23 de enero archivos - Runrun

23 de enero

Relator de la ONU rechaza investigación penal contra Guaidó

LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS calificó el viernes de “inaceptables” las investigaciones penales abiertas por el gobierno de Nicolás Maduro contra el líder opositor Juan Guaidó.

“Quiero nuevamente mostrar mi rechazo ante la puesta en marcha de investigaciones penales contra Guaidó ya que podrían tener una finalidad política”, dijo en un comunicado el Relator Especial de la ONU para la Independencia de Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán.

García-Sayán urgió a Venezuela a adoptar las medidas necesarias para garantizar la independencia judicial, a la que consideró seriamente afectada.

El jurista peruano señaló que cuando el fiscal general Tarek William Saab anunció el 29 de enero una investigación contra Guaidó podría “estar afectando el derecho a su presunción de inocencia, al dar a entender que éste habría cometido actos ilícitos sin que estuviese en marcha una investigación al respecto”.

El Tribunal Supremo de Justicia -controlado por el oficialismo- declaró inválida a la nueva directiva de la Asamblea Nacional el 21 de enero y consideró “nulos” sus acuerdos que declaran a Maduro usurpador de la presidencia.

Luego prohibió a Guaidó abandonar el país y congeló sus cuentas bancarias, mientras William Saab, un cercano aliado de Maduro, continúa las investigaciones en su contra.

Guaidó ignoró la prohibición de salida del país y llegó a Colombia hace una semana. Luego viajó esta semana a Brasil y Paraguay y no ha dado una fecha específica de su regreso al país.

García-Sayán emitió su pronunciamiento una semana después de que Guaidó denunciara ante su despacho que el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía General de Venezuela carecen de independencia judicial y han actuado para intimidarlo.

Guaidó es presidente de la Asamblea Nacional y el 23 de enero se declaró mandatario interino del país alegando que Maduro obtuvo la reelección en unos comicios fraudulentos celebrados en mayo de 2018. Cerca de 60 países reconocen a Guaidó como presidente legítimo, pero Maduro ha reiterado su intención de gobernar hasta culminar su segundo sexenio consecutivo en 2025.

Si desea leer el comunicado completo, puede dar click aquí: Alto Comisionado de las Naciones Unidas

Desde Argentina hasta los Emiratos Arabes, portadas de periódicos en el mundo reseñaron juramentación de Guaidó

LAS DIFERENTES PORTADAS de periódicos del mundo reseñaron la concentración de la oposición venezolana este 23 de enero y la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Diarios de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Emiratos Arabes, Israel, Irlanda, Países Bajos, Portugal, España, Suiza, Turquía, Bolivia, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Uruguay mostraron la crisis de gobernabilidad que padece el país, el reconocimiento de algunas naciones a Guaidó y la ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos planteada por Nicolás Maduro.

 

 



En Catia “no hay chavistas ni opositores, sino el barrio arrecho”

A LA CONMEMORACIÓN de los 61 años de la caída de Marcos Pérez Jiménez la antecedió una serie de protestas en el oeste de la capital venezolana. La parroquia Sucre ha sido reconocida por apoyar a los gobiernos chavistas durante años; sin embargo, la noche antes del 23 de enero se quemaron cauchos, se partieron botellas y se lanzaron piedras en varias barriadas.

A las siete de la mañana había calma, pero en la avenida Sucre, justo frente al liceo Miguel Antonio Caro, centro electoral en el que vota Nicolás Maduro, aún se sentía el olor del humo producto de la quema de cauchos. Comerciantes de la zona contaron que la manifestación comenzó cerca de las ocho de la noche; la Policía Nacional Bolivariana no tardó en aparecer, pero el descontento no paró hasta las doce.

Danyerling vive en plena avenida Sucre y nunca había visto una protesta en el sector; quizás por eso no supo qué hacer. En lo que sintió el picor en la nariz por los gases lacrimógenos, agarró a sus dos niños y se fue a casa de un familiar en Altavista, una de las urbanizaciones cercanas.

Allí, los vecinos parecían no haber sido alterados por los disturbios. Jesús Bustamante, residente de la calle Estadio de Altavista, no escuchó ni vio nada. Tampoco esperaba nada de este 23 de enero; ni siquiera pensó en participar en la convocatoria de la Asamblea Nacional, a pesar de ser contrario al Gobierno y haber marchado durante 2017. “No vale la pena salir, no sirve de nada. ¿De qué sirvió todo lo que pasó hace dos años?”

Pero en los barrios El Amparo, Niño Jesús y El Mirador ya están cansados, según Fran, un habitante del sector. Desde la avenida Simón Bolívar hasta el kilómetro 10 de El Amparo, personas de todas las edades salieron de sus casas para protestar en contra de Nicolás Maduro el martes 22 de enero.

Los comercios de las zonas no habían abierto cerca de las 10 de la mañana. Los vecinos hablaban sobre lo ocurrido la noche anterior; incluso alguien expresó que se sentía como en Nochevieja. “Feliz año, vecino, se acabó lo que se daba”. Todos reían.

Fran cree que este 23 de enero será diferente porque los sectores populares ya no aguantan al gobernante: “Mira, éramos uno. No había chavistas ni opositores, sino el barrio arrecho. Ya la gente está cansada”.

 

ElPitazo.net Ene 24, 2019 | Actualizado hace 1 año
Claves de otro histórico 23 de enero

1. Oposición regresó a las calles. Con concentraciones multitudinarias en todo el país.
2. Juan Guaidó logró aglutinar a la oposición, a la comunidad internacional y mover a los sectores sociales.
3. La represión de los organismos policiales y la Fanb no fue tan alta como la esperada. Salvo escarceos, se marchó en todo el país. Significativo que en la plaza Madariaga, a menos de 800 metros de la Comandancia General de la Guardia Nacional, fue un coronel quien tuvo que iniciar la represión.
4. La actitud de la gente fue cívica y sin enfrentamientos hasta las 3:30 pm, momento en el que se observaron algunos escarceos entre manifestantes y organismos de seguridad en Chacaíto, Plaza Altamira y la Francisco Fajardo.
5. 16 muertos es el balance fatal desde el 21 de enero hasta hoy 23. Todos murieron alrededor de protestas y saqueos. En Caracas tres, en Bolívar cuatro, Amazonas dos, en Portuguesa uno, en Barinas cuatro y en Táchira dos.
6.Juan Guaidó se juramentó como presidente encargado de Venezuela.
7. Donald Trump reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, al igual que países miembros del Grupo de Lima.
8. Diosdado Cabello llamó al pueblo chavista hacer vigilia en Miraflores para defender a Maduro. Al segundo hombre más fuerte le correspondió cerrar la concentración en la plaza Oleary. Nicolás Maduro no se presentó.
9. Desde el balcón del pueblo en el Palacio de Miraflores, Nicolás Maduro rompió relaciones diplomáticas y económicas con EEUU.
10. Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pidió al Ministerio Público actuar contra directiva de la AN.

Represión, allanamientos y detenciones en manifestaciones del 23 de Enero

ESTE MIÉRCOLES 23 DE ENERO, el estado Zulia vivió una jornada de intensas manifestaciones en apoyo a la iniciativa de la Asamblea Nacional de restaurar la institucionalidad democrática en Venezuela y establecer un gobierno de transición.

La convocatoria contó con diversos puntos de salida en la ciudad de Maracaibo: Plaza Indio Mara, avenida Delicias con Cecilio Acosta, Plaza de la República y Elevado de la avenida Delicias. La concentración tuvo como punto de encuentro la sede del Citibank, en la avenida 5 de Julio con Delicias.

Las manifestaciones realizadas en el norte de Maracaibo se desarrollaron pacíficamente, salvo la incidencia del sobrevuelo reiterado de un helicóptero de la Guardia Nacional sobre el lugar donde se encontraban los manifestantes.

Por otro lado, en el centro de Maracaibo se vivieron horas de represión por parte de funcionarios de la Guardia Nacional, Policía del Estado Zulia y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional contra los vecinos de las Torres El Saladillo.

La zona se encontraba fuertemente resguardada desde horas de la mañana con tanquetas y grupos antimotines. En horas del mediodía, comenzó el enfrentamiento con un grupo de personas encapuchadas. Confirmamos allanamientos de los apartamentos, heridos leves y tres personas detenidas.

En Ciudad Ojeda, capital del municipio Lagunillas del estado Zulia, la situación se tornó más preocupante. Usuarios reportaron que seguidores del gobierno de Nicolás Maduro habían tomado el sitio donde se desarrollaría la manifestación convocada por la Asamblea Nacional.

En horas de la tarde, confirmamos la detención de 27 personas que estarían recluidas en el Comando de la Guardia Nacional en Lagunillas. El 24 de enero serán presentadas ante tribunales ordinarios.

Los detenidos quedaron identificados como Miguiel Ángel Franco, Deivis Cabrera, Ricardo Piñero, Alberto Estrada, Luis Alberto Fonseca, Néstor Mara, Luis Santo Valero, Cristo Marchán, Yoel Amaya, Oswel Mendoza, Leonardo Rondón Noraili Manzanilla, Osmary Prieto, Carlos Bonillas, Efraín Sucre, Franco Batista, Jorge Lugo, Joel Gutiérrez, Freddy Silva, Cristofer Uzcátegui, Antoni Briceño, Xavier Bermúdez, Robert Villega, Glever Estrada, Rixon Zamora, Luis Quevedo y Jesús Abreu.

Ante estas circunstancias, recordamos que la manifestación pacífica es un derecho protegido por el artículo 68 de la Constitución de Venezuela, el Estado venezolano debe respetarlo y garantizarlo como pilar fundamental de la democracia. Institucionalizar una respuesta militarizada ante las protestas y reprimirlas, sugiere la disposición del gobierno de criminalizarlas.

Además, a las 8:50 PM se produjo el ingreso de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) a las instalaciones del canal televisivo Global TV con el propósito de derribar el transmisor de dicha televisora. También fueron afectadas las instalaciones de Aventura TV y allanada la sede del portal informativo Noticia Al Día ubicada en el Centro Comercial Montielco.

La política de censura en los medios de comunicación es una franca vulneración al derecho humano a estar informado. La libertad de expresión es garantía para la democracia y en Venezuela se transgrede de manera reiterada, haciendo más difícil para la población el acceso a información útil y necesaria en el contexto actual.

23 de enero: fecha histórica de marchas y contramarchas
Cada año la conmemoración de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez se ha convertido en un espacio para expresar el descontento social contra el chavismo
Chávez decía que no era motivo de celebración porque fue “el nacimiento de un régimen de 40 años de desastre”

 

Para conmemorar los 61 años de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, hizo un llamado a todo el país a marchar el próximo 23 de enero para lograr así el como parte de la agenda para lograr el cese de la “usurpación de la presidencia de la república por parte de Nicolás Maduro”.

No es la primera vez que la oposición venezolana utiliza esta fecha con dicho fin: desde 2002 se ha convertido en día de protesta clave para expresar el descontento social contra el chavismo y pedir el restablecimiento de la democracia. Sin embargo, diecisiete años después ninguna de esas marchas ha tenido el desenlace esperado.

El 23 de enero de 2002, la Confederación de Trabajadores de Venezuela y Fedecamaras, junto con los partidos Primero Justicia, Acción Democrática y Copei convocaron una marcha contra el entonces presidente Hugo Chávez. El presidente de la mayor central sindical obrera en ese momento, Carlos Ortega, dijo que la protesta era para pedir la salida de Chávez: “Queremos que se vaya”. Los organizadores estiman que la asistencia ese día fue de más de 200 mil personas solo en Caracas marchando desde la Avenida Lecuna hasta la plaza O’Leary.

Tres meses después de ese 23 de enero ocurría el intento de golpe de Estado contra Hugo Chávez. “La concentración de la oposición contó con la participación de gobernadores, alcaldes, empresarios, artistas, trabajadores, sindicatos, amas de casa, intelectuales, 11 partidos políticos, 30 ONG y delegaciones de las provincias. La marcha gubernamental sólo contaba con los partidarios del Movimiento V República, partido fundado por Chávez, y algunos gobernadores afectos”, reportaba el diario El País de España sobre la marcha.

Antes de esa gran movilización, el presidente Chávez no le había dado importancia alguna a la fecha. Decía que no era motivo de celebración porque el 23 de enero de 1958 fue “el nacimiento de un régimen de 40 años de desastre”.

A partir de ese día cada parte hizo suyo este momento histórico a su manera. Fue el inicio de las marchas y contramarchas protagonizadas por la oposición y el oficialismo que se han venido intensificando en los últimos ocho años.

 

23 de enero 2011
Oposición

En 2011, cinco meses antes de que Chávez anunciara su enfermedad, la oposición se manifestó en defensa de la Constitución. La convocatoria se realizó bajo el lema “Sácate una foto contra la dictadura” y se invitó a los manifestantes a concentrarse desde el Parque del Este hasta Chacaíto.  BBC reportó en su momento que fotógrafos instalados en azoteas de edificios documentaron la asistencia a la concentración “para la historia”.

 

Oficialismo

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convoca a su militancia a una movilización con salida desde varios puntos de Caracas para conmemorar los “53 años de la caída de Marcos Pérez Jiménez y la instalación de una junta patriótica que anticipó la instauración de la hegemonía que impusieron Acción democrática y Copei hasta el 6 de diciembre de 1998, cuando fueron derrotados en elecciones abiertas por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías”

 

23 de enero 2012

Este año, tanto la oposición venezolana como el oficialismo no salieron a la calle para conmemorar el derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez.

Para estas fechas ya se hablaba de una supuesta metástasis del cáncer que sufría el presidente Chávez y la oposición perfilaba a Henrique Capriles como candidato en las elecciones presidenciales que se celebraban el 7 de octubre de ese año.

 

23 de enero de 2013
Oposición

La Mesa de la Unidad convocó a una manifestación en rechazo a la decisión del Tribunal Supremo que decidió que la  falta a la toma de posesión y la prolongación del tratamiento contra el cáncer que padecía el presidente Hugo Chávez no significaba una falta temporal ni absoluta pues había  “continuidad administrativa”.

Finalmente la marcha fue suspendida “por los actos violentos” que supuestamente preparaba el oficialismo.  En su lugar, llamaron a sus seguidores a concentrarse en el Parque Miranda, del municipio Sucre en Caracas, en horas de la mañana.

Oficialismo

“Más nunca el pueblo será traicionado” fue el lema de la marcha convocada por el gran Polo Patriótico en 2013. Desde diversos puntos de la ciudad de Caracas los simpatizantes del Gobierno se dirigieron a la parroquia 23 de enero. Según reportaron los medios, la finalidad de la actividad era “devolverle esta fecha al pueblo, a quien realmente le pertenece por la lucha y la búsqueda de la paz y la democracia, traicionada por la dirigencia de la cuarta República y la oligarquía”.

 

23 de enero 2014
Oposición

Este año, no hubo concentración ni marcha pero los dirigentes políticos Leopoldo López y María Corina Machado instaron a los venezolanos a “elevar el espíritu de lucha” y a sumarse a actividades de calle en rechazo al Gobierno Nacional.

Oficialismo

Corría el primer año de mandato de Nicolás Maduro, luego de la muerte del presidente Chávez. No hubo convocatoria de importancia para conmemorar los 56 años de la caída de Marcos Pérez Jiménez.

23 de enero 2015
Oposición

La marcha convocada por la  Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se tituló  “el hambre y el cambio” responsabilizando al gobierno por la crisis económica que venía enfrentando el país. En Caracas, la marcha no fue masiva.

Oficialismo

Las marchas del oficialismo por lo que titularon como “Día de la democracia”  tampoco fueron masivas. Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador para entonces, hizo el llamado a la actividad: “Este próximo 23 de enero en horas de la mañana le rendiremos, en primer lugar, homenaje al padre de la verdadera democracia venezolana, Fabricio Ojeda, en la pequeña plaza que él tiene dedicada en la parroquia 23 de enero, en la ciudad de Caracas”.

 

 

23 de enero 2016
Oposición

La convocatoria fue anunciada por el secretario ejecutivo del bloque opositor en ese entonces, Jesús “Chúo” Torrealba. “Este 23 de enero conmemoramos la caída de la penúltima dictadura con una movilización en todo el país en los sectores populares llevando la palabra de esperanza de un cambio o del cambio del Gobierno”, dijo Torrealba.

Ese día se realizó una una sesión solemne en la Asamblea Nacional (AN) con la participación de la nueva mayoría opositora en el Parlamento.

Oficialismo

La convocatoria del oficialismo este año fue en todas las plazas Bolívar del país y “en apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a las acciones que se implementan para atender la coyuntura que vive el país, a causa de la guerra económica orquestada por la oposición”.

 

23 de enero 2017
Oposición

En 2017, la oposición venezolana convocó a una movilización hacia la sede del poder electoral, en Caracas, para exigir la realización de elecciones regionales anticipadas, así como de gobernadores y alcaldes.

La marcha se desplazó hacia la sede del Consejo Nacional Electoral pero sólo pudo llegar hasta la avenida Libertador. Un fuerte cordón de la Policía Nacional Bolivariana impidió los accesos a Plaza Venezuela y las estaciones del Metro también fueron cerradas.

Oficialismo

El oficialismo convocó a una concentración en el centro de Caracas para trasladar los restos del líder de la izquierda venezolana, Fabricio Ojeda, desde el Cementerio General del Sur hasta el Panteón Nacional. Los restos de Ojeda fueron trasladados con honores y resguardados por una guardia de honor de las Fuerzas Armadas.

 

 

23 de enero 2018
Oposición

El movimiento Soy Venezuela y Vente Venezuela convocaron a actividades en honor a los héroes caídos, en las protestas de 2017, en distintas ciudades del país.

Oficialismo

El Gobierno realizó una movilización partiendo de la plaza Morelos, frente a la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte), sector Bellas Artes, para llegar a la plaza O’Leary, en El Silencio, centro de Caracas, donde se realizó un acto popular “en defensa de la soberanía del país”.

Ene 20, 2019 | Actualizado hace 1 año
La marcha del 23 de enero, por Luis Fuenmayor Toro

HE PARTICIPADO EN CONVERSACIONES Y DISCUSIONES con compañeros de lucha de los últimos cinco años, sobre la participación o no en la movilización del 23 de enero próximo, convocada por la Asamblea Nacional (AN). Han sido enfrentamientos conceptuales muy francos, en los que no hemos llegado a un acuerdo unánime, lo que en absoluto significa distanciamientos y separaciones en las actividades políticas, que desde hace un año decidimos llevar adelante en alianza fraternal.

Hay quienes señalan que ésa es una fecha que le pertenece a todos los venezolanos, que se trata de la conmemoración del inicio de la democracia, que es algo para ser compartido por todo el mundo. En este aspecto pueden existir diferencias en la caracterización de la fecha, pero aceptando que es un acto de todos los venezolanos, la fecha no debería ser secuestrada por nadie, ni por el gobierno ni por ningún grupo opositor. Y secuestrarla significa usarla en favor de la política e intereses de sectores, partidos o grupos.

No es ningún secreto que ante la situación actual, agravada desde el 5 y el 10 de enero, no hay consenso sobre el quehacer entre los grupos opositores del país. Esto no debe extrañar, la situación es difícil de comprender por lo compleja y la oposición venezolana está lejos de ser homogénea y de trabajar conjuntamente. Hasta hace nada, en los comicios del 9 de diciembre, hubo quienes participaron y quienes llamaron a la abstención. Es por tanto absurdo pensar que las diferencias iban a desaparecer en tan corto tiempo, sobre todo cuando la oposición que tiene la franquicia no desea la unidad.

Todos celebramos la presencia del pueblo en las calles. Un pueblo en su casa difícilmente pueda enfrentar con éxito la defensa de sus derechos. Volver a ver grandes concentraciones de gente manifestando contra Maduro es muy estimulante, pues nos ratifica el rechazo popular al gobierno, situación que éste debería tener en cuenta para no seguir engañándose con el supuesto apoyo popular que dice tener. La gente está respondiendo a las convocatorias de la AN después de años de inmovilidad y escepticismo.  

Utilizar, por lo tanto, la fecha conmemorativa de la caída de Pérez Jiménez para enfrentar al gobierno ineficaz, corrupto y dictatorial de Nicolás Maduro, para repudiarlo, para denunciar sus atropellos, es correcto según el sentir popular hoy existente, por lo que la asistencia al evento se haría indubitable. Pero convocar para respaldar una forma particular de oponérsele, para apoyar el procedimiento a utilizar, las fórmulas y vías, ya es una situación cualitativamente distinta, que requiere estar de acuerdo con esas proposiciones para poder participar.

El gobierno también organiza una movilización para el 23 de enero y convoca a la gente a asistir a la misma, pero le da a la invitación un signo de apoyo claro a la gestión gubernamental, por lo que quienes no estén de acuerdo con ésta, no pueden asistir a dicha convocatoria. De hecho, sabiendo el poco respaldo que tiene, el gobierno recurre a obligar a los empleados públicos a asistir. Tanto el gobierno como la AN hacen lo que califiqué con anterioridad como un secuestro de la conmemoración.

Por último están las posibles agendas ocultas. Cuando el 11 de abril de 2002, el pueblo manifestaba multitudinariamente contra el gobierno de Chávez, no sabía que sobre su movilización se había urdido un golpe de Estado, ni que sus organizadores esperaban los muertos que deberían producirse, para poder actuar. Espero que no haya agendas ocultas en las movilizaciones del 23 de enero, ni que la impaciencia yugule la interesante acumulación de fuerzas populares actualmente en desarrollo.

Nota: mi solidaridad con Claudio Fermín y Eduardo Fernández ante el ataque sufrido por dar sus opiniones con franqueza, a manos de los extremistas viscerales de las redes, quienes con su sectaria, antidemocrática y grosera actitud no hacen sino repetir las acciones del gobierno nacional que dicen enfrentar. Por actitudes de este tipo, entre otras cosas, el chavecismo se ha mantenido durante 20 años en el poder. Sin duda ninguna están entre sus principales aliados.

Termómetro de la Calle: La protesta por el pernil se cocinó sin gas doméstico

De las 466 protestas registradas al cierre de 2018, en diciembre, más de la mitad estuvieron empujadas por la falla en la entrega del pernil que prometió Nicolás Maduro. Fueron 290 manifestaciones a escala nacional, según El Termómetro de la Calle, que dejaron incluso mutilaciones. Pero no basta con tener la carne, no tener gas para cocinarla también originó reclamos

 

Infografías: Elsy Torres

Fotografías: Rayner Peña

 

“ESTE AÑO NO VAMOS A FALLAR CON EL PERNIL. Este año viene el pernil completo, grande y gordote para todos los Clap del país”. Esa fue la promesa que, a 60 días de Año Nuevo 2019, hizo Nicolás Maduro a los venezolanos. Pero, el pernil no llegó y las calles se encendieron en protestas en todo el país por quienes reclamaban su pieza y los que se quejaban de que la recibieron picada, fileteada u obtuvieron pollo o medio cartón de huevos como reemplazo.

A la crisis de servicios públicos que se evidencia en toda Venezuela mediante las protestas de calle, se sumó un motivo antes de finalizar 2018. “Dame mi pernil” se hizo consigna en varios rincones del país y la indignación aumentó mientras se divisaban en el panorama declaraciones filtradas como “el comandante anunció la entrega porque era necesario, había que sacar a la gente a votar” o videos como el registrado en el estado Portuguesa que mostraba montones de piezas de porcino descompuestas, un día antes de que terminara el año.

De hecho, 62% de las manifestaciones registradas por El Termómetro de la Calle en diciembre 2018 tuvieron un solo protagonista: la entrega incompleta de perniles, siendo el caso de 290 de las 466 protestas de todo el mes.

 

null

El cierre de vías fue la manera de reclamar por la comida

 

Los estados andinos fueron los más desencantados. Táchira fue el que tuvo mayor conflictividad por esa causa, encabezando la lista y por lejos, con 83 pleitos, casi tres protestas por día. Le siguió Mérida con 53 manifestaciones. En Barinas y Trujillo sumaron 44, respectivamente.

En esa última entidad fue donde el gobernador Henry Rangel Silva dijo el 12 de diciembre que “hay gente que nunca ha comido pernil y ahora protestan porque no llegan. Uno por un pernil no puede entrar en una crisis existencia innecesaria”. En aquella declaración, ocurrida en su programa semanal Al día con Rangel Silva, también afirmó: “pueden cerrar las calles pero más perniles no van a llegar porque no hay en el país”. Allá vive Mayra Linares, quien reclamó que en su comunidad pagaron 350 bolívares por seis filetes de cochino. A esta zona andina llegó solo 30% del producto requerido.

El Termómetro de la Calle, un monitor de conflictividad social realizado en alianza entre El Pitazo, TalCual y Runrunes con instrumentos desarrollados junto a ORC Consultores, evidencia que, fuera de los territorios andinos, Zulia acumuló 48 reclamos por pernil, siendo a escala nacional la tercera entidad que más reclamó. Con mucha menor cantidad, estuvieron Miranda y el Distrito Capital, pues en la capital del país tampoco hubo pernil gordo para todos. Un caso curioso es el de Amazonas, donde se registraron 12 manifestaciones por las fallas con el pernil, siendo un aumento de 21% con respecto a su promedio del resto del año.

Pero no fue el único problema. Muchos de quienes recibieron la proteína se enfrentaron a otra realidad: la ausencia de gas. La falla en ese servicio fue la segunda causa de protestas durante diciembre de 2018, alcanzando el 14%.

 

Protestas pernil 2018

 

José Antonio fue uno de esos seguidores que se cansó de esperar por el cumplimiento de esa promesa. Espero tanto que el 31 de diciembre, ya convencido de que no tendría su pernil, salió a las calles de su pueblo para pedir la ayuda de los vecinos y lograr reunir lo necesario para darle de comer a su familia en la noche de Año Viejo, donde años atrás era una costumbre comer hallacas y cochino.

“Yo esperé porque de verdad tenía la esperanza de que me dieran mi pieza. En la casa las niñas y mi mujer estaban contando con eso, íbamos a hacer unos bollitos de hoja de maíz y nuestro cochino, pero no llegó. Al final los del Consejo Comunal nos hicieron esperar hasta el 31 a mediodía y nos decían que no perdiéramos la fe, pero en la espera hasta hambre le dio a la gente en la casa y se comieron los bollitos, entonces nos quedamos sin nada”, contó este habitante del municipio San Casimiro, una población del Sur de Aragua, donde hace tres meses que no llega la caja de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

En la casa de José Antonio, esa noche del 31 prefirieron acostarse a las 9 pm para escapar del hambre y de la tristeza que les produjo no tener cena para recibir el año. “Me duele porque eso es lo que va a recordar mi niña de seis años, que yo sufrí para perseguir un pernil y que nunca llegó, que nos acostamos sin comer, que lleva dos años sin cena de 31. Esas cosas duelen y yo no sé porque tienen que jugar con uno, yo le había prometido que este año que pasó si íbamos a comer pernil el 31”, contó.

 

La fuerza pública trató de contener los reclamos

 

Mesas vacías y sangre derramada

Perder la mitad de un dedo, eso le costó a Angélica María Díaz Morelos la discusión con una vecina de su comunidad por el pernil. La poca existencia del rubro, la desigualdad en la repartición y los mecanismos condicionados para la entrega del alimento propiciaron todo tipo de situaciones esta Navidad de 2018.

Aunque se niega a hablar por temor, y porque hay un proceso legal abierto en el caso, el de Angélica fue un suceso conocido en todo el país. Los vecinos del sector El Plan, callejón San Guillermo del barrio La Alcabala, en Petare, recuerdan el hecho y lo reviven con facilidad. Cuentan que la pelea inició tras el sorteo de los 400 perniles que llegaron a San Guillermo para ser repartidos entre más de 3.000 familias inscritas dentro de la Comuna “4F”, que agrupa 18 consejos comunales y tres colectivos de todo Petare.

El mediodía del 7 de diciembre, Angélica se dispuso a repartir “solo entre chavistas” el pernil, cuando sus vecinas más cercanas se quejaron de que además les tocara media pieza, pese a ser un grupo numeroso. Quienes presenciaron el hecho se niegan a dar sus nombres por temor a ser agredidos en un barrio tan peligroso, pero cuentan que una ciudadana llamada Alejandra María Torres Ramírez agredió a la otra mujer con apoyo de algunas familiares y terminó mordiendo y arrancando con su propia boca un trozo del dedo de Angélica.

El parte policial refiere que la agredida sufrió “amputación traumática de tercera falange del dedo medio de la mano derecha”. “Al final se quedó sin parte de su dedo por pelear por ese pernil que ni siquiera era de ella”, reflexiona un residente de San Guillermo. La agresora estuvo detenida solo 72 horas y ahora tiene régimen de presentación. Mientras, en la comunidad siguen las riñas por la comida de los Clap que “es repartida solo para los que son chavistas, para los que abiertamente se muestran seguidores de Maduro y tienen su carnet, al resto no nos toman en cuenta”, tal como contaron.

 

Protestas pernil Andes

 

Esmery Rodríguez es vecina del 23 de Enero, la parroquia bandera del chavismo en Caracas. Fue una de las más de 60 personas que se apostaron el 30 de diciembre en Miraflores para gritar “El 23 de Enero reclama su derecho” y exigir a Nicolás Maduro la entrega completa del pernil y las cajas del Clap que solo llegaron a un limitado grupo de la comunidad. A los vecinos los sacaron de las calles con la promesa de que una comisión de Vicepresidencia se ocuparía de entregar la carne, pero nunca ocurrió.

También hubo reclamos por malos manejos y privilegios. “Es indignante escuchar a los delegados decir que la persona que no tenga el dinero para ese momento se queda sin el beneficio y que ese delegado se quede con su caja o su pernil… Cómo van a lograr acabar con las mafias, si las personas a las que se confía la administración toman parte en los abusos”, se preguntó Keyna Cáceres, una vecina de El Valle, donde el producto cárnico fue repartido “entre gallos y medianoche”.

Según dijo, en los Jardines de El Valle el trozo de cochino se otorgó solo a los censados por el Clap, a quienes “pusieron a correr, haciendo transferencias y pidiendo ayuda a todos los vecinos para no perder el bendito pernil”. Fue una situación similar a lo vivido por la gente del kilómetro cinco de la Panamericana, donde hubo quienes obtuvieron el producto a las 11:20 de la noche del 31 de diciembre.

La protesta por el pernil fue un grito ahogado por otros dramas que viven los venezolanos, pero dejo expuesta la inconformidad de un pueblo por el gobernante rompió otra promesa.

 

Las mujeres llevaron la batuta de las protestas