Lo que Mindeporte quiere esconder de los Juegos Olímpicos - Runrun

Lo que Mindeporte quiere esconder de los Juegos Olímpicos

Limardo_llegaaVzla-647x403.jpg

La llegada a Maiquetía de Rubén Limardo, nuestro único atleta de Oro en estas Olimpíadas, proveniente de Londres vía París en la clase ejecutiva de Air France, servirá para que también aterrice el candidato a la reelección y se dé cuenta de la realidad por la que pasa el deporte venezolano. Suficiente información tiene en sus manos llegada allí por gente de su absoluta confianza que estuvo en la capital inglesa y que pudieron conversar, a “calzón quitao”, de todas las vagabunderías habidas y por haber en un ministerio del Deporte donde la corrupción es pública y denunciada.

Un ministerio, controlado por la esposa del ministro, que decide a quien y a quien no ayudar en su preparación deportiva. Detalle importante de nuestra crisis deportiva es que teniendo el gasto más alto de toda la América en preparación de atletas, con cientos de entrenadores cubanos desplegados por todo el país y sin presentar todavía ni una factura ni una acción de la Contraloría General para determinar cómo se ha manejado el presupuesto ministerial alcancemos solo una medalla al lado de otros países de la región que sobrepasaron nuestro accionar londinense.

Referente a Londres hay mucha tela que cortar. Esperemos que tras lo que allí descubrieron algunas personas cercanas al mandatario de 14 años en el poder puedan tomarse las correcciones necesarias. Lo dudamos, pero aquí paso a contarles interioridades de la comparecencia atlética venezolana en los XXX Juegos Olímpicos.

Los atletas fueron 69 pero los viajeros pagados por el gobierno sobrepasaron las 250 personas. Empleados de tercer y cuarto nivel del Ministerio -¿y del COV?- engrosaron la lista de alegres viajeros. Los viceministros y sus asistentes gozaron de la capital del Imperio Británico. Mientras a los familiares de los atletas no se les ayudó a viajar se le dieron viáticos exagerados a los burócratas rojos, que dispusieron de transporte y alojamiento de primera, a la vez que los atletas pasaron el trabajo hereje para conseguir alguna entrada a la Villa Olímpica para sus familiares ya que solo se daban 21 diarias y los funcionarios se las cogían para ellos.

Las quejas de los atletas ante la organización inglesa eran referidas a la delegación venezolana “pues ellos son los responsables ante sus compatriotas”. Los atletas andaban en transporte público mientras que los burócratas andaban en coches y buses alquilados. De allí la foto en el Metro de Londres del dorado ganador. El alquiler de 3 casas para los rojitos se completó con las habitaciones hoteleras y el acondicionamiento de un piso en el edificio del Bolívar Hall de la embajada venezolana. Muchos funcionarios rojos acudieron a última hora a sacar sus pasaportes en el Saime cuando se dieron cuenta que con los pasaportes sin chip tenían que sacar visa. Improvisación total.

Por cierto que entre los delegados “venezolanos” fueron varios cubanos y rusos. Las autoridades de inmigración inglesa informaron en un documento a Interpol, los días previos de la justa deportiva, que la mayoría de los entrenadores cubanos en Venezuela tenían su pasaporte cubano pero sin ningún sello de salida de Cuba o de entrada a Venezuela. Por eso alertaron para no aceptarlos así y fue cómo a última hora consiguieron los sellos de su “aparente legalidad”.

Por último, tras haber aconsejado al campeón mundial de esgrima en no hablar de las vicisitudes pasadas, antes de viajar a Venezuela uno de los adulantes funcionarios viajeros le “sugirió” colgarle la medalla a Chávez en el encuentro donde lo condecorarán con la Orden del Libertador y le entregaran una réplica de la espada de Bolívar, la ya prostituida tras habérsela entregado dos veces a Gadaffi y a los dictadores Mugabe, Hussein, Assad y Ahmadinejad.

Los vientos apuntan a que una mujer se encargue bien sea del ministerio del Deporte o del Comité Olímpico Venezolano. Veremos…

Repito aquí nuestra nota en Runrun.es del jueves pasado:

Hoy que Venezuela tiene su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos luego de transcurridos los 44 años de la hazaña similar del boxeador Morochito Rodríguez, vale la pena conocer las interioridades de este gran triunfo del esfuerzo y la constancia del joven de Ciudad Bolívar.

Él mismo le confesó a la prensa en Londres estos detalles: “Mi madre fundó la esgrima en el estado de Bolívar de donde yo soy. Esta medalla es para ella, para el pueblo venezolano y para el presidente (Hugo) Chávez por todo el apoyo que le ha dado al deporte”.

Sin embargo este premiado atleta escribió en su cuenta de Twitter a las 2.54 pm  del pasado 19 de marzo una queja de la falta de apoyo del Ministerio del Deporte cuyo ministro hoy se jactaba del sostén e impulso que el despacho a su cargo le había brindado:

Para suerte del esgrimista que tenía “visualizado” su triunfo como lo confesaba entre abrazos y vítores: “Vine a buscar la medalla de oro, esto es algo que quería desde niño, me lo tracé como meta y ahora lo celebro junto a toda Venezuela. Este era mi objetivo y finalmente lo he logrado”. Antes había completado más información sobre su madre: “dedico la medalla de oro a mi madre, Noris Gazcón, quien murió de cáncer hace dos años y fue la responsable de orientarme en el deporte de la espada”.

Para suerte del esgrimista otro venezolano, Pastor Maldonado, el piloto de Fórmula Uno llegó al estadio al momento de la premiación. Pastor estaba acompañado de algunos invitados de la Escudería Williams y dada su estrecha relación con el presidente venezolano pudo llamarlo y ponerle al teléfono al recién galardonado.

Maldonado envió este twitter desde el área de la premiación:

Minutos antes, apenas conocerse los dos, el bolivarense le contó que MinDeporte no lo había ayudado, que su llegada a la Villa Olímpica en Londres había sido en medio de un desorden por parte de los delegados gubernamentales y que él quería que eso lo supiera el mandatario que estaba en una rueda de prensa en el hangar presidencial de Maiquetía tras arribar de Brasilia. “Ni credencial tuve para ingresar a la Villa”  espetó.

Contó además que su familia había reunido dinero para acompañarlo y que fue gracias a ellos y al patrocinio de un banco que pudieron estar en la Olimpíada. Tras un intercambio entre los dos con otro personaje con el que hablaron vía telefónica se le prometió a Limardo el apoyo total de Chávez de hoy en adelante. Igualmente se le ofrecieron excusas  por el maltrato del ministerio a cargo de Héctor Rodríguez. Por ello el agradecimiento repetido al mandatario en la breve conversa desde Londres. Muy bueno que el candidato a la reelección sepa lo que hacen sus colaboradores y los cambie si no sirven.

Un periodista de una agencia de noticias le preguntó: – ¿Recibe algún premio especial del gobierno por llevar el primer oro en 44 años a su patria? El chico de oro bromeó contestándole: “Espero que el presidente se ponga en eso”.

La abuela de Limardo estuvo presente en el combate y no pudo esconder su felicidad, ni sus lágrimas, al ver a su nieto hacer historia. “Esto me llena de felicidad, sé que mi hija desde el cielo estaba presente siguiendo este combate. No hay palabras para describir la alegría que siento en estos momentos”, dijo Carmen Carreño de Gazcón.

Revisando los medios encontré esta reseña que hace el portal web zuliano www.biendateao.com donde entre otras líneas Limardo narra lo que ha sido hasta hoy su empeño en lograr la anhelada -pero programada- presea de oro:

Londres 2012: Rubén Limardo es esperanza de medalla olímpica

Se encuentra entre los mejores 15 espadachines del mundo. Tras figurar en su etapa como juvenil, hay buenas expectativas con la posibilidad de colgarse algún metal en Londres.

Para muchos, el bolivarense Rubén Limardo es uno de los nuevos exponentes dentro del mundo de la esgrima. Bajo ese ambiente y con toda la expectativa, el criollo intentará desafiar a la historia en los Juegos de Londres-2012, donde espera convertirse en el segundo esgrimista latinoamericano que conquista una medalla olímpica.

El cubano Ramón Fonts ganó la medalla de oro en la esgrima de los Juegos de París-1900 -además fue el primer deportista latinoamericano que ganó una medalla en Juegos Olímpicos-. Ha pasado un siglo y doce años desde aquello y, justo en este momento, Limardo aparece como el primer esgrimista de la región con opciones reales para optar por un título.

“Estos serán mis segundos Juegos Olímpicos. Ahora voy con más preparación que en 2008 en Pekín y estoy seguro de que conseguiré esa medalla para mi país. De esa forma alcanzaré mi sueño y le daré a Venezuela esa victoria”, aseguró a la agencia AFP poco antes de su arribo a Londres. En aquel entonces, en Pekín, el venezolano cerró en el puesto número 21.

Cuatro años después, tras adquirir mayor madurez, Limardo llega a la cita universal ubicado entre los mejores 15 especialistas con la espada en el ranking mundial de la Federación Internacional de Esgrima, y respaldado además por sus títulos en el Campeonato Panamericano de la disciplina, que se disputó en el balneario mexicano de Cancún en junio pasado.

Allí, Limardo se adjudicó una medalla de plata en la espada individual y otra de oro en la modalidad por equipos.

“El trabajo que se hizo en México me dejó muy contento. Allá le ganamos al equipo campeón de los Juegos Panamericanos de Guadalajara”, comentó acerca de la victoria del ‘team’ venezolano sobre Estados Unidos, que en la cita panamericana de 2011 barrió en la esgrima al ganar 11 oros de 12 en disputa.

Limardo culminará su preparación para la cita londinense en Polonia y Rusia, donde intensificará su estrategia en ataque y el análisis de sus eventuales oponentes. “Últimamente he estado combinando el estilo ruso y polaco, el cual me ha permitido ver buenos resultados en las competiciones internacionales”, anotó.

Y es que precisamente en el Campeonato Mundial de la disciplina, disputado en la ciudad italiana de Catania en octubre de 2011, el venezolano alcanzó los cuartos de final en espada, donde cayó ante el holandés Bas Verwijlen, que luego se convertiría en subcampeón con esa arma.

Días después, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, Limardo ganó dos medallas de plata en espada individual y por equipos, siempre perdiendo con los mosqueteros de Estados Unidos.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios