¡Imposible! por Carlos Dorado

¡Imposible! por Carlos Dorado

ÒscarJiménez.jpg

ÒscarJiménez

 

“Imposible”, sí; con las dos primeras letras tachadas, es un libro escrito por Óscar Jiménez, que se puede conseguir en Amazon, y fue durante tres meses el libro más vendido en Amazon España, en el apartado de biografías.

Óscar Jiménez es nativo de Barcelona (España), y trabajaba como maquinista de excavaciones en las obras de construcción de las autopistas españolas. En su Facebook se  puede ver las fotos de un muchacho sano, con amigos, montando en bicicleta, disfrutando de la playa en verano, ignorando en ese momento el alud de problemas que se le venían encima.

El 03 de marzo del 2012, con apenas 33 años, le operaron de una hernia de disco. Durante la operación le reventaron inadvertidamente el saco dural, que es donde va el líquido cefalorraquídeo. Su cerebro comenzó a perder líquido, trayéndole terribles dolores de cabeza, y siendo incapaz de controlar sus movimientos, acompañado de constantes alucinaciones.

Fue una neuróloga la que descubrió la grave situación, en un momento en que la muerte ya estaba tocando a su puerta. ¡Pero el daño ya estaba hecho! Desde ese momento ha sufrido siete operaciones, se ha quedado parapléjico, ha perdido la audición de un oído, padece ataques de epilepsia y sigue con muchos dolores.

El dolor toma mucho tiempo en enseñarle a uno a convivir con él, y en la mayoría de los casos nos destruye sin que lo logremos, pero éste no fue el caso de Óscar, donde la vida lo obligó a sacar lo mejor de sí, independienteme si fue justo o no. Ahí estaba y tenía que tomar una decisión: ¡Vivir, o morir viviendo! Él eligió vivir, y sentirse de nuevo feliz a pesar de todo; y quizás hasta lograr tener una vida más rica y más interesante que la anterior

Lleva nueve meses preparando una hazaña maravillosa, y no por eso no deja de ser un poco loca: El 16 de septiembre de este año pretende recorrer en una silla de ruedas eléctrica (que compró gracias al apoyo de algunos amigos y comercios de su zona), 799 kilómetros del Camino de Santiago en 8 días a 100 kilómetros por día, y con ello; reunir dinero para la investigación de las lesiones medulares. Todo lo que supere a los 30 kilómetros en un día (la autonomía de la silla eléctrica) tendrá que hacerlo a pulso, o mejor dicho; a brazo.

Quizás, ni Óscar supiese que tenía un temple de diamante y un corazón de oro, y fue la tragedia quien tuvo que sacárselo a flote, donde a lo mejor nunca hubiese aflorado. Quizás nunca quiso ser un héroe, y estaba conforme con llevar una vida normal. Pero inspira muchísimo, encontrar guerreros de la vida como él, capaces de transformar lo imposible en posible.

En el camino de la vida, ser positivo no es una opción, es una necesidad. La esperanza y la energía no es una opción, es una necesidad. Son las variables que siempre te arrastran hacia la cima. La negatividad y la pasividad,  aún justificativas por las circunstancias, te arrastran en sentido contrario. Son como dos ríos divididos por un sendero muy estrecho. A ambos lados se mueven dos fuertes corrientes  en direcciones opuestas. Uno de ellos tiene  la facultad de atraer la flora y la fauna, porque su agua es pura y cristalina. El otro es oscuro, inhóspito y está contaminado. ¡Uno fluye y crea vida, el otro la destruye!

Mi madre siempre me decía: “Carlos, lo malo no son las dificultades, sino el no lograr transformarlas en facultades”. Ella nunca supo de Óscar, pero  también sabía que lo imposible, está sólo en nosotros. Ello significa: ¡hacerlo posible!

[email protected]

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios