caracas archivos - Runrun

caracas

38% de las muertes violentas de Caracas son realizadas por fuerzas policiales
El reporte Anual de Monitor de Víctimas recolecta los datos de 898 muertes violentas en el Área Metropolitana de Caracas durante 2019. Estos datos identifican los principales móviles de homicidios de la ciudad y visibilizan la letalidad policial

Caracas, mayo 2020- Hombres jóvenes que fueron sorprendidos de madrugada por operativos policiales que acabaron con sus vidas. Mujeres mayores que fueron asesinadas en sus casas para robarlas. Adolescentes que cayeron en medio de ajustes de cuenta por conflictos del pasado. Veinteañeras a quienes mataron sus parejas. Muchachos a quienes les dispararon para quitarles lo poco que tenían. Estas son las víctimas más comunes de la violencia en Caracas.

En el 2019, Monitor de Víctimas registró 898 homicidios de los cuales alrededor de 40% de los perpetradores fueron identificados como miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Un porcentaje alarmante que pone en duda el debido proceso y el respeto de los derechos humanos en Caracas.

Los robos con 17% y el ajuste de cuentas con 9% del total de los homicidios son la segunda y tercera causa de muerte en la ciudad. Estas cifras confirman que actualmente la capital venezolana es una de las más peligrosas del mundo, con ciudadanos vulnerables ante aquellos que tienen las armas.

El reporte anual de Monitor de Víctimas de 2019 es un trabajo colaborativo del medio digital RUNRUN.ES y la organización Caracas Mi Convive. Es un proyecto que combina el periodismo de datos y la participación ciudadana. Los reporteros van dos veces al día a la morgue principal de Caracas a recoger testimonios de familiares y testigos, y revisar las versiones de los funcionarios acerca de los homicidios que ocurren en el área metropolitana de Caracas.

En el informe se narran los hechos de algunos de los casos más destacados y se cuenta cómo mataron a estas personas. A su vez, se describen las características sociodemográficas de las víctimas, lo cual permite identificar poblaciones particularmente vulnerables a cada tipo de violencia en la ciudad.

La madre de una de estas víctimas de letalidad policial contó: “Tengo miedo, vivo aterrada. Si salgo y veo a alguien afuera vestido de negro comienzo a temblar”. Estas palabras expresan el terror que generan las instituciones que deberían proteger la vida de los habitantes.

El reporte profundiza en este tema y, por medio de testimonios y análisis descriptivos e inferenciales de los datos, identifica la existencia de una violación sistemática al derecho a la vida por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en Caracas.

Por esto, los invitamos este miércoles 27 de mayo a la presentación oficial del Informe Anual 2019 de Monitor de Víctimas, en la que se explicará la metodología empleada, se discutirán los hallazgos encontrados y se hará un llamado a la defensa de los Derechos Humanos y el diseño de políticas que garanticen la seguridad del venezolano.

 

 

Avenidas vacías, balcones repletos, por Samuel González-Seijas

@lectordepaso 

Al suroeste de Caracas también están pasando cosas. Si en las ciudades de Italia donde la pandemia ha pegado con su puño feroz, como Bérgarmo y Milán, la gente descubrió que desde los balcones podía seguir teniendo algo de contacto con los otros, pues de este lado del planeta, con mucho menos belleza y garbo que aquellas, las personas han decidido llenar sus balcones para mitigar de algún modo la imposibilidad de salir.

De este modo, los fines de semana, sobre todo viernes y sábados, un vecino ocupa el balcón de su apartamento con parlantes y luces. Cerca de las 8 de la noche, religiosamente, enciende sus equipos y, con un micrófono, anima a los vecinos de su residencia y a los de edificios aledaños a tener un momento de alegría. Al menos así lo manifiesta cuando se pone entusiasmadamente a exhortar con su verbo el aire temprano de la hora, que se llena con la luz de los postes como estrellas cercanas.

El vecino habla de ánimos, de paciencia, de esperanza y como si fuese un pastor o un cura de última hora sobre el cuerpo de alguien que da sus últimos suspiros, riega de sonidos alentadores lo que fue apenas un día repetido, en el que el sol fue la única voz. Dice cosas como “amigos, ya saldremos de esto, Dios está con nosotros”, o “una bulla, una bulla, una bulla…”, esto último para que en los apartamentos cercanos se genere la respuesta que espera.

Y lo curioso, lo extraordinario, es que de los sitios cercanos se asoma la gente a seguir sus palabras y música con la luz de los celulares y con gritos de contento, como si de un concierto se tratara. Luego de sus palabras de apertura (sí, tiene un protocolo, además), coloca canciones que supongo son las de moda. Ninguna estruendosa ni bochinchera, ni malandra ni reguetonera. Algo que yo le agradezco con el alma…

Los vecinos entusiasmados se divierten, sin duda. Ahí donde había solo materos, algún mueble o una bicicleta, se puebla de siluetas a contraluz, varias siempre, que se acodan o mueven los brazos según el gusto de lo escuchado… y pasan el rato.

Cuando un tema termina y antes de pasar a otro, el locutor de altura lanza sus peticiones y esas aves que salen de sus cornetas pasan sobre los techos como queriendo quedarse. No dura mucho el efecto, pero por lo observado en las últimas semanas creo que funciona. Supongo que ya es esperado cuando se acerca ese momento de la semana, supongo que alguien comenta entre su gente que “hay un señor allá arriba que pone música”. Sí, porque además el “señor” vive en el penthouse de su edificio, lo que ya es, para lo que hace, una ventaja.

Así que la soledad de la avenida se pierde durante esa pequeña fiesta. La avenida, tan íngrima e iluminada como una nevera vacía. No creo que sea cosa de ingenio, pero estas salidas inesperadas de creatividad pudieran significar, en medio de la peor experiencia agregada a las ya insufribles de los venezolanos, un agua de frescura y de imbatible tenacidad que aún queda en nosotros. No sé, tal vez yo no tenga un corazón tan grande como el señor del penthouse; tal vez incluso no me gusten sus preferencias musicales y sus frases hechas. Pero siento que frente a todo lo que escasea, su humilde intención es una lección de gallardía y de acompañamiento humano como pocas.

Y tengo planteado, para la siguiente vez, servirme algún trago que me quede y acordarme con mis desconocidos vecinos a ver cómo la noche de las penas se repliega por breve tiempo. Y respirar.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Pompeo: Planeamos reabrir la embajada de EEUU en Venezuela
“Queremos mucho volver a nuestra embajada (…) solo podemos hacerlo cuando las condiciones sean adecuadas”, aclaró Pompeo.

 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este miércoles 29 de abril que ya ha empezado a hacer planes para reabrir su embajada en Caracas. No obstante, aseguró que eso no ocurrirá hasta que las condiciones no sean seguras.

El objetivo de Pompeo es que todo esté preparado para que, cuando la democracia vuelva a Venezuela, la población sepa que físicamente los estadounidenses están con ellos. Además, consideró que izar la bandera norteamericana sobre la embajada en Caracas será un gran símbolo de eso.

Pompeo no ofreció detalles sobre cuándo podría producirse esa reapertura y su anuncio tiene un gran contenido simbólico, ya que muestra el optimismo del gobierno de Donald Trump sobre la salida del poder de Nicolás Maduro.

Washington lleva sin representación diplomática en Venezuela desde mediados de marzo de 2019, cuando Maduró cortó lazos diplomáticos con Estados Unidos después de que este país reconociera como presidente interino de Venezuela a Juan Guaidó, que ha recibido el apoyo de más de medio centenar de naciones.

El Secretario de Estado también conversó sobre Mahan Air, la aerolínea iraní sancionada por EEUU su supuesta implicación en «la proliferación de armas de destrucción masiva», y los viajes que ha realizado a Venezuela para dar un «»apoyo desconocido» a «simpatizantes del régimen de Maduro», y dijo que todos los aeropuertos deben prohibirle los aterrizajes por las penalizaciones que pesan sobre ella.

Un avión proveniente de Irán aterrizó en el aeropuerto Josefa Camejo, en el estado Falcón, el miércoles 22 de abril, a pesar de que la aerolínea a la cual pertenece, Mahan Aír, se encuentra sancionada por el gobierno de Estados Unidos.

Se trató del vuelo directo vuelo directo A340-642 EP-MMR de Mahan Aír, aerolínea acusada de tener vinculaciones con grupos terroristas islámicos como el Hezbolá.

Desde entonces, se han hecho varios viajes. Uno de ellos, al parecer, fue para enviar desde Teherán un catalizador para reparar la la planta de Craqueo Catalítico Fluidizado (FCC) en la refinería Cardón, con lo cual se reiniciará la producción de gasolina.

Bajo el gobierno de Barack Obama, Estados Unidos sancionó a Mahan Air en 2011 al considerar que da apoyo financiero y tecnológico a grupos terroristas supuestamente patrocinados por Teherán.

 

*Con información de EFE

#MonitordeVíctimas | Identificado cadáver del hombre hallado en adyacencias de la estación del Metro La Hoyada
La víctima trabajaba como malabarista en la Misión Cultura de la Alcaldía de Libertador

 

@SandraGuerrero1

 

Como Noryan José Rondón Dávila, de 35 años de edad, fue identificado el hombre hallado muerto el sábado en la mañana en las adyacencias de la estación La Hoyada del Metro de Caracas.

La víctima trabajaba como cirquero malabarista de la Misión Cultura de la Alcaldía del municipio Libertador.

Todo comenzó el viernes en la noche cuando Rondón Dávila estaba con su pareja Amilry Vitale, que está en el quinto mes de embarazo, en un apartamento de residencias Torre Oeste entre las esquinas de Coliseo y Salvador de León.

En el sitio había dos mujeres más y dos hombres, entre estos el presunto victimario, Ángel Chávez, que consumían bebidas alcohólicas. Al llegar la madrugada del sábado, el licor había hecho efecto en el grupo.

La primera demostración de que las bebidas influyeron en el comportamiento de los presentes fue cuando Rondón Dávila tuvo una discusión con su pareja y la golpeó.

Después, como el ambiente en el apartamento se tornó incómodo, las mujeres le pidieron al dueño del inmueble que abriera la puerta para ellas retirarse, cuestión que no le gustó a Chávez quien fue a la cocina para tomar un cuchillo para herir a Rondón Dávila.

A las 5:30 am, la pareja del cirquero malabarista le dijo que debían retirarse a su vivienda ubicada en el 23 de Enero.

Luego, todo el grupo llegó a la planta baja del edificio donde Chávez y Rondón Dávila se trabaron en una riña en la cual Chávez perdió parte de la dentadura.

En respuesta a la agresión, Chávez le clavó el cuchillo a su contrincante en el abdomen quien murió en el sitio. Todo eso ocurrió en el pasillo de la planta baja del edificio.

Luego el cadáver de Rondón Dávila fue abandonado en las adyacencias de la estación La Hoyada.

El presunto autor del homicidio, Ángel Chávez, de 34 años de edad, está evadido.

La víctima era oriundo del estado Nueva Esparta. En 2018 se estableció en Caracas y desde hace seis meses había comenzado una relación con Vitale.

Este miércoles fue cuando la pareja de Rondón Dávila logró conseguir un permiso para retirar el cadáver de la morgue porque debido a la cuarentena su familia no pudo viajar  a Caracas desde el territorio insular.

 

Un tercio de los homicidios de Caracas se concentran en 12 calles
Las Culebras de Caracas es una investigación que contrasta dónde ocurren los homicidios en Caracas con la percepción de la violencia de los niños de La Cota 905

@cisnerosrincon

Caracas, abril 2020.- “Son las culebras que muerden, escupen veneno y matan gente. Les tengo mucho miedo”. Cuando los adultos hablan de los ciclos de venganza que muchas veces conducen a la muerte, en las comunidades más vulnerables de Caracas, usan frases como “tienes una culebra” o “lo mató una culebra”. Ese concepto le ha hecho creer a los niños de La Cota 905 que existen animales peligrosos que matan a las personas en su comunidad. Esas “Culebras” lo hacen vivir con el miedo constante de que sus familiares puedan ser las próximas víctimas.  

En una investigación realizada por la organización Caracas Mi Convive, se reflejan los dibujos realizados un grupo de infantes cuando se les pidió ilustrar aquello que no les gusta de su comunidad. Los resultados demostraron que existe un conocimiento preciso sobre tipos de armas, drogas y su consumo, además de hacer énfasis en las formas de violencia que, a más de uno, le ha quitado a familiares o amigos. También las “culebras” tuvieron mucha presencia.

Ignacio fue uno de los participantes. Tiene 8 años y en su dibujo esbozó culebras, a su familia llorando y sin dinero para comprar comida, peleas en su comunidad y enfrentamientos violentos entre bandas y policías. Como Ignacio, existen decenas de niños que están de forma constante, expuestos a la violencia armada. Elementos presentes que se han vuelto no solo su realidad sino cotidianidad.

Pero, eso no es todo. El estudio Las Culebras de Caracas contrasta también la geolocalización de 1.967 muertes violentas ocurridas en el Área Metropolitana de Caracas, que fueron registradas por el observatorio de homicidios, Monitor de Víctimas. Así, con esta investigación conjunta con Caracas Hotspots fue posible identificar que un tercio de los homicidios de Caracas se concentran en solo 12 puntos de la ciudad.

Es decir, en palabras de Guillermo Sardi, psicólogo y coordinador general de Caracas Mi Convive, “podemos corroborar que no toda Caracas es violenta, hay focos de violencia en la ciudad”. Son zonas delimitadas, conocidas como: Hotspots. “Si se enfocan las estrategias y recursos en estos lugares, se podría tener un efecto masivo en los niveles de violencia de Caracas”, asegura el estudio.

Las personas que más sufren las consecuencias de la violencia son las que viven en asentamientos urbanos no planificados y, por tanto, se encuentran en un contexto de exclusión social. En estas zonas viven familias con poco acceso a servicios y recursos, lo que las coloca en una marcada situación de vulnerabilidad. Familias como la de Ignacio, que buscan sobrevivir en un entorno de emergencia humanitaria compleja. 

¿Dónde quedan las 12 calles que concentran el 34% de los homicidios de Caracas?

  1. La Cota 905
  2. Propatria: Estación de metro
  3. Ciudad Tiuna, El Valle
  4. Plaza Sucre
  5. Las Acacias
  6. Carapita, Antímano
  7. Barrio Zamora, El Valle
  8. Los Jardines, El Valle
  9. Mamera, Antímano
  10. Las Mayas
  11. Macarao, Las Adjuntas
  12. Caricuao

La investigación previa de Caracas Mi Convive sobre los puntos calientes, realizada en conjunto con la plataforma ArcGIS, Caracas Hotspots, analiza las estructuras físicas de los puntos calientes. Entre las características comunes, encontraron:

  1. Deterioro del espacio físico, con calles y aceras rotas y estructuras destruidas.
  2. Escaso o inexistente mantenimiento, con alta concentración de basura y falta de limpieza.
  3. Iluminación precaria.
  4. Aceras y vías de acceso en mal estado para su uso.
  5. Falta de interés tanto de las autoridades como de los habitantes para mantener o arreglar el espacio.

Además, la urbanista Oriana Medina, del equipo de Caracas Mi Convive, explica que “cuando el deterioro urbano no permite el encuentro entre los habitantes, las personas dejan de comunicarse. Esto implica que los vecinos se aíslan en sus casas ante los actos violentos, en lugar de organizarse para buscar soluciones a estos problemas. La incapacidad de establecer planes conjuntos en las comunidades con espacios deteriorados es otro aspecto que promueve la violencia”.

 

Pueden leer las investigaciones completas en:

Las Culebras de Caracas: La ciudad vista desde los ojos de los niños

Caracas Hotspots

Protestas en Caracas por fallas en servicios públicos
Caraqueños salieron a las calles este martes ante la ineficiencia en los servicios públicos del país. Falta de gasolina y agua fueron las principales razones

 

Protestas se generaron la tarde de este martes cuando un grupo de personas salieron a las calles en distintas partes del país para protestar ante la ineficiencia en los servicios públicos, a pesar de estar en “cuarentena colectiva”.

La autopista Caracas – Guarenas, fue una de las principales arterias viales cerradas, a la altura del cementerio Jardín el Cercado, luego de que un grupo transportistas y de personas rechazaran por la negativa de suministro de combustible.

De acuerdo con información publicada en la red social Twitter, manifestantes cerraron ambas direcciones de la autopista, e indicaron que después de horas de cola autoridades no permitieron llenar los tanques de sus automóviles.

Por su parte, en la parroquia Caricuao del municipio Libertador de Caracas, habitantes salieron a las calles a manifestar ante la falta de agua que existe en el sector. Residentes de la zona aseguran que han pasado la cuarentena sin el vital líquido.

“Caricuao la UD4 tiene 3 semana sin agua, las terrazas más altas aún tiene más tiempo, hasta cuando Caricuao va a estar de esta manera, los baños sucios el 97% de la ropa sucia, no hay agua para lavarse ni las manos, como se ataca la crisis con el coronavirus”, expresó Daniel Dávila a través de la red social Twitter.

A eso se le suma la escasez de gasolina persistente en el país. Habitantes de Caricuao denuncian largas colas para poder surtir sus vehículos.

#HistoriasDeLaCuarentena  (II) | “Escogí tratar enfermos, no sus enfermedades” 

@ldmiquilena

 

De un momento a otro, y sin previo aviso, se cancelaron vuelos, cerraron fronteras y se dictó una cuarentena social, al principio casi de manera voluntaria, hoy impuesta y vigilada por los cuerpos de seguridad del Estado. Muchos venezolanos se encontraban fuera de su país y sin previo aviso quedaron atrapados en otras latitudes, sin posibilidad alguna de retorno. #HistoriasDeLaCuarentena

Juán José Marañón es un venezolano de esos que quedó atrapado en la coyuntura de los cierres de aeropuertos y vuelos cancelados por la pandemia. Se encuentra en España, uno de los países europeos fuertemente golpeado por el virus COVID-19. Sin embargo, lejos de quedarse como un espectador pasivo que ve los toros pasar desde la barrera, el también medico de profesión ha puesto sus conocimientos a la orden de todos aquellos que puedan necesitarlo y así evitar un viaje a Emergencias que seguramente terminaría en largas horas de espera, pues la prioridad es clara y es atender la pandemia.  

Oriundo del estado Lara, este médico con más de 30 años de trayectoria profesional comenta que cuando se supo varado en España sin poder regresar a su país, los sentimientos negativos no tardaron en aparecer: “Estoy en España por circunstancias de la vida. Vine a visitar a mi hija y cuando me tocaba regresar, no me pude devolver porque el gobierno de Maduro canceló los vuelos desde aquí hacia Venezuela. Sentí mucha ansiedad pues me hubiese gustado estar en Venezuela que creo puedo haber ayudado más pero ya luego pasé a la aceptación y entendí que tenía que ponerme en las manos de Dios y eso me tranquilizó.  Comencé a usar este tiempo para mirar dentro de mí y enfrentar mis miedos”. 

Sus días transcurren filtrando información en redes sociales y su línea de tiempo la ha convertido en un una línea informativa con noticias relacionadas con el virus. “Hay demasiada desinformación sobre lo que está pasando realmente” sentenció el también especialista en neuropsicología, especialidad que le permite dictar talleres de crecimiento personal. Dice Marañón que la combinación de la medicina y las emociones a través de la psicología le ha permitido tocar el corazón de muchos de sus pacientes y se confiesa estar encantado con esta faceta de su carrera: “Nací para servirles a los demás, para ayudar al prójimo”. 

 

 “Al verme obligado a quedarme varado en España hasta que vuelvan a reactivar los vuelos, decidí que no podía estar sin hacer nada útil y por eso ofrecí ese apoyo en las redes sociales, para ayudar a las personas, contestar dudas y poder calmarlas ante el miedo que todo esto ha desatado en el mundo entero”, comentó el galeno. 

 

Medicina remota 

“Me han contactado más de un centenar de personas desde que coloqué el mensaje en mi cuenta de Twitter @jjmm2205. Comenzamos a conversar a través de mensajería instantánea y la mayoría pregunta sobre la pandemia, como prevenirlo y esas cosas. Otros me explican la sintomatología de lo que los males que los aquejan y voy orientandolos en cuanto a lo que deben hacer. Dependiendo de los síntomas que me comentan y luego del debido interrogatorio médico que les hago, determino como canalizarlo”. Esto supone que el galeno esté en continuo aprendizaje y pendiente de las actualizaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emite a diario, junto a gobiernos del mundo entero. 

De igual forma, no es cualquier cosa esto de atender pacientes a distancia o de manera remota. Se deben tener en cuenta algunas medidas mínimas que garanticen un buen resultado. “Desde la distancia y por esta vía (Whatsapp) hablo mucho con quien escribe y se van precisando síntomas. Dependiendo de la naturaleza de lo reportado, les recomiendo como tratarlo o los refiero a otros colegas que están en Venezuela. Si son de otros países y requieren evaluación médica o de un centro de salud pues se los planteo”. 

Asegura que todas las indicaciones y consejos que da son con estricto apego al orden y a la norma. No hay espacio para la improvisación. “Hace poco fui consultado sobre el controvertido uso de Ibuprofeno para tratar los síntomas del virus. Ante el vacío existente de información, lo mejor es evitarlo y optar por opciones que han demostrado ser más seguras y efectivas como el paracetamol o acetaminofen, que es la recomendación que dan en la mayoría de los reportes de salud”.

Cuenta Marañón que, luego de los males propios de la pandemia, la hipertensión es la segunda afección por la cual es contactado. Los pacientes desean saber si su condición se agravará con el contagio y otras dudas, las cuales responde de la siguiente manera; si son de España, los refiere inmediatamente al Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU) y si está en Venezuela, hace lo mismo con los contactos que aquí maneja. “El interrogatorio aporta el 80 por ciento de la información para llegar a un diagnóstico y el examen físico un 20 por ciento”, comentó. 

Según Marañón, su experiencia de más de 3 décadas lo ha ayudado a preguntar lo adecuado y tener claro que puede estar pasando a distancia. Recuerda un caso que le escribió porque tenía dolor abdominal, fiebre y diarrea. “Después de interrogarlo, le dije que lo más probable era que eso fuese un cuadro infeccioso, probablemente bacteriano y le sugerí hacerse un examen de heces, una hematología completa y acudir a su médico de confianza. En este caso le pase los datos de un colega porque es paisano de Venezuela”. Recibió con mucho beneplácito la información posterior de que el paciente pudo visitar al colega referido y con su respectivo tratamiento, está mejorando satisfactoriamente.

Al ser consultado sobre si pretende mantener estas asesorías gratuitas “en línea”, comenta que al regresar a su país, verá el escenario con el que se encuentre en ese momento, y si es posible compaginar las consultas con su agenda de trabajo en un futuro que todavía desconoce cómo será. 

Sin embargo, es optimista.  “Yo creo que debemos estar tranquilos, confiar en Dios y estar convencidos que esta guerra contra el virus la va a ganar la humanidad, solo que en el proceso debemos preparanos para el impacto económico y social que dejará. No me cabe la menor duda que estamos frente a un cambio de paradigmas y del orden mundial como lo concebimos, así que este tiempo en familia, valorando lo verdaderamente trascendental en el ser humano,  hará que salgamos fortalecidos como especie y mejoremos las condiciones de nuestro planeta, exigiendo a las autoridades mayor claridad y honestidad en sus discursos. Creo que veremos el regreso de la alegría al vencer al enemigo”, enfatizó Marañón.

Más de #HistoriasDeLaCuarentena

Cuarentena por COVID-19 dificulta distribución de alimentos
De acuerdo con testigos hay restricciones de movilidad en los estados y también en los municipios

 

Venezuela vive su cuarentena nacional por el coronavirus con problemas en la movilización de transporte de alimentos y suministro de combustible entre las regiones, lo que amenaza con agravar la ya precaria situación de la nación OPEP.

La vicepresidente, Delcy Rodríguez, dijo este martes que se presentaron 3 nuevos casos, con lo que el total de contagios en el país es de 36 personas. El Gobierno del presidente Nicolás Maduro declaró el lunes una cuarentena en los 23 estados del país, prohibiendo la circulación de personas y camiones, excepto los que transporten comida o medicinas.

Desde temprano, unidades militares en carreteras de Caracas y otras zonas del país impedían el paso de vehículos hacia regiones del interior e incluso dentro de la capital, pero dejaban avanzar a algunos vehículos como camiones cargados de medicinas en el sur y centro del país, según testigos Reuters.

Con el avance del día las restricciones de circulación ya no eran solo entre estados, sino entre algunos municipios, de acuerdo con testigos.

En una declaración a la televisión estatal, la vicepresidenta agregó que a partir del miércoles sólo podrán usar el Metro de Caracas aquellos trabajadores de sectores considerados prioritarios. Entre esos sectores ha dicho el gobierno están los supermercados y farmacias.

Al metro “no se permitirá el ingreso de ningún trabajador que no esté llevando la mascarilla”, dijo la funcionaria.

En algunas localidades carros policiales recorren las calles y por parlantes los agentes recuerdan ese uso obligatorio de la mascarilla, mientras se han dado algunos casos en los que uniformados prohíben entrar a una farmacia o mercado o ser detenido brevemente en la calle por no llevarla.

El general José Antonio Murga, comandante de la zona del estado central de Carabobo, dijo que la medida de cuarentena es un cierre parcial porque los transportes de carga pesada que salían desde su principal puerto de carga, Puerto Cabello, se pueden movilizar mostrando los documentos de los cargamentos.

Pero a una de las entradas de Caracas, algunos vehículos de carga eran detenidos y no se les permitía el acceso a la capital, mientras en Coche, el principal mercado de mayoristas de alimentos de la capital abrió con varias horas de retraso por confusas órdenes entre uniformados.

Aparte del problema para cruzar los bloqueos entre regiones, en zonas como el estado andino de Táchira, cerca de la frontera con Colombia, recrudecía la escasez de combustible, que data de hace varios años por desinversión en la petrolera estatal.

“En estos momentos no tenemos cómo surtir combustible”, dijo Edgar Medina, presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira.

Similares problemas se presentaban en Zulia, donde transportistas de pasajeros se quejaban del desorden en la distribución en sedes militares de salvoconductos para cargar gasolina.

“Sólo están dejando pasar emergencias y con salvoconducto”, dijo Juan Restrepo, presidente de un grupo de conductores de 1.500 buses en esa región.

En tanto, las aerolíneas locales Láser y Conviasa anunciaron en sus cuentas de Twitter la suspensión de vuelos nacionales. Los vuelos internacionales a Colombia, Europa, Panamá y República Dominicana ya fueron suspendidos por el gobierno.