Brasil no estará presente el 6D al no ser observador sino"acompañante"

Brasil no estará presente el 6D al no ser observador sino “acompañante”

SamperyRousseff.jpg

TRAS LAS TRIQUIÑUELAS del Secretario General de UNASUR, por instrucciones del presidente venezolano Nicolás Maduro, la presidente de Brasil decidió no enviar una delegación a las elecciones venezolanas del 6D pues no aceptó que fueran solo “acompañantes” y no observadores como estuvo contemplado.

Ya comentamos ayer que Samper había señalado hace semanas que el jefe de la delegación de UNASUR sería el representante brasileño, excanciller y exministro de Defensa de Lula, Celso Amorim. Luego fue Samper quien por instrucciones “superiores” sugirió que prefería al exministro de Defensa de Dilma, Nelson Jobim.

Tan solo ayer es el mismo Samper quien sugiere, tras una llamada de Nicolás Maduro, que se dejen de lado a los brasileños y sea invitado el excanciller de Cristina Kirchner, Jorge Taiana.

Hoy Brasil se cansó de la tomadera de pelo de Maduro y Samper y decidió no participar pues el rol que querían asignarle era el de “acompañantes” y no de observadores como en principio se había acordado.

Hay de por medio un compromiso de la presidenta Rousseff con el presidente estadounidense Barack Obama quien le pidió personalmente el envío de un observador imparcial a las elecciones parlamentarias de Venezuela.

Un informe publicado por Folha de Sao Paulo indica que “a Brasil le vetaron su postulado para presidir la misión de UNASUR, que el CNE (Consejo Nacional Electoral) venezolano tiene dos meses sin responderle sus requerimientos y que ya no hay tiempo para programar la misión de observadores como se había decidido. En resumidas cuentas Brasil no acepta venir como acompañante sino como Observador como se planteó hace meses.

Para el gobierno de Dilma así no puede hacer una observación adecuada en una elección con tanta tensión como se prevé será la del parlamento venezolano.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios