Así abrazó Salvador Pérez a su madre después de triunfar en Kansas
Lo último

Así abrazó Salvador Pérez a su madre después de ganar la Serie Mundial

mama-de-perez.jpg

mama de perez, foto Panorama

 

Foto: Cortesía Panorama

El receptor venezolano Salvador Pérez vivió su gran noche soñada como profesional al conseguir el título de la Serie Mundial después que su equipo de los Reales de Kansas City se impusieron, en 12 entradas, 7-2 a los Mets de Nueva York y fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) del Clásico de Otoño.

Perez, de 25 años, completó los cinco partidos de la Serie Mundial con .364 de promedio de bateo al irse de 8 de 22 con dos dobles y dos carreras y disputó todos las entradas de los partidos menos la última del primero que se disputó en el Kauffman Stadium, de Kansas City.

“Es algo increíble”, declaró Pérez al concluir el partido y conocer el nombramiento. “No siento nada estoy como en una nube y listo para la celebración”.

Pérez fue retirado del campo en la parte alta de la duodécima entrada después de haber pegado sencillo y permitir que saliese como corredor emergente Jarrod Dyson que fue el que luego anotaría la carrera de la ventaja tras imparable impulsador del también bateador emergente, el puertorriqueño Christian Colón, que mandó la pelota por el jardín izquierdo.

El receptor se convirtió en el séptimo que logra el premio de MVP en la Serie Mundial, pero el primero desde que lo logró Pat Borders, en 1992, con los Azulejos de Toronto.

Pérez se unió al abridor Bret Saberhagen como los dos únicos peloteros de los Reales que tienen en su poder el premio de MVP de la Serie Mundial.

 

Coronó por primera vez después de 30 años

En una conferencia de prensa, Pérez señaló: “Qué importa el año pasado (cuando perdieron con los Gigantes). Lo importante es disfrutar el momento ahora. En 2015 Kansas City es número uno, así que, ¿a quién le importa lo que pasó el año pasado?”.

El estelar receptor, que tiene dos Guantes de Oro y posiblemente otro en camino, agregó que “es increíble como nos sentimos en familia aquí (en el equipo). Lo hemos conseguido con el mismo grupo cuando jugué mi primer año en 2007 en Arizona, en la Liga de Novatos. Es increíble ganar ahora una Serie Mundial y ver los mismos chicos que comenzaron con uno. Es emocionante”.

Con información de EFE y AFP.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios