CLAVES | EEUU sacudido por protestas tras la muerte de George Floyd - Runrun
CLAVES | EEUU sacudido por protestas tras la muerte de George Floyd
La muerte del ciudadano afroamericano George Floyd en manos de un policía blanco generó indignación y una ola de protestas pacíficas, que posteriormente se transformaron en violentas
Las manifestaciones y disturbios suscitados el pasado fin de semana dejaron al menos 4.000 personas detenidas
El presidente Donald Trump pidió uso de la Guardia Nacional y decretó toque de queda en todo el país a partir de las 7:00 de la noche

@Andrea_GP21

 

La muerte del ciudadano afroamericano George Floyd en manos de un funcionario de la policía de Minneapolis, Minnesota, desató una ola de protestas que se ha extendido en más de 20 ciudades de Estados Unidos y ha dejado miles de detenidos.

¿Qué pasó?

George Floyd, de 46 años, murió el pasado 25 de mayo causando indignación a toda la población de Minnesota. Un funcionario policial de raza blanca se arrodilló en el cuello del hombre durante varios minutos. Floyd perdió la vida ante la falta de respiración. El grito de “no puedo respirar” quedó grabado en videos que se difundieron en medios estadounidenses, del mundo y redes sociales.

Floyd había sido detenido por los funcionarios de Minneapolis después de que el empleado de una tienda lo acusara de intentar pagar con un billete falso de 20 dólares. Cuatro agentes lo arrestaron y uno de ellos, identificado como Derek Chauvin, quien posteriormente fue acusado por homicidio involuntario, fue quien causó la muerte de George Floyd.

El equipo periodístico de CNN difundió en todas las plataformas digitales un video que muestra la muerte de Floyd desde el momento en que fue detenido hasta que perdió la vida.

Tras lo ocurrido, habitantes de Minneapolis tomaron las calles de la ciudad en protesta por la muerte de George Floyd, que se han extendido hacia otros estados del país. Se trata de las manifestaciones de mayor extensión e intensidad, que incluso recuerda este país desde el asesinato del histórico activista Martin Luther King, en el año 1968.

Los disturbios

Desde que se conoció la muerte de Floyd se han desencadenado decenas de protestas pacíficas, las cuales se han visto ensombrecidas por disturbios violentos y hasta saqueos. La mayoría de esta están ocurriendo en ciudades y estados de gobernadores demócratas, de acuerdo con La Vanguardia.

Según la agencia de noticias AP las manifestaciones han dejado más de 4.000 personas detenidas a lo largo del pasado fin de semana. También ocurrieron decenas saqueos, fuegos y escaramuzas, con múltiples heridos. Al menos 5,000 efectivos de la Guardia Nacional han patrullado por las calles.

En Nueva York, de acuerdo con la reseña de El Mundo, los manifestantes saquearon las tiendas de Nintendo, Michael Kors, Kate Spade o Barnes and Noble, ubicadas en la Quinta Avenida. A su vez, policías se enfrentaron contra protestantes en un establecimiento ubicado en el Rockefeller Center.

En Los Ángeles, donde también hubo disturbios, fue saqueada una joyería. Intrusos irrumpieron en el lugar y se llevaron todo el efectivo. Carla Lara, inmigrante mexicana y dueña de este establecimiento, declaró a Univisión que el saqueo y los destrozos ascienden a los 200,000 dólares.

De acuerdo con un trabajo publicada por LA Times, no todos los propietarios tienen sus locales asegurados, por lo que algunos comerciantes tendrán que cubrir todas las pérdidas y los costos de reparación por su cuenta.

1.- Washington

La ciudad de Washington fue una de las más afectadas, tanto que incluso, por órdenes de la alcaldesa Muriel Bowser, se decretó el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 (hora local) de este lunes 1 de junio.

Al entrar en vigor este toque de queda, la ciudad estaba sumida en el caos. Un incendio se produjo en en los sótanos de la histórica iglesia de Saint John, frente a la Casa Blanca, conocida como “la iglesia de los presidentes”, a la que Abraham Lincoln acudía a rezar.

Este lunes, después de 131 años, la Casa Blanca apagó todas sus luces. Debido a las intensas protestas, el presidente Donald Trump​ debió resguardar su seguridad.

De acuerdo con una publicación del New York Times, el pasado viernes 29 de mayo, ante las protestas, agentes del Servicio Secreto llevaron a Trump al búnker de la Casa Blanca, el cual fue utilizado en el pasado durante ataques terroristas.

Sobre los motivos que llevaron a apagar las luces de la Casa Blanca, el portavoz Judd Deer manifestó: “La Casa Blanca no hace comentarios sobre decisiones y protocolos de seguridad”.

2.- Los Ángeles

El domingo 31 de mayo se inició un despliegue táctico en Los Ángeles. Fuerzas de todas las policías de los municipios cercanos patrullaban las calles de la ciudad californiana.

En horas del mediodía, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti; el jefe de policía, Michel Moore; y el jefe de bomberos, Ralph Terrazas, dieron una rueda de prensa conjunta para advertir de que no se repetirían las escenas de violencia y saqueos del día anterior.

Los mismos funcionarios intentaron trasladar solidaridad con las protestas y la advertencia de que los grupos violentos no tenían nada que ver con la reivindicación de la mayoría de manifestantes y se actuaría contra ellos con la máxima contundencia.

3.- Nueva York

En Nueva York, una gran manifestación recorrió el puente de Brooklyn. Durante el hecho se suscitaron enfrentamientos que causaron el corte momentáneo de los puentes con Manhattan y un pequeño incendio callejero.

La policía de la ciudad detuvo a la hija del alcalde Bill de Blasio, quien también participaba en las protestas.

Los violentos enfrentamientos siguieron hasta horas de la madrugada con saqueos y actos vandálicos en las tiendas del barrio del Soho. Una persona fue trasladada al hospital tras recibir un disparo en medio de los disturbios.

4.- Atlanta

En esta ciudad se vivieron momentos de tensión con el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes. El hecho generó dos despidos de agentes por uso excesivo de la fuerza.

Posteriormente, en Louisville (Kentucky), las autoridades confirmaron que durante la madrugada del lunes 1 de junio murió un hombre por disparos de la policía después de que este abriera fuego primero, cuando se encontraban tratando de dispersar la manifestación.

La sede principal de la cadena de televisión CNN sufrió un intento de asalto e incluso el lanzamiento de un artefacto explosivo. Los cristales del edificio fueron pintados y recibieron golpes hasta quebrarse, así como los escaparates de varios comercios.

El detonante

Los oficiales involucrados en la muerte de George Floyd fueron despedidos de sus cargos, según el anuncio hecho el 26 de mayo por la jefa de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo.

Chauvin fue arrestado Chauvin fue arrestado el 29 de mayo convirtiéndose en el primer oficial blanco en Minnesota en ser acusado por la muerte de un civil negro. Luego de esto, el abogado del condado de Hennepin Mike Freeman lo acusó de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado . 

Las leyes de Minnesota señalan que el asesinato en tercer grado se define como causar la muerte de otro sin intención de matar, pero “evidenciando una mente depravada, sin tener en cuenta la vida humana “. 

Con respecto a la autopsia del cuerpo de Floyd, en primer lugar las autoridades del condado de Hennepin señalaron: “No hay hallazgos que apoyen un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulamiento”.

Asimismo, afirmaron que el fallecimiento de Floyd fue causado por enfermedades coronarias, hipertensión, y por el supuesto uso de sustancias que no especifica si son legales o no, que le habrían causado una intoxicación.

Sin embargo, la familia de Floyd contrató un grupo de médicos para confirmar la veracidad de esta información y los resultados de esta autopsia arrojaron resultados que contradicen la versión oficial, reseñó la BBC Mundo.

“La causa de la muerte en mi opinión es asfixia, debido a la compresión del cuello, que puede interferir con el oxígeno que llega al cerebro, y la compresión de la espalda, que interfiere con la respiración”, dijo Michael Baden, uno de los médicos contratados por la familia.

Reacciones

1.- Federales:

En cuanto a la muerte de Floyd, el presidente Donald Trump envió sus condolencias los familiares de George Floyd por su muerte. “Mi corazón está con la familia y amigos de George. ¡Se hará justicia!”, escribió en su cuenta de Twitter. El mandatario norteamericano también describió la muerte de Floyd como “triste y trágica”.

Trump generó controversia luego de la publicación de un tweet el 29 de mayo que señalaba: “Estos GOLPES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Solo hablé con el gobernador Tim Walz y le dije que los militares están con él. todo el camino. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comience el tiroteo . ¡Gracias! “

Posteriormente, el lunes 1 de junio, Trump amenazó con desplegar a los militares para detener las protestas si el Estado no podía manejarlos invocando la Ley de Insurrección de 1807.

A través de su cuenta de Twitter, Trump ha compartido algunos videos de los disturbios generados en EEUU, condenándolos con mensajes como: “Anarquistas, nos vemos”.

Comentarios hechos en un comunicado de prensa en el jardín de rosas de la Casa Blanca, lograron respuestas favorables de los legisladores republicanos, además de una rápida condena de los demócratas.

Por su parte, estudiosos legales señalaron que la Ley de la Insurrección debe requerir el permiso de los gobiernos estatales individuales para que el personal militar se despliegue en ciertos lugares, e invocar la ley unilateralmente podría violar las regulaciones de derechos humanos y las leyes federales.

También, el expresidente Barack Obama tuiteó una declaración en la que pedía una “nueva normalidad” que ponga fin al legado del racismo institucional.

Embajadores estadounidenses en la República Democrática del Congo, Kenia, Tanzania y China expresaron su preocupación y condena por el asesinato de Floyd.

2.- Internacionales:

Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos , lo condenó como otro asesinato más de afroamericanos desarmados y pidió a EEUU tomar “medidas serias” y poner fin a la repetición de tales asesinatos.

Asimismo, Bachelet instó a los manifestantes a “expresar sus demandas de justicia pacíficamente” y que la policía se abstenga de seguir utilizando la fuerza excesiva.

Bachelet también señaló: “Todos tenemos una responsabilidad en la lucha contra el racismo. COVID-19 o no, hago un llamado a todos para que tomen una posición, hablen fuerte y claro y pongan fin al racismo donde sea que lo vean”.

Por otra parte, funcionarios de la Unión Africana , que incluye el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, criticaron el asesinato de Floyd. Las embajadas de Estados Unidos en África también condenaron el incidente, describiendo el hecho como algo “inusual”.

3.- Redes sociales

El movimiento Black Lives Matter, una corriente sociopolítica estadounidense creada contra la violencia hacia las personas negras por parte de agentes de policía. Durante este martes 2 de junio, en Twitter utilizaron la etiqueta #BlackLivesMatter para condenar el asesinato de Floyd.

En el caso de Instagram, las pantallas de muchos perfiles aparecieron completamente negras y los diferentes usuarios utilizaron el hashtag #BlackoutTuesday (Martes de apagón).

La iniciativa surgió de varios artistas musicales, como por ejemplo el cantante de The Rolling Stones, Mick Jagger, quien escribió el día antes: “Es devastador ver a Estados Unidos destrozándose a sí mismo por cuestiones de raza. Mañana ( martes) apoyaré con mis colegas artistas el Blackout Tuesday para combatir la discriminación racial y la injusticia social”.

View this post on Instagram

#blackouttuesday

A post shared by Terry Crews (@terrycrews) on

Repercusiones

Tras la amenaza de desplegar el Ejército en las calles por los fuertes disturbios, Trump decretó un toque de queda en todo el país a partir de las 7:00 de la noche.

Durante una declaración, el mandatario estadounidense dijo: “nuestro país siempre sale airoso”, para lo cual moviliza los recursos necesarios para poner fin al caos y proteger a los ciudadanos respetuosos de la ley.

Además, señaló que la memoria de Floyd no debe “ser ahogada por una masa enojada”.

Posteriormente, señaló: “Soy su presidente de la ley y el orden y un aliado de todas las protestas pacíficas (…) Pero estos no son actos de protesta pacífica. Son actos de terrorismo doméstico”.

“La gente ha sido golpeada salvajemente (…) Los pequeños negocios de propietarios los destruyen. La policía de Nueva York han sido golpeados con ladrillos en las caras. Un departamento de Policía ha sido saqueado”, criticó.

Tras finalizar sus declaraciones, el presidente pasó con una pequeña comitiva caminando hasta la iglesia de Saint John, cuyo sótano ardió en las revueltas del domingo, para fotografiarse a las puertas del templo sujetando una Biblia en la mano.

Después de esto, la obispo de la diócesis episcopal de Washington DC, Mariann E. Budde, a la que pertenece la iglesia de Saint John, ha dicho sentirse “indignada” por el hecho de que Trump acudiera a la iglesia “después de amenazar básicamente con un diluvio de fuerza militar”.

“El presidente utilizó la Biblia, el más sagrado texto de la tradición judeocristiana, y una de las iglesias de mi diócesis, sin avisarnos siquiera, como telón de fondo de un mensaje antitético a las enseñanzas de Jesús y a todo lo que defiende nuestra iglesia”, señaló Budde.