Runrunes de Bocaranda: MEDIO – ¿RATA VESTIDA DE ROJO? - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – ¿RATA VESTIDA DE ROJO?

 ¿RATA VESTIDA DE ROJO?

Transcurría el año 2013. Nicolás Maduro se presenta ante la Asamblea Nacional el martes 8 de octubre de ese año con su banda tricolor adornándole el pecho. Y sin mayor argumentación estadística, ninguna propuesta consultada, sin consenso alguno posible, pide una Ley Habilitante para combatir la corrupción. Sus palabras textuales en esa oportunidad fueron: “…La patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez no es una cueva de ladrones; por eso, recordando la fecha de hace 200 años, debemos desplegar una verdadera campaña admirable contra la corrupción, en ofensiva permanente contra los corruptos y sus políticos…”. De eso hace siete años. Nada, absolutamente ninguna concreción. La palabra presidencial quedó en el aire.

Pasamos así al 22 de diciembre de 2018, es decir, hace dos años. Micrófono en mano, en un Poliedro de Caracas lleno de participantes de un denominado y bien financiado “Congreso Bolivariano de los Pueblos”, Nicolás Maduro insiste en la idea. Entonces  y señala: “…Es verdad que hay mucha corrupción, indolencia, burocratismo. Hay mucho bandido aprovechándose de los cargos para robar al pueblo! Y son los peores enemigos que tiene la patria ahora. ¡Bandidos, ladrones, que se disfrazan de rojo-rojito y han robado la Patria…!”.

Como para garantizar que al respecto nada pasará, nada cambiará, en esa oportunidad anuncia que la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, era la designada para elaborar “un plan especial” para luchar contra la corrupción. Que sepamos, no conocemos de un solo caso de éxito que respalde la palabra del presidente en ese entonces.

Siguen pasando los meses y una mañana nos llega un tuit del mismo personaje, de Nicolás Maduro. Tiene fecha sábado 5 de enero 2019, un año después. También tiene hora: 11:02 de la mañana. Su texto dice: “… Junto al pueblo pondremos en marcha una gran cruzada nacional para combatir la indolencia y la corrupción. Debemos perseguir, capturar y castigar, con las leyes, a los corruptos…”.

De nuevo pasan los meses, y ni entre los altos jerarcas del régimen, ni entre  la inmensa burocracia de los tribunales, cuerpos policiales, servicios de inteligencia, empresas gubernamentales importadoras, Pdvsa, Corpolec, gobernaciones, se tenga un único gran caso que refleje la supuesta voluntad de Nicolás Maduro Moros.

Y así, como si de pastorear nubes se tratara, llegamos a lo que ya nos pareció un asunto más de psiquiatría que de política y gestión de gobierno.

Es cuando el mismo Nicolás Maduro el pasado viernes, es decir, hace cinco días, en trasmisión de radio y televisión, vuelve a insistir en el tema. Esta vez, transfiriéndole la responsabilidad de combatir la corrupción al legislativo; evadiendo la responsabilidad que ha tenido y tiene del poder ejecutivo que encabeza.

En una clara trasmisión proselitista en favor de las ilegales elecciones que ha organizado para el próximo 6 de diciembre, el mismísimo Nicolás Maduro arenga a quienes ya saben que van a ser elegidos diciendo: “…Yo les pido que ustedes recuperen y repotencien todas las funciones contraloras de la Asamblea Nacional para que le hagan contraloría al Gobierno, a cada ministerio, sin miedo y si tienen que lanzar un voto de censura háganlo… Ayúdenme a combatir la corrupción, el burocratismo que tanto daño le hace a nuestro pueblo. Ayúdenme a sacar a los que se visten de rojo rojito para robar, se los pido; ya basta de tanta rata vestida de roja rojita, robando al pueblo, engañando al pueblo…”.

Es imposible que en la oligarquía chavista que nos gobierna desde 1999, hace 21 años, hoy por hoy Nicolás Maduro no sepa lo que pasa en las aduanas, las alcabalas, los registros y notarías, en los tribunales penales y mercantiles venezolanos. Es irreal que no esté informado de los sobrecostos en negro que representa los casos que llegan a la Corte Suprema de Justica.

Es de niños desconocer la corruptela que define a la ruta importadora que ahora abastece sin registros comerciales, sanitarios, fiscales o de importación los lujosos bodegones que lenta y sostenidamente acaban con nuestros comerciantes tradicionales.

Las obras y los montos desaparecidos en obras eléctricas, en el Metro de Caracas, en saneamiento, en la conformación de las cajas CLAP, en la importación de autobuses, en la relación de cuerpos de seguridad e inteligencia con bandas dedicadas a la extorsión y el tráfico de estupefacientes son temas y áreas de su propia administración, de sus propios designados. Allí están, en su circuito o círculo de poder los que han esquilmado a la nación.

Han sido 20 años de un gobierno monopartidista, excluyente, que jamás consultó al resto de la sociedad;mucho menos compartido responsabilidades de alto gobierno. Bastaría que no solo mirara -de seguro ya lo ha hecho-, hacia sus propios conmilitones, sus propios compañeritos de revolución bonita.

Para acabar con las ratas de cualquier color no hacen falta nuevas leyes, nuevos decretos, nuevos diputados previamente elegidos. Bastaría gente proba y solvente moralmente al frente de los organismos de vigilancia y control.

Bastaría un poder judicial verdaderamente independiente y capaz. Bastaría un poder legislativo con sus atribuciones contraloras intactas. Bastaría reconocer y aceptar ayuda internacional en materia de corrupción. Bastaría, finalmente, creemos nosotros, que Nicolás Maduro y su comando revolucionario dejen de pedir y hablar y procedan a actuar. Así sea teniendo luego que ir a visitar a las cárceles a familiares, compañeros de partido y amigos.

 TRUMP&LAS REDES

A partir de las tendencias posicionadas por la oposición radical venezolana, el observatorio de actividad digital Probox obtuvo la información de 1757 usuarios que participaron en estas etiquetas. De estos usuarios, un total de 475, es decir, el 27,03 % que participó en las tendencias en apoyo a Trump, también publicó mensajes en las etiquetas sobre las elecciones estadounidenses. 

Además Probox detectó a los 15 usuarios más activos en estas tendencias y que publicaron al menos un mensaje en las tres tendencias en apoyo a Donald Trump; entre ellos @RONALDJFV, @AAraujo001; @michelaic2013; @labrado07; @mvf2008 y @refrired. El usuario con mayor cantidad de seguidores no sobrepasa los 1500.

Este observatorio de actividad digital determinó que el grupo llamado “Guerreros del Teclado”, identificado con la oposición más radical, posicionó tres etiquetas en la víspera de las elecciones, específicamente entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre. #TrumpLibertadYVida, la primera de ellas fue donde participaron 1011 usuarios, con 4371 mensajes aproximadamente, de los cuales el 45,18 % fueron escritos por posibles cuentas bots. 

Luego, el 31 de octubre, se posicionó #TrumpGarantíadeLibertad, con la participación de 366 usuarios. Estos aproximadamente publicaron 2776 tuits, con el 0,27 % realizados por posibles cuentas bots. #GanaTrumpGanaVenezuela, fue la etiqueta del 1 de noviembre con aproximadamente 3014 tuits, con 1,16% de posibles cuentas bots participando. Esta tendencia fue impulsada a través de un “tuitazo”. El tuit de origen se publicó en la cuenta de @Cumana64 y solo contenía la etiqueta dos veces. 

La investigación completa está en nuestro portal www.runrun.es: