Runrunes de Bocaranda: MEDIO – + DE CABO VERDE - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – + DE CABO VERDE

 + DE CABO VERDE

Me informa un colega desde el archipiélago asegurándome que las sentencias de las dos instancias que faltan serán del mismo tenor que todas las anteriores: la extradición de Alex Saab a los Estados Unidos será un hecho en pocos días, quizás esta segunda semana de agosto.

Aquí su mensaje: “Es la primera vez que este pequeño país está metido en un lío tan grande y su sistema de justicia quiere quedar bien. No solo del punto de vista jurídico sino también del punto de vista diplomático y de sus relaciones exteriores. Cabo Verde, ahora mismo, tiene un barco patrulla de los estadounidenses vigilando las costas de las islas para combatir el tráfico de drogas en lo que se ha denominado ‘una operación conjunta’. También para garantizar la seguridad del preso ante posibles intentos de rescate por la fuerza. Todo es una operación conjunta de EE. UU. con Cabo Verde. Este archipiélago es pobre. El treinta por ciento de sus ingresos proviene de remesas de sus emigrantes. Estados Unidos los apoya con varios programas sociales los que igualmente tienen con Portugal”.

 LUZ VERDE

Lo que les he venido diciendo se ha ido cumpliendo con mucho orden en el archipiélago africano. Una por una se han realizado las presentaciones y peticiones a los diferentes tribunales, siguiendo el ritmo de menor a mayor.

A Alex Saab solo le quedan el Tribunal Supremo y la Corte Constitucional. Todos los anteriores han aprobado su extradición a los Estados Unidos y no habría razón alguna para pensar que estos no confirmen las anteriores decisiones. Esta vez hay, sin embargo, un apremiante factor que sería el deseo por parte del reo de llegar cuanto antes a una prisión que le garantice su vida, le permita tratarse su salud en caso de contagio de covid-19 y negociar la información que tiene.

Su gran preocupación es su familia que está en Caracas bajo el cuido del gobierno de Maduro.

Aunque Saab no ha hablado con ninguna autoridad de EE. UU., sus abogados en Miami ya las han contactado. Paciencia le recomiendan…

 SOLO EL 6 % DE LAS PRUEBAS DE CORONAVIRUS EN VENEZUELA SON PCR

No lo decimos nosotros. Quien lo señala es la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). En su informe deja saber que solo del 5 al 6 por ciento de las pruebas de coronavirus en Venezuela son PCR (de reacción en cadena de la polimerasa), consideradas las más confiables para detectar la COVID-19.

Otras pruebas de origen chino que el gobierno de Xi-Jin Ping donó a Maduro resultaron de tan baja calidad que el régimen venezolano se las regaló a los países de Caricom, tal y como lo dijimos en su momento hace unos meses, apenas tenía un mes de declarada la emergencia sanitaria.

En su informe, la OCHA dijo que “hasta el 28 de julio, se habían realizado un total de 1.511.433 pruebas diagnósticas de COVID-19, de las cuales se estima que alrededor del 5 a 6 por ciento son pruebas PCR”. Agregó que el llamado “gobierno interino” de Guaidó y sus médicos sigue trabajando para “descentralizar e incrementar las capacidades de diagnóstico PCR con el apoyo de la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud)”.

Por ello será vital el acuerdo que con la Cruz Roja Internacional logró Guaidó para pagarles, -con dinero recuperado en el exterior- una gran cantidad de insumos básicos para proteger a los trabajadores de la salud que, con el número de víctimas que ya llevan, establecen récord como el país que -en porcentajes- está entre los primeros del mundo con más víctimas en el sector salud.

Además, fue tan solo a finales de julio que el régimen de Maduro permitió activar un segundo laboratorio en Caracas para estudiar las pruebas PCR  y agilizar la detección de contagios.

No le hizo caso a ninguno de los expertos nacionales y globales. Las academias nacionales lo advirtieron y los ignoraron. Los casos de coronavirus en el país pasaron los 24.000 y los fallecidos pasaron de 180. 

El empeño del gobierno de Maduro ha sido el de mantener cada día las cifras mucho más bajas que los demás países de la región, aunque falsas o inexistentes. Por eso no envían las cifras de casos diarios sino solamente los totales a la OMS, mientras sí lo dicen en sus informes en cadena nacional de medios. Ya los médicos no oficiales venían alertando en los últimos 4 meses de la escasez de pruebas confiables. Por ello la curva se mantuvo plana tanto tiempo de forma artificial. Parecían boletines sobre las estadísticas de los países con los que se llevan bien.

 LAS CLÍNICAS

Hay que alertar a la población del enorme peligro que representa el repunte de los casos en el país. Las principales clínicas de Caracas tienen llenas las camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos. Lo mismo viene sucediendo en las capitales de estados donde las deficiencias son peores. El manejo por parte del gobierno de cerrar y abrir y volver a cerrar y volver a abrir las distintas cuarentenas no ha servido de nada, a pesar de que la propaganda oficial insista que sí funciona. Militares de alta graduación y dirigentes del más alto gobierno tienen sus tratamientos en las instituciones privadas donde las obligan a guardarles habitaciones VIP.

 TEMOR EN CUBA

Un total de 29 cubanos que regresaron recientemente de Venezuela dieron positivos de COVID-19 en los últimos ocho días, según datos del gobierno de Diaz-Canel. Esta certeza ha comenzado a generar preocupaciones en la isla sobre las condiciones de salud en el país controlado por Maduro. No hay vuelos regulares abiertos desde ni hacia Cuba debido a la pandemia, por lo que la mayoría de los retornados probablemente provengan del personal de salud, que son alrededor de unos 20.000 profesionales, trabajando en Venezuela.

Al menos dos de los casos fueron reportados en medios locales e identificados como trabajadores de salud. Todos los contagios fueron enumerados por el Ministerio de Salud en los reportes diarios que van desde el 26 de julio al 3 de agosto. Cuba no ha informado cuántos de sus profesionales de la salud que luchan contra el coronavirus en la isla y en más de 40 países han caído enfermos, aunque afirma que ninguno ha fallecido. La mayor parte del país ha estado libre de la enfermedad durante al menos dos meses, pero algunos casos continúan siendo reportados, especialmente en La Habana y otras provincias limítrofes. Cuba ha reportado menos de 3000 casos diagnosticados con el virus desde marzo, con 88 fallecidos hasta el momento.