Todo el mundo es Venezuela, por Juan E. Fernández - Runrun
Todo el mundo es Venezuela, por Juan E. Fernández

Ilustración de Alex Almarza.

@SoyJuanette 

Según el diccionario, el término venezolano o más bien venezolane (en francés), define a una persona bromista, que le “echa bola a la vida” (le pone onda) y, en casos clínicos, es capaz de ponerle azúcar a las caraotas (esto no tiene nada que ver con el tema que voy a tratar, pero es bastante raro que alguien coma poroto con azúcar ¿no?).

Otra característica del venezolano es que es un pueblo luchador: ya sean los que se quedaron en el país sobreviviendo a todo tipo de obstáculos para conseguir comida, medicina o combustible. O los que dejaron su tierra para buscar un futuro mejor, que todavía no llegó. Y tal como viene el mundo, sinceramente no sé si llegará.

Si analizamos un poquito a estos dos grupos de venezolanos, podemos concluir que somos personas aguerridas.

Y ustedes se preguntarán ¿qué hace Juanette escribiendo de estos temas tan profundos? ¡Porque estoy arrecho!, para mis amigos que no son venezolanos y para los colombianos (pues en Colombia la frase tiene otro significado), quiero decir que estoy enojado.

Resulta que la semana pasada el humorista argentino Dady Brieva le pidió al presidente Alberto Fernández que “Fuéramos Venezuela de una buena vez”. Y lo que me dio coraje no es que se lo pidiera, sino que Dady no se dé cuenta de que ya lo somos. 

Ojo, pero no solo me dio rabia que Dady no lo notara, sino que otras personas como Macri, Casado, Piñera, Bolsonaro, o cualquier otro político del mundo, no vieran que su país ya es Venezuela. Voy a demostrar con ejemplos lo que estoy diciendo, y lo haré hablándole a mi colega y compatriota Dady:

Oh Dady, Dady… se ve que no salías mucho antes de la cuarentena, porque te cuento que ya en prácticamente todos los bares de Capital y Cono Urbano hay alguna arepera. De hecho, en las picadas nuestro tequeño dejó de ser un invitado para convertirse en parte del equipo. Incluso hay restaurantes que tienen la osadía de venderlos solos, poniéndolos a competir con las papas con cheddar y los dedos de mozzarella. Y qué decirte de la Harina Pan… creo que, al menos en Argentina, ya prácticamente todos mis compatriotas (hablo de los argentinos) saben lo que es.

Además, creo que tampoco has hablado con mucha gente últimamente pues, no sabés lo sabroso que es escuchar a un argentino decir “vaina”, al igual que a un venezolano decir “boludo”. Pero te digo más: esto no solo está ocurriendo en nuestro país (Argentina), pasa también en España, Chile, Estados Unidos, China, Rusia, Finlandia y hasta en la Antártida, etc. Reto a los lectores a que me digan ¿en qué país del mundo no hay un venezolano?

Pero para tu tranquilidad, Dady querido, ahora mismo hay en todo el mundo algunos “venezolanos sueltos” trabajando o más bien esclavizados y precarizados por las apps de delivery, facilitándonos el confinamiento. Así que ni te imaginas lo que será Buenos Aires, Madrid, Nueva York y otras metrópolis con esa gente en la calle… (seguro ya tumbaron la estatua de San Martin y pusieron una de Bolívar). Pero tendremos que esperar a que se levante la cuarentena.

En fin, este es un mensaje para todos los habitantes del mundo:

¡Ya es tarde! ¡Los hemos colonizado!, así que arrojen sus armas y venga a compartir una buena arepa. No se resistan más, porque el mundo ya es Venezuela.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es