Los Runrunes de Bocaranda de hoy 11.06.2018: ALTO: En peligro – Runrun

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 11.06.2018: ALTO: En peligro

Guyana.jpg
ALTO
TARDE PIASTE:
Hay que remontarse al Acuerdo de Ginebra firmado en 1996 por Guyana y Venezuela, pues si no se creería que estamos en un vacío. Se designó una Comisión Mixta, que se reunió por 4 años, en la que estaban Gonzalo García Bustillos y Luis Herrera Marcano. No se llegó a un acuerdo pues Venezuela pedía la nulidad del Laudo Arbitral y Guyana la plena vigencia. Al terminar infructuosamente esos encuentros el presidente Caldera firma con Guyana el Protocolo de Puerto España que congela las negociaciones por 12 años pues a Caldera le interesaba mas el tema del Golfo de Venezuela con Colombia. Al terminar ese lapso bajo el gobierno de Lusinchi, el Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuellar, designó de oficio a un representante personal suyo, el  ecuatoriano embajador Diego Cordovéz quien visita a los dos países buscando una fórmula para resolver la controversia. De allí que Lusinchi y su canciller Isidro Morales designaran a Emilio Figueredo como embajador ante la ONU para la aplicación del Acuerdo de Ginebra, cuyo trabajo fue enfrentar a la ONU cuyo plan era montar un “mixto”, una especie de “tribunal de conciliación” de cinco miembros cuyas recomendaciones, si las partes no la aceptaban, no eran obligatorias. Pero si era así, la misma “Fórmula Cordovéz” la enviaba al arbitraje de un tribunal de justicia internacional. Figueredo, en ese largo proceso, discutía con el primer canciller de Guyana, Shidrath Rampal, y ante esa fórmula que bien podría ser beneficiosa para Guyana, lo convence de que se podría convertir en un “casus belli” muy negativo para ambos países. Venezuela nunca iba a aceptar una solución así. Mas tarde los cancilleres de Guyana, Rashleigh Jackson, y de Venezuela, Reinaldo Figueredo, van a la ONU y le manifiestan que las partes querían “sus buenos oficios”, es decir que el SG de la ONU según Art.33 de la “Carta de la ONU” y el Acuerdo de Ginebra, puede escoger el método si no se ponen de acuerdo. Hace mas de dos años, 2016, el Secretario Ban Ki-moon llamó a consultas a Nueva York a los cancilleres Delcy Rodríguez y Carl Greenidge. Les preguntó si tenían un acuerdo sobre un método y si no cual querían se aplicara para “una solución pacífica de la controversia”. Erróneamente Delcy insistió en “los buenos oficios”. Guyana dijo que prefería la Corte Internacional. El error, pues Ban, ante dos posiciones extremas aceptó las dos y le dio a Venezuela un año para concluir los buenos oficios que tenían 27 años sin producir resultado.
“Si no hay resultados en este nuevo lapso acogemos la tesis de ir a la Corte” les espetó a los dos. Una vez que les dijo eso la venezolana no protestó. Nombraron a un noruego encargado y pasó el tiempo. En ese año no paso nada. Vino la decisión de enviar el caso a la Corte y tampoco Venezuela protestó oportunamente. Segunda falla. Vienen a protestar cuando el caso ya está ante la CPI en La Haya y dicen ahora, el canciller Arreaza y la vicepresidenta Delcy desde esa ciudad, que no van a comparecer ante ella. El problema de no comparecer es muy complicado pues puede ser considerado por la CPI como una “confesión ficta”, (“una admisión indirecta de los hechos de la controversia que puede por si sola producir valor probatorio pleno, si no se destruye su eficacia con prueba en contrario”). También puede la Corte juzgar en ausencia (lo ha hecho en muchos casos) y aunque Venezuela sostiene que no tiene jurisdicción la CPI puede interpretar que el Acuerdo de Ginebra le dio esa facultad. Hay estados que no han aceptado las resoluciones de la CPI, como EE.UU. y Francia, pero eso sirve cuando tienes el poder en la mano. Guyana tiene posesión de ese territorio desde 1899. Pasa algo similar con tantas y arbitrarias fronteras coloniales. Lo mas grave es que el Movimiento de los No Alineados está en su mayoría con Guyana no con Venezuela. Igual un gran número de naciones. Simple razón me señaló en la radio el experto Figueredo: la casi totalidad de las fronteras coloniales, de África y Asia son artificiales y nadie quiere abrir la Caja de Pandora que sería una revisión de sus límites. Noto que la mayoría de los 15 magistrados de la Corte son de esos países ex coloniales. Además no quisieron consultar a los expertos nacionales en el tema …

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios