Jessica López llegó más lejos de lo que ella misma esperaba

Jessica López llegó más lejos de lo que ella misma esperaba
Foto: 800 Noticias

jessica-lopez.jpg

jessica-lopez

Diploma olímpico, la mejor latinoamericana de la final de all-around y una inyección de energía para la definición de las medallas en barras asimétricas el domingo. La venezolana Jessica López y el estadounidense Michael Phelps, que ayer logró su segundo oro individual de estos Juegos y  el cuarto en total, están demostrando que en la gimnasia y la natación, sí hay vida más allá de los 30

Eumar Esaá

@eumaresaa

 

Jessica López no ganó una medalla en el all-around: esas se las repartieron las estadounidenses Simone Biles y Alex Raisman, y la rusa Aliya Mustafina. Pero la venezolana ganó su propia competencia: la que libra contra los prejuicios que descartan a las gimnastas no adolescentes, y, sobre toda, contra los que creen que va de salida. La psicóloga de la Universidad de Denver llegó más lejos de lo que ella misma se atrevió a soñar, al ser séptima en la final de all-around o concurso general de la gimnasia, para apuntarse el primero de tres diplomas olímpicos que Venezuela aseguró este jueves, sin duda su mejor día en Río 2016.

López, que se había clasificado en el puesto 14 en el Concurso I o fase preliminar, mejoró en todo, menos en las barras asimétricas donde el listón lo había dejado suficientemente alto, y escaló hasta la casilla siete, con un extraordinario 57.966, producto de puntuaciones parciales que se decantaron así: 14.833 en el salto al potro, 15.100 en las asimétricas, 13.800 en el riel de equilibrio y 14.233 en una rutina de piso en la que supo pasar la página de los errores técnicos cometidos en la eliminatoria.

Su entrenador, el brasileño-estadounidense Nilson Moreira, ya lo había prometido: en la final se vería la mejor versión de Jessica, y así fue.

Los otros diplomas olímpicos de Venezuela llegaron en el ciclismo de pista, con el tiempo de 44.263 que dejó a la velocidad por equipos masculina octava en la fase de clasificación, y en el boxeo, cuando Gabriel Maestre se benefició por el retiro del italiano Vincenzo Mangiacapre, bronce en los Londres 2012, quien sufrió una fractura de pómulo en un combate previo y no se presentó a los cuartos de final de los 69 kgs.

En el golf, Jhonattan Vegas no arrancó bien, aunque logró enderezar los tres bogeys cometidos, con sendos birdies en  los hoyos 16 y 18, para terminar con tarjeta de uno sobre par, mientras el líder parcial, en australiano Marcus Fraser, jugó para ocho bajo par.

En el boxeo se despidieron Víctor Rodríguez (56 kgs) y Albert Ramírez (81 kgs), en la natación quedaron eliminados Albert Subirats y Andreína Pinto en sus pruebas estelares (100 m mariposa para él y 800 m para ella), lo mismo que Cristian Quintero en los 50 m libre, en la vela Daniel Flores cayó al 26 en la general de la clase RS:X y en el voleibol de playa, la dupla de Olaya Pazo y Norisbeth Agudo no pudo con Alemania en la lucha por un cupo en octavos de final.

Michael Phelps se apuntó en la natación su segundo oro individual de los Juegos Olímpicos, el de los 200 m combinado individual, su prueba más fuerte, y el cuarto título en total, en una gesta muy parecida a la de Jessica López: demostrando con hechos que todavía tiene con qué enfrentar a rivales 10 años menores que él. Atrás quedaron el japonés Kosuke Hagino y el chino Wang Shun, de 21 y 22 años, respectivamente. Fue la cuarta dorada consecutiva que se apunta en esa prueba, que domina de manera ininterrumpida desde Atenas 2004. Por si fuera poco, se clasificó también a la final de los 100 m mariposa con la quinta mejor marca de la semifinal, 51.58.

Estados Unidos amplió su ventaja en el medallero gracias a la natación, donde Simone Manuel se convirtió en la primera afroamericana que gana un oro en las piscinas para Estados Unidos, compartiendo el título de los 100 m libre con la canadiense Penny Oleksiak, ambas con 52.70, y Ryan Murphy completó el doblete del estilo espalda, al imponerse en los 200 m.

En el rugby, Fiji ganó el primer oro de su historia, y lo hizo en uno de los deportes que se estrenan en el programa olímpico, el rugby 7 masculino, venciendo a Gran Bretaña en la final.

En el judo, Brasil sumó una nueva medalla, esta vez un bronce por intermedio de Mayra Aguiar en los 78 kgs del judo, y se mantiene como el mejor latinoamericano del medallero.

En el tenis, siguieron avanzando Rafael Nadal, Juan Martín del Potro y Andy Murray. El atletismo, que se inicia este viernes, vivió un nuevo escándalo, cuando el técnico keniano John Anzrah fue expulsado por tratar de suplantar al corredor de 800 m Ferfuson Rotich durante un control de dopaje sorpresa.

Título de caja

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios