Pedro Ceballos también se llevó su diploma - Runrun

Pedro Ceballos también se llevó su diploma

Pedro-Ceballos-imagen.jpg

Pedro Ceballos imagenLa gran esperanza de la selección nacional de lucha no decepcionó, e hicieron falta dos campeones olímpicos y mundiales para frenarlo en los 86 kgs del estilo libre. Neymar conmovió a todo Brasil rompiendo la maldición olímpica del fútbol, Mo Farah repitió su hazaña de Londres 2012 y Cuba ganó los dos oros que disputaba en el boxeo, en la penúltima jornada de Río 2016

Eumar Esaá

@eumaresaa

Pedro Ceballos derrotó al subcampeón de Londres 2012, el puertorriqueño Jaime Espinal, en el Centroamericano y del Caribe de lucha de Puerto Rico en 2014. El día de su victoria las autoridades regionales advirtieron al presidente de la Federación Venezolana, José Barreto, lo que él ya sabía: “Ese muchacho es el atleta del futuro”. De inmediato el apureño pasó a ser amparado por una beca de Solidaridad Olímpica, y este sábado justificó plenamente el apoyo recibido, al llegar a disputar la medalla de bronce de los 86 kgs del estilo libre, que perdió en los últimos 30 segundos ante el campeón defensor de los últimos Juegos Olímpicos, el azerbaiyano Sharif Sharifov.

Ceballos abrió con una amplia victoria por 6-0 en octavos de final sobre el cuatro veces campeón africano, el egipcio Mohamed Aly Zaghloul Mohamed, asegurando así su diploma olímpico. En cuartos, su rival fue el ruso Abdulrashid Sadulaev, monarca europeo y campeón mundial en Tashkent 20014 y Las Vegas 2015, quien lo venció 5-0, pero luego avanzaría hasta la final (donde ganaría la medalla de oro), por lo que mantuvo con vida al criollo de cara al repechaje.

En la primera fase de la repesca, el apureño se deshizo 7-6 del húngaro Istvan Berev, pero en el combate por la medalla de bronce (el tercero que disputa esta semana Venezuela, luego de Betzabeth Argüello en la lucha femenina y Edgar Contreras en el taekwondo), su rival fue el vigente campeón, Sharifov, quien también fue monarca mundial en Estambul 2011. Iban nivelados 1-1 hasta un minuto antes del final, cuando el árbitro cantó una pasividad contra el criollo, que no sólo permitió a Sharifov adelantarse, sino que obligó a Ceballos a arriesgar más y por lo tanto descuidar su férrea defensa, un regalo que el azerbaiyano no desperdició, para imponerse 5-1.

Brasil logró el sábado la única medalla que le faltaba en su rico historial futbolístico, el oro olímpico, gracias a una impecable ejecución de Neymar en la tanda de penales contra Alemania en la final. El delantero del Barcelona, que anotó el gol verdiamarillo que dejó las acciones igualadas 1-1 en el tiempo regular, rompió en llanto apenas marcó el 5-4 en los penales, dando por conjurada la maldición del fútbol olímpico, lavando de alguna manera la vergüenza del 7-1 ante los germanos en el Mundial de Brasil 2014 e impidiendo la barrida de los teutones, que en femenino habían liquidado a Suecia para quedarse con el oro.

En el atletismo volvió a aparecer el Mo-bot, la celebración del británico Mo Farah formando una M con los brazos sobre su cabeza, porque al igual que en Londres 2012 dominó tanto los 10.000 m como los 5.000 m, resistiendo anoche el asedio del estadounidense de origen keniano Paul Chelimo.

En los 800 m femeninos, hubo polémica por partida doble: se impuso la sudafricana Caster Semenya, la atleta que dio origen al reglamento de hiperandrogenismo de la IAAF por sus altos niveles de testosterona, y se le sumó en el podio, ganando el bronce, otra corredora cuya feminidad ha sido cuestionada, la keniana Margaret Wambui, una gigante de dos metros, de apariencia tan masculina como la de Semenya.

Cuba sumó dos nuevos oros en el boxeo, en los 56 kgs gracias a Robeisy Ramírez y en los 75 por intermedio de Arlen López, y todavía este domingo buscará otro más, que sin embargo será acreditado a Azerbaiyán, el país de adopción de Lorenzo Sotomayor Collazo, primo del ex saltador de altura Javier Sotomayor, quien encontró en el país euroasiático el apoyo que no tuvo en el suyo. El boxeador confiesa que se pasaba el día tratando de “vender cosas, zapatos, vestidos, de todo” para sobrevivir a la miseria en su tierra natal.

El peso welter es el tercer cubano prestado a otra bandera que sube al podio de Río 2016, luego del medallista de plata de los 110 m con vallas, Orlando Ortega, que desertó en Moscú durante el Mundial de Atletismo de 2013 y terminó representando a España, y el ganador del bronce en los 400 m con vallas Yasmani Copello, quien se nacionalizó turco tres años después de abandonar Cuba, molesto por ser excluido de la selección nacional en el mejor momento de su carrera.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios