Runrunes de Bocaranda: Garzón quema sus últimos cartuchos en Cabo Verde para evitar la extradición de Saab - Runrun
Runrunes de Bocaranda: Garzón quema sus últimos cartuchos en Cabo Verde para evitar la extradición de Saab

El exjuez Baltasar Garzón, contratado por Álex Saab para su defensa en Cabo Verde. Foto de Europapress en Semana.com

Hoy domingo 16 de agosto el diario caboverdiano Expresso das Ilhas publica lo que serían los últimos cartuchos del exjuez Baltasar Garzón para impedir que el gobierno de Cabo Verde envíe a los Estados Unidos a su cliente Alex Saab. Fue así como acusó a las autoridades caboverdianas de dañar la defensa, negándole dos veces a un abogado.

“Esta es una prueba más de las limitaciones que se están imponiendo. Obviamente se están poniendo obstáculos en el camino de nuestro cliente, Alex Saab, para acceder a su derecho de defensa”, se lee en un comunicado, que cita a Garzón, enviado por el equipo de defensa internacional del empresario colombiano, considerado por Estados Unidos como un testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En el mismo comunicado se dice que un abogado del equipo de defensa internacional fue deportado de Cabo Verde “dos veces en las últimas 72 horas”; la primera de las cuales el 13 de agosto, cuando intentaba ingresar al archipiélago por el aeropuerto de Praia, “para realizar su labor de asesoría a Alex Saab”. Calificaron lo sucedido como una “acción arbitraria y sorprendente”.

En la primera ocasión, denuncia la defensa, el abogado tuvo que regresar a Lisboa por no tener el oficio de una empresa caboverdiana en formato de papel, solo en formato digital; y la segunda por falta de pago previo de la tasa de aeropuerto, lo que es posible cancelar en el propio aeropuerto.

A Alex Saab, de 48 años, lo detuvieron el 12 de junio la Interpol y las autoridades caboverdianas, durante una escala técnica en el Aeropuerto Internacional Amílcar Cabral, en la isla de Sal, con base en una orden de detención internacional emitida por EE. UU.

Pero la defensa y el Gobierno venezolano insisten en la ilegalidad de la detención, por viajar con pasaporte diplomático, como “enviado especial” del Ejecutivo de Maduro.

La Corte de Apelaciones de Barlavento en la isla de São Vicente, responsable de la decisión de extradición, aprobó esta solicitud el 31 de julio; pero la defensa de Saab apeló a la Corte Suprema del país.

Citado en el comunicado de la defensa, el exjuez español dijo que se trató de un incidente “intolerable por las autoridades caboverdianas, con miras a socavar gravemente el ejercicio de la defensa”, destacando “la persecución política a la que está siendo sometido a través de un proceso de extradición injusta e instrumental de Estados Unidos en su enfrentamiento con el Gobierno venezolano, del que Saab es enviado especial”.

Agrega que recurrirá a los órganos “legales apropiados”, así como al Relator de Naciones Unidas sobre la independencia del poder judicial y los abogados, “para investigar los hechos y esclarecer las razones por las que el Gobierno de Cabo Verde está limitando el derecho a la defensa” del empresario Alex Saab.

“Es una formalidad que se pudo haber corregido en su momento (motivos invocados para bloquear la entrada del abogado en Cabo Verde), pero no lo permitieron; por lo que todo apunta a que hay órdenes concretas para dificultar al máximo el trabajo de abogados o personas que vengan a ejercer en esta materia ”, concluyó Baltasar Garzón.

La detención de Saab en Cabo Verde fue calificada por el Gobierno de Venezuela de “arbitraria” y una “violación del derecho y las normas internacionales”, así como de “acciones de agresión y asedio contra el pueblo venezolano, emprendidas por el Gobierno de los Estados Unidos de América”.

Saab era buscado por las autoridades estadounidenses durante varios años, sospechoso de acumular numerosos contratos, de origen considerado ilegal, con el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro. En 2019, fiscales federales en Miami (EE. UU.) acusaron a Alex Saab y a su socio por sospechas de operaciones de lavado de dinero, relacionadas con un supuesto esquema de soborno para desarrollar viviendas de interés social para el Gobierno venezolano, que nunca se construyeron.

Baltasar Garzón indicó anteriormente que la estrategia de defensa se centra, por ahora, en el recurso ante la Corte Suprema “contra la decisión arbitraria de extradición”, aunque pretende apelar “a otras jurisdicciones internacionales en el momento oportuno”.