Runrunes de Bocaranda - Runrun

RUNRUNES DE BOCARANDA

Runrunes  de Bocaranda: ALTO - ¡GUERRA AVISADA! 

¡GUERRA AVISADA!

Recibo un mensaje de un buen amigo, hombre honesto, ligado a la política pero no ejerciéndola a nivel de partidos. Un planificador que ha dedicado buena parte de los últimos años en estudiar y buscar soluciones a los más ingentes problemas de nuestra cotidianidad.

Hoy me preocupa que -siendo uno de los más optimistas, esperanzados y enjundiosos- me escriba apesadumbrado por lo que siente: “Nelson, la situación que enfrentaremos en diciembre si la oposición no rectifica ya es gravísima. Si no hemos salido del régimen habrá elecciones parlamentarias y -si la credibilidad de Guaidó y su gente sigue como está- las ganará Maduro. Allí terminará el apoyo internacional a la oposición y tendremos el futuro de Cuba. Personas como tú, presente en distintos medios, pueden ayudar a que haya una rectificación urgentemente. Te lo digo con mucha angustia, es indispensable una rectificación, sea para sacar al régimen antes de diciembre o para ganar las elecciones parlamentarias”.

Escuchemos entonces y hagamos lo indicado para empujar entre todos la pesada carreta de los errores, pensando más bien en positivo, en aquella unidad victoriosa en diciembre de 2015 cuyos resultados se vencen este año.

¿OTRO MONTAJE EN LA ONU?

Para este miércoles en la sede las Naciones Unidas, y bajo la asesoría del nuevo coordinador de los organismos de la ONU en Venezuela, Peter Grohmann, se está anunciado un evento titulado “Impacto de las Medidas Coercitivas Unilaterales en la Lucha Mundial contra el COVID-19”.

El centro del evento será acusar a la Administración Trump por los efectos negativos sobre la contención de la pandemia en Venezuela debido a las “sanciones que no han permitido tener los hospitales preparados ni conseguir las pruebas y medicamentos requeridos”.

Es la mentira del régimen que en 20 años viene derrumbando con abandono, deterioro, descuido y destrucción los servicios de salud en todos los rincones del territorio nacional, mucho antes de las sanciones de EE. UU. que, por cierto, exceptúan los sectores de medicamentos y alimentos de dichas acciones.

La asistencia de Cuba en los organismos internacionales se pone de manifiesto una vez más en este evento. La Cuba de Castro siempre fue puesta de ejemplo en medio de la Guerra Fría con el enamoramiento del líder, su participación en Angola, la ayuda que requirió de muchos países aliados de la URSS de entonces y de la Rusia de hoy.

En todos los organismos multilaterales han tenido vara alta y a eso se ha debido su apoyo tras bastidores a todos los embajadores de Chávez y Maduro en dichos organismos, léase FAO, OMS, OMC, FIDA, OIT,  ONUDI, UNESCO, PNUD, PMA y UNICEF, por solo mencionar algunos donde los cubanos tienen más de cincuenta años de experiencia en el manejo político de los casos.

El “coach obligatorio” de los embajadores de Chávez y Maduro en los países donde se desempeñan siempre ha sido el embajador de la isla. En ocasiones tras bastidores. La mayoría de las veces sin ningún tipo de estupor por parte de nuestros connacionales. Son múltiples las ocasiones donde han sido fotografiados en la ONU, en Nueva York y Ginebra, y en otros encuentros internacionales.

Runrunes de Bocaranda: MEDIO - ¿REPUBLI¢ANO, ¢ON$ERVADOR Y ROJITO?
Excongresista republicano por Florida (EE. UU)., David Rivera. Foto El Nuevo Herald.

¿REPUBLI¢ANO, ¢ON$ERVADOR Y ROJITO?

Así parece haber sido el ya retirado congresista republicano estadounidense por Miami, David Rivera. Este excongresista está involucrado con la corrupción de la PDVSA “roja rojita” tras haber recibido de la filial de la petrolera venezolana en Houston la cantidad inicial de 15 millones de dólares a través de su firma “Rivera Interamerican Consulting”.

El total del contrato habría sido por una cantidad tres veces mayor: $50 millones, pero fue cancelado por la petrolera antes de pagar el total del mismo.

Esta empresa R.I.C. cometió una violación a las leyes estadounidenses al no aparecer registrada como “agente extranjero” haciendo cabildeo (lobby) para PDVSA.

El equipo de investigación periodística de Univisión ha realizado una de las más completas pesquisas sobre el caso a través de la Unidad de Investigación de Noticias Univisión cuyo link aquí incluyo: Excongresista bajo investigación federal por supuesta corrupción con el régimen de Maduro, según fuentes.

El equipo formado por los periodistas David C. Adams, Gerardo Reyes y Érika Carrillo ha unido las piezas del rompecabezas de corrupción de este congresista muy cercano al senador Marco Rubio, también del partido republicano. Uno de los párrafos de la investigación dice así: “Una de las fuentes familiarizadas con la investigación de Univisión dijo que los fiscales indagan si hubo funcionarios venezolanos que recibieron dinero de Rivera. La fuente indicó que la persona que dio órdenes perentorias para que se hiciera el contrato de 50 millones de dólares con la firma de Rivera fue la vicepresidenta Delcy Rodríguez bajo recomendación de Raúl Gorrín, un magnate de los medios cercano al gobierno de Maduro”.

“Rivera dijo que conoció a Gorrín en febrero de 2017 durante una reunión con Lilian Tintori, pero agregó que Gorrín no estaba involucrado en el contrato de consultoría. En esa época, Gorrín visitaba con frecuencia Miami donde tenía una mansión y un yate en la exclusiva zona de Cocoplum. En 2018 Estados Unidos confiscó sus propiedades, luego de que el Departamento del Tesoro lo puso en una lista de sancionados”.

Otro aspecto de la pesquisa hecha desde otros medios señala que el representante de Rivera junto con una periodista venezolana residenciada en Miami, para ese entonces su pareja, ofrecieron a diferentes personalidades de los negocios de inversión, medios de comunicación y deportistas conseguirles la “Medalla del Congreso” junto con “una bandera que supuestamente había ondeado sobre el Capitolio” (las mismas que se compran por Amazon hechas en China -dobladas y envueltas en papel celofán- con una leyenda sobre su despliegue en la cúpula del Congreso). Más de uno tiene incluido en su currículo la mencionada medalla. Este Rivera parece ser un personaje de mediocre novela.  

Otra investigación, esta vez del diario El Nuevo Herald, a cargo del periodista Antonio María Delgado menciona: “El ex legislador federal David Rivera, quien firmó en el 2017 un contrato millonario de cabildeo a favor de PDVSA, le dio parte de los $15 millones que obtuvo al magnate Raúl Gorrín, un cercano socio de la familia del gobernante Nicolás Maduro que enfrenta cargos por corrupción y lavado de dinero en Estados Unidos, dijeron fuentes familiarizadas con el caso.

“El pago formaba parte de un extraño arreglo que en un momento dado puso en el mismo bando al entonces encarcelado líder opositor Leopoldo López, mentor del presidente interino Juan Guaidó, con el régimen de Maduro, que para entonces buscaba ablandar la línea cada vez más dura del presidente Donald Trump hacia Caracas, agregaron las fuentes. Rivera, quien se encuentra bajo investigación federal desde 2017, alega que el dinero que obtuvo se usó totalmente para financiar a la oposición y en particular para beneficiar al líder opositor Leopoldo López, quien para la época estaba encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas”.

Por lo pronto, nos dicen los colegas que han conversado con Gorrín, el dueño de Globovisión permanecerá callado esperando las reacciones de los opositores comprometidos con su respaldo económico. Este otro capítulo de telenovela apenas comienza y serán los medios de Florida los que nos mantendrán al tanto.

Más adelante el colega Delgado afirma: 

“No está claro cómo Rivera consiguió el contrato con la filial estadounidense de PDVSA o cómo fue que terminó trabajando con Gorrín, pero su objetivo era reunirse con miembros clave de la administración Trump para persuadirlos de que frenaran las declaradas intenciones de sancionar a PDVSA, que tradicionalmente ha sido la principal fuente de ingresos de Venezuela. Según fuentes familiarizadas con los esfuerzos de cabildeo, la idea surgió a inicios de 2017, cuando la entonces canciller Delcy Rodríguez, ahora vicepresidenta del régimen, buscaba una solución diplomática a la creciente hostilidad estadounidense bajo la administración Trump, que para entonces comenzaba a endurecer las sanciones, en parte debido a la recomendaciones de Rubio”.

“López, quien estaba en la prisión militar en las afueras de Caracas, vio en la situación una oportunidad y ofreció ayuda en promover un diálogo en Washington, dijeron las fuentes. Rodríguez, que había estado buscando desesperadamente una solución, aceptó y asignó a Gorrín y a un grupo de ejecutivos de Citgo en Houston establecer la operación, según las fuentes. Este esfuerzo eventualmente estableció al partido de López como la fuerza de oposición predominante en Estados Unidos, allanando el camino para que su protegido, Guaidó, fuera reconocido por la administración Trump como el líder legítimo de Venezuela”.

(*) Aquí el enlace con el trabajo de El Nuevo Herald

Rivera pagó millones a Gorrín en operación que unió al régimen con oposición venezolana

MÁ$ DETALLE$

Lo que ha sido una “cola” de la denuncia contra Rivera ha llevado a conocer más de los negocios de PDVSA y de Citgo en manos rojas rojitas. Más aun cuando se tienen detenidos en Caracas a seis exejecutivos de CITGO tras la emboscada que le montaron en la sede de PDVSA-Caracas, al invitarlos a una supuesta reunión con la directiva.

Hoy se sabe que quien organizó aquella trampa, el plagio, por la que permanecen presos los “Citgo6” fue el funcionario militante del chavismo Eduardo Orsoni, vicepresidente de asuntos legales de Citgo, quien también viajó en el avión que los trajo a Caracas.

Los 6 ejecutivos aún están detenidos, supuestamente en el SEBIN. Antes pasaron por el DGCIM. De ese mismo caso murió en prisión Nelson Martínez, expresidente de Citgo.

Antes de su ingreso a la petrolera de Houston, Orsoni había sido vicepresidente de asuntos legales de PDVSA bajo la presidencia de Eulogio del Pino, donde participó en el refinanciamiento de la deuda de la empresa.

Fue precisamente Orsoni de quien se dice habría firmado el contrato con el representante David Rivera por 50 millones de dólares de asesoría para “limpiarle la imagen al régimen de Maduro” de los que se le adelantaron $15 millones.

Runrunes de Bocaranda: BAJO - ¡VERGÜENZA SÍ, VICTORIA NO!
Foto referencial, de Jörg Peter en Pixabay.

¡VERGÜENZA SÍ, VICTORIA NO!

Las recientes declaraciones del diputado Oscar Ronderos merecen ser leídas en momentos que, como este, demuestran el caradurismo, la desvergüenza y la complicidad del régimen que nos gobierna.

Decía el diputado, miembro de la Comisión Permanente de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional legítima, que el chavismo “pretende vender como victoria épica lo que es una gran vergüenza”, en referencia directa a la importación de gasolina de Irán ante el desmantelamiento, la corrupción y el abandono de nuestras refinerías, otrora ejemplo global junto con PDVSA, que una vez fuera la primera empresa petrolera del mundo”.

“Desde aquel pitazo de Chávez, en abril de 2002, para botar a 20.000 preparadísimos empleados de PDVSA en los que el país había invertido fortunas en su preparación, arrancó el declive de la petrolera. La empresa se fue sumiendo en una política izquierdosa, del viejo comunismo obsoleto, fuera de tiempo y atrasada, y cayó así en manos de la corrupción que a manos llenas aupó Hugo Rafael para comprar conciencias y lograr apoyos irrestrictos de la mano de diferentes presidentes de la empresa, apenas salió de las directivas iniciales”.

El diputado Ronderos aseguró que la escasez de gasolina en Venezuela no obedece a las sanciones de los Estados Unidos, como pregona a los cuatro vientos la maquinaria propagandística del régimen en todos los medios que ha tenido a su alcance.

Explicó la llamada “hegemonía comunicacional”: medios rojos, por cierto venidos a menos con la desaparición de DirecTv donde se mantuvo el más amplio esquema de penetración ideológica, nauseabunda y engañosa. De la peor calidad en su confección, en comparación con la TV del primer mundo (que por años tuvimos) mientras sacaba del aire a canales como RCTV, pues decía Chávez que ese canal competía con él por la penetración en las clases populares (lo que era verdad), e imponía la dictatorial, arbitraria, intolerante y autoritaria Ley Resorte contra la libertad de pensamiento en Radio&Tv para poder lograr el control comunicacional.

“En el país se llegaron a producir más de tres millones de barriles por día, hoy la producción no llega a 600.000, mientras que no se refina un solo litro de gasolina. Ahora con el nuevo precio para la gasolina, importada de Irán mientras se reinician operaciones en las destruidas refinerías que tratarán de poner a funcionar en los próximos dos meses”.

Rondero reiteró que el gobierno le esta pagándo a Irán con oro extraído de Guayana y sacado de las bóvedas del Banco Central ilegalmente. Indicó que con solo el 20 % del parque automotor funcionando, este combustible duraría hasta mes y medio, sin embargo, de reactivarse la economía nacional y con 100 % del parque automotor en la calle, la gasolina importada alcanzaría para solo una semana.

“Se calcula que los cinco buques que envió el gobierno iraní contengan alrededor de 1.5 millones de barriles de combustible. Y si ven el esquema de reparto de gasolineras entre militares, se darán cuenta de que es una escalada en la corrupción para que puedan permear las migajas hacia los de menor graduación…”.

LO QUE NO SE ATREVEN A DESMENTIR

Son las cifras que desmontan la farsa de dos décadas del chavismo-madurismo. Ninguna de ellas obedece a sanciones de Estados Unidos. Todas son culpa del régimen de Maduro y de su antecesor y mentor Hugo Chávez. El mismo que lo seleccionó a él, conociéndolo bien desde que fuera -por su tamaño corporal- uno de sus primeros guardaespaldas. No fue por casualidad esa escogencia que también fue la de Cuba.

Conversamos en nuestro programa con la ingeniera Ángela González, exgerente de planificación de HidroVen, quien es experta en el servicio de agua potable. Por este tema se producen a nivel nacional entre 8 y 11 protestas diarias. Esta semana las manifestaciones por el vital líquido se sucedieron en Lomas del Ávila, Mariches, Barrio La Bombilla, Turumo, Los Dos Caminos, Terrazas de Guaicoco y Santa Inés, solamente en el área metropolitana de Caracas.

Una semana atrás la protesta llegó hasta el Palacio de Miraflores donde -una vez más- los vecinos se apostaron frente a la garita principal hasta que sale alguien y les promete un camión cisterna… que siempre llega.

El 83 % de los hospitales no tienen servicio de agua potable. El 94 % de la población almacena agua para 5 días o más.

Por ejemplo, en el estado Falcón el 80 % de sus habitantes caminan hasta 2 kilómetros para buscar su diaria cuota de H2O. Los que tienen que  caminar al menos un kilómetro equivalen al 34 % del total.

Esta situación hace que se tenga que recurrir en Caracas a “cualquier fuente”, por ejemplo los drenajes que caen al río Guaire. Las plantas de bombeo están dañadas en muchos sitios o a media máquina. Un ejemplo es la Planta de Gas-Cloro en el Zulia, que está literalmente “en el suelo” donde apenas el 40 % de ella funciona. El sulfato de aluminio que se requiere para purificar el agua no se consigue, pues su producción se detuvo hace un tiempo.

Lo más grave en medio de este avanzado deterioro de la infraestructura en Caracas es que el 60 % del agua que sale de El Tuy se pierde en el trayecto antes de que llegue a las viviendas. Ya aquí, hace unos meses, denunciamos un “guiso” que se estaba montando cuando a uno de los cerebros de la corrupción roja rojita en Hidrocapital o en el ministerio de “Ecosocialismo y Aguas” se le ocurrió el brillante negocio de colocar potentes plantas de bombeo, a importar de China, para “por fin llenar de agua todos los tubos del sistema hídrico de la Gran Caracas y con eso quitarnos ese dolor de cabeza que son las múltiples y diarias protestas”.

Uno de los contactados fue quien alertó al “guisador” de que eso era imposible, pues con la presión que se le pondría al sistema, los tubos en su gran mayoría podridos u oxidados, se reventarían en 48 horas. Les esfumó el negocio cuando les dijo que eso perjudicaría la gestión de “nuestro presidente obrero” y nos crearía un caos adicional. “La masa no esta para bollos” fue su certera admonición.  

CON BROCHE DE ORO

El autor colgó este mensaje en las redes sociales. No tiene desperdicio y debe llamarnos a la reflexión: “Esta vaina sí es arrecha: gasolina iraní importada y pagada en oro de Bolívar, gratis para los cubanos y cobrada en dólares para los venezolanos”.

Runrunes de Bocaranda: ALTO - ¿NI NETFLIX NI SERIES TURCAS?

¿NI NETFLIX NI SERIES TURCAS?

Guardo la explicación del por qué de esta interrogante para el final y así comenzar lo que bien pudiera ser una historia digna de esa empresa que tiene hoy 182 millones de suscriptores en todo el mundo.

Lo que me conmina a escribir estos runrunes se refiere a otra empresa, también mediática y americana, como es DirecTV. El capítulo que me toca bien podría arrancarlo desde el día en que abrió operaciones en Venezuela desde la sede de su Centro Satelital y su Control Maestro ubicada en terrenos detrás de Venevisión, en la Colina de los Caobos.

Ese 17 de junio de 1994 tuve la suerte de ser el maestro de ceremonias de su apertura, donde participaron sus directivos estadounidenses y Gustavo Cisneros, presidente de Venevisión y socio de la empresa local. La pulcritud y máxima tecnología que se mostró ese día hacía parecer ese Control Maestro tanto como una sala de operaciones clínicas, tanto como la sala de lanzamiento de cohetes tripulados en Cabo Kennedy.

Maravillados quedamos todos ese día al sentir que nuestro país se insertaba a toda velocidad en el anhelado primer mundo. Ilusión que comenzó a desbaratarse desde 1999 y a pasos apresurados hasta lo que me hace escribir hoy.

La empresa estadounidense, más adelante en 2015, fue adquirida por la AT&T en una transacción por un valor de más de $ 67.000.000.000. Es precisamente esta empresa la que asume la decisión de retirar sus servicios en Venezuela cuando el gobierno de Nicolás Maduro se niega a sacar de su parrilla los canales Globovisión y PDVSA-TV. El primero, por estar sancionado por la OFAC su propietario Raúl Gorrín, y el segundo por las sanciones a la petrolera que el Departamento del Tesoro de EE. UU. anunció el 28/1/2019, bloqueando todas las propiedades y activos de PDVSA bajo jurisdicción estadounidense y prohibiendo las transacciones de individuos estadounidenses con la compañía. No se permiten transacciones con estas dos empresas.

PDVSA-TV fue creada bajo el mandato de Rafael Ramírez Carreño con la excusa de ser un canal para la comunicación y educación del personal de la petrolera. Sus transmisiones internas llegaban a todos los auditorios de la empresa y fue en una de ellas donde afirmó su famosa frase: “PDVSA es roja-rojita”.

Detrás subyacía su verdadera intención, la cual no era otra que su promoción diaria para ser el candidato del chavismo… “que no tiene gente de talla presidencial”. ¿No es cierto?…

¿POR QUÉ GLOBOVISIÓN?

Así dijo la nota de AP: “Según la medida dictada el 8 de enero de 2019 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el empresario y magnate Raúl Gorrín tiene un año para deshacerse de sus acciones en Globovisión, el principal canal privado de televisión en Venezuela. Globovisión está entre 24 propiedades vinculadas a Gorrín que están ahora sujetas a sanciones estadounidenses según la nueva medida. Los miembros del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares mientras el pueblo venezolano sufre”, declaró ese día el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.

En otro párrafo: “Globovisión era un canal privado abiertamente opuesto al gobierno venezolano, pero eso cambió una vez que Gorrín consiguió la presidencia de ese medio en 2013”. Como nada se hizo desde entonces la acción seguía vigente. Con el transcurso del tiempo fueron observando que se ignoraba la decisión pues no solo en ese canal, sino en todos los relacionados con el régimen se discriminaba a la disidencia.

Así fue como, poco a poco, en los últimos años fueron sacando del espectro radioeléctrico -obligando a todas las cableoperadoras, incluida DirecTV, a retirar, apagar y censurar aquellos canales que defendían la democracia y el debate de las ideas.

Por ello desparecieron entre otros medios de radio y TV: CNN en Español, NTN24, NuestraTele, Caracol TV, CableNoticias, CNN-Chile, Americana de TV, 24Horas Chile, El Tiempo TV, Blue Radio, Antena 3 (¿que regresó a la grilla tras ofrecer entrevistas a Maduro?), la alemana informativa y educativa Deutsche Welle, DW, (que regresó días después tras las quejas del gobierno de Alemania).

Al mismo tiempo obligaron a DirecTV a colocar RT, la televisora oficial del gobierno de Rusia y una cantidad de canales del gobierno, desde los militares con FANB-TV pasando hasta Corazón Llanero (una ONG de un exedecán de Chávez quien al lado de Maduro es personaje clave para los ascensos de uniformados o para conseguir que Nicolás los reciba).

Bodrios a nivel político con la visión unidireccional del régimen cívico-militar. Otros canales obligatorios: Telesur, Vive, ANTV, TLT, TVES, Canal I, VTV, ConcienciaTV, VEPACO TV, CCCTV y Globovisión. Ya antes habían perdido la apuesta por la televisión digital abierta, TDA, que como todo lo que comienzan terminó mal. El abandono del satélite Simón Bolívar fue el primer autogol del gobierno. Este con DirecTv es el segundo. Veamos la historia a continuación

El desaparecido satélite Venesat-1. Foto de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales, ABAE, en Latam Satelital

¿ASESINADO EL SATÉLITE SIMÓN BOLÍVAR?

Así tituló el colega Víctor Suárez, especializado y muy respetado en tecnología y comunicaciones, su crónica para Runrun.es el pasado 25 de marzo.

Allí señalaba que “Venesat 1, de fabricación china a un costo superior a los 400 millones de dólares, debía funcionar hasta 2024, pero sucumbió 3 años y 7 meses antes de su fecha de caducidad. Muy a su pesar, el régimen se ha visto obligado a recurrir a la empresa norteamericana Intelsat, para que no caiga su plataforma de propaganda. Casi todos los servicios de televisión y radio que funcionaban con el satélite Venesat 1 fueron transferidos ayer 24 de marzo al satélite norteamericano Intelsat 14, como medida desesperada del régimen de Maduro ante la agonía y muerte prematura de su nave insignia. Ha fallecido el ‘Simón Bolívar’, vilmente asesinado en el espacio”.

Sigo con la cita: “Venesat 1, de fabricación china a un costo superior a los 400 millones de dólares, fue lanzado el 29 de octubre de 2008 y entró en operación tres meses después en la órbita 78 grados Oeste. El proveedor Corporación Industrial China Gran Muralla había garantizado rendimiento continuo durante 15 años para servicios venezolanos de radio, televisión y datos de banda ancha, pero un fallo de origen, advertido por expertos a las autoridades de Conatel y Cantv antes de su negociado, construcción y puesta en órbita, redujo en poco más del 20 % su vida útil. De manera que si el Venesat 1 debía funcionar perfectamente hasta 2024, ha sucumbido 3 años y 7 meses antes de su fecha de caducidad”.

Así se explica ese primer autogol rojo-rojito…

¿CUÁNTOS “SUSCRIPTORES”?

El régimen, con la toma de las instalaciones de la multinacional americana, se ha topado con algo muy distinto a lo que fue la toma de la planta de Clorox (por cierto, la empresa más rendidora en utilidad y servicios en la pandemia desde Norteamérica hasta China, donde se agotaron sus inventarios) o la de Kellog´s y sus Corn Flakes.

DirecTv tenía en Venezuela su servicio más barato en el mundo. Hubo solidaridad con nuestra realidad. Solo $2 al mes contra $35 en otros países. Demostrando que aquí perdían dinero en su operación. Estaban quebrados desde hace unos años no solo con el cambio oficial, sino con la regulación que no les permitía aumentar las mensualidades de alquiler de equipos. Cosas del cambio rojo-rojito.

Un suscriptor promedio de DirecTv en nuestro país puede tener de uno a 3.5 decodificadores pagos en su hogar. En los barrios pueden llegar de 25 hasta 45 personas por “deco” pues estos son usados como matriz para señales piratas de DirecTv y de todas las cableras (esto no entra en las estadísticas de Conatel, donde dicen que DirecTv alcanza solo al 45 % del país). Con los datos de este mercado negro se llegaría a más del 60 %. Unos 16 millones de televidentes fieles a la trasnacional (creo que los cacerolazos nocturnos en los barrios y comunidades dicen mucho).

Todo esto conllevó a que desde el mismo día del retiro de la señal el propio Maduro estimulara callado una negociación, una discusión al menos, con la transnacional estadounidense. Y en medio del supuesto diálogo amenazarlos y cumplir con demandarlos ante el ilegítimo TSJ, prohibir la salida del país de sus directivos y tomar las instalaciones tanto del edificio de oficinas como del avanzado y complejo centro del manejo satelital.

Creen que con meter allí unos capitostes militares van a poder recuperar la señal para toda Venezuela.

Ya vimos en las redes sociales algunos sicofantes amenazando con decomisar en los hogares las antenas y los decodificadores propiedad de DirecTv. Bolserías motivadas al trancazo que significa, de un día para otro, de golpe y porrazo, que el Gobierno quede huérfano en su hegemonía comunicacional (Rizarrita “el austríaco” dixit) impuesta en dos décadas de acoso, censura y prisión a gente de los medios, periodistas y dirigentes gremiales, retiros de pasaportes, prohibiciones de salida del país, tumbar la señal en la web o acusaciones sin fundamento.

Es el pan nuestro de cada día para quienes ejercemos el periodismo en todo tipo de medios de comunicación.

¿EMPÁTICOS vs P€CUNIARIO$?

Dice el refrán “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Así podríamos definir el primer encuentro entre los personeros de la empresa con los altos funcionarios del régimen venezolano.

Mientras los “malignos gringos” manifestaban su pesar por tener que tomar tan dura decisión en momentos tan difíciles para los venezolanos, no solo por la pandemia actual sino por todos los problemas que venimos confrontando desde hace unos años como la falta de luz, de agua, de alimentos y medicinas (razones por las cuales sabían era cuesta arriba aumentar las mensualidades), los representantes de Maduro arrancaron diciéndoles de plano “si quieren aumenten las tarifas y cobrar en dólares háganlo… ¿cuánto?.. 20, 30, 100 o lo que quieran, pero regresen las operaciones de nuevo”.

Es decir, les importa un bledo que el sufrimiento del pueblo para poder conseguir esas cantidades mensuales agobie a las familias, cuya única ventana al mundo era ese decodificador, su antena y su televisor.

Runrunes de Bocaranda: BAJO - DIRECTV NO ES RCTV DIRECTV NO ES RCTV
DirecTv, un autogol del régimen. Foto en Adncuba.com

DIRECTV NO ES RCTV

Si bien es cierto que aquel día aciago para la libertad de información y entretenimiento de los venezolanos, el 27 de mayo de 2007, la pérdida de la señal de Radio Caracas Televisión nos impactó a todos sus televidentes y mucho más a los que habíamos trabajado en ese canal (a mí me tocó hacerlo en Decisión 73, El observador, Lo de hoy  y A puerta cerrada) el cierre de una señal como la de DirecTV, que alcanzaba casi 200 canales de opciones tan variadas de entretenimiento, información, educación y hasta porno, es hoy aquel disgusto elevado a la “n potencia” en medio de la crisis más seria de los últimos siglos en el globo y, peor aun, adentro de Venezuela.

De allí lo que más arriba comenté sobre los cacerolazos nocturnos en los barrios más pobres de todo el territorio nacional. Su abanico de opciones para todas las edades a un precio irrisorio y pagable se ha perdido. El encierro en cuarentena con una pandemia que nos inunda y asusta con solo salir a la calle, multiplica por miles los estragos que en muchos de nosotros puede dejar la covid-19.

Las ventanas que nos abría daban para todos. ¿Pensó el régimen en todas las consecuencias antes de calibrar lo fácil que hubiera sido desconectar a Globovisión y a un canal cuasi inexistente como la petrolera que le da su nombre? Veamos…  

CUCHILLO PARA SU CUELLO

La excusa que dieron Maduro y sus pendencieros para alegar la imposibilidad de sacar los dos canales cuestionados era que no podían hacerlo, pues entonces había que tumbar todas las señales del sistema.

Un audio que está en las redes donde conversan los sicofantes Mario Silva y Andrés Eloy Méndez da cuenta de que cuando este último presidía Conatel le tocó sacar a CNNE del aire: “Fue el 19 de abril de 2017, día de un golpe preparado (*que nunca ocurrió), yo exigí a los directivos de DirecTv que sacaran del aire a CNN, y ellos de una manera contumaz pidieron un procedimiento administrativo que se les envió pero alegaron que debían mandarlo a Atlanta”. Luego de achacarles que estaban confabulados con un canal colombiano, otro de Argentina y CNN.

Más adelante cuentan que, con autorización de Maduro, Reverol y El-Aissami, se metieron en la sede de DirecTV: “fuimos a máster y demostramos que físicamente se podía sacar CNNE y no había nada que esperar de Atlanta. Sacamos a CNNE y a los otros dos canales de Argentina y Colombia sin problema”.

Esta confesión tumba la declaración del régimen cuando, ante el pedido de sacar a Globovisión y a PDVSA-TV, alegaron que sería “imposible sacar esos dos canales pues era una operación muy difícil de realizar sin daños a la plataforma”. Otra mentira más.

¿Qué habrá sentido el Mazo sin la audiencia semanal acostumbrada en todos los medios controlados u obligados?

LA PRIMERA REACCIÓN

Resumiendo: por no querer retirar los dos canales cuestionados, Maduro acabó con todo DirecTv. El informe que tiene que presentar DirecTv ante sus directivos en El Segundo, California ha de tener unas líneas que parecerán de ciencia ficción, humor negro, ingenuidad, torpeza o desconocimiento de la realidad tecnológica que nos rodea 24/7.

Apenas uno de los jefes de Conatel se enteró el 19/5 de que la empresa estadounidense cerraba sus operaciones, lo único que se le ocurrió fue pedirle a quien le comunicó la decisión: “por favor, ¿pueden dejar Netflix al aire que es el canal donde mi presidente Maduro ve a diario las series, especialmente las turcas?”. ¿Lo ascenderán?

Runrunes de Bocaranda: ALTO - NICOLÁS EN LA TORMENTA PERFECTA

Leo, escucho y veo en estos dos meses de cuarentena diferentes exámenes, conversas, razonamientos, transmisiones en vivo (vía Zoom, la herramienta global más utilizada en pandemia), charlas y cuestionamientos variopintos desde distintas organizaciones, individuos, medios, personalidades, analistas, grupos empresariales y políticos, haciendo ejercicios sobre la realidad que vivimos y el cambiante futuro que espera a la humanidad.

De las notas tomadas en estos dos meses, referente al Gobierno venezolano y el coronavirus, hago una recopilación: “El fascinante mundo de la meteorología nos brinda la expresión ‘tormenta perfecta’ para definirnos cuando una situación se ha agravado inusual y drásticamente debido a la confluencia en tiempo y lugar de una serie de eventos que normalmente no se presentan juntos”.

Este razonamiento viene al caso porque en los últimos días tres extraordinarios expertos y analistas explican con mentalidad analítica, científica -sin pasiones ni emociones-, lo que actualmente vivimos en Venezuela y los tres, sin ninguno saber lo de los otros dos, han coincidido en que para aspirar a entender lo que hoy ocurre en Venezuela debemos apelar al término o expresión “tormenta perfecta”.

Para sorpresa nuestra, los tres enjundiosos expertos han coincidido en que esta tormenta perfecta venezolana es de diseño, de autoría propia del actual inquilino del Palacio de Miraflores, Nicolás Maduro.

Primero, la pandemia

La epidemia del coronavirus llega a nuestro país encontrándonos en la más precaria situación financiera, es decir, sin ahorros, sin flujo de caja y, dramático, sin capacidad ni solvencia alguna de pedir prestado. Ya hay países que han montado solicitudes de auxilio y financiamiento y han obtenido favorable respuesta. Otros han apelado a sus propios ahorros o capacidades internas de generar dinero. El autor de esta, nuestra realidad, es Nicolás Maduro, hegemón desde 2013 de nuestras finanzas o lo que queda de ellas.

Segundo, la ruina

La locomotora que pudiera ayudarnos a empujar y salir de esta eventualidad generando caja, garantizando préstamos, facilitando financiamientos, Petróleos de Venezuela, está en la ruina, desmantelada, endeudada, inoperante, incapacitada inclusive de pagarle al fisco nacional a tiempo. Recordemos que no hace mucho PDVSA era una de las cinco primeras empresas petroleras del mundo. El autor de esta realidad es Nicolás Maduro, en solidaridad con la gestión de su antecesor, el difunto Hugo Chávez Frías. Ambos encontraron a la industria produciendo más de 3 millones de barriles diarios de petróleo y hoy no llega siquiera a 700.000 barriles por día.

Tercero, sin producción nacional

El aparato productivo nacional -desde el campo hasta los servicios pasando por la industria- opera a cerca del 30 % de lo que es su capacidad real. Es decir, por mucho que quieran, los denominados “actores económicos” están incapacitados para satisfacer los bienes y servicios que apoyarían a la población venezolana a transitar la pandemia del coronavirus con un mínimo de sus necesidades básicas satisfechas. El autor de esta realidad es Nicolás Maduro, con sus ya incontables leyes habilitantes, programas de reactivación de inspiración cubana y expresados a través de expropiaciones, cierres, tomas, regulaciones, confiscaciones con un esquema de ejecución en la cual la corrupción y la ineficiencia son sus dos mayores características.

Cuarto, el desplome de los servicios básicos

Los servicios básicos que mayormente benefician a las poblaciones menos favorecidas, como son agua, luz, transporte y seguridad, hoy solo reflejan atentados contra la sobrevivencia y el bienestar de las mayorías. Comunidades y barrios sin electricidad, urbanizaciones en la propia ciudad de Caracas sin agua y los servicios de transporte, urbano y extraurbano, sin capacidad de movilizar a los ciudadanos. No existen los eficientes acueductos de antes. La corrupción acabó con el sector eléctrico y hasta el Metro de Caracas, orgullo de los venezolanos, es hoy zona roja. ¿El creador y promotor de esta eventualidad?, pues Nicolás Maduro quien bajo su única discrecionalidad designó a todo un elenco de incapaces que destruyeron estos servicios.

Quinto, la peor infraestructura sanitaria de América Latina

La pandemia mundial del coronavirus aterriza en nuestro país mientras los organismos rectores de la sanidad a nivel mundial señalan que, hoy por hoy, la venezolana es una de las peores infraestructuras prestatarias de servicios de salud de América Latina. Hospitales en ruinas, sin dirección científica ni médico asistencial. Equipamiento destruido. Fuga de cerebros a su máxima expresión. El personal profesional y auxiliar sin dotación ni asistencia social. “Un hospital sin agua o sin luz simplemente no es un hospital. No puede ser un hospital. Hay que llamarlo de otra manera”, señalaba un experto. “El sistema hospitalario venezolano es uno de los más vulnerables de América Latina”, describió otro especialista.

¿Quién es el responsable? Pues la ya difícil de seguir lista de ministros de salud que -bajo el cobijo de una supuesta ayuda mil millonaria de dudosos médicos provenientes de La Habana, Cuba- ha logrado que la desasistencia y la mala calidad de la medicina se adueñe de estas instalaciones. “Más allá de la opacidad e inconsistencia con que el régimen maneja desde hace muchos años las cifras y datos del sector salud, no es aventurado afirmar que en todo el sector público no hay más de 90 camas de terapia intensiva con sus correspondientes ventiladores en buen estado” indicó en estos días un experto en una trasmisión satelital.

Sexto, sin gasolina

Para terminar de definir “la tormenta perfecta”, Nicolás Maduro personaliza la incapacidad que tienen ahora todas nuestras refinerías para producir gasolina y, simultáneamente, sea su persona el obstáculo infranqueable para que el sistema internacional pueda suministrar con regularidad este bien al parque automotor e industrial venezolano.

Hoy agricultores, ganaderos, industrias, comercios, colegios, autobuseros y taxistas se ven en la necesidad de pagarle a un uniformado de verde entre uno y dos dólares por litro para que en un mercado negro se pueda disponer de 20 o 30 litros de gasolina, luego de participar en interminables colas por ocho y nueve horas.

Esta es la tormenta perfecta que estamos viviendo innecesariamente. Es la tormenta perfecta de quien ocupa Miraflores. Con mucha precisión lo definió recientemente uno de nuestros más destacados economistas de rango internacional: “… fácil es explicar cómo salir de esto, lo difícil es comprender cómo llegamos, cómo llegamos a esta tormenta perfecta…”

Rurunes de Bocaranda: MEDIO – El DR. MICHEL PENFOLD, PIES EN TIERRA
El Dr. Michael Penfold, especialista en políticas públicas y de gobernanza: “El problema central que tiene Venezuela es que el régimen percibe que no tiene más opciones que resistir en el poder”. Foto en WilsonCenter.org

PIES EN TIERRA

Así podría definir al Dr. Michael Penfold especialista en políticas públicas y gobernanza con amplia experiencia en asesorías a diferentes países de la región a través de las últimas décadas. Este egresado del IESA y de la Universidad de Nueva York estuvo en las directivas de Conapri y la CAF.

En una entrevista con la colega Blanca Vera Azaf, en HispanoPost, Penfold hace un crudo y realista análisis de la crisis venezolana. De sus palabras extraigo algunos de los puntos más relevantes para el momento que vivimos bajo el Gobierno de Maduro:

“Es evidente que el país enfrenta un deterioro económico, político y social tan pavoroso -cuyo origen está en una revolución que quiere aferrarse al poder a cualquier costo- que hace que la dinámica de supervivencia del régimen y la política de una parte importante de la oposición de promover un quiebre interno por la vía de la fuerza nos haya terminado llevando cada vez más cerca de una espiral de violencia política.

Lo preocupante es que esa dinámica muy probablemente se mantenga por un tiempo, pues nadie tiene incentivos reales de abandonarla mientras este conflicto político continúe teniendo un carácter existencial y el país continúe en una dinámica de grandes ganadores y grandes perdedores.

El problema central que tiene Venezuela es que el régimen percibe que no tiene más opciones que resistir en el poder y que eso tiene menos riesgos que abandonarlo;

Y la oposición piensa que la única forma de lograr una transición democrática es por medio de crear capacidades que hagan que las amenazas sean creíbles o simplemente incrementando el costo de sostenerse a través de más sanciones.

Estamos viviendo literalmente una guerra de supervivencia política. El problema es que esa dinámica, cuya principal causa fue el desmontaje de toda la institucionalidad democrática del país y el haber cerrado las salidas constitucionales y electorales para sostener por la fuerza a la revolución, hizo que el costo social y económico de este proceso sea el mismo que el de un país con una guerra civil.

El tema no es retórico. El lenguaje político de guerra tiene consecuencias, y lo viven los venezolanos con una crisis humanitaria como nunca la ha tenido América Latina; y esa es quizás la peor herencia del chavismo, el haber concebido la política de esa forma. Todo o Nada. Amigo y Enemigo. Revolución o Muerte. La oposición tampoco ha sabido responder adecuadamente frente a esa dinámica del lenguaje.

Guaidó llegó donde lo hizo no solo por la presión internacional exclusivamente. Antes de que Guaidó ascendiera a la presidencia de la Asamblea Nacional, ya había mucha presión internacional, pero todos pensaban que la oposición venezolana estaba liquidada. Ese diciembre fue probablemente uno de los más tristes de la historia contemporánea.

Curiosamente, su sorpresivo ascenso en enero de 2019 se logró porque se había realizado un trabajo previo en el plano doméstico de muchos meses y contra grandes intereses políticos. Se cerró filas alrededor del pacto parlamentario, se logró enmarcar la crisis institucional alrededor de la falta de legitimidad de los comicios presidenciales de mayo de 2018, se logró denunciar el cerco institucional a la Asamblea Nacional y se movilizó a la sociedad para restaurar el orden constitucional y buscar una salida democrática. Solo luego vino el apoyo internacional. En el fondo, se trazó una línea política orientada a construir una coalición nacional por la democracia.

Sin embargo, muy pronto, ese objetivo fue sustituido por una estrategia de ambivalencia que se resume en “todas las opciones están sobre la mesa e incluso debajo de la mesa”, que subrepticiamente volvía a privilegiar lo internacional y la fuerza por encima de lo doméstico; lo cual le ha permitido a grupos avanzar con iniciativas que han sido muy problemáticas como la del puente Simón Bolívar o el 30 de abril o con la construcción de amenazas creíbles, como el TIAR, que han terminado siendo muy contraproducentes, o esta última exploración que hace quedar a grupos internos muy radicales, que parecieran operar incluso fuera del G4, explorando salidas insurreccionales financiadas quien sabe cómo.

Tampoco ha ayudado creerse en la práctica que se es un Gobierno cuando no tienes de facto control sobre el territorio. A mí me parece que la imagen de Guaidó saltando una verja para entrar a la Asamblea Nacional es mucho más poderosa como político que un Guaidó en flux con una bandera de Venezuela luciendo como un presidente que en la práctica no existe o caminando por alfombras rojas por todo el mundo.

La oposición al aceptar ser Gobierno se burocratizó, al ponerse a gastar se arriesgó a escándalos por corrupción, al no montarse sobre el tema humanitario se volcó sobre las sanciones, se olvidó de que estaba liderando una rebelión democrática y social, y se montó en una retórica también muy belicista (de más sanciones, narcoestado e incluso intervención) auspiciada por diversos factores nacionales e internacionales.

Lo que quiero decir es simple: la oposición debe volver a construir su estrategia sobre sus verdaderas fortalezas y no sobre unas debilidades en las que nunca va a poder superar al régimen.

Y esas fortalezas vienen dadas por la amplitud de una coalición política y social; por su capacidad de movilizar a la población para buscar una salida electoral; apuntalando la única institucionalidad democrática que queda en el país que es la Asamblea Nacional; conectándose socialmente con los problemas de la gente y las regiones; impulsando la legitimidad que tiene la demanda social de restaurar el orden constitucional y democrático y alineando a toda la comunidad internacional detrás de ese objetivo y no solamente fijando una política exterior perfectamente acorde con los intereses, muchas veces electorales, de Estados Unidos por más importante que ese apoyo pueda resultar”.