Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

¿Cómo Maduro está usando el gasto público en la campaña electoral?

El gobierno focaliza la inyección de recursos en nichos específicos. El aumento de la cantidad de bolívares en la economía presiona la estabilidad del tipo de cambio

gasto público
/ Cortesía redes sociales
Víctor Salmerón
Hace 1 mes

Obligado a incrementar su conexión con una masa de votantes empobrecida Nicolás Maduro focaliza el aumento del gasto público en ancianos, mujeres, jóvenes, evangélicos y cristianos, a la vez que se esfuerza por posponer cualquier impacto en inflación o devaluación de la moneda.

El ofrecimiento a los cinco millones de pensionados es un pronto aumento de la pensión, que actualmente equivale a tres dólares y medio gracias a un nuevo impuesto al sector privado, pero también la construcción de “círculos de abuelos” en zonas específicas.

Estos círculos de abuelos, de acuerdo a lo anunciado por Maduro, brindan a los ancianos revisión médica, vacunas, medicinas y peluquería.

“Con un esfuerzo superior podemos llegar en un mes a treinta mil círculos de abuelos y abuelas” anunció Maduro a principios de junio y al mismo tiempo puso en marcha un plan de créditos para mujeres y jóvenes a través del Banco de Venezuela, la principal entidad financiera del Estado.

El plan es otorgar financiamiento a emprendedores jóvenes menores de treinta años. Está previsto el desembolso de cuarenta mil préstamos. En el caso de las “mujeres emprendedoras” ya han sido aprobados cincuenta mil créditos.

Asimismo contempla otorgar 170 000 créditos a pequeños negocios a fin de que puedan ampliar su actividad en las zonas de bajos ingresos.

La vivienda también forma parte de la iniciativa para conectar con votantes de zonas específicas. El plan es “resolver los problemas que existen en por lo menos 155 000 viviendas ya diagnosticadas”, dijo Maduro.

Agregó que también suministrará, en comunidades específicas ya determinadas, “bloques, agregados, cemento, para la autoconstrucción y ampliación de vivienda” y el “plan mi baño, el kit sanitario para 215 mil viviendas”.

En el caso de los grupos religiosos activó un plan de reparación y equipamiento de templos cristianos y evangélicos. “Son dos planes, la recuperación de la iglesia y mi iglesia bien equipada. Hemos logrado abordar 3565 iglesias en todo el país; 2815 iglesias cristianas evangélicas y 750 iglesias cristianas católicas”, dijo Maduro el pasado tres de junio.

Agregó que “le aprobé lo equivalente a 5 916 246 245 euros, para invertirlos ya, con la Gran Misión Venezuela Bella en las iglesias católicas y evangélicas”.

Al mismo tiempo ha habido un aumento en los bonos que el gobierno reparte. La consultora Síntesis Financiera indica que “si bien persiste la desigualdad entre las regiones, los sectores de actividad económica, e incluso a lo interno de los sectores, percibimos que el consumo tomó fuerza en mayo y se está acelerando algo más en junio”.

Esta reanimación está reflejando el gasto público dedicado a remuneraciones de trabajadores formales e informales a través de la plataforma Patria, debido al incremento de 50 % en el Bono contra la Guerra Económica”.

Las proyecciones de Síntesis Financiera contemplan que en total el gasto público aumente 17% en junio y 20% en julio, algo que pondrá bajo presión al ajuste que aplica el gobierno para estabilizar al dólar y desacelerar la inflación.

Más liquidez

En lo que va de año el gobierno ha mantenido fija la cotización del dólar que reporta el Banco Central, enviando una señal que aplaca las expectativas y reduce la inflación; pero el aumento del gasto en la campaña amenaza con aflojar las tuercas de la estrategia.

Para estabilizar al dólar en el mercado que funciona a través de los bancos, que satisface la mayor parte de la demanda, el gobierno dosifica la cantidad de bolívares en la economía a fin de que haya menos dinero disponible para comprar dólares.

El poco aumento de la masa de bolívares depende principalmente de un férreo control sobre el gasto del gobierno, algo que en medio de la campaña electoral se ha relajado. La consecuencia es un alza de la liquidez que en parte se traduce en mayor demanda de dólares.

Por ejemplo, los bonos que pagó el gobierno rápidamente fueron utilizados para comprar alimentos y el dinero culminó en la caja de comercios y empresas que lo utilizaron para adquirir dólares porque necesitan reponer inventarios y protegerse en una moneda estable.

La brecha

Ante el aumento de la demanda de dólares el gobierno ha elevado la oferta en el mercado formal a través del Banco Central y Chevron, la empresa petrolera que vende divisas para pagar impuestos en bolívares.

Ecoanalítica estima que en los primeros cinco meses de este año la oferta de divisas se ubica en dos mil millones de dólares, un alza de 13 % respecto al mismo lapso de 2023.

No obstante, la oferta no ha sido suficiente y parte de la demanda se ha desplazado al mercado paralelo. La consecuencia es que el precio del dólar paralelo aumentó y si bien no se trata de la principal referencia, esta tasa tiene consecuencias porque marca los precios de reposición.

Al cierre del 19 de junio el tipo de cambio paralelo es de 41,4 bolívares por dólar y el que marca el Banco Central de 36,5 bolívares, es decir, la brecha que en marzo solo era de 4 %, se ha ampliado hasta 13 %.

Tesoreros consultados consideran como muy probable que el gobierno haga un esfuerzo y aumente en mayor medida la oferta de dólares en el mercado formal para evitar que se amplíe la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo durante lo que resta de la campaña electoral.

Una vez se produzcan las elecciones presidenciales, pautadas para el 28 de julio, la administración de Nicolás Maduro tendrá que lidiar con un desequilibrio cambiario creciente en un entorno de poca fortaleza para elevar la oferta de divisas.

La sobrevaluación

La estabilidad del dólar es la causa principal de que la inflación haya perdido impulso de manera notoria. De acuerdo con el Banco Central de Venezuela, en los primeros cinco meses de este año la inflación acumula un salto de 7,8 %, la variación más baja para este período desde 2012.

Pero la combinación de un tipo de cambio anclado con una inflación que, aunque ha perdido impulso todavía es elevada, tiene consecuencias: mientras el precio del dólar no varía todo lo demás se encarece y el dólar se vuelve barato.

Un dólar barato se traduce en una presión constante de demanda que va minando el ancla del tipo de cambio porque la oferta de divisas es limitada y llega el momento en que no hay más opción que permitir que el bolívar se deprecie.

Otro elemento a considerar es que se estimulan las importaciones y para las empresas venezolanas es muy difícil competir con los precios de los productos importados en medio de las fallas de servicios básicos, reducción del mercado por el empobrecimiento de la población y poco acceso al crédito.

Reservas y petróleo

El tanque de dólares del gobierno tiene limitaciones. Las reservas del Banco Central están en montos ínfimos y el retorno de las sanciones de Estados Unidos podría impactar el precio a cobrar por los barriles de petróleo exportados.

El Banco Central reporta que las reservas internacionales se ubican en 10 245 millones de dólares pero de este monto no le es posible utilizar los derechos especiales de giro en el Fondo Monetario Internacional, que representan 4900 millones de dólares y 31 toneladas de oro depositadas en el Banco de Inglaterra.

En 2018 Nicolás Maduro se reeligió mediante unas elecciones cuestionadas por la Unión Europea, gobiernos de América Latina y Estados Unidos, que aplicó sanciones.

En este contexto el FMI y el Banco de Inglaterra no reconocen al gobierno y mantienen inmovilizados los derechos especiales de giro y el oro. La consecuencia es que del monto que el Banco Central reporta como reservas solo está disponible un tercio.

A su vez el retorno de las sanciones de Estados Unidos podría impactar el precio a cobrar por la exportación de petróleo. Al considerar que no hubo mayores avances en las condiciones electorales, Washington no renovó la licencia que desde octubre del año pasado le permitió a Maduro vender barriles a precios de mercado, sin el descuento que exigen intermediarios para colocarlos en Asia.

Las compañías interesadas en realizar operaciones con Pdvsa pueden recibir licencias individuales. Un grupo de ellas introdujo la solicitud durante el lapso de transición que otorgó Washington y que venció el pasado 31 de mayo.

Está por verse cuántas reciben licencias. Síntesis Financiera indica que “es posible que se vea afectado el flujo de divisas que va a manos de Pdvsa si es que un número importante de contratistas y proveedores no logró una licencia especial en los 45 días de transición”, advierte Síntesis Financiera.

El reporte de FocusEconomics, que agrupa las proyecciones de 18 consultoras y entidades financieras, indica que en promedio, al cierre de mayo, el estimado es que el tipo de cambio oficial culmine este año en 70 bolívares por dólar.

@vsalmeron gasto público gasto público

Se estanca el aumento de las remuneraciones en la industria

Se estanca el aumento de las remuneraciones en la industria

Obligado a incrementar su conexión con una masa de votantes empobrecida Nicolás Maduro focaliza el…

 

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES