Informe Otálvora: Europa no validará elecciones convocadas por Maduro, por Edgar C. Otálvora - Runrun
Informe Otálvora: Europa no validará elecciones convocadas por Maduro, por Edgar C. Otálvora

Reunión del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela el 17SEP20. Foto: Cancillería Argentina.

 

@ecotalvora

EE. UU. no se propone impedir el arribo a Venezuela de tres tanqueros de bandera iraní que estarían cruzando el Atlántico para proveer de gasolina al régimen chavista. En una rueda de prensa el 16SEP20, el emisario especial para Venezuela e Irán del Departamento de Estado de EE. UU., Elliott Abrams, precisó que el objetivo inicial de EE. UU. era asegurarse de “que nadie más que Irán participara en este comercio”.

Las amenazas de aplicación de sanciones habrían logrado que China, Rusia y armadores griegos se abstuvieran de la venta o transporte de gasolina al régimen.

“Así que solo quedan buques de crudo con bandera de propiedad iraní que se dedican a ese comercio de manera limitada. Hay tres en camino y eso solo proporcionará algunas semanas de gasolina. Si quisiera evitar el regreso del tipo de escasez que ahora es tan común en Venezuela, habría tenido que salir ayer de Irán otros tres petroleros”. Abrams concluyó que Irán no tiene la capacidad para sostener un flujo continuo de tanqueros con destino a puertos venezolanos.

*****

La Unión Europea considera que la oferta hecha por el gobierno de Nicolás Maduro el 01SEP20 con algunas “condiciones” electorales, resultan insuficientes, por lo que no será enviada una misión de observación electoral como la solicitada por el régimen chavista y por algunos miembros de la oposición para las votaciones del 06DIC20. Esta versión fue distribuida por Reuters el 11SEP20 adjudicada a fuentes anónimas de la UE.

Informe Otálvora consultó al Servicio Exterior de la UE y en su respuesta la vocera Nabila Massrali confirmó que el organismo recibió “una invitación de Venezuela para observar las próximas elecciones, así como una lista de garantías adicionales para la transparencia en el proceso electoral”. Tal como lo ha señalado previamente Borrell, la vocera afirma que “deben cumplirse condiciones mínimas para unas elecciones creíbles, inclusivas y transparentes para el despliegue de una Misión de Observación Electoral EOM de la UE”, agregó Massrali en un email, concluyendo que “hay un largo plazo para prepararse para el despliegue de una EOM. El tiempo ya es demasiado corto para eso si las elecciones se mantienen el 6 de diciembre”.

En definitiva, el criterio principal para negar el envío de una EOM europea a Venezuela sería el de la proximidad de la fecha, lo cual dio fuerza a la opción de negociar con Maduro una nueva fecha para las elecciones con el objeto de continuar conversaciones con el régimen en procura de “condiciones mínimas”.

Esa es una línea impulsada por Borrell y por varios gobiernos europeos e internamente por opositores como Henrique Capriles. Esa línea ha tendido a fracasar en tanto la posición dominante en Europa es que el régimen no garantiza elecciones libres.

Borrell convocó una reunión a nivel ministerial del Grupo de Contacto Internacional integrado por Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Francia, Italia, Alemania, Holanda, España, Portugal, Suecia y el Reino Unido además de Argentina que se sumó recientemente. Por cierto, por motivos aún no aclarados, el gobierno provisional de Bolivia optó por finalizar su participación en este grupo.

La reunión vía internet del GCI se produjo el 17SEP20 y al término de la misma Borrell tuiteó un breve comentario y fue emitido un largo comunicado ministerial que pareciera reflejar plenamente la situación. Si bien el GCI no tiene mandato para decidir en nombre de la UE ni de ningún grupo de países, Borrell dejó saber que había recibido apoyo para continuar conversaciones procurando una nueva fecha de votaciones en Venezuela. La primera reacción de Maduro fue descartar la posibilidad de mudar la fecha de las votaciones convocadas por su régimen.

Por cierto, el canciller argentino Felipe Solá, actuando como vocero del castrochavismo, se estrenó en el Grupo de Contacto atacando a la oposición venezolana que se niega a participar en las votaciones.

*****

El documento del GCI declara que “la única solución sostenible a la crisis venezolana será (…) a través de elecciones legislativas y presidenciales libres, creíbles, transparentes y justas”. El GCI listó las condiciones que sus integrantes consideran como necesarias, entre otras la designación de nuevas autoridades electorales, nuevo padrón electoral que incluya a venezolanos en el extranjero, “respeto del mandato constitucional de la Asamblea Nacional, devolución del control de los partidos políticos a sus administradores legítimos, cese de la inhabilitación y el enjuiciamiento de líderes políticos y pleno restablecimiento de sus derechos y de otros candidatos a la igualdad de condiciones políticas”.

En otro párrafo del comunicado, el GCI expresó “su apoyo a la labor del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de la Misión Internacional Independiente de Investigación” que el 15SEP20 publicó su informe señalando a Maduro y otros altos funcionarios del régimen de delitos de violaciones de DDHH considerados como de lesa humanidad. La divulgación de este informe habría dado al traste con la intención del gobierno de España de abrir un compás de tiempo para que Borrell siguiera como intermediario entre Maduro y algunos sectores de la oposición en procura de “condiciones mínimas”.

*****

La posición de EE. UU. sobre las gestiones “europeas” buscando una nueva fecha para las votaciones ha sido de rechazo bajo dos argumentos: en Venezuela deben producirse elecciones presidenciales y no solo legislativas; y el régimen no ofrecerá las condiciones para unas elecciones libres. “Las elecciones fraudulentas no son menos fraudulentas si se celebran unos meses después”, afirmó Elliot Abrams en su rueda de prensa del 16SEP20.

Sobre la ruta escogida por el opositor Henrique Capriles de inscribir candidatos a las votaciones del 06DIC20 en contravía a la posición de su propio partido y de la alianza opositora liderada por Juan Guaidó, dos voceros de EE. UU. se han pronunciado.

“Hay una distinción entre quienes no están de acuerdo con las tácticas y quienes tienen estrategias fundamentalmente diferentes y esperan apoyar al régimen de Maduro. Por supuesto, los individuos que mencionaste (se refería a Capriles y a María Corina Machado quien no participa en elecciones pero rechaza la línea propuesta por Guaidó) todavía están de acuerdo con la estrategia de la oposición” afirmó el 14SEP20 la subsecretaria adjunta del Departamento de Estado Carrie Filipetti, encargada simultáneamente de Venezuela y Cuba.

Al día siguiente, Abrams precisó: “a quienes han decidido participar en las elecciones a la Asamblea Nacional, nuestro mensaje es que tienen la obligación especial de exigir las condiciones necesarias (…) somos capaces de distinguir entre actores democráticos que difieren en estrategia y personas que trabajan con el régimen para socavar la democracia. No dudaremos en aplicar toda la fuerza de las sanciones estadounidenses a este último grupo…”.

*****

El Consejo de Asuntos Exteriores, integrado por los ministros de exteriores de la UE, tiene prevista una reunión presencial ordinaria el 21SEP20 y el tema Venezuela no aparece en la agenda ya divulgada. Una fuente oficial del Consejo, consultada el 14SEP20 para este informe, señaló que no existían “planes” para incluir a Venezuela en el temario aunque podría ser tratado en la sección de “otros temas” en caso de ser solicitado por alguno de los ministros. De esa manera pareciera confirmarse que la UE no convalidará las votaciones convocadas por el régimen en Venezuela.

Por cierto, la Unión Europea sí proveerá observación electoral en las elecciones convocadas en Bolivia para el 18OCT20. El jefe de la EOM Bolivia es Alexander Gray quien el 17SEP20 ya se encontraba en La Paz. Igualmente, la OEA y el Centro Carter estarán en tareas de observación electoral.

*****

El 27JUL19, tras tocar en La Habana y Brasilia, Serguéi Lavrov realizó una muy inusual visita, la primera de un canciller ruso a Paramaribo, la capital de Surinam al norte de Suramérica. Convertir a Surinam en un “hub” entre Rusia y Suramérica habría sido tema de las conversaciones de ese día. Lavrov sostuvo un encuentro con Desiré Bouterse quien se mantenía en el poder por diez años con crecientes lazos con China y figurando en la lista de aliados y beneficiarios del régimen chavista.

El 17SEP20 llegó a Paramaribo el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, en una visita de pocas horas para reunirse con el nuevo mandatario Chandrikapersad “Chan” Santokhi quien se impuso en las elecciones del 25MAY20 pese a los abiertos intentos de Bouterse para boicotear el conteo final de votos. La rápida presión internacional impidió que en Surinam se reprodujera la situación de su vecina Guyana donde el ahora expresidente David Granger logró retrasar por casi cinco meses la proclamación de los resultados electorales que lo declaraban perdedor. Santokhi, de ascendencia hindú y quien pronunció su juramento presidencial en sánscrito, se propone incentivar las relaciones de su país con EE. UU.

La noche del 17SEP20, Pompeo arribó a Georgetown, donde era esperado por el nuevo mandatario, el musulmán de ascendencia hindú Mohamed Irfaan Ali. La diplomacia de EE. UU., en coordinación con los países del Caricom y en una poco publicitada coincidencia con la izquierda caribeña procubana, presionó duramente al exmandatario David Grager para reconocer la victoria de Irfaan Ali lo cual solo ocurrió el 02AGO20. La presencia de Pompeo en Surinam y Guyana fue la forma de resaltar dos éxitos poco conocidos de la diplomacia estadounidense.

Pompeo y su colega guyanés Hugh Todd firmaron dos acuerdos, uno de ellos es la denominada “Iniciativa de Crecimiento en las Américas.

El otro es un acuerdo de shiprider que facilitará a partir del 21SEP20 la realización de operaciones marítimas y aéreas bilaterales antinarcóticos. El acuerdo crea mecanismos de aprobación rápida para sobrevuelos de EE. UU. sobre Guyana. Según el gobierno guyanés “las operaciones no se realizarían en aguas de Guyana a menos que el Gobierno otorgue” permiso previo. Este acuerdo es un tema particularmente sensible dado el diferendo territorial existente entre Venezuela y Guayana que involucra las áreas marítimas asociadas al territorio Esequibo.

*****

La gira de Pompeo por Suramérica fue diseñada como un recorrido alrededor de Venezuela y el “tema Venezuela” fue abordado con cada uno de los gobiernos. El 18SEP20 Pompeo arribó a Boa Vista, la capital del estado Roraima en la amazonía brasileña. Al final del día el secretario de Estado de EE. UU. partió hacia Bogotá para redondear su gira.

Como ya lo había hecho el 14ABR19 en la zona fronteriza de Colombia con Venezuela, durante las horas que Pompeo permaneció en Boa Vista visitó instalaciones donde se presta ayuda a los refugiados venezolanos en el programa Operação Acolhida ejecutado por las fuerzas militares de Brasil. Mientras Pompeo permanecía en Boa Vista, en el vecino estado de Amazonas el ejército brasileño continuaba realizando los juegos de guerra Operação Amazônia mediante los cuales se ejercitan bajo la hipótesis de enfrentar la invasión del ejercito de un país vecino. En algunos medios militares brasileños no habría gustado la simultaneidad de la visita de Pompeo con la ejecución de los ejercicios de guerra.

El canciller brasileño Ernesto Araújo acompañó a Pompeo durante su estadía en Boa Vista; y durante una rueda de prensa el estadounidense afirmó que “a Maduro vamos a sacarlo de allá” ratificando que “Venezuela” estaba en la agenda del día. Araújo declaró que Brasil no participaría en mediaciones entre el régimen chavista y la oposición “como si fuera un diálogo entre dos fuerzas iguales. Eso no existe en Venezuela; en Venezuela existe un lado represor y un lado reprimido”.

*****

La llegada de Pompeo a Bogotá coincide con la ejecución de un nuevo ejercicio militar conjunto combinado con escenario en las aguas del Caribe colombiano. Organizado por el Comando Sur de EE. UU. y con epicentro en Coveñas, departamento de Sucre en la costa colombiana el ejercicio militar Poseidon reúne desde el 18SEP20 y por una semana a personal militar, naves y aeronaves de la Fuerza Aérea y la Armada de EE. UU. junto con la Fuerza Aérea colombiana.

Según la versión oficial, el ejercicio busca aumentar la “interoperabilidad” en operaciones de “interdicción, interceptación, neutralización de blancos marítimos ilícitos” e incluiría “maniobras de reabastecimiento en vuelo y búsqueda y rescate en aguas abiertas”. El ejercicio es parte de las acciones binacionales antinarcóticos que Colombia y EE. UU. realizan regularmente en aguas del Caribe y del Pacífico.

Colombia se mantiene como el principal socio militar de EE. UU. en la región y sus fuerzas militares se encuentran en negociaciones con sus pares estadounidenses para el aumento de la dotación de equipos militares con base en la Acquisition and Cross Servicing Agreement de la cual se beneficia Colombia como país socio de la OTAN.

Durante la reunión anual de las armadas de ambos países celebrada el 02SEP20 entre el comandante de la Cuarta Flota contralmirante Don Gabrielson y el jefe de planificación naval de la Armada colombiana contralmirante José Joaquín Amezquita, se habría discutido sobre “una expansión” del suministro de activos militares navales a Colombia. A su vez, el Ejército colombiano se encuentra en una fase adelantada de las gestiones para adquirir de segunda mano 144 vehículos blindados M1117, procedentes de los depósitos de la Policía Militar del ejército estadounidense.

Diario Las Américas

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es