¿Temerosos, pragmáticos o colaboracionistas?, por Eddie A. Ramírez S.
¿Temerosos, pragmáticos o colaboracionistas?, por Eddie A. Ramírez S.

GobernadoresOpositores

 

El fraude rojo propinó una derrota a los demócratas el 15-O, pero la misma fue matizada por los demócratas del mundo que descalificaron  a los tramposos. Más daño causó la juramentación de cuatro gobernadores ante la espuria constituyente. La recuperación no será fácil, pero boxeadores que han estado al borde del nocaut toman un segundo aire y logran vencer al oponente.

Los cuatro gobernadores pasaron por la humillación de juramentarse ante una instancia inexistente lo cual, teóricamente, es problema de ellos. Sin embargo, obviaron las consecuencias de esa juramentación. El mundo democrático no reconoce a esa constituyente y al dictador le hubiese sido más difícil desconocer a cinco gobernadores que a uno solo. El costo político para él hubiese sido grande, ante la censura mundial y las protestas de los ciudadanos en esos estados.

El rechazo a esa decisión ha sido general. Fue un gran error político de Acción Democrática. Ya hecho el daño corresponde pensar si el mismo es irreparable  y si sus autores deben ser execrados. Como la herida es reciente, muchos se inclinan por llevarlos a la hoguera, mientras que unos pocos los defienden a capa y espada. Quizá el punto a dilucidar es si lo hicieron por temor, por pragmatismo iluso o por colaboracionistas.

Es probable que el factor miedo haya tenido cierta influencia. Ir donde “toda incomodidad tiene su asiento” no es agradable. Aterra el trato que reciben nuestros presos políticos por parte de los esbirros en las ergástulas  del régimen. Salir al exilio es también muy duro.  En este sentido aplaudimos al valiente gobernador Juan Pablo Guanipa, quien antes que humillarse prefirió subir al cadalso.

Los cuatro que optaron por no exponerse a la guillotina alegan que fueron electos para resolver los problemas de la gente. ¿Excusa o de verdad creen ingenuamente que el régimen les suministrará los medios que les corresponden? ¿Piensan que no serán destituidos por la constituyente por cualquier motivo baladí? ¿Acaso aceptaron la humillación para poder “alimentar a su tropa»? Es decir, a todas esas personas que aspiran a un cargo o a un contrato legal para poder subsistir. O sea por interés pragmático. De ilusión también se vive.

La tercera opción es que son colaboracionistas a quienes no les importa apuntalar la dictadura. Si este es el caso, desde luego deben ser execrados, tanto ellos como su mentor. Sin embargo, todos tienen un historial de lucha que no se puede desconocer. Por ello,  consideramos que  el  factor “dar de comer a la tropa” fue determinante. Demasiada gente depende del presupuesto de las gobernaciones. Un nuevo gobierno debe corregir esta anomalía y disminuir el tamaño del sector público. El paso en falso dado por los cuatro gobernadores tiene dividida a la oposición y hará más difícil la lucha para salir de Maduro.

Todo indica que la decisión de marras fue una línea del partido. Muchos se preguntan qué pasó con la aguerrida AD que realizó una heroica lucha en contra de la dictadura de Pérez Jiménez y  enfrentó con decisión a la guerrilla castro-comunista, aunque posteriormente cometió muchos errores que nos trajeron a los rojos. Ramos Allup   ha tenido intervenciones puntuales  que han entusiasmado,  pero en general ha jugado al apaciguamiento.   Los distinguidos ex miembros del CEN de AD, Paulina Gamus, Clarisa Sanoja, Lilian Arvelo, Canache Mata y Humberto Celli lo  han cuestionado y Alfredo Coronil escribió un fuerte artículo.

El régimen profundizará su desastrosa revolución y seguirá  violando los derechos de quienes disienten. Por ello es necesario conformar un frente común en el que participen los partidos políticos,  representantes de la sociedad civil y disidentes del chavismo; elaborar un decálogo de lo que se ofrece y llegar a acuerdos mínimos sobre cómo relacionarse con el régimen, designar un nuevo CNE y fijar posición ante los próximos eventos electorales. Un factor importante para el derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez fue que Betancourt y Caldera se habían reconciliado después de las diferencias causadas por el 24 de noviembre de 1948.

La crisis amerita desprendimiento y mesura de los dirigentes, casi ninguno de los cuales está exento de algún grado de culpa por la situación actual. Un gesto que podría tener una repercusión  favorable sería  que declinen aspiraciones legítimas y postulen un candidato independiente lo cual, junto con nuevo CNE, podría enderezar entuertos.  La candidatura independiente no debe interpretarse como antipolítica, sino lo contrario. Si no se rectifica  los rojos pueden eternizarse en el poder.

Como (había) en botica:  Muchas gracias a Canadá y en especial a su ministra Chrystia Freeland y al honorable Irwin Cutler, así como al grupo de Lima,  por su condena a la dictadura de Maduro en reciente reunión en Toronto. La Fiscal Luisa Ortega ofreció información para ampliar el expediente ante la Corte Penal Internacional.  Tamara Suju y Carlos Vecchio hicieron excelente exposición en esa ciudad y Lilian y Mitzi participaron por Skype. Un experto canadiense señaló que solo un 9% de gobiernos dictatoriales han salido por protestas, los restantes fueron por disidencias internas ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com