El asalto de Moncada, por Naky Soto

El asalto de Moncada, por Naky Soto
foto: EFE

samuel-moncada-1.jpg

samuel-moncada-1

“El poder es arrogante, el poder es petulante, el poder es altanero, es soberbio y muy grosero…”
El poder emborracha, Desorden Público

Hoy todo fue grave. Con 20 votos a favor, 11 en contra, dos abstenciones y una ausencia, después de una hora de retraso gracias a los esfuerzos mancomunados de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, comenzó la sesión del Consejo Permanente de la OEA. El viceministro Samuel Moncada, se esforzó por superar el registro de hostilidad de la canciller Delcy Rodríguez y demostró a todos los países de América cómo opera el Psuv en política. De nada valió el lenguaje diplomático de sus compañeros, Moncada estaba decidido a vengarse por no haber impedido la sesión y concluyó la prolongada cita atacando a cada país que pidió a Venezuela rectificar. La frase que mejor resume su intervención: “No me importan las reacciones, diré lo que vine a decir”, porque para el Psuv aunque haya una crisis descomunal, nadie tiene el derecho a opinar sobre ella, porque a ellos solo los rige la Constitución que violan a diario, este es su territorio y sobre el Psuv no hay ni habrá nada. Así, los países de la OEA han recibido una demostración elocuente de por qué el diálogo (ese que hoy invocaron hasta la saciedad) no funcionó ni funcionará en Venezuela.

Moncada cumplió con el objetivo de sus agresiones: que no hubiese una conclusión de la sesión. Lo que para los diplomáticos asignados en la OEA terminó saliendo de la sala, para los venezolanos es una forma de vida que casi suma dos décadas. Fue importante que se explicara que el principio de no intervención no puede utilizarse para enmascarar violaciones a la democracia ni a los DDHH, que el concepto de autodeterminación se aplica a los pueblos y no a los gobiernos, que buscar una salida negociada a la crisis no significa injerencia ni violación a la soberanía. Al cierre, la representante de Canadá leyó una declaración avalada por 20 Estados, luego que la mayoría insistiera en la necesidad de acciones concretas y con resultados. México se comprometió a organizarles para estructurar el curso a seguir. La agresión de Moncada dejó la sesión en un limbo. Un dato importante: Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores se sumó a la petición de elecciones y liberación de presos políticos en Venezuela.

La sentencia del TSJ

Según la Constitución, los estados de excepción no pueden pasar de 180 días, pero el nuestro ya suma 14 meses gracias al TSJ, cuya Sala Constitucional declaró esta mañana la nulidad por inconstitucionalidad del acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional sobre la reactivación de la Carta Democrática. La decisión, grave en muchos flancos, otorga a Nicolás medidas cautelares y le ordena ejercer las acciones pertinentes para salvaguardar el orden constitucional, así como tomar las medidas necesarias para evitar un estado de conmoción. Para que quede claro: en el resto del mundo, primero ocurre la conmoción y después otorgas poderes especiales al Presidente, jamás es al revés.

El TSJ también ordena a Nicolás revisar varias leyes para impedir los riesgos que amenazan la estabilidad y la gobernabilidad, añadiendo la orden de evaluar el desempeño de las organizaciones internacionales a las que Venezuela pertenece. Finalmente, el TSJ relativiza la inmunidad parlamentaria por la situación de desacato, una amenaza rotunda contra el Parlamento y una burla a nuestros votos del 6 de diciembre. Por algo es dictada cuando se somete a debate el carácter democrático del Estado venezolano, por algo reescriben la Constitución además de violarla, este rumor de quedar a merced de la arbitrariedad del Psuv, es una manera de evitar cualquier organización civil. La civilidad en este momento es leída como terrorismo por el Gobierno.

Mitin en el Parlamento
La Junta Directiva de la Asamblea Nacional rechazó la sentencia de la Sala Constitucional del TSJ afirmando que es una retaliación contra el Parlamento por el trabajo que hicieron sus miembros para denunciar en el exterior los atropellos contra la democracia y el voto. Julio Borges, presidente del Parlamento, dijo que la única conmoción interna que teme Nicolás son unas elecciones y denunció que todos estas disposiciones y sentencias son atropellos ilegales. El Psuv hizo una breve marcha antiimperialista y un mitin frente a la entrada del Palacio Legislativo. Mientras Tareck El Aissami aseguraba que demandará a Luis Almagro en instancias internacionales (después de llamarlo sicario, jalabola y marico) por acusarlo de tener bienes congelados en EEUU y negaba con energía que los venezolanos estemos “sometidos a las calamidades”, un grupo de diputados opositores intentó llegar hasta la tarima para pedir que cese la persecución contra ellos y además exigir respeto al Poder Legislativo. La Guardia Nacional se los impidió y varios chavistas los agredieron. En todo caso, la AN aprobó por unanimidad un proyecto de ley de ayuda humanitaria para abrir un canal humanitario y superar la crisis.

Los gringos de mierda que no se van al carajo
Para enojar a Blanca Eekhout, responsable de repetir esa frase en horario infantil, la Subcomisión del Hemisferio Occidental de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU realizó una audiencia denominada: “La situación en Venezuela y cómo se ha ido desvaneciendo el país”, ahondando en el papel de la comunidad internacional en la ayuda ante la crisis política, económica y social que atraviesa el país. El presidente de la subcomisión, el republicano Jeff Duncan declaró: “Pedimos al presidente Trump que siga presionando a Venezuela y que vigile sus actividades criminales”. El demócrata Albio Sires, aseguró que la situación venezolana ha empeorado con el paso de los meses y que numerosas familias buscan comida en la basura: “Maduro y su gente se enriquecen cada vez más con el tráfico del dinero y drogas sin hacer nada por la gente que sufre (…) Venezuela está actuando como un narcoestado, facilitando el embarque de narcóticos por toda la región”. Sobre esta audiencia tendremos mucha más información en los días siguientes.

¿Venezuela triunfó?
Esto dijo Nicolás obsesivamente en un consejo de ministros que televisó para rechazar la sesión de la OEA. Sus argumentos no superaron a los de Moncada, por ejemplo, aseguró que de 1948 a 1998 en América se dieron más de 100 golpes de Estado “todos con la bendición de la OEA”. Por eso convocó a un debate nacional e internacional para evaluar la pertinencia de pertenecer al organismo. En contacto telefónico, Delcy le aseguró que la sesión de hoy en la OEA no existió, que Almagro fue derrotado, que pidió que deroguen la orden ejecutiva de Obama contra sus corruptos y que esta es una victoria insuperable para Venezuela. Cucú.

Si quieren más detalles sobre la sesión de la OEA, revisen mi cuenta en Twitter: @Naky. Me declaro molida.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios