Lugo. Es decir, el castrochavismo logró que la comunidad internacional, haciendo caso omiso al contenido específico de las constituciones de cada país, repudiara las legales destituciones de Zelaya y Lugo. Ahora en el caso brasileño pretenden utilizar la misma receta, al punto que Rousseff calificó de “golpe estilo paraguayo” a las acciones judiciales y políticas en su contra.

El 05DIC14, cuando en las afueras de Quito fue inaugurada la ostentosa sede de Unasur, Zelaya y Lugo recibieron honores militares de Jefe de Estado, en un ceremonial acordado por los dos anfitriones, el Secretario  Samper y el presidente  Correa. Ahora, ambos se aprontan a declarar que una eventual destitución de Dilma Rousseff se trataría de un “golpe de Estado”.

*****

Tal como adelantara el Informe Otálvora del 01AGO15, Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, designó a su Jefe de Gabinete, la argentina Susana Malcorra, como cabeza de un equipo técnico que elaborará una propuesta para el futuro tratamiento del diferendo territorial entre Venezuela y Guyana. Malcorra y su equipo visitaron Georgetown el 11OCT15 y llegaron a Caracas dos días después. Los cinco enviados de la ONU sostuvieron el 14OCT15 dos reuniones con el gobierno venezolano. La primera de ellas en la sede de la Cancillería y luego, al final de la tarde, en el Palacio de Miraflores con presencia de Nicolás Maduro.

Tras la reunión, Maduro se dispuso salir a una de las puertas de palacio donde estaba dispuesto un micrófono y las banderas venezolana y de la ONU como si se tratara del escenario para un pronunciamiento de ambas partes. La delegación de la ONU se abstuvo de presentarse ante los medios oficiales que tienen acceso a Miraflores, quienes esperaban la aparición de Maduro y sus visitantes. Maduro pidió a Malcorra que permaneciera en Miraflores para sostener una reunión privada que se extendió hasta la madrugada y a la cual, a media noche, se habría sumado el cogobernante presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Según se comentaba a fines de semana entre funcionarios de la ONU en Nueva York, un locuaz Maduro no sólo habló del conflicto con Guyana y la disposición de su régimen para bajar el tono ante el gobierno guyanés, sino que además habría pasado revista a la situación política interna de Venezuela asomando incluso la posibilidad de que el chavismo pierda en la elecciones parlamentarias del 06DIC15.

La larga conversación nocturna, a la usanza de Fidel Castro y Hugo Chávez, hizo que la Jefe del Gabinete de Ban perdiera su vuelo a Nueva York, lo cual fue recompensado por Maduro enviándola de regreso en una aeronave de la flota del gobierno venezolano en viaje privado.

*****

Por cierto, Ban también optó por sacar provecho de las facilidades aéreas de los gobiernos del “socialismo de siglo XXI”. Invitado por Evo Morales para participar en el evento “ecologista” en Cochabamba, Ban utilizó en sus trayectos entre Nueva York y Bolivia la aeronave Dassault Falcon 900EX de la lujosa flotilla presidencial boliviana. El 12OCT15, ya de regreso a EEUU, Ban realizó una escala en Georgetown, Guyana, donde se reunió con el canciller guyanés Carl Greenidge, previo a la llegada de la señora Malcorra.

 

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Amércias

 

EFE Oct 13, 2015 | Actualizado hace 4 años
Comisión de ONU retoma mediación por el Esequibo

SusanaMalcorra

 

Una delegación de las Naciones Unidas llegó a Guyana para continuar con los esfuerzos del organismo para encontrar una solución a la disputa por el territorio del Esequibo que ese país mantiene con Venezuela.

En un breve comunicado el gobierno de Guyana confirmó la llegada del equipo de la ONU de seis integrantes, dirigido por la jefa de Gabinete de la Oficina del Secretario General de las Naciones Unidas, Susana Malcorra.

Guyana explicó que su intención es “continuar las discusiones relativas a la controversia resultante de (la) declaración de nulidad por parte de Venezuela del laudo arbitral de 1899”.

“Este es un seguimiento a la visita realizada por una misión técnica de Naciones Unidas en julio de 2015 y está en conformidad con el programa de actividades establecido por el secretario general después de su reunión con los presidentes de Guyana y Venezuela” el pasado 28 de septiembre durante la Asamblea General de la ONU, señaló el comunicado.

El domingo pasado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, realizó una escala técnica de una hora en el Aeropuerto Cheddi Jagan de Guyana en su camino de vuelta desde Bolivia a Nueva York.

Pero el canciller guyanés, Carl Greenidge, afirmó ayer que la parada del secretario general no tuvo que ver con la disputa territorial y que no se reunió con el presidente de Guyana, David Granger.