Hablan de ti, Nicolás, por Naky Soto
Mar 31, 2017 | Actualizado hace 5 años
Hablan de ti, Nicolás, por Naky Soto

DiputadosenelTSJ

 

La lógica indica que el par de sentencias de la Sala Constitucional del TSJ ayudarían al chavismo a ser expulsado de los organismos internacionales a los que no quiere pertenecer, y apostando por el guión cubano, mantenerse en el poder aislados del mundo. Aunque para la canciller Delcy Rodríguez las críticas a las sentencias del TSJ sean muestras de injerencia, este jueves se desató una avalancha de críticas de la comunidad internacional contra el Gobierno. Varios países latinoamericanos (Brasil, Colombia, Chile, Perú, Argentina, México, Costa Rica y Panamá), EEUU y la Unión Europea, denunciaron la decisión del TSJ por asumir las funciones del Parlamento, la ruptura de las normas democráticas; y mientras que Perú retiraba a su embajador en Caracas denunciando como Brasil, una ruptura del orden constitucional, la presidente Michelle Bachelet llamó a consultas a su embajador y el Congreso de Costa Rica pidió aplicar la Carta Democrática Interamericana de la OEA a Venezuela. Pero siempre hay compensaciones, por eso el presidente Tabaré Vázquez prefiere esperar y el súper mediador del diálogo que no se ha dado, José Luis Rodríguez Zapatero, no ve gravedad en las sentencias.

¿De dónde viene el desacato?
En las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, se denunciaron hechos de fraude en el estado Amazonas, porque supuestamente le pagaron a personas para votar por los candidatos opositores y el TSJ suspendió las proclamaciones de estos diputados. La Asamblea Nacional los juramentó, marcando la mayoría absoluta opositora (dos tercera partes de los diputados) en el Parlamento y es ahí cuando el TSJ declaró a la AN en desacato y señaló que sus decisiones serían nulas. Semanas después, por consenso opositor, la Junta Directiva del Parlamento desincorporó a los tres diputados de Amazonas sin que la investigación sobre el supuesto fraude hubiese avanzado, pero, la Sala Constitucional exigió como formalidad adicional que la desincorporación fuese aprobada mediante Acuerdo, un recurso para mantener la útil condición de desacato, por razones políticas, jamás legales.

La reacción del Parlamento
Rompiendo una copia de la sentencia, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, declaró: «Esta Asamblea Nacional desconoce el TSJ. A esos magistrados los eligieron para violar la Constitución. Por eso, los 112 diputados queremos dejar claro que este Parlamento se rebela ante esta decisión. Toda sentencia contraria a la Constitución es nula”, dijo. Pidió ayuda internacional para el país, para lograr materializar las elecciones de gobernadores, alcaldes y también unas elecciones generales para que el país salga de la dictadura. Instó a la Fuerza Armada a no seguir callada frente a la ruptura de la Constitución.y anunció protestas a partir del sábado.

Autogolpe

Luis Almagro emitió un comunicado denunciando un autogolpe de Estado perpetrado por el régimen venezolano contra la Asamblea Nacional, último poder del Estado legitimado por el voto popular. En el comunicado señala que “asumir la restauración de la democracia es tarea de todos”, afirmando que la región tiene deudas con los venezolanos que les obligan a actuar sin dilaciones. “Callar ante una dictadura es la indignidad más baja en la política”, escribió. El Secretario General dijo que es urgente la convocatoria de un Consejo Permanente en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática. Dato clave: Si el Consejo Permanente no es mañana, la presidencia de la sesión la tendrá Bolivia, uno de los socios más serviles del Gobierno de Venezuela, que se opondrá con tesón a realizar una reunión que no complazca al chavismo.

Patá y kungfú
Un grupo de diputados acudió al TSJ para protestar. Mientras rompían varias copias de la sentencia, un contingente de la Guardia Nacional los agredía como la mejor estrategia para retirarlos del lugar. En el forcejeo estuvieron incluidas personas que se identificaron como habitantes de La Pastora, que insultaron, lanzaron agua y agredieron a los diputados bajo el coro «Aquí está un pueblo que defiende la revolución»; inclusive resultó herida una empleada de Capitolio TV, con una piedra que fue lanzada por los civiles y le cayó en la cabeza. Juan Requesens le prometió a sus agresores que seguirán luchando por ellos, mientras Marco Bozo prometía “estar día y noche luchando por cambiar Venezuela sin miedo alguno”.

Disociado, perdón, Diosdado
Cabello pidió a la militancia chavista en Monagas, alistarse para defender al país ante una eventual intervención militar propiciada por el imperialismo y los enemigos internos: “Preparémonos para defender nuestra patria (…) para defender inclusive a esta gente de la oposición que está como loca llamando a que intervenga un ejército en Venezuela”. Pidió estar más unidos que nunca porque “aquel que traicione a nuestra patria en caso de conflicto, debe ser tratado como enemigo”, por lo que exhortó a que cada sede regional del Psuv sirva para organizar a la población y transforme a toda persona en un soldado. Así, el chavismo elimina cualquier vía institucional para resolver el conflicto, apostando a la violencia, la esfera que se supone dominan.

Una dictadura
Hay que repetir hasta el cansancio que la Sala Constitucional no puede asumir las funciones de la Asamblea Nacional, ni siquiera admitiendo la tesis del desacato. Las funciones de la Asamblea Nacional le fueron atribuidas por la Constitución porque representa al pueblo de Venezuela, mientras que la Sala Constitucional no tiene origen democrático y en consecuencia, no representa al pueblo. La idea es que la oposición no cumpla el papel para el que fue elegida. Pedir la aplicación de la Carta Democrática no es traición a la patria -delito castigado con penas de hasta 30 años de cárcel- y el trasfondo económico de la última sentencia también es clave en este severo desbalance, pues el Gobierno está urgido de un financiamiento que le permita paliar el severo déficit fiscal que gestó y no podrá hacerlo con el control del Parlamento. No es casual que Nicolás condecorara hoy al Presidente de la CAF. Otro dato: varios textos chavistas asumen que todo este desmán ocurre porque la Asamblea no quiso cooperar con el Ejecutivo “para resolver la grave situación que vive el país”. Miren ustedes cuándo lo admiten.

Delcy Rodríguez acudirá mañana viernes al TSJ en un acto de apoyo a la sentencia de la Sala Constitucional, evento al que invitó a todo el Cuerpo Diplomático. Será muy interesante medir sus apoyos, porque hasta ahora, las reacciones internacionales (individuales, colectivas e institucionales) no han cesado.

@Naky